Legislativas en Venezuela: el chavismo inscribe a sus candidatos y la vuelta de Capriles sacude a la oposición

76

Candidatos del PSUV y Gran Polo Patriótico formalizan inscripción ante el CNE

Por Ingrid Márquez

Este jueves se inscribieron los candidatos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y del Gran Polo Patriótico que participarán en las próximas elecciones a la Asamblea Nacional convocadas por el Consejo Nacional Electoral el 6 de diciembre del 2020.

Los postulados son los ministros de Comunicación, Jorge Rodríguez; de Comunas, Blanca Eekhout; de Juventud y Deporte, Pedro Infante; de la Mujer, Asia Villegas; de Desarrollo Minero, Gilberto Pinto; de Agricultura Urbana, Gabriela Peña; de Pueblos Indígenas, Aloha Nuñez; y de Servicios Penitenciarios, Iris Varela.

Rumbo a las parlamentarias los representantes del Gran Polo Patriótico, Jorge Rodríguez, Cilia Flores y Diosdado Cabello formalizan la inscripción en el Poder Electoral.

La tolda roja tendrá 9 partidos oficiales en Parlamentarias

Por su parte, el primer vicepresidente de la tolda roja, Diosdado Cabello, dijo que en el año 2015 “aceptaron y acataron la derrota parlamentarias”, por lo que destacó: “Asumimos con humanidad la minoría y trabajaremos con ella”

“El 5 de enero será histórico”, detalló Cabello quien agregó que van en una propuesta unitaria de 9 partidos políticos oficialistas.

En ese sentido, detalló darán una “lección a la oposición”, por lo que señaló que el “pueblo deberá elegir el 6 de diciembre”, de tal manera que apuestan por la democracia y están acatando las normas del CNE, puntualizó Cabello.

Globo Visión


La vuelta de Henrique Capriles sacude a la oposición venezolana

Por Marco Teruggi

Desde Caracas.Ya ni Mike Pompeo, secretario de Estado estadounidense, parece capaz de salvar a Juan Guaidó. El opositor venezolano que fue portada de revistas y periódicos, invitado a la Casa Blanca, está siendo desplazado por un antiguo dirigente de la política venezolana: Henrique Capriles, quien fue candidato presidencial contra Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

El resurgimiento de Capriles estaba preanunciado. El dirigente, alejado del centro de atención mediática, venía sosteniendo que la “ficción de gobierno” de Guaidó era insostenible, en particular debido al próximo escenario de elecciones de la Asamblea Nacional que implicará una renovación del poder legislativo.

Su regreso al centro de la escena se dio en cuatro pasos. En primer lugar, con su rechazo público al proceso de unidad planteado por Guaidó. En segundo lugar, con el reconocimiento del indulto otorgado por Maduro a 110 opositores venezolanos como un paso importante, a diferencia de dirigentes de la oposición que cuestionaron la medida.

Indultos

En tercer lugar, porque al día siguiente de los indultos trascendió la información que Capriles habría mantenido un contacto con el canciller de Turquía, Mevlut Cavusoglu, como parte de los esfuerzos de diálogos. El diplomático había estado en Caracas en agosto, luego de su paso por República Dominicana para la toma de posesión del presidente Luis Abinader, a la que asistió Pompeo.

En cuarto lugar, Capriles anunció el miércoles su decisión de dar la disputa en las elecciones legislativas: “no le vamos a regalar a Nicolás Maduro la Asamblea Nacional”, afirmó. Su postura de indefinición acerca del 6 de diciembre quedó así resuelta: apostará a la elección, alejándose de la línea abstencionista.

No es el único en haber dado ese giro. Stalin González, dirigente del partido Un Nuevo Tiempo, que también habría hablado con Cavusoglu, anunció su alejamiento del partido por no compartir la estrategia de no participar en las elecciones.

Esa migración política de la abstención al bloque de quienes participarán era predecible: Guaidó, acusado de acaparar política y recursos -con sonados casos de corrupción- no ha ofrecido nada nuevo en medio de su agotamiento, y Estados Unidos, que llama a la oposición a mantenerse tras de su figura, tampoco aportó ningún elemento novedoso más que anuncios de nuevas sanciones económicas.

En cuanto a las voces abstencionistas alejadas de Guaidó, tampoco tienen mucho eco. María Corina Machado, por ejemplo, quien plantea que es necesaria una “operación internacional de paz y estabilización” en el país, fue descalificada por Elliot Abrams, encargado de Estados Unidos para Venezuela, quien calificó su postura como de “realismo mágico”.

El mapa de la oposición venezolana se modifica así a tres meses de unas elecciones que serán clave en varios sentidos. Por un lado, para lograr que una parte mayoritaria de la oposición regrese al camino electoral, lo cual significa una ruptura con la estrategia de Washington. Por otro lado, para que exista un reconocimiento internacional de la contienda, del poder legislativo que emerja de los resultados, y de las elecciones a alcaldes y gobernadores que seguirán.

De cara al reconocimiento internacional, el gobierno venezolano envió una carta-invitación a la Unión Europea y la Organización de Naciones Unidas para participar como observadores y acompañantes electorales en las elecciones. El indulto presidencial fue bien recibido, por ejemplo por Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores Europeos, por Michelle Bachelet, Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas y por el canciller argentino Felipe Solá.

La postura estadounidense se mantiene: Washington no reconoce las elecciones del 6 de diciembre, llama a mantenerse tras Guaidó, y amenaza con nuevas sanciones económicas, entre las cuales podría estar el fin de las exenciones petroleras, que afectarían a Venezuela en su capacidad de abastecerse de diésel, combustible esencial para, entre otras cosas, el transporte por tierra de mercancías y personas.

¿Terminará Washington por soltar a Guaidó más adelante? Habrá que esperar los resultados del 3 de noviembre en Estados Unidos para tener mayores certezas al respecto.

Página 12


Guaidó: las diferencias “pueden ser más altisonantes que los acuerdos”

El presidente interino venezolano Juan Guaidó minimizó este jueves las tensiones en torno a la unidad del bloque que se opone al gobernante en disputa Nicolás Maduro y señaló que muchas veces, en política, las diferencias pueden ser “más altisonantes que los acuerdos”.

“Puedo entender hoy que los venezolanos puedan sentir algo de ansiedad, algo de frustración, de alguna manera, porque han visto como algunos líderes, en el caso de María Corina (Machado) y Henrique (Capriles), han hablado con diferencias“, dijo Guaidó sobre las críticas de estos dos dirigentes a su estrategia para enfrentar a Maduro en los próximos meses.

“(Pero) normalmente las diferencias, sobre todo en política, pueden ser más altisonantes que los acuerdos“, añadió durante una entrevista con el encargado de negocios de la Oficina Externa de los Estados Unidos para Venezuela, James Story, al sugerir que sí tiene puntos en común con Machado y Capriles.

CAPRILES Y MACHADO RECHAZAN “PACTO UNITARIO”

El pasado 19 de agosto, Guaidó llamó a conformar un nuevo “pacto unitario” de la oposición al madurismo para hacer frente a Maduro, a quien no reconoce como presidente, y rechazar las elecciones legislativas del próximo 6 de diciembre, tachadas como una “farsa”.

Cuatro días después, dijo que había recibido las propuestas de Capriles y Machado para una nueva “hoja de ruta” opositora, pero ambos líderes se desmarcaron luego del llamado de Guaidó, que incluye un boicot a las parlamentarias y una consulta popular sobre la que no ha ofrecido detalles.

Ayer, Capriles dijo que el plan que tenía la oposición para deponer a Maduro “se agotó”, al tiempo que instó a aprovechar la oportunidad que se abre con las elecciones legislativas para presionar en el terreno político al líder socialista.

“Le quiero anunciar al país que no los vamos a dejar sin opciones. No le vamos a regalar a Maduro la Asamblea Nacional ni le vamos a regalar nada. Nos la tendrá que arrebatar”, dijo el dos veces candidato a la presidencia.

NUEVO LLAMADO A LA UNIDAD

Pero Guaidó -insistió hoy en que presentarse a los comicios significa “convalidar un fraude”, y que esta es, precisamente, la diferencia que mantiene con Capriles.

“Hay un punto de acuerdo”, matizó después. “Hay que luchar por condiciones (…) para una elección competitiva”, agregó.

Además, volvió a llamar a la unidad sin fisuras de la oposición al madurismo, al apuntar los venezolanos “no quieren ver a líderes políticos peleándose, sino peleando por ellos” y por lograr la transición política.

Guaidó también valoró las medidas de gracia que otorgara el lunes Maduro a 110 personas, de las cuales 50 se encontraban presas, y agradeció “todas las gestiones” que se hicieron desde la acera contraria al madurismo para lograr estas liberaciones.

“Hay que darle la dimensión humana a esto, son hombres y mujeres que han estado años tras las rejas (…), es lamentable”, dijo.

Sin embargo, señaló que los indultos constituyen “un reconocimiento de la dictadura” de Maduro de que en Venezuela hay presos políticos.

“Lo que nos corresponde es seguir luchando porque los liberen a todos (….) agradecemos todas las gestiones, por cierto, que se hayan realizado, a nivel de presión, a nivel de lo que haya sido, para poder liberar a alguien que nunca debió haber estado un segundo de su vida injustamente tras las rejas“, señaló.

Sumarium


VOLVER
Más notas sobre el tema