Ecuador: tribunal decide la sentencia del Correa en el caso sobornos

459

El lunes, el expresidente Rafael Correa y 19 procesados más en el caso Sobornos conocerán el futuro de sus sentencias

Tres días se tomarán los conjueces Lauro de la Cadena (ponente), Milton Ávila y José Layedra para analizar los argumentos escuchados en cerca de 14 horas de audiencia de casación y así tener lista una decisión respecto a los 31 cargos casacionales admitidos a 16 de los 20 sentenciados por cohecho pasivo agravado dentro del caso Sobornos 2102-2016.

Al final de la segunda jornada de audiencia en la Corte Nacional de Justicia (CNJ), aproximadamente 30 minutos le tomó al Tribunal de Casación resolver que el lunes 7 de septiembre próximo, a las 15:00, ellos darán a conocer de forma oral a todos los sujetos procesales la resolución que no solo afectará a los 16 procesados que solicitaron el recurso, sino también a los cuatro procesados a quienes no se les admitió sus cargos casacionales: los exministros María Duarte y Walter Solís y los empresarios Alberto Hidalgo y Rafael Córdova.

La audiencia de ayer arrancó con novedades. No solo el Tribunal escucharía las réplicas de los abogados de los 16 sentenciados solicitantes a lo que el día anterior dijeron para contradecir sus cargos la fiscal general, Diana Salazar, y el procurador del Estado, Íñigo Salvador, sino también participarían, pese a no ser partes procesales en esta etapa, los abogados de Duarte, Solís, Hidalgo y Córdova.

La noche del jueves último, Salazar, luego de contradecir uno por uno los 31 argumentos casacionales expuestos, solicitó a los conjueces que ratifiquen la sentencia del 22 de julio pasado contra todos los sentenciados. En su exposición la fiscal recordó lo dicho por una de las defensas sobre que «No todos tienen que responder por todo». Dijo que compartía ese comentario y agregó «solo los culpables, porque ni el dinero ni el poder se pueden anteponer a la justicia».

Salazar aclaró que el recurso de casación es técnico, formal, limitado y extraordinario y para que los jueces emitan su resolución deben observar que los argumentos de los recurrentes de esta audiencia se hayan centrado en determinar si existe o no un error en derecho en la sentencia. La fiscal indicaba que se pudo advertir que los abogados inducían con sus argumentos a que los jueces vuelvan a valorar la prueba y los hechos, cosa no permitida en casación.

En general, las defensas de los 16 procesados que accedieron a la etapa de casación, como los exmandatarios Rafael Correa y Jorge Glas, insistieron en que se había violado la ley al existir erróneas e indebidas interpretaciones de la norma o contravenciones expresas de la ley. Según ellos, ninguno de los argumentos de Fiscalía y Procuraduría daban de baja a los cargos casacionales expuestos.

La defensa de la exministra Duarte en su momento apuntó que la sentencia no cumple los requisitos, no se establece la relación de hecho ilícito y no tiene una teoría fáctica lo que genera indefensión; mientras que los abogados de Solís insistieron en que su cliente es inocente y que la Fiscalía no ha probado que se ha cometido el delito por el que recibió ocho años de cárcel en calidad de coautor.

Una vez valorado el derecho a ser escuchados, el Tribunal dio paso a que los procesados Alexis Mera, Teodoro Calle y Pedro Verduga hablaran directamente en audiencia. Esa lista se mantuvo como anunciada hasta casi el final del segundo día de audiencia, pero varió cuando la defensa del expresidente Correa solicitó que se escuche a su cliente.

El conjuez de De la Cadena como presidente de la Sala explicaba que a pesar de que no ha sido anunciada en la audiencia la intervención del exmandatario, el Tribunal en respeto a las garantías constitucionales, principalmente el derecho a ser escuchado, daba la palabra por 5 minutos a Correa. Mera habló desde su arresto domiciliario, mientras que Verduga lo hizo mientras se mantenía conectado a máquina para respirar.

Desde Bélgica y vía telemática Rafael Correa aseguraba que jamás he recibido ni ha permitido un soborno, calificaba al proceso judicial en su contra como un «gran montaje», pues, según él quién puede creer que entre el 2012 y el 2016 existió una organización criminal para recibir sobornos y el vicepresidente entre 2012 y 2013 no se enteró de nada.

A decir de Correa en este caso para tratar de inculparlo se han inventado cuadernos en un viaje de Guayaquil a Quito, han sembrado archivos, ha existido fraudes procesales e incluso cambios de acusación, … todo para quebrar la moral de «gente buena e inocente que lo único que hizo fue trabajar por la patria».

«No buscan la verdad, sino perseguir y por destruirme a mí destruyen a gente inocente. (…) Yo sabré defenderme, yo elegí la acción política, sabía los riesgos que existían de cambiar estructuras y sistemas perversos que nos han mantenido en el subdesarrollo 200 años. Pero no se metan con gente inocente…. no se metan con empresarios honestos. (…) En sus manos señores jueces está el cambiar la historia y hacer justicia», concluyó un Rafael Correa que dijo no conocer a Odebrecht ni haberse reunido con esa empresa que, aclaró, no le gustaba por los abusos que cometió al inicio de su Gobierno. (I)

Radio Huancavilca


Arauz «De ser necesario acudiremos al TCE para defender candidatura de Correa»

Una vez que la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, dio a conocer que Rafael Correa no está inscrito para los comicios del 2021, la agrupación política que respalda su candidatura a la Vicepresidencia anunció acciones.

En rueda de prensa, Andrés Arauz dijo que ante esta situación están listos para realizar los sustentos del caso ante el mismo CNE y, si es necesario, ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Arauz, quien es el candidato de la coalición Unión por la Esperanza (UNES) a la Presidencia de la República, hizo un relato de cómo debería actuar el organismo electoral, según el reglamento de inscripción.

“El CNE debe primero esperar a que se inscriban los nombres en el sistema mediante los formularios y a partir de ahí evaluar los requisitos de admisibilidad”, sostuvo.

Como parte de esa revisión indicó que el organismo deberá primero verificar si constó o no la firma para la candidatura de Correa. Será en este punto en el que la UNES hará uso de todos los elementos presentados como la aceptación electrónica.

Arauz dijo que en el caso de que eso no sea satisfactorio los reglamentos electorales dan la posibilidad de que la organización política reemplace al aspirante. Pero aseveró que al momento fundamentarán que Correa sí aceptó la candidatura

Ecuadorwillana


UNES inscribiría binomio Arauz-Rabascall, si no permiten participación de expresidente Correa

En la eventualidad de que el Consejo Nacional Electoral no califique la candidatura vicepresidencial de Rafael Correa, a pesar de que cumplió con la ley y el reglamento para aceptarla, se inscribirá el binomio Andrés Arauz-Carlos Rabascall.

Fue el anunció de Leonardo Berrezueta, coordinador nacional de la plataforma Unión por la Esperanza (UNES), que acoge a las organizaciones políticas que respaldan la postulación del exmandatario.

Berrezueta recordó que en las primarias plantearon dos binomios: Arauz-Correa y Arauz-Rabascall, adelantándose a lo que podría ocurrir con la primera lista.

De todas maneras, el tema todavía está en análisis y se tomará una determinación de acuerdo con el pronunciamiento del CNE, a decir de Berrezueta, quien aseguró que las candidaturas que apoyan serán inscritas en el plazo que determinó el organismo electoral.

Admitió que es evidente que no le van a dejar participar al expresidente Correa, para lo cual, justo en la etapa de calificación de candidaturas se establece la casación en el caso Sobornos, en el que está procesado el exmandatario; se aplica el artículo 149 de la Constitución, haciendo una interpretación extensiva, poniendo las mismas prohibiciones que tiene el presidente para el candidato a vicepresidente; se establece la disposición de la presentación personalísima e indelegable, enumeró.

Pero, Berrezueta sostiene que todas estas condiciones fueron cumplidas y que por eso están nerviosos.

Aclaró que será inscrito, en primera instancia, el binomio Arauz-Correa. Si el CNE no lo califica, tendrá que aplicar lo que dispone el reglamento, dar el tiempo que establece la ley para subsanar aquello.

Pichincha Comunicaciones


El país calienta motores para las presidenciales con récord de precandidatos

El país ha cerrado la fase de aceptación de precandidaturas de cara a los comicios de 2021 con la inédita cifra de 16 interesados en la Presidencia, y tres bloques que encabezan el centro-derechista Guillermo Lasso, el correísta Andrés Arauz y el indigenista Yaku Pérez.

Aunque 16 precandidatos para la Presidencia, electos en primarias, llegaron al Consejo Nacional Electoral (CNE) para aceptar su designación, uno de ellos no tiene aún asentada la de su compañero de fórmula.

Se trata del expresidente Rafael Correa (2007-2017), quien en una transmisión telemática, en vivo, desde Bélgica dijo aceptar su precandidatura a la Vicepresidencia, al mismo tiempo en que su hermana y representante legal intentaba registrar el proceso en las oficinas del CNE.

El CNE no aceptó el trámite de forma telemática, pues según una enmienda de 2012 debe hacerse de forma «personalísima», pero el correísmo interpreta que ello no necesariamente implica que deba hacerse «de cuerpo presente».

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, señaló que, a partir del 18 de septiembre hasta el 7 de octubre, se inscribirán las candidaturas que hayan cumplido todos los requisitos.

«Cuando lleguemos a la etapa de inscripción de candidaturas, las Juntas Provinciales Electorales y, en este caso, el pleno del CNE, verifica el cumplimiento de los requisitos de todos los precandidatos«, entre ellos si aceptaron esa designación de forma «presencial» y si no están impedidos legalmente, enumeró.

Si alguno no está habilitado, la ley ampara a la agrupación política para que busque otro en 48 horas para inscribirlo, aclaró.

A más de los inconvenientes en el CNE, Correa tiene la mirada puesta en la decisión que revelará mañana un tribunal de casación sobre el caso «Sobornos 2012-2016», que involucra a una veintena de personas, él entre ellos.

Correa fue condenado este año en primera y segunda instancias a ocho años de prisión y la inhabilitación política del mismo número de años, tras haber sido declarado culpable del delito de cohecho.

POCOS CON OPCIONES REALES

Pese a esa situación, el analista político Santiago Basabe considera que, con o sin Correa en la papeleta, el binomio correista, liderado por Arauz, es de los más fuertes con miras a los comicios del 7 de febrero próximo, al igual que el del candidato presidencial por la centroderecha, Guillermo Lasso.

Asimismo, ve abierta la posibilidad de alianzas (aunque pocas) y de que algún precandidato desista de terciar en la contienda.

«Aceptaron precandidaturas, pero luego, a fin de este mes, tienen que aceptar formalmente la candidatura, entonces, puede ser que algunos no acepten la candidatura formal, como parece ser el caso» del ministro de Cultura, Juan Fernando Velasco, dijo Basabe a Efe.

Una reducción del número de candidaturas evitaría una mayor dispersión del voto en la contienda, en la que ve la figura de Pérez en un tercer lugar, pero muy por debajo de Lasso y el correísmo.

El analista presume que Lasso está buscando en este momento alianzas en un intento por ganar en primera vuelta: «No es fácil, pero no es imposible tampoco«, opina.

Sobre las dos tendencias fuertes que ve al momento, Basabe comenta que la encabezada por Lasso es de centroderecha conservadora, mientras que a la ligada al correísmo la señala como «una nueva izquierda, pero conservadora en cuanto a valores».

«Las dos candidaturas con opciones son conservadoras en cuanto a valores, no son aperturistas en término de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, por ejemplo, ni al tema de las parejas del mismo sexo. En eso Correa y Lasso son muy parecidos», pero difieren en su visión de la economía y de las relaciones internacionales, anotó.

UNA SOLA PRECANDIDATA

Basabe se lamenta de que sólo haya una precandidata presidencial, (Ximena Peña, por el oficialista movimiento Alianza País) pero no le sorprende pues «ésta es una sociedad absolutamente machista y excluyente con las mujeres».

A las mujeres «sí les interesa participar, pero no les dan espacios. Si el dueño del partido es hombre, les pone a los panas (amigos)», anotó.

Gloria Escobar, máster en Desarrollo Humano por la Universidad Iberoamericana de México, dijo a Efe que la sociedad ecuatoriana no está todavía «en el nivel de pensamiento crítico» de abrirse a una nueva posibilidad «de construir una política diferente».

«Nos falta todavía mucho como Ecuador para hacer un reconocimiento consciente de lo que implica el vivir desde una equidad y, sobre todo, desde la igualdad de derecho«, aseveró.

El Mercurio


VOLVER
Más notas sobre el tema