Pacto unitario de la oposición en Venezuela – El Periódico, Guatemala

171

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

El pasado lunes, el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y presidente Interino de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido por, al menos, 60 estados democráticos, presentó el denominado “Pacto Unitario por la Libertad y Elecciones Libres”, al que se han adherido 37 partidos políticos y 105 organizaciones de la sociedad civil, de cara a las elecciones parlamentarias que celebrará el régimen despótico e ilegítimo de Nicolás Maduro el 6 de diciembre de este año, que, indudablemente, no serán justas, transparentes ni confiables; y, más bien, se anticipan fraudulentas.

La dictadura de Maduro mantiene un control absoluto sobre la autoridad electoral, respaldada por el espurio Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que despojó a la AN de sus funciones legislativa y política en 2016, y, a través de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), instalada y controlada por el chavismo, ha retirado la inmunidad parlamentaria a varios diputados opositores en función de encarcelarlos u obligarlos a abandonar el territorio venezolano, para impedir ser aherrojados.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela ha perpetrado fraudes electorales a nivel municipal, así como el fraude electoral a través del cual Maduro se perpetuó en el Ejecutivo a partir de enero de 2019, habilitó la instalación de la ANC, que solo ha servido para subyugar a la AN, aunque supuestamente fue convocada por la dictadura chavista para reformar la Constitución, e impidió la realización de un referendo revocatorio en contra de Maduro. Además, la presidenta del CNE, Indira Alfonzo, ha sido sancionada por el gobierno de los EE. UU. En fin, el CNE no es una autoridad electoral legítima, independiente ni políticamente neutral para organizar comicios.

Recientemente, la oposición política de Venezuela sufrió una conmoción a lo interno como consecuencia del pronunciamiento inusitado del líder opositor, Henrique Capriles, ex candidato presidencial e inhabilitado políticamente por el régimen de Maduro, en el sentido que su grupo político participaría en las elecciones parlamentarias convocadas por la dictadura chavista, sin ningún tipo de garantías, lo que lo ha desdibujado políticamente. Por supuesto, esta actitud de Capriles ha envalentonado a la dictadura.

“Ratificamos el rechazo al fraude convocado para el 6 de diciembre por la dictadura y desplegaremos una campaña nacional e internacional por las elecciones presidenciales y parlamentarias”, afirmó el Presidente interino Guaidó en un discurso transmitido por Internet. Asimismo, puntualizó que “la única posibilidad de retirar las sanciones e instalar un Gobierno de emergencia nacional, es a través del Consejo de Estado”. “Todos somos necesarios en este proceso. La construcción de la mayoría es importante. Hoy estamos aquí porque no nos hemos rendido ni lo vamos a hacer. La dictadura plantea un fraude y nosotros planteamos, como bandera de lucha, unas elecciones libres”, enfatizó Guaidó.

En el Pacto Unitario se expresa que es imperativa la “reversión de la crisis humanitaria y, por tanto, el necesario saneamiento de la economía nacional hasta logra su estabilización, teniendo como centro el bienestar de las grandes mayorías hoy excluidas por la dictadura” y se demanda la “libertad de los presos políticos, civiles y militares, el cese a la persecución y el retorno de los exiliados”.

Finalmente, se plantea “activar el artículo 70 de la Constitución para convocar una consulta popular, con apoyo internacional, que permita a todos los venezolanos, dentro y fuera del país, expresar la voz del pueblo y manifestar el respaldo necesario para avanzar hacia nuestra libertad, recuperar la democracia y promover el bienestar para todos los venezolanos”.

El Periódico

Más notas sobre el tema