La “guerra” de candidatos – Por Opinión, Bolivia

97

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de NODAL. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La “guerra” de candidatos

A 43 días de las elecciones generales, el ambiente comienza a “calentarse” en Bolivia. De las ocho organizaciones políticas en carrera electoral, cinco son las que más acaparan los medios y las redes sociales, últimas que se han convertido espacios para insultar, mentir, desinformar, atacar, desprestigiar, etc, etc.

El acercarse a los votantes es bueno en cualquier proceso eleccionario, siempre y cuando sea para dar a conocer sus propuestas y planes de Gobierno; sin embargo, lo que se está viendo en el país es todo lo contrario, porque los candidatos a la presidencia están en una especie de “guerra” para tratar de descalificarse.

La presidenta y candidata de Juntos, Jeanine Áñez, libra una “batalla” abierta contra Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana, y el expresidente Evo Morales se ha convertido en el blanco perfecto para tratar de sacar de carrera al MAS y a su carta presidenciable, Luis Arce Catacora. Las autoridades y dirigentes masistas no son ajenos a ese tipo de campaña, ya que están aprovechando todos los espacios para contraatacar a la Mandataria, principalmente.

A esa “lucha” se suma Luis Fernando Camacho de Creemos, quien, en su momento, fue un aliado estratégico de Áñez cuando asumió el Gobierno transitorio. Por su lado, Jorge Tuto Quiroga de Libre 21 también tiene una importante presencia en las redes sociales, principalmente para informar a los internautas sobre su plan de Gobierno, pero, tampoco desaprovecha los espacios para lanzar sus dardos contra el expresidente Morales.

Mientras esos candidatos se enfrascan en los enfrentamientos, los ciudadanos que tendrán que elegir a la Presidenta o Presidente que gobernará el país en los próximos cinco años, no conocen los planes de gobierno, porque sencillamente los que buscan llegar al poder se ocupan más en desprestigiar a su rival en lugar de informar al votante.

Los políticos que pugnan por llegar a Palacio pierden el valioso tiempo que deberían usarlo para que los electores conozcan sus planteamientos en temas vitales para Bolivia como la economía, la salud y el empleo.

No es nada saludable para la campaña electoral y la democracia que los candidatos dediquen la mayor cantidad de tiempo en hacer denuncias, en muchos de los casos sin pruebas, solo para tratar de desprestigiar a sus adversarios. Si conocen casos concretos de irregularidades o delitos de algún político, deberían acusarlos en las instancias correspondientes para que se encarguen de investigar y sancionar a los culpables.

Sería bueno que los ocho binomios presidenciables tomen conciencia y que el poco tiempo que queda antes de las elecciones lo aprovechen para difundir sus planes de Gobierno. Los ciudadanos están cansados de la famosa “guerra sucia” abierta o encubierta que realizan algunos políticos. Los electores informados estarán en condiciones de elegir de la forma correcta y lo harán tomando en cuenta los programas, caso contrario seguirá imponiéndose el voto consigna y no el voto consciente que es lo que necesita Bolivia, más aún en estos momentos tan difíciles que está viviendo.

Opinión


VOLVER

Más notas sobre el tema