Bolivia | Arce y Evo Morales llaman a la reflexión a “grupos minoritarios” que piden otro golpe de Estado

1.616

Arce llama a la reflexión de ‘grupos minoritarios’ que reclaman una ‘junta militar’

Por Rubén Atauhichi

El presidente electo Luis Arce expresó su preocupación por la irrupción de “grupos minoritarios” que en Santa Cruz reclamaron la intervención de una ”junta militar” en la gestión del país, cuyas elecciones últimas fueron ganadas por el Movimiento Al Socialismo (MAS).

“Existen grupos minoritarios en #Bolivia que lastimosamente no aceptan la voluntad popular expresada en urnas y pretenden enfrentarnos”, dijo el líder político en su cuenta de Twitter.

Además, Arce ratificó su “compromiso con la vida, la paz, la democracia y el respeto a la institucionalidad de las FFAA”.

Llamó “a la reflexión” a ese grupo de personas que la noche del lunes se apostó en las afueras de la Octava División del Ejército, en Santa Cruz, institución castrense a la que pidió auxilio ante la inminente llegada al poder del MAS, desde el 8 de noviembre.

El líder del MAS, Evo Morales, también se manifestó sobre esa situación. “La Constitución es muy clara sobre el rol de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana; nosotros, como lo hicimos siempre, respetaremos su institucionalidad. Todas y todos debemos actuar con tranquilidad y en el marco constitucional”, escribió en Twitter.

Luego de las anuladas elecciones de 2019, por presunto fraude insinuado por la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA), el domingo 18 de octubre se desarrollaron los comicios generales cuyo ganador fue Arce, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Arce y ahora el vicepresidente electo David Choquehuanca jurarán a su mando el 8 de noviembre en ceremonia propiciada por la Asamblea Legislativa.

La Razón


Evo Morales pide respetar la Constitución tras protestas a favor de una ‘junta militar’

El expresidente de Bolivia Evo Morales pidió el martes desde Argentina, donde se encuentra exiliado, que se respete la Constitución de su país, luego de que cientos de manifestantes pidiesen ante un cuartel del Ejército que «una junta militar» asuma el poder tras la reciente victoria electoral del delfín del exmandatario, Luis Arce.

“La Constitución es muy clara sobre el rol de las Fuerzas Armadas y de la Policía Boliviana; nosotros, como lo hicimos siempre, respetaremos su institucionalidad», escribió Morales en Twitter.

«Todas y todos debemos actuar con tranquilidad y en el marco constitucional», remató.

Cientos de manifestantes marcharon el lunes hasta el cuartel de la Octava División de Ejército en la ciudad oriental de Santa Cruz, donde pidieron a gritos «auxilio militar» para evitar que el Movimiento al Socialismo (MAS) de Morales vuelva al poder.

«No quiero un país comunista», decía una pancarta, según el diario El Deber de Santa Cruz, la región más rica de Bolivia, 900 km al este de La Paz.

«Yo apoyo la transición constitucional del poder a una junta militar para evitar que se consume un segundo fraude electoral», decía otro cartel.

Sin embargo, el Tribunal Supremo Electoral, así como la presidenta interina derechista, Jeanine Áñez, y cuatro misiones de observadores internacionales destacaron que los comicios del 18 de octubre fueron limpios y pacíficos, y que es legítimo el triunfo de Arce, con el 55,11% de los votos.

Uno de los manifestantes declaró al diario que exigían «un gobierno militar de transición hasta que se pueda realizar una elección sin fraudes».

Ni las Fuerzas Armadas ni el gobierno se han pronunciado sobre los llamados de los manifestantes, un tema ultrasensible en el país, que vivió cuartelazos y dictaduras militares antes de 1982.

Bastión de la derecha

La semana pasada también hubo otras manifestaciones en Santa Cruz, bastión electoral de la derecha boliviana, y en Cochabamba (centro) para denunciar un supuesto fraude electoral.

En los comicios, el líder cívico derechista de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quedó en tercer lugar con 14%, por debajo del centrista Carlos Mesa, que obtuvo 28,83%, según el conteo final.

Tras las elecciones de octubre de 2019, en la que un cuestionado conteo otorgaba a Morales un cuarto mandato, hubo protestas para denunciar un fraude que condujeron a su renuncia tres semanas después. Estos comicios fueron anulados.

La última dictadura militar boliviana la encabezó el general Luis García Meza (de julio 1980 a agosto 1981), con un saldo de una treintena de asesinatos confirmados y un centenar de desapariciones. En 1993 fue condenado a 30 años de prisión, de los cuales cumplió 24. Murió en 2018.

La Razón


Grupos de personas instalan vigilias en puertas de recintos militares para pedir que tomen el poder

Por Paulo Cuiza

Grupos de personas instalaron este martes vigilias en puertas de la Región Militar en Sucre y del Colegio Militar de Aviación en Santa Cruz pidiendo que las Fuerzas Armadas asuman el mando de Bolivia, por no estar de acuerdo con los resultados de las elecciones que dieron como ganador al MAS.

“!Vengan compañeros¡ ¡que la lucha es dura, pero venceremos!; ¡fuerza¡, ¡fuerza¡, ¡fuerza¡. ¡Bolivia no se toca¡”, es el estribillo que los activistas repetía en Sucre frente a las instalaciones militares.

Según el diario Correo del Sur de Sucre, la convocatoria a este tipo de protestas se la hizo a través de redes sociales.

Mientras, el canal Cadena A mostró imágenes de personas apostadas en el Colmilav de Santa Cruz con la misma demanda enarbolada en Sucre.

“Vamos a permanecer aquí porque creemos que hay nuevamente fraude, no hubo nunca transmisión directa de votos”, denunció una activista. “Esta es una vigilia pacífica y no nos vamos a ir de acá”, dijo otro.

Las protestas contra el resultado de las elecciones, que dieron como ganador al MAS en primera vuelta, comenzaron el sábado con un paro convocado por la Unión Juvenil Cruceñista que no tuvo eco.

«Pedimos por la Constitución Política del Estado que no podemos inclinarnos a unos tiranos que nos están sometiendo por un voto», declaró Sonia Serrano, que se presentó como activista de derechos humanos en Sucre.

Según los resultados oficiales, el MAS ganó las elecciones generales, sin embargo, organizaciones como el Comité Cívico pro Santa Cruz y la Unión Juvenil Cruceñista desconocen esa victoria. En los últimos días denunciaron fraude, pero el Órgano Electoral y organismos veedores señalan que no hay pruebas de irregularidades.

El pedido de que los militares tomen el poder ha generado polémica en redes sociales, donde ciudadanos han recordado a estos grupos de movilizados las secuelas que dejaron las dictaduras de las décadas del 70 y del 80.

La Razón


Evo Morales anuncia su llegada el 9 de noviembre a Bolivia para estar el 11 en el Chapare

Por Miguel Angel Melendres Galvis

Con el propósito de llegar al Chapare el 11 de noviembre, la misma fecha en que tuvo que salir del país el año pasado para refugiarse en México, el expresidente Evo Morales anunció su ingreso al país el 9 de noviembre próximo, un día después de que el presidente electo, Luis Arce, sea posesionado oficialmente en la silla presidencial.

“Se están debatiendo bastantes fechas. Tengo una propuesta de las organizaciones sociales, que tal vez el día 9 estaría ingresando para llegar el día 11 a Chimoré. Porque el 11 de noviembre salí de Chimoré para salvar la vida. Ahora volveré por la vida, gracias a la unidad del pueblo boliviano”, dijo en un programa televisivo del canal C5N, donde se rendía un homenaje al expresidente argentino, Néstor Kirchner, a 10 años de su muerte.

Al exmandatario se lo vio constipado durante la entrevista, donde se sonó la nariz con un pañuelo. Evo Morales se encuentra en calidad de refugiado en Argentina y agradeció la solidaridad de su presidente Alberto Fernández.

Este mismo martes, el recientemente electo senador Andrónico Rodríguez, dirigente del Trópico de Cochabamba por el Movimiento Al Socialismo (MAS) había adelantado que, el probable itinerario de retorno de Morales, era que ese 9 de noviembre cruce la frontera de La Quiaca-Villazón, atraviese los pueblos de Potosí y Oruro con destino final a Cochabamba.

“Va a ser un día histórico para nosotros. Nos concentramos a nivel Trópico y a nivel nacional para recibir a nuestro líder histórico de Bolivia”, anunció Rodríguez, en entrevista al canal Telesur. El acto se realizaría en el municipio de El Chapare, donde se ubica una de las tradicionales plantaciones de coca.

La exautoridad aprovechará la suspensión de la orden de aprehensión realizada por el presidente del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de La Paz, Jorge Quino, dentro del denominado caso terrorismo, por coordinar el cerco a ciudades para dejarlas sin alimento durante el conflicto poselectoral de 2019.

“Tantas mentiras, tantas acusaciones. Esas mentiras van cayéndose y ahora las mismas autoridades del órgano judicial han decidido jurídicamente. La captura internacional se cayó y el mandamiento de apremio se cayó ¿Cómo una llamada telefónica podía ser terrorismo o financiamiento al terrorismo? Gracias a la solidaridad del movimiento del pueblo argentino estamos sobreviviendo. No puedo entender esas falsas acusaciones”, declaró Morales.

También dijo que la contundente victoria del 18 de octubre en las Elecciones Generales, con un 55,1% a favor del MAS, demostraron que no hubo fraude en los comicios del año pasado.

El Deber


MAS dice que irá a la reunión en Palacio no a pedir transición sino “devolución del gobierno”

El vicepresidente del MAS Gerardo García confirmó este martes la asistencia del binomio presidencial electo Luis Arce Catacora y David Choquehuanca a la reunión del jueves a las 07:00 en Palacio Quemado, pero dijo que irán no a pedir transición sino devolución del gobierno.

Dijo que irán más que todo a pedir “la entrega, la devolución porque durante un año nos han usurpado y nos han tenido persiguiendo, encarcelando y es el momento de rescatar (el gobierno) gracias a la lucha permanente del pueblo”.

Explicó que a la reunión programada por el Ministerio de la Presidencia, asistirán dirigentes del Pacto de Unidad, de la dirección nacional del MAS y los mandatarios electos quienes estarán presentes a la hora programada por el ministro Yerko Núñez.

García sostuvo que esa transición les permitirá conocer en qué situación están recibiendo el país, tras un año de gobierno transitorio a la cabeza de Jeanine Añez, a cuya gestión acusan de realizar acciones de persecución contra militantes del MAS y algunos periodistas.

Desde que Jeanine Añez llegó a Palacio Quemado, los operadores del MAS tildaron al cambio de gobierno como un golpe de Estado a Evo Morales, y le pusieron epítetos como “la usurpadora” o “la autonombrada”.

En cambio, los voceros de la transición, como el mismo ministro Núñez, se referían en sus intervenciones públicas como “el gobierno constitucional de Jeanine Añez” que dicho sea de paso acabará el próximo 8 de noviembre.

La senadora de la bancada de Unidad Demócrata asumió el 12 de noviembre a las 18:50 horas la Presidencia del Estado Bolivia por sucesión, dos días después de la renuncia de Evo Morales.

Erbol


VOLVER

Más notas sobre el tema