Sin acuerdo con el gobierno, presos políticos mapuche deponen huelga de hambre

114

Presos mapuches de Temuco y Lebu deponen huelga de hambre y Larraín afirma que gobierno está abierto a mantener diálogo para “mejorar condiciones carcelarias”

Por Juan Pablo Andrews y Carlos Zamorano

Dos huelgas de hambre mantenidas por presos mapuche en cárceles de las regiones del Biobío y La Araucanía fueron depuestas durante esta jornada.

Los 12 presos mapuche que se encontraban en huelga de hambre en la cárcel de Lebu depusieron ayer la movilización tras 66 días de iniciada.

El fin de la medida de presión llegó sin un acuerdo con las autoridades, según señaló Auka Liwen, vocero de los presos. “Esto (la baja de la huelga), luego de que se comprendiera y se viera en los espacios de negociación con el gobierno y con la Subsecretaría de Justicia la nula voluntad política de destrabar la situación por parte de las autoridades pertinentes. No se mostró ningún atisbo de voluntad real para llegar a una mesa de conversación que fuera efectiva para la reglamentación del Convenio 169 de la OIT. El día de hoy la huelga de hambre se baja, como se ha bajado también en Temuco”, dijo.

Asimismo, en la cárcel de Temuco tres comuneros mapuche que también estaban en huelga de hambre depusieron ayer la movilización. Se trata de Daniel Canío Tralcal, José Cáceres Salamanca y Facundo Jones Huala.

“Ante la nula disposición del gobierno de Piñera, ante la intransigencia de no escuchar a nuestros huelguistas con sus desmandas y no querer poner en práctica algunos derechos que nuestra gente a conseguido y ratificado, nuestros peñis toman la decisión de no sacrificarse más por nada y van a deponer la huelga de hambre en este momento”, dijo el vocero lonko Juan Pichun, quien añadió que seguirán movilizados: “Vamos a seguir en nuestra recuperación de territorios”.

Ambos hechos se dan en una jornada donde la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, viajó a la zona para reunirse con dirigentes mapuche. La secretaria de Estado catalogó la cita como una “primera semilla de paz para cosechar justicia”.

Por su parte, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, valoró el fin de la huelga en ambas cárceles: “Terminaron las huelgas de hambre los últimos comuneros mapuche que (en Temuco y Lebu) aún mantenían su acción. Eso es positivo porque significa optar por la vida y la salud. Seguimos abiertos al diálogo para mejorar las condiciones carcelarias de los privados de libertad mapuche”.

La Tercera


Manifestación mapuche irrumpe en reunión entre el gobierno y agrupaciones acusando falta legitimidad

Este miércoles, en medio de críticas de varios sectores y con una manifestación mapuche a las afueras, la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, y el intendente de la Araucanía, Víctor Manolí, participaron de una reunión denominada por quienes asistieron como «Füta Trawün» (‘gran encuentro’ en mapudungun) con un Consejo de Lonkos del lugar y la Corporación de Machis.

En un principio, la cita se iba a efectuar en Carahue, pero luego, se decidió llevar a cabo en el Estadio Germán Becker de Temuco, debido a las protestas por la ilegitimidad de la instancia que ya comenzaban a ocurrir.

Ante las sospechas de por qué ocurrió este cambio de lugar a último minuto, desde la Oficina de Asuntos Indígenas de la Municipalidad de Carahue subieron un comunicado a sus redes sociales, donde acusan que no tenían conocimiento de esta reunión y que quienes la convocaron son «personas mapuche cuya autoridad es cuestionada y no reconocida por el resto de los territorios».

De esta manera, desde el municipio catalogaron el encuentro como «una falta de respeto para los Lonkos como autoridades ancestrales mapuche», y pidieron al gobierno que tuviera un «diálogo franco» y «de buena fe con sus verdaderos representantes».

No obstante este cambio de lugar, hasta el estadio de Temuco llegaron igualmente manifestantes mapuche, que alegaron falta de «validez» de la cita, reclamando -como bien lo denunció la Municipalidad de Carahue- que los asistentes no representaban a su pueblo.

Entre estos representantes interpelados, se encontraban los lonkos Aniceto Norín, José Cariqueo y Rufino Marivil, junto al presidente de la Corporación Nacional de Machi, Camilo Mariano y la machi de Collipulli, Adriana Loncomilla. Asimismo, también participaron el presidente de la Fundación Manke e historiador mapuche, Rodrigo Huenchumán y el presidente de la Confederación Económica Mapuche, Jaime Huenchulir.

El encuentro tuvo lugar luego de que, el pasado viernes, estas dos agrupaciones mapuche se reunieran con el Presidente Piñera en La Moneda, el presidente de Cámara de Diputados, la presidenta del Senado y el presidente de la Corte Suprema, lo que fue calificado por la ministra Rubilar como «histórico», pero que tampoco agradó a quienes acudieron durante esta jornada a manifestar su descontento.

«Lo que nos corresponde como gobierno es valorar un proceso iniciado por machis y lonkos que invitan y logran de una forma bastante histórica, poder tener a los tres poderes del Estado en una reunión», se defendió la titular de Desarrollo Social.

Al ser consultada respecto de qué le pareció la manifestación de quienes irrumpieron en la reunión y se manifestaron a las afueras del recinto, la secretaria de Estado sostuvo: «Ojalá que los grupos que están afuera pudieran generar sus propios espacios de encuentro, más que tratar de evitar que se generen otros«. Esto, a solo unas semanas de que la vocería de los presos mapuche de la cárcel Angol, que estuvieron casi 130 días en huelga de hambre, acusara que el gobierno jamás tuvo voluntad para llegar a un acuerdo, y que nunca respetaron los plazos acordados para solucionar sus petitorios.

Como en la instancia, en redes sociales también se expresaron las críticas al encuentro:

El Desconcierto


Gobierno chileno convoca un comité semanal para enfrentar el conflicto mapuche

Un consejo semanal sesionará en Chile para enfrentar la escalada de tensión del denominado “conflicto mapuche”, el mismo día en que un joven murió tras recibir disparos, supuestamente, de un grupo de tres activistas mapuches en el sur del país.

“Tenemos claro que aquí hay una deuda pendiente en la que tenemos que avanzar”, dijo la ministra de Desarrollo Social, Karla Rubilar, tras el primer encuentro de este comité especial que liderará el presidente Sebastián Piñera, junto a diferentes ministerios.

El Comité Wallmapu (territorio mapuche, en idioma mapudungún) pretende hacer frente al histórico conflicto mapuche que enfrenta a esta comunidad indígena, la más numerosa de Chile, con empresas agrícolas y forestales que explotan tierras consideradas ancestrales en la región de la Araucanía y otras regiones del sur.

“Queremos destacar la importancia que para el presidente Sebastián Piñera y nuestro Gobierno tiene enfrentar de forma integral el desarrollo territorial, colectivo, social, de nuestros pueblos originarios”, agregó Rubilar.

Acciones

En los últimos meses el “conflicto mapuche” se ha reactivado con frecuentes ataques incendiarios a maquinaria agrícola y predios, ocupaciones de edificios municipales, marchas racistas y huelgas de hambre de presos indígenas.

Mediante las huelgas, los reos piden que se les aplique el convenio 169 de la OIT, reclamación que encuentra eco en los activistas mapuches que les apoyan desde el exterior.

Durante el mes de agosto cobró relevancia la huelga de hambre del líder espiritual mapuche Celestino Córdova, encarcelado por asesinato, que tras 107 sin ingerir alimentos alcanzó un acuerdo histórico con el Gobierno que le permitió pasar hasta 30 horas en su domicilio para encabezar un ritual mapuche.

“Nos interesa validar a las autoridades ancestrales, avanzar en materia de medicina ancestral, educación ancestral y efectivamente desarrollar desde este punto del reconocimiento y la valoración de la diversidad cultural de los pueblos originarios”, agregó la titular de la cartera de Desarrollo Social.

El Economista


VOLVER

Más notas sobre el tema