El gobierno declara la alerta epidemiológica y admite que los hospitales están al borde del colapso

© Getty Images/AFP/G. Arias
185

Alerta epidemiológica por aumento de casos de COVID-19 en personal de Salud

Ante el incremento de casos por COVID-19 en personal de salud, la Dirección General de Vigilancia de la Salud lanza una alerta epidemiológica.

Considerando la situación epidemiológica de la Región, además de la actual y potencial sobrecarga de los sistemas de salud en consecuencia, es prioritario fortalecer los servicios de salud.

En la Región de las Américas, hasta el 19 de agosto de 2020, de acuerdo con la información disponible de 191 países de la Región, se notificaron un total de 569.304 casos de COVID-19 en personal de salud, incluyendo 2.506 defunciones. De estos el 72% son mujeres y los grupos de edad con mayor proporción de casos confirmados fueron el de 30 a 39 años y el de 40 a 49 años.

En Paraguay, entre el 13 de marzo al 4 de septiembre de 2020, se notificaron 8.442 personales de salud expuestos a SARS-CoV-2 o con sospecha de COVID-19, de los cuales 1.246 fueron confirmados por laboratorio para infección por SARS-CoV-2, incluidos tres fallecidos, lo que corresponde al 6% del total de casos confirmados a nivel nacional.

Las Regiones Sanitarias con mayor proporción de notificaciones de personal de salud expuesto a SARS-CoV-2 fueron: Capital con 3274 notificaciones (39%); Central 2306 (27%) y Alto Paraná 776 (9%). De los 1246 casos confirmados, hasta el 4 de septiembre, la distribución por departamentos sigue el mismo comportamiento con Capital 417 (33%), Alto Paraná (24%) y Central (23%).

Del total de casos registrados, 864 casos (69%) son mujeres, la franja etaria más afectada es la de 29 a 39 años (602 personas que corresponde al 48%). Un 12% es personal asintomático, entre los sintomáticos presentaron tos, fiebre, dolor de garganta y dificultad respiratoria con mayor frecuencia. De acuerdo con la profesión de salud de los casos confirmados, el 42% fue personal de enfermería, y el 27% personal médico. Se ha objetivado también un aumento de casos de personal de salud confirmado que requiere ingreso hospitalario; hasta el 4 de septiembre, un total de 46 personales de salud han requerido ingreso hospitalario, actualmente 12 ingresados, 34 de alta y 3 fallecidos.

Se observa un aumento sostenido de casos confirmados en personal de salud desde la Semana Epidemiológica 32, con una tendencia en aumento.

Hasta la fecha, la evidencia es que el mayor porcentaje de contagios se produce en el entorno asistencial por el contacto entre personal de salud sin las medidas adecuadas.

Datos parciales (de la SE 31 al 36) señalan que un 29% del personal de salud se ha contagiado dentro del entorno asistencial, siendo un 38% contagiado tras exposición en la comunidad y 33 % no se pudo identificar la fuente.

Dentro del entorno asistencial, 32% de los casos positivos en personal de salud ha sido contagiado tras la atención directa a un caso positivo, y, 58% de los mismos, tras contacto con otros personales de salud positivos dentro de los establecimientos.

En conclusión, los casos confirmados en personal de salud podrían ser un indicador de la circulación activa comunitaria.

Agenda


Mazzoleni: “Estamos al tope de las camas de terapia, sobre todo en los hospitales de referencia”

La mañana de ayer habló con ABC el titular del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, Julio Mazzoleni. Por primera vez, desde el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus en el país, reconoció que la capacidad de recibir pacientes en las Unidades de Terapia Intensiva está llegando al límite.

“Estamos al tope de las camas de terapia, sobre todo en los hospitales de referencia. Si bien es cierto que tenemos camas disponibles en los hospitales del Paraguay, todavía hay posibilidad de cierto crecimiento que tiene que ver con factores de recursos humanos. Estamos avanzando y estaríamos cerrando incluso hoy mismo la tercerización con el sector privado, mientras buscamos seguir creciendo en terapia intensiva en el sector público”, manifestó.

En cuanto a la posibilidad de adaptar camas de terapia intermedia a intensiva, respondió que esto es relativamente rápido y parte de la estrategia. “Tenemos las camas de urgencia que se terapizan, a lo largo del país, salas de reanimación que tienen la misma intención, lugares donde se puede regularizar pacientes y se usan esos respiradores más compactos para ir trasladando al área de terapia intensiva formal. Esa es la estrategia en estos momentos y estamos en la compra de más respiradores”, subrayó.

Agregó que, como “una estrategia de guerra” en términos de recursos humanos, terapistas de formación en este ámbito dirigen a grupos de médicos con el conocimiento del ambiente de cuidados intensivos.

Cabe señalar que entre los principales centros de referencia del COVID-19 se encuentran el Hospital Nacional de Itauguá, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente (Ineram), el IPS Ingavi y en Alto Paraná, el Hospital Integrado Respiratorio de Ciudad del Este.

Pacientes con COVID: “A nadie le ha faltado una cama con respirador”

“Lo que ocurre es que hay una serie de cosas que quizás hubiéramos tenido con holgura, pero la llegada de los equipos de terapia hasta ahora no se ha dado y ahora tenemos un número importantísimo de gente. A nadie le ha faltado una cama con respirador con COVID, ¿verdad?, y nosotros estamos muy cerca de la planificación que hicimos en cuanto a respiradores”, indicó.

Añadió que las compras se han hecho en la medida posible, porque las fábricas no podían exportar fuera de sus países. Acotó que, a pesar de las adversidades, se pudo ir planificando y avanzando.

“Seguro que vamos a estar peor antes de mejorar”

Reconoció que este pico era el escenario probable en todo momento y sostuvo que incluso mucha gente dijo que la estatal se apuró en instalar la medida de emergencia sanitaria. Recordó que estos números estaban previstos para fines de abril y principio de mayo, pero aseguró que solo con las restricciones y otras medidas sanitarias se logró empujar las cifras altas de contagio hasta esta época.

“No hay mucho que funcione (…) Son tres cosas: uno hace la cuarentena, que tiene sus costos enormes pero que es efectiva. En nuestro territorio funcionó bastante, a un altísimo costo. Después está el testeo y rastreo, que es distinto con la circulación comunitaria sostenida, y lo último que la ciudadanía puede hacer: el distanciamiento físico y social”, apuntó.

Acotó que este escenario se vivió en todos los países, pero aseveró que Paraguay puede hacer que esa situación no se extienda demasiado. “Creo que nosotros podemos mitigar eso, pero hay que ser honestos también: seguramente que vamos a estar peor antes de mejorar, pero ese tiempo que estemos mal puede limitarse o reducirse en la medida que podamos implementar todas estas herramientas o algunas de ellas”, declaró.

Finalmente, dijo que esta es la amenaza de salud pública más grande que ha tenido el país en el presente siglo, pero aun así el sistema sigue dando respuesta. “La respuesta que hoy tenemos con un sistema exigido al máximo (…) En enero de este año toda esta gente no hubiera tenido respuesta. Ha habido un crecimiento a esta parte de más de 200 camas de terapia”, enfatizó.

Cabe recordar que el primer caso de COVID-19 en Paraguay fue confirmado el sábado 7 de marzo; tres días después, el martes 10, el Gobierno anunciaba la implementación de la cuarentena sanitaria con la prohibición de aglomeraciones de más de 10 personas. El 20 de marzo se confirmaba la primera muerte en el territorio nacional a causa del nuevo coronavirus y al día siguiente, 21, se iniciaba la cuarentena total, o aislamiento en todo el país para evitar la expansión masiva de la enfermedad.

Esta disposición más estricta se extendió por más de un mes, hasta el 3 de mayo, y entonces empezó la cuarentena inteligente por fases. Actualmente, casi todo el territorio nacional avanzó a la fase 4, mientras que Alto Paraná volvió a la más estricta y tanto la ciudad de Asunción, como el distrito de Carmelo Peralta y los departamentos de Central y Boquerón se quedaron en la fase 3 de la cuarentena por lo menos hasta fines de setiembre.

Actualmente, la cifra oficial de contagiados emitida por el Ministerio de Salud llega a 23.353, de los cuales se registraron 449 decesos y 11.524 superaron la enfermedad.

ABC Color


Coronavirus en Paraguay: 861 nuevos contagios y 14 decesos

En el informe de ayer, el Ministerio de Salud Pública confirmó 861 nuevos casos de COVID-19, detallando que 845 son contagios comunitarios y 16 del exterior. Así, el país acumula 24.214 positivos.

Además, otras 14 personas fallecieron en la jornada de ayer por la enfermedad, totalizando 463 muertes por coronavirus desde el inicio de la pandemia.

Respecto a los hospitalizados, a la fecha son 493, un leve descenso en comparación al lunes. Sin embargo, se elevó a 108 el número de pacientes en unidad de terapia intensiva.

Por otra parte, en la jornada de ayer 396 personas recibieron su alta médica tras superar la enfermedad, para totalizar 11.920 recuperados.

Megacadena

Más notas sobre el tema