Uruguay | Ganadores y perdedores: cómo quedó el mapa político tras las elecciones municipales

1.954

Las primeras evaluaciones: «conformidad» en el PN y sabor «agridulce» en el Frente Amplio

El FA confirmó su predominio metropolitano mientras que el Partido Nacional obtuvo un triunfo contundente: recuperó parte del litoral oeste y consiguió 15 de las 19 intendencias; el Partido Colorado retuvo Rivera.

La Corte Electoral escrutó el 100% de los votos en los 19 departamentos este domingo, aunque resta aún el conteo de los votos observados, que pueden cambiar la realidad al menos en un departamento. El Frente Amplio confirmó su dominio metropolitano, con Montevideo y Canelones, pero perdió departamentos obtenidos en 2015.

Además, en Montevideo, perdió un tercer municipio, el F, a manos de la coalición multicolor y no pudo recuperar el E y el CH. En los anteriores comicios había ganado en Salto, Paysandú, Río Negro, Canelones, Montevideo y Rocha. En el 2020, Río Negro, Rocha y Paysandú pasaron a manos nacionalistas. El Partido Colorado mantuvo su bastión en Rivera, y el Partido Nacional, como anunciamos, recuperó parte del litoral oeste y se llevó en total 15 intendencias.

El Partido Nacional fue el gran ganador de las elecciones departamentales. No solo porque conquistó 15 intendencias -3 más que en 2015-, sino porque logró la mayoría de las alcaldías (91 de 125). Mientras tanto, el Frente Amplio lamentó haber perdido en Paysandú, Río Negro y Rocha, departamentos en los cuales, curiosamente, creció en votos. En Rocha, la votación estuvo muy pareja entre Aníbal Pereyra y Alejo Umpiérrez. La diferencia favoreció finalmente al nacionalista, un exedil durante dos períodos y otro como diputado por Rocha.

En Montevideo, Laura Raffo votó más que el Partido de la Concertación en 2015, algo que ven con buenos ojos por parte de dirigentes blancos que ven a la economista con un capital político. Además, fue la candidata más votada, no solo en Montevideo sino en todo el país.

«Estamos satisfechos de todo el trabajo en todos los departamentos, que nuestros compañeros y compañeras han hecho; hay distintos departamentos que están mostrando votaciones mayor de lo que esperábamos, en conocimiento además de un avance en lo que tiene que ver con algunas alcaldías», señaló la vicepresidenta Beatriz Argimón.

La vicepresidenta se refirió a la importancia que tiene para su partido el proceso de descentralización y en este sentido señaló que el trabajo en todo el país es importante, «nosotros siempre tenemos en las elecciones departamentales muchísima militancia y muchísimo protagonismo, y por eso teníamos mucha expectativa en esta instancia, y aparentemente todo está saliendo mejor de lo esperado».

En cuanto a Raffo dijo que están «muy conformes» con la votación de quien fuera la candidata por la coalición multicolor en Montevideo, y que consideran que «fue una gran campaña y lo evaluamos también muy positivo». «Sin lugar a dudas va a ser exitoso» el futuro de Raffo, dijo.

El secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, recordó que el resultado de las elecciones para el Partido Nacional, que ganó 15 intendencias en el país, «no partió de una base de cero», ya que la fuerza política administraba doce comunas en el período anterior.

«En este caso renovar la confianza de esas doce y tener la oportunidad de administrar algunas más significa un proceso que se inició desde octubre o noviembre con mucha gente decidida a cambiar y se terminó consolidando en otros departamentos», agregó. El jerarca destacó, además, la «gran votación» que obtuvo Raffo, que «más allá de los resultados generó una empatía con la gente en muy poco tiempo».

Por otro lado, destacó la figura del facilitador durante las elecciones, que aseguró que se respetara el protocolo sanitario por la emergencia sanitaria y también valoró de forma positiva la conducta de los votantes. «Cuando las cosas se hacen bien, con el uso responsable de la libertad, yo creo que está bueno destacarlo porque nos posiciona diferente como sociedad», sentenció.

En tanto, el Frente Amplio lamentó la pérdida de la votación en tres departamentos importantes. El presidente de la fuerza política, Javier Miranda, dijo este lunes a Desayunos Informales que «uno no deja de mirar que haber perdido Paysandú, Río Negro y Rocha no es una buena noticia de alguna manera. La sensación es un poco agridulce», aseguró el presidente de la coalición de izquierdas.

También aseguró que la victoria en el área metropolitana es muy importante ya que significa el 55% de la población. «Es decir, el FA mantiene un caudal de votos importante y en más de la mitad de la población. Me parece que es un dato absolutamente relevante», indicó.

Artigas

El nacionalista Pablo Caram será nuevamente intendente, con una distancia abultada sobre el Frente Amplio y sus contendientes dentro del partido. El Partido Nacional sacó el 62.29% de los votos frente al 19.48% del Frente Amplio, el 5.62% del Partido Colorado, y el 0,11% de Unidad Popular. Dentro del PN, Caram sacó el 84.97% de los votos

Canelones

Como se esperaba, Yamandú Orsi (Frente Amplio) fue reelecto por gran diferencia: 51,03% contra el 25,48% del PN, 4,22% del Partido Colorado, 2,48% de Cabildo Abierto, 0,35% del PVA y 0,34% de Asamblea Popular.

Cerro Largo

Con el 100% de los votos escrutados, José Yurramendi se impuso sobre su competidor en la interna blanca, Carlos Duarte, por escaso margen: 50,41% contra 48,63%. El PN sacó en total 79.49% frente a 12.04% del FA (Nin Novoa), 0.97% del Partido Colorado.

La candidatura por el Frente Amplio, del excanciller Rodolfo Nin Novoa, sólo obtuvo cerca de 8 mil votos, contra 52 mil de los blancos.

Colonia

Otro reelecto (por cuarta vez) fue el nacionalista Carlos Moreira, con amplia ventaja. El PN obtuvo 45.99%, el FA 31.65%, los colorados 6.42% Asamblea Popular 0.35%. En la interna del PN, Moreira sacó 71.6% ante 25.6% de Ricardo Planchón y 1.87 % de Eduardo López. Moreira no estaba afiliado al Partido Nacional pero pudo competir bajo ese lema porque los convencionales así lo determinaron.

Durazno

El Partido Nacional también se llevó este departamento, con la reelección de Carmelo Vidalín (por cuarta vez) con un 47.27% de los votos. 20.95% fue para el Frente Amplio, 10.63% del Partido Colorado, 5.47% Cabildo Abierto, 0.79% Partido Independiente y 0.73% Asamblea Popular.

Flores

Fernando Echeverría, del Partido Nacional, es nuevamente intendente del departamento, con 49.32% de los votos. El FA obtuvo 20.52%, el Partido Colorado 17.8%, Cabildo Abierto 4.32%, Asamblea Popular 0.26 %.

Florida

Otro departamento que permanece en manos nacionalistas, con Guillermo López como nuevo intendente. El PN sacó 46.75% ante 30.75% del Frente Amplio, 7.87% del Partido Colorado, 1.99% de Cabildo Abierto. En la interna blanca, López obtuvo 90% y Fernando Pérez 9%.

Lavalleja

Mario García, del Partido Nacional, es el nuevo intendente, sustituyendo a su correligionaria Adriana Peña. El PN sacó 52.78% de los votos, el FA 20.06%, los colorados 10.29%, Cabildo Abierto 4.2%, Partido Independiente 0.32%, Asamblea Popular 0.26%. Dentro del PN, Mario García obtuvo 56.6% y Carol Aviaga 41.94%

Maldonado

El nacionalista Enrique Antia obtuvo una aplastante victoria y vuelve a ser intendente por tercera vez. 55% fue para el PN, 25.2% para el FA, 4.5% para el Partido Colorado, 1.73% Cabildo Abierto, 0.45% Asamblea Popular, 0.43% el PVA. En la interna nacionalista, Antía sacó 67.9% de los votos y Rodrigo Blás 30.5%.

Montevideo

La frentista Carolina Cosse confirmó los pronósticos de las encuestas. El FA obtuvo 51.6%, la Coalición 39.68%, Asamblea Popular 0.43% y el PVA 0.4%. En la interna del FA, Cosse se llevó el 39.83% de total, Villar 35.05% y Martínez 22.5%.

Paysandú

Nicolás Olivera, del Partido Nacional, es el nuevo intendente, venciendo por escaso margen a los candidatos frentistas. De este modo, el departamento cambia de partido político. 46.48% para el PN, 39.04% para el FA, 3.69% para el PC, 0.59% para el PERI, 0.43% para Asamblea Popular. En la interna nacionalista, Olivera sacó 59.56%, Mario Bandera 28.99% y Bertil Bentos 10.43%.

Río Negro

Omar Lafluf, del Partido Nacional, volverá a ser intendente tras derrotar en los comicios a Óscar Terzaghi. 44.1% obtuvo el PN, 39.76% el FA, 6.07% el PC, 1.92% Cabildo Abierto. Lafluf sacó 67.81% dentro del PN y Pablo Delgrosso 30.74%.

Rivera

El colorado Richard Sander obtuvo una victoria muy clara en el último bastión colorado. 54.63% fue para el PC (con 72.34% para Sander), 22.75% para el PN, 8.69% para el FA, 4.47% Cabildo Abierto, 0.12% Asamblea Popular.

Rocha

Alejo Umpiérrez se impuso frente al exintendente Aníbal Pereyra (Frente Amplio) en una votación cabeza a cabeza. El PN sacó 43.21% ante 40.73% del FA, 2.81% el PC, 0.36 el PVA y 0.19% Asamblea Popular. En la interna blanca, Umpiérrez se llevó el 74.38% de los votos.

Salto

Andrés Lima (Frente Amplio) volverá a gobernar el departamento. 39.79% para el FA, 34.59% para el PN, 19.23% para el PC, 0.24% Asamblea Popular.

San José

Ana Bentaberri (Partido Nacional) será la primera intendenta del departamento. El PN sacó 47.33%, el FA 31.4%, los colorados 2.85%, Cabildo Abierto 1.83%, el PI 0.55%, Asamblea Popular 0.39%.

Soriano

Guillermo Besozzi, del Partido Nacional, obtuvo una victoria clarísima. 52.43% para el PN (en la interna, Besozzi obtuvo el 74% de los votos), 23.1% para el FA, 9.48% para el PC, 1.79 % Cabildo, 1.3% el PERI, 0.22% Asamblea Popular.

Tacuarembó

El nacionalista Wilson Ezquerra es el nuevo intendente del departamento. 55.4% se llevó el PN, 16.76% el FA, 9.35% Cabildo, 7.22% el PC, 0.27% Asamblea Popular. En la interna blanca, Ezquerra se llevó el 64.35% de los votos y José de Mattos el 34.71%.

Treinta y Tres

El departamento más complicado. Ramón Da Silva (Partido Nacional) tiene una exigua ventaja sobre su competidor nacionalista Mario Silvera, tan pequeña que puede cambiar con los observados. El PN sacó 67.68% ante los 18.43% del FA, 2.54% del PC, 0.35% de AP. En la interna blanca, Da Silva obtiene 47.17% y Silvera 47.13%. Diez votos son la diferencia.

Cabildo Abierto fue «determinante» en Rocha

Cabildo Abierto consiguió hasta ahora 6 ediles departamentales (2 en Tacuarembó, 1 en Flores, 1 en Durazno y 2 en Artigas) aunque los resultados definitivos podrían llevar a sumar otros dos ediles al partido liderado por el senador Guido Manini Ríos. Fuentes de CA señalaron a LA REPÚBLICA que «el partido se había propuesto conquistar alguna alcaldía y ediles en algunos departamentos, también concejales vecinales en algunos municipios».

En un análisis «por la positiva», se señaló que CA «va a tener una representación a nivel de algunos departamentos que hoy era inexistente porque no había participado en las elecciones de 2015». «Por supuesto que, el lado negativo, es que se aspiraba a conquistar algunos espacios territoriales con alcaldías pero eso no se logró en esta instancia», se agregó.

Las fuentes remarcaron que, de todos modos, la votación de Cabildo Abierto en algunos departamentos fue «determinante» sobre todo en Rocha, y también en algún municipio, como en el F de Montevideo, donde también fue muy importante para que cambiara de signo el gobierno municipal. «También en el análisis se toma en cuenta que en estas elecciones se vota menos que en las elecciones nacionales, y consideramos que hay porcentajes del votos de Cabildo Abierto que de repente no votó, votó en blanco o anulado.

Y en otros casos votó directamente por candidatos por ejemplo del Partido Nacional y quizás del Partido Colorado o incluso a candidatos del Frente Amplio en otro departamento. Cabildo Abierto compareció junto al lema Partido Nacional en 5 departamentos (Artigas, Paysandú, Cerro Largo, Treinta y Tres y Colonia) en 13 departamentos se presentó como Cabildo Abierto y en Montevideo compareció bajo el lema Partido Independiente.

La nueva Junta de Montevideo

En Montevideo, la Junta Departamental va estar conformada por una mayoría de 18 ediles del Frente Amplio y 13 ediles de la coalición multicolor, distribuidos de la siguiente forma: 8 del Partido Nacional; 4 del Partido Colorado y 1 edil por Unidad Vecinal, sublema que corresponde al diputado Daniel Peña (Partido de la Gente). El legislador por Canelones presentó listas en todo el país y en el caso de la capital, inscribió 8 listas (de las 15) en respaldo a la candidatura de Raffo.

La República


Vea aquí los resultados oficiales


Politólogos coinciden en que el PN aprovechó envión del ciclo electoral; FA queda reducido pero con figuras de peso en la gestión

La elección departamental del domingo cerró un ciclo electoral que comenzó el año pasado, y con las cartas vistas los politólogos coinciden en posicionar al Partido Nacional (PN) como el ganador de la contienda. Como parte de un envión tras el triunfo del gobierno nacional en 2019, recuperó tres intendencias (Paysandú, Río Negro y Rocha) que estaban en poder del Frente Amplio (FA), acumulando 15 gobiernos departamentales. La izquierda mantuvo su predominancia en los dos departamentos más poblados (Canelones y Montevideo) y retuvo Salto, al tiempo que el Partido Colorado (PC) mantuvo su histórico recinto de Rivera.

Para Diego Luján, Antonio Cardarello y Daniel Buquet –doctores en Ciencia Política y profesores de la Universidad de la República– “no hay dudas” sobre que el PN fue el triunfador de la noche del domingo. “El saldo es muy favorable por la cantidad de gobiernos departamentales y también de municipios. Ocurrió la hipótesis casi de mínima para el FA, que pretendía retener seis gobiernos departamentales con cuatro en disputa (excluyendo Canelones y Montevideo) y se quedó con tres. Lo inverso ocurrió para el PN, cuyo peor escenario era quedarse con 12 intendencias y el máximo ganar las cuatro en disputa, de las que obtuvo tres”, analizó Cardarello en diálogo con la diaria. Luján complementó que además “el PN no puso en juego ninguna de las intendencias que gobernaba”, donde triunfó con comodidad.

Incluso el domingo la vicepresidenta Beatriz Argimón dijo que el PN votó “por encima de lo esperado” en varios departamentos, y destacó los “avances” a nivel de las alcaldías, donde habrá líderes blancos en 90 de los 125 municipios del país.

“No sólo de un análisis frío de los números surge que ganó el PN, al obtener más posiciones de gobierno, sino que obtuvo casi todo a lo que podía aspirar. El resultado no puede calificarse de goleada, es menor a eso, pero sí es un triunfo muy contundente”, expresó Buquet a la diaria.

Los politólogos asociaron los resultados del domingo con lo ocurrido en la elección de 2019, y asimilaron este proceso al vivido en 2004-2005 con el crecimiento del FA en lo departamental –ganó ocho intendencias, su mayor registro– tras alcanzar por primera vez el gobierno nacional. “Hay una prolongación del ciclo de alternancia desde lo nacional a lo departamental, como una extensión del cambio de humor visto en octubre [de 2019]”, expresó Luján.

Para los especialistas la “buena imagen” que tiene hasta el momento la gestión del presidente Luis Lacalle Pou pudo haber influido en los resultados departamentales. “Toda elección durante un período de gobierno tiene algún componente de evaluación de la gestión”, señaló Luján, aunque también hizo notar que en Salto, “uno de los distritos donde más hizo jugar su rol el presidente”, se terminó imponiendo el FA. Por esa y otras actuaciones, Lacalle Pou fue acusado en las últimas semanas por la oposición y hasta por algunos dirigentes de la coalición de gobierno de inmiscuirse en la elección departamental al dar apoyo a candidatos blancos.

Cardarello marcó como punto fuerte del PN las “buenas estrategias” que desarrolló en varios departamentos, particularmente en Rocha, donde comentó que la inclusión dentro del lema de un candidato de Cabildo Abierto (CA) le otorgó votos claves para imponerse al FA, que tras tres intendencias consecutivas llegaba como favorito al domingo.

Buquet, por su parte, analizó que en varios departamentos hubo particularidades, como “la campaña electoral que se realizó, los apoyos concertados o la propia competencia y cómo rivalizaron los candidatos”, que hicieron posible “concretar una victoria [para el PN] que se veía posible desde el cambio de humor de la población” tras la elección nacional. Mencionó como excepción lo ocurrido en Salto, donde blancos y colorados “no lo hicieron bien” y terminaron perdiendo. Al respecto, indicó que el triunfo del FA no responde a que el intendente Andrés Lima “fuera mejor” que el rochense Aníbal Pereyra, “sino que para sacar a Lima había que hacer una campaña en la que concertaran todos los contrarios, y en cambio se pelearon y acusaron entre ellos”.

El FA “en baja” pero con dos figuras de peso que “pueden exhibir gestión”

Los tres politólogos coincidieron en que la derrota en Rocha fue “el golpe” de la noche para la coalición de izquierda, que pese a perder tres intendencias mantiene un caudal electoral importante en la zona metropolitana y dos figuras de peso en cargos ejecutivos, como Carolina Cosse (intendenta electa de Montevideo) y Yamandú Orsi (reelecto en Canelones).

Para Luján, el FA “terminó con un escenario intermedio” el domingo, porque estuvo latente “la posibilidad de que quedara como una fuerza política reducida a la zona metropolitana” al mantener sólo las intendencias de Canelones y Montevideo. “Si bien retuvo Salto, fue competitivo en otros distritos y no tuvo un retroceso manifiesto de votos, a la vez que perdió no sólo Río Negro y Paysandú, que estaba dentro del cálculo previo, sino que cayó en Rocha y en municipios donde tiene un peso histórico, como Bella Unión (Artigas), San Carlos (Maldonado) o el municipio F en Montevideo (que incluye los barrios Flor de Maroñas, Villa Española, Punta de Rieles y Piedras Blancas, entre otros)”, analizó.

Buquet sostuvo que el FA “retrocedió a posiciones similares [en términos departamentales] a las que había conquistado antes de ganar el gobierno por primera vez en 2005, pero con mejorías porque consolida Montevideo como bastión, se extendió en Canelones y retuvo Salto”. Pese a esto, subrayó que “es un partido que está en la fase baja del ciclo”, y debe asumir el nuevo rol de oposición a nivel nacional “posicionándose como una alternativa creíble y en condiciones de volver al gobierno cuando la gente comience a evaluar negativamente a los gobiernos no frentistas”.

Este lunes el presidente de la coalición de izquierda, Javier Miranda, declaró en Desayunos informales, de Teledoce, que quedó con “una sensación agridulce” tras los resultados del domingo. Detalló que la pérdida de las intendencias de Paysandú y Río Negro “estaba dentro de la ecuación posible” porque en 2015 se habían ganado por pocos votos; que lo acontecido en Rocha “duele” y el distrito de Chuy “fue determinante” para la caída; y que los triunfos en Montevideo y Canelones, donde vive 55% de la población, “mantienen al FA con un caudal electoral importante”. Miranda también se lamentó por perder municipios y sostuvo que “probablemente tiene que ver con que hubo gente que votó al gobierno departamental y no al municipal”.

Por otra parte, los tres politólogos coincidieron en que Cosse y Orsi desde sus gestiones se posicionarán como figuras de peso de cara a la renovación del FA y a la elección de 2024. “Estar fuera del gobierno nacional limita las posibilidades de mostrar cuadros políticos dentro de esta etapa de sustitución de los viejos liderazgos en que está el FA. Entonces, para generar candidatos atractivos para volver al poder la posibilidad está limitada a los gobiernos departamentales, que pueden exhibir gestión. Y sin dudas que son una buena plataforma”, subrayó Cardarello.

Para Luján, el intendente reelecto en Canelones ya hizo “algunos guiños” el domingo de sus aspiraciones, “al salir a hablar temprano y con un discurso que tuvo señales hacia el electorado en general”. Si bien entiende que aún falta mucho para vislumbrar candidaturas, los dos jefes departamentales “son políticos con una mezcla de experiencia en la gestión y visibilidad, que dependiendo de cómo les vaya pueden usarlo como plataforma durante estos cuatro años como oposición” a nivel nacional.

Buquet fue más allá en el caso de Orsi: “Exagerando un poco el análisis, ayer lanzó su campaña para 2024. Proyectó detrás una bandera uruguaya y tuvo la bendición del ex presidente [José] Mujica, que fue a decirle ‘vos sos el elegido’”. Diferenció esto de la situación de Cosse, que “no llegó sola a la intendencia”, sino con el apoyo de sectores fuertes como los comunistas y los socialistas, es decir, “sin ser la jefa de ningún grupo” político de peso en la interna. Para Buquet, el triunfo en Montevideo puede derivar en una consolidación de la alianza entre los grupos “más a la izquierda del FA [sin contar al Movimiento de Participación Popular]” y ser esta la plataforma de lanzamiento de una candidatura de Óscar Andrade para 2024.

Dilema para Raffo: trabajar como opositora en Montevideo o la visibilidad de un cargo

La postulante de la coalición multicolor en la capital, Laura Raffo, logró “retener todos los votos que están en contra del FA en Montevideo, empatando la elección pasada y siendo la única candidata”, destacó Buquet. Los especialistas la ven como una figura de proyección política que mediante una buena comunicación aprovechó la visibilidad que le dieron estos meses de campaña.

Este lunes el presidente del directorio blanco, Pablo Iturralde, dijo en Desayunos informales que Raffo “se puede transformar en la jefa de la oposición en Montevideo, haciendo un seguimiento y un gabinete en la sombra, y preparando programas de largo plazo”.

Los académicos entienden que hacia adelante se abre un dilema para Raffo. “Un cargo es probable que le dé visibilidad y puede ser favorable a los intereses de asegurar una carrera política que parece auspiciosa”, señaló Cardarello, pero el punto en contra es que de esa manera la oposición en la capital repetiría errores del pasado. “Cada cinco años deben invertir en un candidato nuevo, y si la estrategia ahora es apostar a ganar la elección [de 2025] lo mejor sería que se quedara trabajando en el ámbito departamental”, añadió.

A lo mismo se refirió Buquet: “Para saber si en realidad la intendencia se puede ganar hay que hacer todo el esfuerzo, y hasta ahora no lo hicieron. Desde la oposición se puede construir una identidad, pero los ediles son poco conocidos, entonces [transformarse en] una figura que salga a criticar, o anunciar acuerdos e incluso negociar directamente con Cosse” puede impulsar a Raffo.

Por el contrario, Luján advirtió que no ocupar ningún cargo puede llevar a que Raffo pierda visibilidad y le ocurra lo mismo que a Edgardo Novick, “que hizo una buena elección [departamental] en 2015 pero luego se desdibujó su imagen”.

La Diaria


Cosse anunció que el miércoles se reunirá con el presidente Lacalle Pou

La intendenta electa de Montevideo Carolina Cosse anunció que se reunirá el miércoles con el presidente Luis Lacalle Pou.

El mandatario la llamó en la noche del domingo para felicitarla por el triunfo en la capital, y allí acordaron fijar un encuentro, que ahora se confirma.

Lacalle Pou llamó a todos los intendentes electos y dijo que en breve se reunirá con todos.

Cosse visitó este lunes al ex presidente Tabaré Vázquez en su casa del Prado, y luego mantuvo una reunión con el intendente electo de Canelones Yamandú Orsi.

Subrayado


Miranda destaca triunfo del FA en Montevideo y Canelones porque es el 55% de la población

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, destacó el “enorme” triunfo de la izquierda en Montevideo y Canelones, ya que significa del 55% de la población, aunque reconoció que no es una buena noticia haber perdido las intendencias de Paysandú, Río Negro y Rocha.

Miranda realizó un balance primario de los resultados de las elecciones departamentales y municipales del 27 de septiembre, que arrojaron el triunfo del Frente Amplio en tres departamentos: Montevideo (Carolina Cosse), Canelones (Yamandú Orsi) y Salto (Andrés Lima). Aunque la izquierda no pudo retener las intendencias de Paysandú, Rocha y Río Negro.

“El triunfo del Frente Amplio en Montevideo, Canelones y Salto es muy importante y los resultados nos llenaron de alegría”, expresó Miranda en declaraciones a distintos medios de prensa.

Remarco que el triunfo en el área metropolitana (Montevideo y Canelones) “es enorme, porque representa el 55% de la población, además se superaron las cifras de las elecciones presidenciales de octubre”.

“El Frente Amplio mantienen un caudal de votos importante y en más de la mitad de la población. Es un dato relevante”, sentenció.

Según datos de la Corte Electoral, en Montevideo el Frente Amplio obtuvo 452.309 votos, mientras que en Canelones alcanzó 178.637, lo que suma 630.946 adhesiones sólo en el área metropolitana.

Sin embargo, aseguró que también existe un “retrogusto amargo” porque habiendo ganado en Salto, el FA no pudo mantener las otras tres intendencias en las que la izquierda había triunfado en las elecciones pasadas.

“Es notorio que la pérdida de Paysandú, Río Negro y Rocha no es una buena noticia. La sensación es un poco agridulce”, dijo.

Municipios en Montevideo

En referencia al hecho de que el Frente Amplio perdió el Municipio F -que comprende los barrios de Villa García, Manga, Bañados de Carrasco, Las Canteras, Maroñas, Parque Guaraní, Villa Española, Flor de Maroñas, Ituzaingó, Jardines del Hipódromo, Piedras Blancas, Camino Maldonado, Ideal, Industrial, Málaga, Punta de Rieles y Bella Italia, entre otros-, dijo que aún no se anima a hilar tan fino.

Explicó que los números deben ser analizados con mayor detenimiento. Es decir, se debe analizar cómo se votó en cada Municipio y entre quienes votaron por algunos de los candidatos del Frente Amplio cuántos no lo hicieron por la propuesta municipal correspondiente.

La Red 21


VOLVER

Más notas sobre el tema