Colombia | Quinto día de manifestaciones contra la violencia policial

828

Colombianos se movilizaron en rechazo al abuso policial

Organizaciones sociales en Colombia y en el exterior, continuaron por quinto día consecutivo las movilizaciones en rechazo a la represión policial, así como al cambio de la doctrina de las autoridades y respeto a la vida.

Las protestas, que provocaron la muerte de diez personas y otros 75 resultaron heridos por arma de fuego en el país, tuvieron lugar en el país luego de la muerte a manos de la policía del joven abogado Javier Ordóñez.

En Cartagena, el alcalde William Dau, en compañía del Secretario del Interior, David Múnera, y otros funcionarios del Distrito estuvieron presentes en la marcha convocada en rechazo a los abusos policiales que se vienen presentando en el país.

El alto consejero para las Víctimas, La Paz y La Reconciliación, Vladimir Rodríguez, realizó un llamado a una reforma estructural de la policía y a recuperar la ciudadanía y la Constitución como bandera de derechos humanos para las y los bogotanos.

Las movilizaciones también se reportaron en otras ciudades del mundo como Toronto, Vancouver, Lyon, Zurich, Barcelona, Londres, París, donde los ciudadanos se unieron a la marcha por la vida.

Este domingo también tuvo lugar el acto en Bogotá para honrar a las víctimas de la violencia en los últimos días, donde se notó la ausencia del mandatario Iván Duque, cuya silla quedó vacía en la Plaza de Bolívar.

El acto es considerado el primer paso para la reconciliación y reconocer la gravedad de los abusos policiales cometidos en la semana que recién concluyó.

Pese a la invitación, el presidente Iván Duque no asistió a la jornada en pro de la reconciliación de la violencia en el país.

TeleSur


Una jornada en la que se pidió perdón y se exigió justicia

“Soy la esposa de Jaider Fonseca y la madre del niño de siete meses al que la Policía dejó sin padre. Lo que ellos hicieron fue asesinato: no fue una bala perdida, fueron cuatro tiros, lo acribillaron”. Estas fueron las palabras de Mayra Páez, pareja de Jaider Alexander Fonseca, el joven 17 años que falleció por impactos de arma de fuego en la noche del 9 de septiembre en el barrio Verbenal (Usaquén), en medio de las protestas por la muerte Javier Ordóñez, en una acción irregular de policías.

Como Mayra, otros cuatro familiares de víctimas hablaron en el llamado Acto de Perdón y Reconciliación, convocado por la Alcaldía. Se trataba de Bryan Baquero, hermano de Angie Baquero(fallecido); Flor Peralta, madre de Ferney Peralta (fallecido); Constanza Chaparro, familiar de Brayan Rodríguez (herida); Lunior Manuel Montalvo, primo de Felipe Rodríguez (fallecido).

Todos tuvieron un espacio para hablar de su dolor y pedir al Distrito, al Gobierno Nacional y a la Policía Nacional verdad sobre los hechos y justicia.

“Pedimos justicia, porque hay muchos actos que han quedado impunes. Queremos que esto no genere más violencia”, dijo Baquero, recordando a su hermana, de 19 años, que fue impactada en el abdomen por una bala durante los disturbios de la semana pasada. La voz de Baquero sonó en la Plaza de Bolívar, donde se ubicaron víctimas, funcionarios del Distrito, invitados del Gobierno Nacional y líderes religiosos que presidieron una celebración ecuménica, el primero de los tres actos de la jornada.

Acto de Reconciliación en Bogotá

“Hoy estamos aquí para reconocer la verdad de lo ocurrido, el dolor de las familias, lo injustificado de los hechos de violencia. Es función de las autoridades evitar que estos hechos ocurran. Pedimos perdón porque esto ocurrió a pesar de las instrucciones impartidas por la Alcaldía Mayor para que nunca se manejen armas letales y de fuego en la protesta ciudadana”, dijo la alcaldesa Claudia López en el discurso inicial del acto.

En la mañana, también intervinieron monseñor Jaime Alberto Mancera, de la Arquidiócesis de Bogotá; el pastor Emiro Roa, de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional; y el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad.

“Que la historia de las víctimas no sea una historia de fracaso, sino de vida, de reconciliación y la paz”, dijo monseñor Mancera durante una pequeña homilía en medio del acto.

Durante el acto, un ciudadano subió a la tarima y puso un papel con el nombre del presidente Iván Duque en una silla que estaba vacía. En representación del Gobierno asistieron Nancy Patricia Gutiérrez, consejera Presidencial para los Derechos Humanos y Asuntos Internacionales, y Miguel Ceballos, alto Comisionado para la Paz.

Iván Duque no asistió

Perdón en el barrio

El segundo acto se trasladó a uno de los escenarios del caos, el barrio Verbenal, donde ocurrió el asesinato de tres de los al menos 10 fallecidos en Bogotá: Andrés Rodríguez, Cristian Hernández y Jaider Fonseca.

Allí, la vida trata de seguir después del temor. Este domingo, los vecinos abrían sus negocios, los niños jugaban en el parque y un grupo de compadres jugaba dominó junto al CAI, del que ya no queda nada, solo un cascarón quemado y un afiche de la Virgen colgado en su interior. Mientras eso sucedía, hacia las 3 p. m., la alcaldesa recorría las calles y entraba a las casas, viendo de primera mano cómo las balas habían atravesado ventanas, rasgado paredes y dejado heridos esa noche. Estuvo en la casa de los Valencia Conto, cuya historia contó EL TIEMPO. Esa familia fue afectada por las balas entre su propia casa: Robert, uno de los hermanos, recibió un proyectil en el pecho, y Henry perdió parte de la nariz por una bala que le rozó el rostro. Henry recibió a la alcaldesa en su casa, le contó su historia y luego fue al acto conmemorativo en el parque del barrio.

Acto de Reconciliación en Bogotá

Allí también llegó Michael Duván Sánchez, de 18 años, a quien una bala le dio en el pie y otra más le rozó la pierna. López se le acercó, tocó el yeso y lo escuchó. Luego, pasó Luz Mary, su prima, y puso el grito en el cielo. Venía desde San Antonio a acompañar el acto cultural de luto, pero todo se imaginaba menos que uno de sus familiares era uno de los que sobrevivió esa noche.

“Esto es muy difícil. Que hasta la familia de uno esté afectada y que no pase nada. Estamos cansados del abuso”, dijo Luz Mary, al borde de las lágrimas, mientras escuchaba a la Orquesta Filarmónica de Bogotá, que intervino en el acto de luto.
También interpretó otros temas la Sinfónica de la Policía y otros grupos de jóvenes.

Concierto de los jóvenes

Algunos de los vecinos pudieron entrar al acto y sentarse a escuchar. Entre ellos, revoloteaban los ‘hombres colibrí’ de la Secretaría de Cultura, invitando a la gente a un ‘ala de distancia’. Esta tragedia sucede en medio de una pandemia.

Los ‘colibrís’ también revolotearon por el CAI incinerado. Allí, un grupo de jóvenes buscaba al Distrito para coordinar la instalación de una placa conmemorativa en memoria de las víctimas. Otro grupo, en una pared justo al frente pintaba una frase en un mural: ‘La Vida solo la quita Dios’. Del otro lado de la ciudad, en San Diego, en el Centro, había enfrentamientos con el Esmad.

CAI Verbenal

La jornada de reconciliación finalizó en la noche. La alcaldesa prendió una vela en el parque de los Hippies, en Chapinero, acompañada por vecinos del sector que luego hicieron sonar las cacerolas.

“Reconciliarnos no es malo, sabemos que no todos los policías son asesinos”, dijo en uno de los actos Lunior Montalvo, familiar de Andrés Felipe Rodríguez. Sostuvo que la exigencia de que paren los abusos era innegociable.

 

El Tiempo


Mindefensa, a rendir cuentas en Senado por situación de orden público

La muerte de Javier Ordoñez tras un procedimiento policial en Bogotá desató una ola de protestas, manifestaciones y abusos en el uso de la fuerza con un saldo trágico: 10 muertos en la capital y otros tres en Cundinamarca, 80 personas heridas y 167 denuncias de excesos por parte de las autoridades, por no hablar de los buses de Transmilenio quemados o los CAI vandalizados. Ante ello, el Senado llamó a rendir cuentas al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo.

El funcionario fue invitado a la sesión no presencial que adelantará la cámara alta el próximo martes 15 de septiembre. Allí, se tiene previsto que Trujillo presente un informe sobre la situación de orden público a nivel nacional, en particular sobre lo ocurrido en Bogotá, escenario de hechos de violencia, vandalismo y abuso de la autoridad.

Incluso, la mesa directiva del Senado optó por integrar una comisión accidental con parlamentarios de diferentes partidos para que presenten un informe a la plenaria sobre la situación de orden público nacional generada por la muerte de Javier Ordoñez.

Dicha comisión estará conformada por los senadores Luis Fernando Velasco (Partido Liberal), Ernesto Macías (Centro Democrático), Efraín Cepeda (Partido Conservador, Juan Luis Castro (Alianza Verde) y José Luis Pérez Oyuela (Cambio Radical).

Apenas este viernes, en nombre de la Policía, el ministro de Defensa pidió perdón “por cualquier violación a la ley o desconocimiento de los reglamentos en que haya incurrido cualquiera de los miembros”. El funcionario comunicó que “para efecto de continuar con celeridad en las investigaciones”, se dictó un auto de citación a audiencia por el presunto delito de abuso de autoridad y de homicidio contra los dos policías implicados en la muerte de Ordoñez.

No obstante, minutos después se conoció que la Procuraduría General de la Nación asumió el poder preferente, por lo que será esta entidad la que realizará la investigación disciplinaria.

Holmes también aseguró que se ha procedido a la notificación de suspensión, para que los uniformados implicados en el proceso sean apartados de la institución. Esto se hace con el objetivo de impedir la manipulación de pruebas y la obstaculización de la investigación. El jefe de la cartera de Defensa además dijo que el proceso se adelantará en contra de cinco policías más, por su presunta vinculación al caso por acción, omisión o responsabilidad directa con la muerte del abogado Ordóñez.

El ministro Trujillo reiteró que la Policía se encuentra en un proceso de fortalecimiento y mejora en los procedimientos “para brindarle un mejor servicio a la ciudadanía”. Frente a lo ocurrido en materia de orden público, el ministro dijo que “enluta a toda la sociedad toda vez que fueron muchas las personas afectadas, bienes públicos y privados que fueron dañados. Quiero reiterar el dolor que genera la muerte del señor Ordóñez”.

No son buenos tiempos para el ministro. Sumado al llamado a dar explicaciones en el Senado, enfrenta una moción de censura promovida por la oposición por cuenta de la colaboración militar entre Estados Unidos y Colombia. En la madrugada del martes, se conoció una carta que le envió el senador Jorge Enrique Robledo (Polo Democrático) al presidente Iván Duque en la que le pide retirar a Carlos Holmes Trujillo del gabinete por “haber mentido, agredido al Senado e inducido al Gobierno a violar la ley”.

A las faltas de Trujillo que se refiere el parlamentario de la oposición es haberle dicho a la opinión pública que el Gobierno cumplió con el fallo del Tribunal de Cundinamarca. Este resolvió una tutela que 25 senadores interpusieron alegando que para que militares extranjeros (en este caso norteamericanos) viajaran al país y se quedaran una temporada se requería de una autorización expresa por parte del Congreso.

En ese sentido, el pasado 2 de julio el Tribunal le dio 48 horas al Gobierno, que no tramitó ningún permiso, a suspender las actividades de la misión de asesoramiento de los militares de EE. UU. y enviarle al Senado “toda la información y antecedentes relacionados con el ingreso, legada y permanencia de la brigada”.

La semana pasada, el ministro de Defensa aseguró que el entonces presidente del Senado, Lidio García, le envió una carta a la secretaria Jurídica de Presidencia, Clara María González, con la que indicó que había recibido conceptos de 69 congresistas de siete partidos, quienes consideraron que la brigada podía operar. Para Trujillo, este apartado se trató de la “autorización” que el Gobierno debía obtener por parte de la corporación.

Este lunes, Lidio García pidió rectificar la información porque “no se encuentra ajustada a la verdad que el Congreso hubiese ‘autorizado’ la presencia de tropas norteamericanas en el territorio colombiano” y que la carta remitida a González “no tiene ningún alcance jurídico que comprometa a la corporación porque simplemente se trató de una comunicación de carácter informativo respecto de la gestión de 69 senadores”.

El Espectador


“No merece ser estigmatizada”: presidente Duque sobre la Policía

En la entrevista que el presidente Iván Duque concedió en exclusiva a Vicky Dávila este domingo, tras los hechos de violencia de los últimos días que dejaron 10 víctimas fatales y 72 heridos en medio de las protestas contra la Policía, el mandatario se refirió al papel de esa institución en el país.

El jefe de Estado aseguró que este no es el momento de llamar a la violencia, sino el de poner cada uno lo que le corresponde. “Mi única intención con todos los gobernantes es ayudar a la ciudadanía”, aseguró.

Duque hizo un llamado a erradicar todas las expresiones de violencia que se vieron esta semana y aseguró que a él le “duele profundamente lo que vimos en el caso de Javier Ordóñez, me duele el dolor de las familias que perdieron sus seres queridos, me duele el dolor de los policías heridos con armas de fuego y los policías heridos”.

El presidente aseguró que le “duele nuestro país” y aseguró que cuando alguien abusa del uniforme y de la autoridad, debe haber una sanción ejemplarizante individualizada, pero pidió no haya “estigmatización a una institución que le sirve a Colombia con entrega”.

En ese mismo sentido, indicó que el Estado está con las víctimas para asegurar el avance de las investigaciones y que puedan tener la verdad, pero sobre todo pidió a los colombianos “rechazar el vandalismo y la criminalidad sistemática y organizada que vimos esta semana frente a los CAI que protegen los barrios en Colombia”.

“Eso tenemos que rechazarlo todos y mi llamado es a que este no puede ser el momento de llamar a la violencia, este tiene que ser el momento de llamar a que todos la rechacemos y a que todos colaboremos, que entreguemos lo que nos corresponde para que nuestro país salga adelante”, añadió.

Finalmente, al margen de señalamientos de la alcaldesa Claudia López por su ausencia en un evento convocado por el Distrito este domingo, el presidente aclaró que su única intención con todos los gobernantes locales del país “es ayudar a la ciudadanía. Siempre hemos colaborado a todos los ciudadanos y lo único que van a recibir los gobernantes locales del país es apoyo del Gobierno nacional para que salgan bien las cosas que necesita la ciudadanía”.

Semana


Dos líderes sociales fueron asesinados en las últimas horas en el Meta

La Corporación Claretiana Norman Pérez y la Comisión de Justicia y Paz, están informando del asesinato de dos líderes sociales en la vereda Caño Claro de El Castillo, Meta. Se trataría de Ramón Montejo, Presidente de la Junta de Acción Comunal y Simón Ochoa, miembro de la directiva de la Asociación.

Las primeras informaciones indican que los responsables serían dos hombres que se desplazaban en una motocicleta y llegaron a buscarlos en sus lugares de residencia a plena luz del día.

La corporación solicitó medidas urgentes de las autoridades, para salvaguardar la vida de la comunidad, pues los líderes y lideresas de la zona temen por su seguridad.

Caracol


VOLVER

Más notas sobre el tema