Bolivia | Luis Arce: “Todo el mundo sabe que el MAS va a ganar las elecciones”

1.774

Arce vuelve a hablar de un posible “fraude” y dice que es “imposible” que Mesa gane en primera vuelta

El candidato del MAS, Luis Arce Catacora, afirmó este jueves que su partido respetará los resultados de las elecciones del 18 de octubre solo si estas se desarrollan “en el marco de la absoluta transparencia” y reiteró que la única forma en la que ve posible una victoria del candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, en primera vuelta es con un “fraude”.

“Mire cómo están las encuestas”, dijo Arce, en una entrevista con ATB en Cochabamba, consultado sobre qué ocurrirá después de las elecciones, tras sus dichos sobre un posible fraude. “Estamos primeros, y la diferencia, en lo que nosotros vamos viendo, es mucho más amplia”, señaló, en referencia a las últimas encuestas, incluida la que se publicó este lunes.

Agregó que hay “un voto oculto, un voto que no quiere decir que va a votar por el MAS”.

En ese marco, consultado sobre si el MAS respetará los resultados, Arce puso una condición.

“Si las elecciones se realizan dentro del marco de la transparencia absoluta, por supuesto que nosotros vamos a respetar lo que se resuelva”, afirmó.

“Pero mientras ahí, en el Tribunal Supremo Electoral (TSE), tengamos familiares de la señora (Jeanine) Áñez, trabajando; tengamos familiares del señor (Samuel) Doria Medina, trabajando; mientras nos estén queriendo inhabilitar (…)”, agregó, en referencia a la demanda de cancelación de la personalidad jurídica del MAS, que el TCP resolverá después de las elecciones, algo que Arce celebró, y los intentos de proscribir a su partido, según explicó, con lo que dejó en aire lo postura que tomará el MAS tras el 18 de octubre.

“Todo el mundo sabe que ‘liderizamos’ las encuestas. Todo el mundo sabe que el MAS va a ganar las elecciones”, insistió, en ese marco.

En esa línea, señaló que es imposible que Mesa gane los comicios en primera vuelta.

“Entonces, de pronto, que me digan que en primera vuelta va a ganar el Carlos Mesa, como están diciendo, eso es imposible. Por eso es que nosotros cuestionamos. Solamente puede darse eso, y todos entendemos así, con un fraude electoral. No hay más”, insistió.

Según la encuesta de Ciesmori para la red Unitel, difundida anoche, la diferencia entre Arce y Mesa se acortó tras la renuncia de la presidenta Jeanine Áñez a su candidatura.

Arce sigue primero en la intención de voto, con el 30,6%, seguido de Mesa, que tiene el 24,7% del respaldo popular, lo que supone una segunda vuelta electoral.

Correo del Sur


Evo Morales cuestiona misión de la OEA en elecciones en Bolivia

El expresidente de Bolivia Evo Morales, cuestionó hoy la credibilidad de los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) para supervisar las elecciones generales en el país suramericano tras sus fracasos en esa gestión en comicios anteriores.

Morales recordó en su perfil en Twitter el papel que jugó esa organización en las elecciones de 2019, cuando emitió un informe basado en resultados parciales donde aseguraba la realización de fraude, criterio rebatido por instituciones y especialistas de prestigio.

Entonces el dictamen de la OEA sirvió de base a la derecha opositora para orquestar un golpe de Estado que obligó al exmandatario a dimitir en noviembre pasado en medio de una ola de represión a sus seguidores.

El primer mandatario indígena en la historia de Bolivia, recordó que la OEA en 2009 jugó papel similar en el derrocamiento del gobierno de Manuel Zelaya en Honduras.

Morales también puso en tela de juicio que la organización continental recibiera al ministro de Gobierno de la administración de facto de Bolivia, Arturo Murillo, de visita en Estados Unidos en busca de apoyo para un escenario post-electoral favorable el Movimiento al Socialismo (MAS) según las encuestas.

Medios bolivianos refieren que el ministro fue a Washington en busca de apoyo financiero para el buen término de la gestión del gobierno de facto y dar impulso al plan de reactivación económica de la presidenta inconstitucional Jeanine Áñez.

Sin embargo, diarios como El Deber y Pagina Siete señalan que el verdadero motivo de la visita es recabar apoyo para impedir que el MAS llegue al poder alegando fraude en las urnas y un escenario de violencia nacional entre seguidores de las diferentes fuerzas políticas.

El propio secretario general de la OEA, Luis Almagro, confirmó esta versión en las redes sociales, donde admitió reunirse con Murillo y la retórica del fraude, por lo que se comprometió a fortalecer la misión de observadores a los comicios del 18 de octubre.

Ante este escenario, el expresidente Morales llamó a la comunidad internacional a velar por el desarrollo de las elecciones y a los intentos del gobierno de facto de ‘generar episodios de violencia’ como los registrados en 2019.

La Época


Camacho de Creemos hace campaña en La Paz y descarta renunciar a su candidatura

Por Carlos Corz

El candidato a la presidencia Luis Fernando Camacho y a la vicepresidencia Marco Pumari, de la alianza Creemos, participaron este jueves de una caravana en la ciudad de La Paz. Camacho descartó declinar a su candidatura y aseguró que es la opción a la vieja política.

Ambos, a bordo de un vehículo, recorrieron varias calles de la ciudad, como parte de su campaña rumbo a las elecciones del 18 de abril. “No nos vamos a bajar, vamos a seguir porque vamos a ganar”, aseguró.

Camacho se encuentra en el tercer lugar de la preferencia electoral, según la última encuesta de Ciesmori para la red Unitel. En primer lugar está Luis Arce del MAS y en segundo lugar Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC).

La presidenta Jeanine Áñez renunció a su candidatura en Juntos, pidiendo la unidad de los candidatos para evitar que el MAS vuelva al poder.

Pumari aseguró que Creemos es la única opción frente a la vieja política.

“Bolivia debe dar un giro de 180 grados y no lo será con la vieja política, lo va a hacer con cambio generacional”, aseguró el también excívico potosino.

La Razón


Almagro dice que puede haber “un nuevo fraude” en las elecciones de Bolivia

Cuando faltan un poco más de dos semanas para las elecciones presidenciales bolivianas, que se realizarán el domingo 18 de octubre, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó su preocupación sobre la cristalinidad de los resultados de los nuevos comicios y manifestó que existe la posibilidad de que ocurra “un nuevo fraude”.

El miércoles, el diplomático uruguayo contó en su cuenta de Twitter que el ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo, le transmitió su “preocupación sobre posibilidad de un nuevo fraude en las elecciones generales”:

Efectivamente, el martes en Washington Almagro se reunió con Murillo, el ministro de Gobierno boliviano, denominación que en ese país se da a lo que en otros lados sería un jefe de gabinete. Murillo, una de las figuras más importantes del gobierno de facto que encabeza Jeanine Áñez, desde el lunes se encuentra en Estados Unidos, donde además de reunirse con Almagro, se encontró con las flamantes autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo y también con representantes del departamento de Estado del gobierno de Donald Trump, de acuerdo a lo que informó el diario paceño La Razón.
La misión del político es obtener créditos que garanticen al resquebrajado gobierno de Áñez –que en la última semana sufrió varias bajas en su gabinete– poder llegar sin sobresaltos al final de su mandato. Pero en este contexto preelectoral, la reunión con Almagro fue indudablemente relevante, teniendo en cuenta el rol decisivo que jugó la OEA cuando supervisó las elecciones realizadas en octubre del año pasado, ganadas por Evo Morales.

En aquel momento, luego de que el conteo de votos oficial favoreciera al entonces mandatario, los representantes de la entidad comandada por Almagro elaboraron un informe preliminar en el que expresaron, sin dejar lugar a dudas, que las elecciones fueron fraudulentas, y la cuestión, luego de varios días de episodios de violencia en muchas ciudades del país, terminó el 10 de noviembre, cuando Morales fue forzado a renunciar tras 14 años de mandato y en su lugar asumió la presidencia Áñez.

Posteriormente, numerosos análisis independientes dejaron en evidencia que las acusaciones de fraude de la OEA carecían de fundamentos técnicos y estuvieron basadas en gruesos errores metodológicos.

Las palabras de Almagro hablando de fraude obviamente generaron ruido, más aún en un momento en que las encuestas indican que el Movimiento Al Socialismo (MAS) será el sector más votado en las elecciones, aunque de acuerdo a lo que indican los mismos sondeos, difícilmente pueda vencer en la primera vuelta.

Desde su exilio en Buenos Aires, Morales pidió atención a la comunidad internacional para que sean garantes de la realización efectiva de los comicios:

Además, Morales se refirió al encuentro del ministro Murillo con Almagro. “Después de lo hecho en Bolivia y en Honduras, las misiones de Observación de la OEA han perdido credibilidad”, aseguró:

Paralelamente, en filas del MAS cayó muy mal la noticia, dada a conocer a mediados de setiembre, de que la misión de observación de la OEA en las elecciones del 18 de octubre será presidida por el ex canciller costarricense Manuel González, el mismo que presidió la misión del año pasado, que con sus enfáticas aseveraciones desencadenó la crisis política en el país.

Pero además de la OEA, habrá otras entidades internacionales que enviarán misiones a Bolivia para supervisar la jornada electoral.

Según expresó el presidente del TSE, Salvador Romero, citado por el diario cruceño El Deber, llegarán a Bolivia misiones de la Unión Europea, de la Unión Interamericana de Organismos Electorales y de la Asociación de Organismos Electorales de América, además de representantes del Centro Carter, entidad fundada en 1982 por el ex presidente estadounidense Jimmy Carter que suele supervisar elecciones, además de mediar en conflictos internacionales.

La Diaria


VOLVER

Más notas sobre el tema