Argentina | Consignas difusas en un nuevo banderazo contra el gobierno

1.028

Banderazo opositor en el centro de CABA contra las políticas del Gobierno

Con epicentro en el Obelisco, manifestantes expresaron ayer su rechazo a las políticas públicas impulsadas por el Gobierno, en una protesta convocada por las redes sociales bajo el hashtag #12O y que tuvo sus réplicas en varias ciudades de país.

En automóviles o a pie, y con variadas consignas escritas en carteles que emulaban banderas argentinas, los manifestantes cantaron el Himno Nacional y se pronunciaron en “defensa de la Justicia”, de la “República” y en contra del aislamiento obligatorio dispuesto para evitar el avance del coronavirus.

“Esta es una convocatoria ciudadana y nosotros nos sumamos porque el rol de la oposición es defender la libertad y la República”, afirmó la titular del PRO, Patricia Bullrich, al llegar a bordo de un automóvil, acompañada por el bailarín Maximiliano Guerra, al Obelisco.

Con epicentro en el Obelisco, manifestantes expresaron su rechazo a las políticas públicas impulsadas por el Gobierno, en una protesta convocada por las redes sociales bajo el hashtag #12O y que tuvo sus réplicas en varias ciudades de país.

En automóviles o a pie, y con variadas consignas escritas en carteles que emulaban banderas argentinas, los manifestantes cantaron el Himno Nacional y se pronunciaron en “defensa de la Justicia”, de la “República” y en contra del aislamiento obligatorio dispuesto para evitar el avance del coronavirus.

“Esta es una convocatoria ciudadana y nosotros nos sumamos porque el rol de la oposición es defender la libertad y la República”, afirmó la titular del PRO, Patricia Bullrich, al llegar a bordo de un automóvil, acompañada por el bailarín Maximiliano Guerra, al Obelisco.

El Centro Cívico de Bariloche también fue escenario de una manifestación, que se transformó luego en una marcha “para que se encamine el país”, “para que los chicos vuelvan al colegio” y para “defender la Justicia”, según el relato de los participantes.

“Antipatria es robar. Antipatria es encarcelarnos”, se leía en un cartel de un manifestante en Salta, donde también quienes participaban de la protesta reclamaban su “derecho a trabajar”.

En Córdoba, “estamos pidiendo agua para La Rinconada” y que “renuncien ya las autoridades de la provincia y haya libertad para los trabajadores” fueron algunas de las expresiones de los manifestantes en la ciudad mediterránea.

La localidad bonaerense de Olivos, frente a la quinta presidencial, reunió a detractores del Gobierno, por un lado, y organizaciones políticas, gremiales y sociales en apoyo al presidente Alberto Fernández, por el otro, y, si bien en un primer momento hubo cierta tensión entre ambos grupos, luego cada uno ocupó su propio espacio.

“Quiero un país mejor donde los corruptos estén presos y nuestros hijos puedan ir al colegio”, expresó una v

En tanto, con el correr de la tarde, el cruce de las avenidas 9 de Julio y Corrientes fue ocupado por vehículos, todos ostentando en los techos y parabrisas banderas argentinas.

Algunos de los manifestantes se mostraban sin barbijos, pese a que tanto autoridades porteñas como nacionales pidieron tomar recaudos ante los riesgos de contagio en el marco de la pandemia de coronavirus.

“Seguimos en pandemia, no tenemos vacuna, y, por eso, si bien manifestarse es un derecho, les pedimos a quienes lo hagan que sea con cuidado”, aseguró ayer por la mañana el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, en diálogo con radio La Red.

Manifestantes se concentraron ayer por la tarde en el Obelisco y en otros puntos de la ciudad para rechazar políticas públicas impulsadas por el Gobierno, en una protesta convocada por las redes sociales bajo el hashtag #12O y reivindicada como “una expresión genuina” por dirigentes de la oposición.

En automóviles o a pie, y con variadas consignas escritas en carteles que emulaban banderas argentinas, los manifestantes preparaban una gran suelta de globos “biodegradables”, según contó una de las organizadoras. “Todos somos Rosenkrantz”, decía uno de los carteles visibles en las inmediaciones del Obelisco, en alusión al presidente de la Corte Suprema.

Otra pancarta, que postulaba el “NO” a la reforma judicial, era sostenida por una mujer que refirió que “la libertad está en manos de la justicia” y que, por eso, había que “defenderla” y resistir la iniciativa de modificar el fuero federal impulsada por el Gobierno.

De igual forma, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, consideró que, “más allá de que uno puede presentar los reclamos que le parezca, en el contexto sanitario de circulación comunitaria del virus, es evidente que marchar es un riesgo que se debería evitar”.

Tiempo Argentino


Fuerte repudio del oficialismo a la convocatoria frente al domicilio de CFK

En el marco de la manifestación opositora de este lunes, el oficialismo deploró que se haya convocado a marchar hacia la casa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, a la vez que expresó su preocupación por el “irracional” impulso a concentraciones en un “contexto sanitario complejo” por la pandemia de coronavirus.

El presidente, Alberto Fernández, criticó la convocatoria de sectores opositores a protestar frente al domicilio de la vicepresidenta y dijo que ese tipo de acciones “solo fomenta la grieta y daña la convivencia democrática”.

“Disentir con un gobierno es parte de la democracia. Movilizarse, aún con el riesgo que implica en una pandemia, también”, dijo el primer mandatario en su cuenta de Twitter.

“Pero promover una convocatoria a una protesta en el domicilio de una persona solo fomenta la grieta y daña esa convivencia democrática”, advirtió Fernández, que incluyó el hashtag #ArgentinaUnida.

También se expresó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

“Es muy claro que no defienden la República ni respetan las instituciones, son los profetas del odio”, aseveró Cafiero a través de la red social Twitter, luego de repudiar “que se difunda como punto de protesta el domicilio de la vicepresidenta”.

Por su parte, el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, advirtió en su cuenta de Twitter: “El macrismo y Clarín convocan a una marcha frente al domicilio particular de la vicepresidenta @CFKArgentina. Es muy claro que no defienden la República ni respetan las instituciones, son los profetas del odio”.

Agustín Rossi, el ministro de Defensa, fue otro de los funcionarios que sumó su repudio.

“Dejaron un país quebrado, endeudado, con alta inflación. Perdieron las elecciones. La primera vez que un Presidente no es reelecto, ni siquiera pudo pasar a segunda vuelta. Sin embargo, hace 6 meses que salen de caravana, insultan, agreden y no se hacen cargo de nada”, evaluó Rossi en su cuenta de Twitter.

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, consideró que la marcha “es una muestra más de la irracionalidad” y sostuvo que los convocantes forman parte “del terraplanismo político, con gente con cierto grado de intelectualidad pero un alto nivel de irracionalidad”.

Su par de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, señaló que “el contexto sanitario es complejo” y consideró que por ese motivo “no es tiempo de hacer movilizaciones” al afirmar que “es un riesgo que deberíamos evitar”.

El titular de la cartera de Transporte, Mario Meoni, twitteó: “La difusión de un domicilio particular como punto para realizar un escrache es un hecho muy peligroso que debe ser condenado por el arco político en su conjunto. Apelamos a la responsabilidad de todos para cuidar nuestra convivencia democrática”.

Para el ministro de Obras Públicas, “es inadmisible que en plena pandemia la dirigencia opositora convoque a movilizaciones y repudiamos que los medios publiquen el domicilio de Cristina Kirchner para realizar un escrache. La gente tiene derecho a manifestarse pero les pedimos que respeten las reglas de la democracia”

Por su parte, la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz, consideró como “irresponsable convocar a una marcha durante la pandemia de coronavirus” y opinó que “la oposición evidencia un gran desprecio por la vida”.

El intendente del partido bonaerense de Hurlingham, Juan Zabaleta, escribió en sus redes sociales: “¡Esto ya es demasiado! Señores dirigentes de la oposición dejen de fomentar este discurso de odio en sus simpatizantes. Sean responsables y frenen la escalada de violencia que generan. Estamos ocupados gestionando una pandemia y arreglando el desastre que ustedes dejaron”

Desde el ámbito legislativo, el diputado nacional José Luis Gioja, expresó: “Dejaron un país quebrado, al borde del precipicio, y desde hace 7 meses no hace más que fomentar el odio, intentando desmoronar a un gobierno elegido por la mayoría del pueblo. No lo van a lograr. Sudan destitución por todos los poros”.

Su compañero de bloque, Leopoldo Moreau, señaló a través de Twitter: “Hoy Clarin publica entre los lugares para concentrarse la dirección de la casa de Cristina Kirchner. Es un llamado al escrache y la violencia. Se imaginan que dirían si el FdT llamara a concentrarse en la casa de Macri o Magnetto ?. El odio los puede”.

La vicepresidenta de esa bancada en la Cámara baja, Cecilia Moreau, escribió: “El fracaso del odio. El repudio a la violencia política La doble vara para juzgar escraches. El silencio cómplice de muchos y coso. Argentina de pie”

Desde el Senado, Mariano Recalde, remarcó: “El macrismo y Clarín convocan a un escrache en la casa de la vicepresidenta. Ya ni esconden lo que son: generadores de violencia y odiadores seriales. Una vergüenza”

Télam


El ala dura de Juntos por el Cambio se exhibió fortalecida luego de la protesta contra el Gobierno

Por Ricardo Carpena

Nada cambió en la dinámica interna de Juntos por el Cambio luego de la fuerte repercusión del nuevo banderazo. Aunque es cierto que las movilizaciones masivas en todo el país fortalecieron la postura de los referentes del ala dura de la coalición opositora: la presidente del PRO, Patricia Bullrich, despertó ovaciones ayer por la tarde cuando apareció entre la multitud que estaba en los alrededores del Obelisco como si fuera una estrella de rock.

No estuvo, pero se hizo presente en Twitter el principal referente de los “halcones” de JxC, Mauricio Macri: “Queridos argentinos: las crecientes movilizaciones pacíficas, el coraje y la convicción de las personas que las acompañan, son la demostración de que a pesar de nuestros problemas actuales tenemos que ser muy optimistas respecto a nuestro futuro”, publicó horas antes de su aparición nocturna en el programa de TN de Joaquín Morales Solá.

Estuvieron en la calle, y se dejaron ver, otro miembro del sector de Bullrich como Hernán Lombardi junto al actor Luis Brandoni, y también los diputados Juan Manuel López y Mariana Zuvic, de la Coalición Cívica (CC), agrupación que no convocó formalmente a la protesta y pidió “no apropiarnos de una épica que nos pertenece”.

La UCR apareció a través de declaraciones periodísticas como las de Mario Negri, titular del bloque de diputados, que no respondió los mensajes y llamados de Infobae, pero le aseguró a una señal de noticias que “si algún dirigente de la oposición se quiere hacer los rulos (por el éxito del banderazo), tiene que ir al médico”.

En el mismo sentido, Lombardi declaró que “la gente se autoconvoca y está equivocado cualquiera que se quiera arrogar” la importante adhesión de la gente y habló de “dos errores” que la oposición no debería cometer: “Creerse dueño de esto (por el banderazo) y hablar de candidaturas”.

Los “moderados” de JxC, como Horacio Rodríguez Larreta o María Eugenia Vidal, se mantuvieron en silencio, antes, durante y después del banderazo. Aunque el jefe de gobierno porteño, que no está de acuerdo con las movilizaciones callejeras en medio de la pandemia, admitió hace 48 horas que puede haber diferencias internas en la coalición.

Durante su intervención en el campus virtual de este sábado, Rodríguez Larreta afirmó que en la principal fuerza opositora “hay roles diferentes, algunos roles ejecutivos como el que me toca en la Ciudad”, e incluso destacó “el trabajo partidario que está haciendo Patricia (Bullrich)”. “Son roles complementarios y lo estamos haciendo bien”, aseguró.

Bullrich, que esta vez convocó oficialmente al 12O a través de un video en las redes sociales, calificó esta tarde de “convocatoria ciudadana” al banderazo y negó que la protesta multiplique los contagios: “Hace siete meses que tenemos no sólo COVID sino también un país cerrado -dijo-; nuestro país es el sexto del mundo con más casos (de coronavirus)”.

Los “moderados” de JxC, como Horacio Rodríguez Larreta o María Eugenia Vidal, se mantuvieron en silencio, antes, durante y después del banderazo. Aunque el jefe de gobierno porteño, que no está de acuerdo con las movilizaciones callejeras en medio de la pandemia, admitió hace 48 horas que puede haber diferencias internas en la coalición.

Durante su intervención en el campus virtual de este sábado, Rodríguez Larreta afirmó que en la principal fuerza opositora “hay roles diferentes, algunos roles ejecutivos como el que me toca en la Ciudad”, e incluso destacó “el trabajo partidario que está haciendo Patricia (Bullrich)”. “Son roles complementarios y lo estamos haciendo bien”, aseguró.

Bullrich, que esta vez convocó oficialmente al 12O a través de un video en las redes sociales, calificó ayer por la tarde de “convocatoria ciudadana” al banderazo y negó que la protesta multiplique los contagios: “Hace siete meses que tenemos no sólo COVID sino también un país cerrado -dijo-; nuestro país es el sexto del mundo con más casos (de coronavirus)”.

Los vaivenes opositores alrededor del banderazo también se pusieron en evidencia en la Coalición Cívica. Su fundadora, Elisa Carrió, aclaró en una entrevista con Jorge Lanata de este domingo que ella no convocaba a la marcha y que cada uno decidiría “según su conciencia”, aunque desalentó la concurrencia a la movilización opositora al advertir que “el que se radicalice está jugando contra la Argentina, ya sea por derecha o por izquierda”.

Poco antes del inicio del banderazo, la agrupación difundió un comunicado de prensa en el que afirmó: “Hoy la sociedad argentina se volvió a expresar, una vez más ejerció su legítimo derecho ciudadano e hizo oír su voz. Celebramos que dichas manifestaciones se hagan en paz y sin violencia. Esta marcha de hoy le pertenece a la gente que, como en otras oportunidades, nos marca el camino. Toda la dirigencia política con humildad debe escuchar, acompañar y no mirar para otro lado. No podemos apropiarnos de una épica que no nos pertenece”. Y concluyó: “Desde la Coalición Cívica compartimos muchos de los valores e ideas que se expresan en estas manifestaciones: justicia, libertad, República, no violencia”.

El jefe del bloque de diputados de la CC, Maximiliano Ferraro, admitió a Infobae que no concurrió al banderazo porque tenía “algo programado de antes” e insistió: “Hay que ser respetuoso de la gente que se manifiesta. Es parte de la vida en democracia”.

Sin embargo, desde el mismo partido, los diputados Juan Manuel López y Mariana Zuvic estuvieron ayer por la tarde en la zona del Obelisco y no tuvieron problemas en posar ante las cámaras. “Nos alegra ver una sociedad movilizada y en paz, que la gente siempre nos marcó el camino; ojalá el Gobierno también la escuche”, sostuvo López a Infobae.

Infobae


Por Twitter, Macri elogió la protesta opositora

El expresidente Mauricio Macri elogió la protesta realizada ayer contra las políticas del Gobierno de Alberto Fernández, al destacar las “crecientes movilizaciones pacíficas, el coraje y la convicción de las personas que las acompañan”, y expresó que por ello hay “que ser muy optimistas” sobre el futuro.

Por su parte, su socia política y cofundadora de Cambiemos, Elisa Carrió, dijo que sigue “velando por la República”. “No soy líder, no quiero serlo”, dijo.

Macri se refirió a las manifestaciones de ayer en varias ciudades en un mensaje de un párrafo que publicó en su cuenta de Twitter.

“Queridos argentinos: las crecientes movilizaciones pacíficas, el coraje y la convicción de las personas que las acompañan, son la demostración de que a pesar de nuestros problemas actuales tenemos que ser muy optimistas respecto a nuestro futuro”, enfatizó el exmandatario.

Por su parte, la máxima referente de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, tuiteó: “Yo velo por la República. No soy líder, no quiero serlo, solo soy una persona. ‘Lilita nada’, responsable de hace muchos años por lo que nos ocurre y poniendo el cuerpo. Pero no voy a ser cómplice de una vida humana perdida en este proceso”.

En el mismo sentido, en declaraciones periodísticas, Carrió señaló: “Ahora estoy separada de la política partidaria y no quiero formar parte de los extremos de Juntos Por el Cambio ni de los extremos radicalizados del kirchnerismo. Yo y mi fuerza política estamos alejados de los extremos que nos llevan a una violencia de la palabra que no es”,

“La construcción oportunista del amigo-enemigo estaba asesorada por (el exasesor del expresidente Mauricio Macri, (Jaime) Durán Barba y yo nunca creí en eso”, aseveró.

Para la exdiputada nacional, “desde la derecha y la izquierda han atacado constantemente a lo mejor que tenemos, que es la clase media”.

Télam


VOLVER

Más notas sobre el tema