El Parlasur reclama una “profunda investigación” por el asesinato de dos niñas argentinas a manos del ejército paraguayo

232

El Parlasur reclamó una “profunda investigación” por la muerte de dos niñas argentinas en Paraguay

El presidente del Parlamento del Mercosur (Parlasur), Oscar Laborde, y el titular de la Comisión de Derechos Humanos de ese órgano, Gastón Harispe, reclamaron una “profunda investigación” a la justicia y al gobierno de Paraguay para “el esclarecimiento del asesinato” de dos niñas argentinas, en un supuesto enfrentamiento armado entre un grupo guerrillero y el Ejército del vecino país.

En un comunicado, Laborde y Harispe adelantaron que el tema será tratado hoy a las 10, en una reunión de los diputados del Parlasur.

“Ante el asesinato de las niñas argentinas en Paraguay Lilian Mariana y María Carmen Villalba, en supuesto operativo contra un campamento guerrillero llevado adelante por el ejército paraguayo”, Laborde y Harispe “reclamaron una investigación profunda a la justicia y el gobierno paraguayos”, se informó.

Pidieron una “profunda investigación y, si fuera requerido por las autoridades, con aportes de peritos de organismos supranacionales, para llegar a la verdad”.

El reclamo incluye el “urgente esclarecimiento y la identificación de los responsables de las muertes de las niñas de 11 años”, que recibieron varios proyectiles en sus cuerpos.

“Los videos del supuesto combate contra un grupo guerrillero del Ejército del Pueblo Paraguayo donde estaban las menores en Yby Yaú deberían existir y reflejar una supuesta confrontación, que parece más a un falso positivo con pretensiones de propaganda política que fracasó, que un combate”, señalaron Laborde y Harispe.

Agregaron que “decir públicamente que el asesinato de dos niñas fue un ‘operativo exitoso’ es grave institucionalmente” y dijeron que “las acciones están plagadas de maniobras de ocultamiento, con fotos de las niñas vestidas con uniformes de combate a los que las pericias no pudieron acceder, por haber sido quemados por el mismo ejército en atención a supuestos procedimientos establecidos en protocolos del Covid-19”.

El gobierno paraguayo indicó que el 2 de septiembre hubo un enfrentamiento entre fuerzas guerrilleras y del Ejército. Las niñas asesinadas habrían ido a festejar el cumpleaños con el padre de una de ellas.

El fiscal Federico Delfino, quien investiga las muertes, admitió que las prendas que llevaban se destruyeron y que tenían 11 años y no 15 y 18 como dijo un médico forense.

También hubo críticas del representante en América del Sur de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jan Jarab, quien calificó la acción militar como “un hecho gravísimo que terminó con la vida de dos niñas a quienes el Estado debía proteger, como parte de su obligación de garantizar los derechos humanos de todas las niñas, niños y adolescentes en el país”.

Economis


#EranNiñas. Pronunciamiento 138 sobre masacre de las Niñas de Yby Yaú

Repudiamos enérgicamente el crimen de Estado perpetrado por las Fuerzas de Tareas Conjunta (FTC) contra dos NIÑAS argentinas de 11 años de edad y todo el procedimiento realizado bajo la responsabilidad del gobierno de Mario Abdo Benítez.

María Carmen y Lilian Mariana Villalba (primas), quienes vivían en la localidad misionera de Puerto Rico, se encontraban en Concepción visitando a sus familiares, fueron asesinadas por las FTC el 2 de septiembre, en un hecho que se presentó como “enfrentamiento” y fue celebrado por el mismo presidente de la República como victoria de su gobierno, ya que supuestamente se habían abatido a feroces criminales.

Al multiplicarse las demandas por conocer la identidad de las personas asesinadas, el forense del Ministerio Público, Cristian Ferreira, dijo que los cuerpos correspondían a menores de edad de entre 15 y 17 años, ¿puede un médico forense equivocar un cuerpo de 11 años con el de una adolescente de 17 años? Posteriormente las niñas fueron enterradas sin que se comunicaran los datos de la autopsia. Los enormes trajes camuflados -se encontraban intactos en las fotografías y serían una importante evidencia del procedimiento- se incineraron precipitadamente con la excusa del COVID.

A pesar que las FTC perciben un presupuesto anual de 14 millones de dólares, no filmaron el procedimiento tal como correspondería. La edad e identidad de las niñas se ha conocido solo a través de sus familiares, lo cual fue corroborado por las autoridades argentinas. Más tarde, el gobierno paraguayo accedió a “colaborar” con el pedido de esclarecimiento de la Cancillería argentina, por lo que se han exhumado los cuerpos para una investigación. Sin embargo, nuevamente no se ha permitido la presencia de los familiares, del Consulado argentino y de la representante legal de la familia de las niñas, por lo que la sucesión de irregularidades continúa.

En la situación en que Paraguay se encuentra, al borde del colapso sanitario, por la incapacidad del gobierno de manejar la crisis ocasionada por el COVID 19 no nos resulta para nada extraña la hipótesis del montaje para la distracción de la opinión pública. En base a los conocidos antecedentes de la FTC y de todas las irregularidades que sucedieron en la Masacre de Curuguaty, en 2012, rechazamos de lleno la versión oficial de las FTC reproducida, en complicidad con los medios hegemónicos de comunicación, por el presidente de la Nación que fue hasta el lugar de los supuestos hechos para felicitar a las FTC, imagen patética que jamás olvidaremos.

• Pedimos Juicio y Castigo a todos los responsables directos e indirectos por la Masacre de las niñas de Yby Yaú empezando por el general Héctor Grau, quien ensayó una patética defensa señalando que tenían conocimientos desde el 2018 que la guerrilla estaba reclutando niños, algo sin antecedentes en Paraguay. De considerarse esa versión oficial, ello resultaría un agravante en el proceso: si las FTC tenían conocimiento de la xistencia de niños en esos campamentos y estaban siguiendo ese operativo hacía 10 días ¿por qué dispararon?

• Juicio político al presidente Mario Abdo Benítez: no esperábamos otra cosa de un heredero stronista, pero ahora ya hay sobradas pruebas de su responsabilidad en este hecho que pone en evidencia el terrorismo de Estado.

• Inmediata disolución de las FTC que con un millonario presupuesto, adiestramiento de Colombia, estados Unidos e Israel. No ha hecho otra cosa que asesinar además de criminalizar y perseguir a la comunidad de Concepción.

• Repudio a los medios de comunicación y todas las dependencias oficiales que son funcionales y cómplices al reproducir la versión oficial que usa palabras como “enfrentamiento”, “abatidas”, “reclutamiento”, entre otras.

Frente a ello decimos una y otra vez #EranNiñas y conforme pasen los días lo gritaremos más fuerte. No lograrán desviar la atención, ¡no pasarán!

• Independientemente de la caracterización que cada uno/a de nosotros/as tengamos de la guerrilla o del EPP, afirmamos que nuestra organización no adherirá jamás a responsabilizar o demonizar a los padres y familiares de las niñas porque entendemos que esa es una forma tradicional y patriarcal de correr la atención del victimario hacia la víctima. En esta masacre el Estado es el único criminal y el único responsable directo e indirecto de lo sucedido.

• Solicitamos al Estado argentino y a todos los organismos de DDHH de este país, así como a las organizaciones solidarias, que se involucren como activos protagonistas en la búsqueda de justicia. Sólo con la pçresión colectiva lograremos llegar a la verdad y hacer caer las mentiras del Estado represor paraguayo.

• Por último, exigimos una investigación imparcial que nos permita saber ¿qué pasó con las niñas en Yby Yaú? No confiamos en el Estado paraguayo a la hora de realizar esa investigación, ya que un criminal no podrá ser jamás un investigador objetivo de su propio crimen. Sobradas pruebas nos arroja la historia reciente.

Movimiento 138. Colectivo de resistencia cultural (Paraguay/ Argentina).

Buenos Aires, 6 de septiembre de 2020.

Misiones Plural


Cadena de omisiones del Estado les costó la vida a las niñas, señala CDIA

En un extenso comunicado, la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia de Paraguay (CDIA) realizó un duro pronunciamiento contra el Estado paraguayo en el que se resaltan las malas prácticas y omisiones estatales que tuvieron como resultado la muerte de dos niñas de 11 años, en el en el distrito Yby Yaú, Departamento de Concepción.

“El Estado y la sociedad le hemos fallado (…). El Estado, teniendo información de inteligencia, no activó los mecanismos de prevención y protección hacia ellas para cuidarles de todo tipo de violencia o vulneración en sus derechos y, una vez muertas, tampoco las reconoció como víctimas y no dictó medidas de protección para la restitución de sus derechos vulnerados. Por lo tanto, el Estado paraguayo es el principal responsable en esta cadena de omisiones que costó la vida de ambas niñas”, indica el escrito.

La Coordinadora destaca que en democracia el Estado es el garante de los derechos de todas las personas que se encuentren en su territorio, sean nacionales o extranjeras. Y que las autoridades nacionales, electas y/o administrativas, deben cumplir el marco legal vigente en el país y asumir la responsabilidad subsidiaria del Estado en el cuidado del bien más preciado de una sociedad: la niñez y la adolescencia.

Reclama, además, que desde el año 2013 hay un incongruente gasto en seguridad y defensa porque no va acompañado de la inversión en las personas. “Hasta ahora la única respuesta del Estado a la violencia de grupos criminales armados ha sido la fuerza, una estrategia incompleta que expone a las comunidades a más vulnerabilidades. Las desigualdades históricas deben ser abordadas con un sistema de protección social”, apunta.

Ante una serie de irregularidades por parte de la Fuerza de Tarea Conjunta en la zona Norte del país y las faltas observadas en la intervención del Ministerio Público, desde la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia exigen que se realice y garantice una investigación profunda, independiente e imparcial, de los hechos acontecidos el pasado miércoles en la estancia Paraíso, en Yby Yaú.

También demanda que las fuerzas públicas de seguridad tengan y apliquen protocolos específicos de actuación en el abordaje de niñas, niños y adolescentes, en virtud de su carácter de sujetos protección especial.

Y, en tercer lugar, solicitan que se realice una investigación para explicar el entierro en tumbas NN de las dos niñas, la no realización de una autopsia con la debida diligencia y la destrucción de sus prendas.

Asimismo, exhortan a los tres poderes del Estado a que implementen todas las medidas de prevención, protección y que no se vuelvan a repetir este tipo de hechos, que implican el reconocimiento de la existencia de indicios de reclutamiento forzado de niñas, niños y adolescentes por parte de grupos armados criminales no estatales.

“Dada la gravedad de los hechos y la desconfianza generada por las actuaciones iniciales de las autoridades, las fuerzas de seguridad y los operadores del sistema de justicia, remitiremos un informe de los hechos a los sistemas de Derechos Humanos, Interamericano (OEA) y Universal (NNUU)”, sostiene la Coordinadora.

Las niñas argentinas presentadas como abatidas en un enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) tenían 11 años y algunos meses, según se constató mediante exámenes forense, contradiciendo la primera versión de las autoridades, que señalaron que tendrían, aproximadamente, entre 15 y 18 años.

Última Hora


Reclamo por las nenas misioneras asesinadas en un operativo militar en Paraguay

La madre y tía de una de las dos nenas argentinas asesinadas a balazos en Paraguay por una patrulla del Ejército reclamó el esclarecimiento del hecho durante una marcha realizada ayer en la Plaza 9 de Julio de Posadas.

Miriam Villalba es madre de Lilian Villalba y tía de María Villalba, las niñas de 12 y 11 años que murieron en Iby Yaú, en el norte de Paraguay, el pasado miércoles 2 de septiembre. Estaban en un campamento guerrillero cuando integrantes de las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC) paraguayo las atacaron a tiros y las mataron.

Las dos nenas, a las que el Ejército de Paraguay hizo pasar por adolescentes mayores, residen en Puerto Rico en Misiones. Según relató su tía, ambas fueron a Paraguay donde vive el padre biológico de Lilian, a quien la nena quería conocer. El hombre integra el grupo guerrillero EPP.

Diversas agrupaciones sociales acompañaron la protesta de Miriam Villalba. Exigió justicia y esclarecimiento por las muertes, sostuvo que no confía en las autoridades paraguayas y aseguró que desde años atrás su familia es víctima de un plan sistemático que busca matar a los niños que la integran.

Lilian Mariana y María Carmen Villaba, las primas de 12 y 11 años, fueron asesinadas por el grupo FTC de Paraguay que atacó al grupo guerrillero llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

“Mi hija y mi sobrina fueron ejecutadas el 02 de septiembre en Paraguay por las fuerzas represivas del Gobierno. Nosotros -la familia que reside en Puerto Rico- nos enteramos del hecho al otro día. Desde un principio las autoridades trataron el tema con muchas especulaciones, diciendo que eran personas mayores de edad, pero eran nuestras niñitas”, manifestó Miriam.

Vía País


Ejecutivo pide sesión reservada al Congreso para explicar último operativo de la FTC

El ministro Bernardino Soto Estigarribia brindó una conferencia de prensa este lunes para explicar que el presidente Mario Abdo Benítez le instruyó solicitar una sesión reservada al Poder Legislativo.

Señaló que durante esa reunión a puertas cerradas el Ejecutivo brindará a los parlamentarios todas las informaciones requeridas sobre el último operativo de la Fuerza de Tarea Conjunta que derivó en la muerte de dos niñas.

El Ejecutivo pretende transparentar el controvertido operativo de la FTC registrado la semana pasada en Yby Yaú, Concepción.

 

El titular del Congreso Nacional, Óscar Salomón, informó en contacto con Monumental 1080AM, que la sesión será convocada para el próximo miércoles 9 de setiembre, desde las 11.00.

Salomón explicó que las autoridades convocadas para la reunión son el ministro del Interior, Euclides Acevedo; el titular del Ministerio de Defensa, Bernardino Soto y la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez.

Además, serán citadas las autoridades de la FTC, el jefe de Inteligencia de la Policía, comisario Nimio Cardozo; el médico forense Pablo Lemir y el fiscal Antisecuestro Federico Delfino, entre otros.

El Gobierno es blanco de críticas por haber promocionado el operativo como exitoso, a pesar de que dos niñas fallecieron, sin que se haya dado con ningún cabecilla del grupo criminal.

La situación derivó incluso en un reclamo internacional de la Argentina, atendiendo a que las fallecidas tienen nacionalidad del vecino país.

Además, distintos organismos internacionales por la defensa de los derechos humanos exigen que se investiguen las circunstancias en las que murieron las niñas e hicieron un llamado a que el Estado proteja a los menores en este tipo de situaciones.

Última Hora

Más notas sobre el tema