Paraguay: dos sesiones sin quórum en Diputados para eludir el asesinato de las dos niñas argentinas

209

Diputados dejan dos sesiones sin cuórum para no hablar sobre operativo de la FTC

La Cámara de Diputados este miércoles dejó sin cuórum una sesión ordinaria y otra extraordinaria para evitar hablar sobre el enfrentamiento ocurrido en Yby Yaú, donde murieron dos niñas a manos de la FTC. La oposición pidió convocar al Ejecutivo para explicar lo ocurrido en el Norte del país.

Dos sesiones mixtas (presencial y virtual), una ordinaria y otra extraordinaria, fueron realizadas este miércoles por la Cámara de Diputados y ambas fueron abruptamente levantadas porque se quedaron sin cuórum, llamativamente, al momento que se planteó tratar una moción.

La diputada Kattya González, del Partido Encuentro Nacional (PEN), en la primera sesión pidió como moción convocar al Poder Ejecutivo para que explique lo acontecido en una estancia de Yby Yaú, en el Departamento de Concepción, donde murieron dos niñas en un enfrentamiento.

El miércoles de la semana pasada se registró un tiroteo entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el grupo autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), donde dos niñas fueron presentadas por el Gobierno como abatidas.

Como el Ejecutivo pidió una sesión reservada para este miércoles con la Cámara de Senadores a los efectos de explicar lo acontecido en tal situación, entonces la diputada Kattya González reclamó la exclusión de la Cámara Baja.

Sin embargo, cuando se llevó a votación su moción, la sesión ordinaria quedó sin cuórum. Entonces, se convocó a una sesión extraordinaria para tratar únicamente los puntos del orden del día y no otros temas.

Comenzó la sesión extra y el diputado Celso Kennedy, del Partido Ganar, pidió un debate libre del mismo tema que había solicitado en la sesión anterior la legisladora del PEN. Pero el parlamentario Basilio Núñez, de la Asociación Nacional Republicana (ANR), se pronunció en contra.

Se decidió llevar a votación del pleno y habiendo 29 votos a favor y 10 en contra otra vez se observó que no se reunía la cantidad mínima de legisladores para el cuórum. De nuevo se levantó la sesión. La mayoría de los ausentes fueron legisladores colorados.

Kattya González manifestó a Última Hora que se debió “claramente para no debatir ante una moción concreta que pide rendir cuenta al Ejecutivo en una sesión abierta”. “Es una estrategia muy vieja y desgastada. No es la primera vez que se suspende abruptamente”, afirmó la parlamentaria.

Mencionó que al inicio de la sesión ordinaria estaban participando 50 diputados, pero que cuando comenzó a hacer su planteamiento se iban retirando de a poco.

La diputada Rocío Vallejo, del Partido Patria Querida (PPQ), expresó su disgusto al respecto en su cuenta de Twitter. “Sí, es la cámara de la vergüenza. Dejan sin quórum para que no haya debate libre sobre los sucesos de los últimos tiempos. Esto es lamentable”, escribió en su publicación.

“Senado excluyó a Diputados”

Después de haber quedado dos veces sin cuórum, en la Cámara Baja se convocó a una tercera sesión en la que el presidente de Diputados, Pedro Alliana, comunicó que mantuvo una conversación telefónica con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y le aclaró que el pedido de sesión reservada fue hecha al Congreso Nacional.

Sostuvo que fue la Cámara de Senadores la que excluyó de la convocatoria a Diputados. No obstante, el pleno decidió convocar el martes de la próxima semana a una audiencia con el Ministerio de Defensa para tratar el tema evadido en la jornada.

La tercera no fue la vencida

En un tercer intento, los partidos de oposición pidieron realizar el debate libre con voto nominal. En la ocasión si hubo cuórum y una amplia participación de diputados colorados.

Por una mayoría de 39 votos contra 30 y 11 ausentes tampoco prosperó la iniciativa. La segunda sesión extraordinaria siguió su curso con el orden del día, sin debate libre.

Última Hora


Argentina | Protestas frente embajada de Paraguay en Buenos Aires y el consulado de Córdoba

Organizaciones migrantes se concentraron este miércoles ante la embajada de Paraguay en Buenos Aires para mostrar su repudio por el asesinato a las dos niñas argentinas por los militares paraguayos, haciéndolas pasar por guerrilleras.

En la embajada, fuertemente acordonada por la policía, desplegaron carteles denunciando a Mario Abdo Benítez, el presidente de Paraguay, con la palabra «asesino», y leyeron por megafonía un comunicado dirigido al embajador de Paraguay en Argentina, Julio César Vera Cáceres, firmado por 30 organizaciones sociales.

«Repudiamos y denunciamos, nacional e internacionalmente, el accionar criminal del Estado paraguayo que asesinó a 2 niñas de 11 años, de nacionalidad argentina, presentadas como guerrilleras a la opinión pública, el pasado miércoles 2 de septiembre en la estancia ‘El Paraíso’, ubicada en la ciudad de Yby Yaú, en el departamento de Concepción, al norte de la República del Paraguay», destaca el comunicado.

Lectura del comunicado frente a la embajada:

En el texto también piden a la Cancillería argentina «que asuma la responsabilidad en la defensa del caso de las menores, que se encargue de la repatriación de sus cuerpos», y solicitan la renuncia del presidente Benítez.

«Estas niñas fueron presentadas como supuestas guerrilleras, hay un montaje absoluto por parte del Gobierno de Mario Abdo Benítez y es lo que venimos a denunciar, queremos que se investigue lo que pasó», señaló a Efe Lila, migrante paraguaya en Argentina e integrante de la Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados.

Comunicado completo:

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, miércoles 9 de septiembre de 2020

Sr. Julio César Vera Cáceres
Embajador de la República del Paraguay en la República Argentina
Presente.-

Como organización social y política integrada por migrantes y refugiados/as, entre ellos/as de nacionalidad paraguaya, repudiamos y denunciamos, nacional e internacionalmente, el accionar criminal del Estado paraguayo que asesinó a 2 niñas de 11 años, de nacionalidad argentina presentadas como guerrilleras a la opinión pública, el pasado miércoles 2 de septiembre en la estancia “El Paraíso” ubicada en la ciudad de Yby Yaú, en el departamento de Concepción al norte de la República del Paraguay. La información de este hecho fue conocida a través de una conferencia de prensa en la cual el presidente Mario Abdo Benítez rodeado de su Ministro de Defensa Bernardino Soto Estigarribia y el general Héctor Grau, asesor del Comando en Jefe paraguayo, definió como “operativo exitoso” el supuesto enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) contra líderes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en Yby Yaú, y a su vez, llamando a “erradicar para siempre a ese grupo criminal”, en referencia al EPP. En la primera versión entregada en un comunicado de prensa se afirmó que “fueron abatidos dos miembros del EPP”, que eran mujeres, que una de ellas era Magna Meza, sindicada por el gobierno como una de las líderes del EPP. En la siguiente versión, aseguraban que las mujeres asesinadas en el operativo eran “adolescentes de entre 15 y 17 años”. Pero, horas más tarde, se comprobó que realmente se trataba de dos niñas, Lilian María Villalba y María Carmen Villalba, ambas de 11 años, que vivían en Misiones, Argentina, y que, según sus familiares y abogados, llegaron a Paraguay para visitar a sus padres y nada tenían que ver con el conflicto interno. Desde el gobierno paraguayo dijeron que los cuerpos fueron enterrados inmediatamente por protocolo Covid-19. Tanto el general Grau como el comisario Nimio Cardozo, jefe de Antisecuestro de la Policía Nacional, expresaron que hay niños fallecidos pues el EPP “utiliza menores de edad para la primera línea de fuego”. Héctor Grau no se guardó nada y culpabilizó a la Argentina para prestarse como “guardería” de guerrilleros paraguayos.

En este supuesto “operativo exitoso de erradicación de personas” sucedieron una serie de irregularidades fue un despropósito la rueda de prensa del presidente y las siguientes intervenciones de su gabinete de “guerra y muerte” stronista. Para nosotros/as el señor presidente, empresario, formado en los Estados Unidos y paracaidista militar Mario Abdo Benítez, hijo del secretario privado del dictador Alfredo Stroessner, mintió. También mintió el Ministro de Defensa Bernardino Soto, militar formado en la dictadura de Stroessner y que fue instructor en la Escuela de las Américas. Mintió Euclides Acevedo, Ministro del Interior y miente constantemente Héctor Grau con los resultados de su supuesto trabajo de “inteligencia”. Mintieron ya que el trabajo de inteligencia no fue nada exitoso y no fueron abatidos miembros del EPP. El Ejército paraguayo asesinó a dos niñas menores de edad que NO formaban parte del EPP, todo esto bajo las órdenes del poder ejecutivo y del gabinete de “guerra” stronista que preside Mario Abdo Benítez. Las autoridades revelaron que el operativo ubicó el campamento principal del EPP, pero no hay pruebas certeras.

El operativo fue irregular, no hubo filmación, no llevaron equipamiento necesario e indispensable para documentar y filmar el procedimiento, finalmente las menores fueron presentadas por el gobierno de Mario Abdo Benítez y por los principales medios de comunicación como “guerrilleras abatidas en un enfrentamiento cuyo resultado fue exitoso”. El Estado paraguayo utiliza el pretexto del «terrorismo» para criminalizar las demandas económicas y sociales de las y los campesinos que son asesinados por el ejército y presentados como guerrilleros, mientras que las familias son desplazadas y forzadas a ceder sus tierras a terratenientes o a empresas brasileñas. El ejército ya es experto en crear falsas pruebas con apoyo del gobierno paraguayo: las niñas fueron vestidas con traje militar y presentadas como supuesta guerrilleras del EPP y las autoridades revelaron que se destruyeron otras pruebas sumamente relevantes. Este acto criminal del Estado paraguayo es una prueba más de su aprendizaje de creación de falsos positivos (ejecuciones extrajudiciales), tal como lo ha aplicado el Estado colombiano cómplice del paramilitarismo. Fueron ejecutadas dos niñas de 11 años que no pueden enfrentar a soldados expertos de un ejército. Fueron enterradas en menos de 2 horas para no dejar pruebas y tapar la ejecución extrajudicial que cometió el gobierno de Mario Abdo Benítez. Lo del Covid-19 es una excusa. La jueza del caso no permitió la presencia de la abogada en el acto, ni del Cónsul, ni de algún familiar de las niñas, pero sí estuvieron presentes el fiscal, su asistente, una funcionaria del juzgado y un defensor público. El poder judicial siempre fue instrumento para apañar las violaciones de derechos humanos. No esperamos nada bueno de la «justicia» de los injustos. El gobierno paraguayo no tiene pruebas de que el EPP utilice niños/as para la primera línea de fuego, es una aberración del gobierno querer tapar su “trabajo de inteligencia” criminal con tales dichos. No asumen sus actos terroristas e infanticidas. Las niñas son de nacionalidad argentina, la cancillería argentina así lo reconoció. Mientras tanto el general Héctor Grau declaró que el Estado argentino era el responsable de tener en su territorio una “guardería de soldados del Ejército del Pueblo Paraguayo”, lo cual generó el repudio de la Cancillería argentina, así como pidió el esclarecimiento por el asesinato de las niñas argentinas en territorio paraguayo. Por ningún motivo el Estado paraguayo puede ejecutar a ninguna persona, haya o no cometido delitos, hacerlo es terrorismo de Estado.

Por lo anterior, declaramos nuestro repudio y condenamos el asesinato de dos niñas que nada tenían que ver con las y los combatientes del EPP. Acusamos al Estado paraguayo, en este caso a su gobierno dirigido por Mario Abdo Benítez y su gabinete, de propiciar un crimen de Estado, de hacer continuismo de la práctica política represiva de la dictadura de Stroessner. Al ser reconocidas las niñas como argentinas, pedimos a la Cancillería Argentina que asuma la responsabilidad en la defensa del caso de las menores, y que se encargue de la repatriación de sus cuerpos. El Estado argentino es parte del Protocolo Facultativo sobre los Derechos del Niño/a. Asimismo, hacemos un llamado a la Secretaría de la Mujer, Diversidad y Género a que se pronuncie, pues eran niñas, y su muerte no puede quedar en la impunidad, que es lo que realmente busca el Estado paraguayo. Exigimos la renuncia del presidente de la República del Paraguay Mario Abdo Benítez, o en tal efecto se someta a juicio político. El pueblo paraguayo y el mundo merecemos saber la verdad sobre el asesinato de las niñas María Carmen y Lilian María. Juicio y castigo a los responsables políticos que ejercen el terrorismo para acallar la lucha del pueblo paraguayo por justicia, tierra y libertad. ¿Qué más pruebas hacen falta para imputar a todos los participantes del operativo? Exigimos el desmantelamiento de las FTC que con un millonario presupuesto de 14 millones de dólares anuales, adiestramiento de Colombia, Estados Unidos e Israel solo ha traído muertes y terror en la población del norte. La inconstitucional militarización de vastos territorios de Paraguay busca tener un efecto de amedrentamiento, naturalizando un despliegue armamentístico en regiones, como los departamentos de Amambay, San Pedro, Concepción y Canindeyú, que carecen de los servicios públicos más básicos: agua, salud o educación. No menos importante es el objetivo de proteger los intereses de los narcotraficantes, ganaderos y sojeros del país. Exigimos la constitución de una comisión investigadora independiente, es la única forma de lograr esclareciemiento sobre que pasó en Yby Yau.

¡Exigimos esclarecimiento, juicio y castigo a los responsables políticos!¡Queremos saber que pasó en Yby yaú!

Firma:

Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados/as – UTEP

Adhieren

Pastoral de Migraciones Neuquén
Clinica de Migración y DDHH
Ni Una Migrante Menos – Argentina
Movimiento 138 – Colectivo de Resistencia Cultural (Paraguay – Argentina)
Kuña Aty – CABA
Paraguay Resiste en Madrid – España
Partido Comunista Paraguayo – Regional Buenos Aires
Organización Guarani
Asamblea de Trabajadores Inmigrantes Paraguayos – ATIP
Congreso de los Pueblos de Colombia – Capitulo Argentina
Kuña Mbarete – Neuquén
Colectivo Socio Cultural Soledad Barret – España
Plataforma de Solidaridad con los Pueblos del mediterraneo – España
Movimiento Stop Bolsonaro Mundial España
Federación Internacional de Resistencia Migrante en España
Marcha Patriótica de Colombia – Capítulo Argentina
Núcleo de Estudios Migratorios, Instituto de Altos Estudios Sociales
Universidad Nacional de San Martín (NEMI, IDAES, UNSAM)
Asamblea FAUD – En Defensa de la Eduacación Pública – Córdoba
Asamblea Interfacultades UNNCórdoba
CORREPI – Coordinadora Contra La Represión Policial e Institucional
Liga Argetina por los DDHH
MTE Movimiento de Trabajadores Excluídos
Consultoría Migrante – Casa del Pueblo
PAPPEM – Peronista Paraguaya en La Matanza
Voces en Lucha Comunicación popular – España
Vía Democratica – España
Asociación Marroquí DDHH
America latina Soberana
Red de Hondureñas Migradas – España
Trawunche Madrid ( Coordinación al pueblo Mapuche)
La Plaza de los pueblos – España
Asociación Cultural Brasileña Maloka – España
Colectivo Migrantes Exiliadxs Colombianxs por la Paz – MECOPA
Asociación Civil de Inmigrantes Paraguayos – Resisdentes Pte Perón
APDH – La Matanza
Fundación Latinoamerica por la Defensa de los Derechos Humanos y el Desarrollo Social – Fundalatin Venezuela
Colectivo Chavismo Sur Argentina
Movimiento de Batalla Social Punta de Lanza – Venezuela
José Ernesto Schulman – Liga Argentina
Marina Joski – Mesa Nacional UTEP
Rafael Klejzler – MP La Dignidad
Mario Casartelli – Defensor de los DDHH
Renecéya Mara de mello Assis – Pedagoga, activista politica y defensora de los DDHH
Gabriela Cueto – Productora Independiente Mita-i
Natalia Gavazzo – Investigadora Adjunta CONICET – UNSAM
Pablo Pimentel APDH La Matanza
Julieta Ramasco – DNI 24 982 575
Alberto Federico Ovejero – DNI 37 433 107
Berquis Sanchez – DNI 19 038 140
Mariela Sarlinga – DNI 25 848 756
Andreína Sanchez mendez – DNI 95389381

En Córdoba marcharon hacia el consulado denunciando al gobieron paraguayo

Resúmen Latinoamericano


Diputados podría convocar a autoridades de seguridad, pero en una sesión pública

El presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana adelantó que también podrían convocar a las autoridades del Poder Ejecutivo, de seguridad, para dar explicaciones sobre lo ocurrido en Yby Yaú, Concepción, el pasado 2 de setiembre.

En este sentido, mencionó que se conversará con los líderes de bancada y, de llegarse a un acuerdo, la solicitud será remitida al Poder Ejecutivo para la comparecencia de los responsables del operativo que terminó en el enfrentamiento entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el grupo criminal autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), y la muerte de dos menores.

“Nosotros también deberíamos escuchar esas explicaciones, si bien el encargado de la Fuerza de Tarea Conjunta ya hizo todas las explicaciones, de igual manera hay colegas que también quieren escucharlo. Vamos a hablar con los líderes de bancada y si ellos realmente quieren vamos a solicitar al Poder Ejecutivo”, refirió Alliana.

Para el presidente de la Cámara Baja, esta sesión debe ser pública, teniendo en cuenta que en reiteradas ocasiones ya se dieron las explicaciones de manera pública a través de los medios de comunicación. “Ya se hicieron públicos todos los informes de lo que hicieron en el Norte, yo creo que tendría que ser público, que toda la ciudadanía esté enterada, y creo que ya lo es así”, sentenció.

Por otra parte, el titular legislativo mencionó que en un principio se esperaba que la sesión solicitada por el Poder Ejecutivo sea para ambas Cámaras del Congreso, sin embargo, el Senado decidió convocar a la sesión reservada. “Yo hablé con el presiente del Congreso (el senador Óscar Salomón), porque en un momento salió de la Presidencia de la República que sería una reunión privada del Congreso, pero después el Senado convocó a una reunión privada del Senado, nos excluyeron a nosotros”, cuestionó Alliana.

La Nación


Repudiamos el crimen de las niñas asesinadas por el Estado de Paraguay

En sintonía con los comunicados de organismos internacionales, la CTA-A Argentina y las organizaciones hermanas de Paraguay que trabajan por los Derechos Humanos, acompañamos la denuncia como crimen de Lesa Humanidad a los asesinatos de dos niñas en manos de Fuerzas Militares del Estado de Paraguay.

Nos sumamos al reclamo para conocer de manera fehaciente el desarrollo de los hechos, que se garantice una investigación independiente sobre las circunstancias de su muerte y que cese el hostigamiento a sus familias.

Las dos niñas, Lilian y María del Carmen de 11 años, son ciudadanas argentinas, vivían y se educaban en nuestro país y se encontraban en Paraguay visitando a sus padres. En ese marco, el 2 de septiembre, las fuerzas de Tarea conjunta de Paraguay irrumpieron en un campamento en la localidad de Yvy Yaú, en el Norte del país, y asesinaron a las niñas, no existe evidencia alguna acerca de su participación en el grupo armado EPP (Ejercito del Pueblo Paraguayo).

Entendemos que no se trata de un “error”, sino de un asesinato cometido por las Fuerzas Militares del Estado paraguayo, cuyo responsable máximo es el Presidente Mario Abdo Benítez.

Este asesinato supone una vulneración a los artículos 6 y 38 de la Convención de los derechos del Niño, la cual fue ratificada por Paraguay mediante ley N°57/90 y promulgada el 20 de de setiembre de 1990.

Incluso en el supuesto de que el estado Paraguayo considere la participación de las niñas en las hostilidades (supuesto con el que no coincidimos) debía adecuar su accionar a las directrices del Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la participación de niños en los conflictos armados y también resultaría aplicable la resolución 182 de la OIT.

Asimismo, fruto del Derecho humanitario Internacional aplicable a los conflictos armados de carácter interno (recogido en parte en los convenios de Ginebra y sus protocolos), durante las hostilidades rige prohibición de realizar ataques directos contra los civiles y realizar ataques indiscriminados, se debe respetar el principio de proporcionalidad en los ataques y tomar todas las precauciones factibles al planificar y ejecutar las operaciones militares para evitar en la mayor medida posible causar víctimas en la población civil.

Lamentablemente no es un hecho aislado, sino que se suma a una serie de eventos que evidencian la falta de interés que tiene el país vecino en proteger los derechos de la niñez y la adolescencia, como lo denuncian varias organizaciones estudiantiles como la FENAES (Federación Nacional de Estudiantes Secundarios), quienes fueron víctimas de varios hechos de represión y persecución en años anteriores. Miembros de la federación tuvieron que tomar acciones judiciales contra directivos de instituciones educativas al negar el acceso a la educación no permitiendo la matriculación de jóvenes que conforman la nombrada federación, ademas de las constantes amenazas que reciben los dirigentes por parte de algunos maestros y directivos. En ningún caso el gobierno vecino brindó a los jóvenes la protección que necesitan.

Ante el asesinato de las niñas, es necesario que se lleve adelante una investigación conforme a las directrices del Protocolo de Minesotta, en particular los artículos 11, 22 y 35 entre otros.

Este pone al Estado de Paraguay ante una demanda internacional por la violación de las normas antes citadas, pero además constituye un punto límite en el accionar desmedido de las fuerzas de seguridad que lejos de proteger a la niñez, la violenta y la mata.

Esto no puede quedar impune, y no debe volverse a repetir.

Foro por los Derechos de la Niñez- Argentina

Federación Nacional de Estudiantes de Secundarios – Paraguay

Foro por la Niñez

Más notas sobre el tema