Bolsonaro cuestiona “el apuro” por tener una vacuna: “Yo tomé hidroxicloroquina y me curé”

703

Coronavirus: Bolsonaro se burla del “apuro” por desarrollar una vacuna

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuestionó este lunes los estudios que se realizan a nivel mundial para conseguir una vacuna contra el coronavirus, al afirmar que no entiende “el apuro” para lograr una inmunización en forma rápida sin invertir en el tratamiento. En ese sentido, Bolsonaro puso como ejemplo a la hidroxicloroquina, cuyo uso no tiene comprobación científica.

El mandatario dijo esto en el medio de la guerra de las vacunas que el mismo lanzó en Brasil, afirmando que su administración no autorizará a las vacunas provenientes de China, una de las cuales desarrolla el laboratorio público Instituto Butantan, en el estado de San Pablo.

“Queremos solucionar este tema. De las últimas vacunas que se hicieron, sabemos que tardaron cuatro años. No sé por qué ahora están corriendo atrás de esta vacuna”, dijo Bolsonaro, cuyo país es el segundo en muertes, con más de 155.000, detrás de Estados Unidos y el tercero en casos, después de Estados Unidos e India.

Bolsonaro insistió que él, en agosto pasado, para superar la Covid-19, tomó hidroxicloroquina desde el inicio del tratamiento y sostuvo que eso permitió su recuperación.

“Yo les doy mi caso personal, es más fácil invertir en la cura que en la vacuna. O apostar en las dos, pero no olvidarse de la cura. Yo soy un caso testigo de la cura, tomé hidroxicloroquina. Otros tomaron ivrmectina, otros tomaron annita y se curaron”, dijo Bolsonaro.

El presidente defiende a la hidroxicloroquina, un antipalúdico, para combatir la Covid-19 pese a que la comunidad científica sostiene que no existe comprobación de eficacia.

Bolsonaro habló con seguidores en la puerta del Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial, luego de que el viernes la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) ordenara la importación de 6 millones de dosis de la vacuna Coronavac, del laboratorio chino Sinovac, al Insitutto Butantan del estado de San Pablo.

Anvisa, así, se desmarcó del presidente que desautorizó al ministro de Salud, Eduardo Pazuello, con Covid-19, a acordar con el gobernador de San Pablo, Joao Doria, a comprar 46 millones de dosis de la Coronavac.

El caso generó un gran revuelo institucional y volvió a enfrentar a los gobernadores con el gobierno central. “Esa vacuna no tiene confianza de la sociedad”, dijo Bolsonaro entonces.

Bolsonaro también insistió en que espera que las revistas científicas publiquen resultados sobre la eficacia de vacunas contra el coronavirus y se pronunció a favor de que la vacunación no debe ser obligatoria.

El gobierno brasileño apuesta a la llamada “vacuna de Oxford”, para la cual invirtió unos 400 millones de dólares para su adquisición y ensayos de la fase III mediante la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp) y el laboratorio federal BioManguinhos.

En ese marco, un médico brasileño voluntario de esa vacuna falleció el 15 de octubre con coronavirus, y según fuentes citada por la cadena Globo la víctima había tomado un placebo.

La Coronavac de la china Sinovac llegó a Brasil para ser testeada en 13.000 brasileños mediante un convenio con el estado de San Pablo y el Instituto Butantan, la mayor fábrica de vacunas pública del Hemisferio Sur.

En tanto, el activismo de Bolsonaro, alineado a Donald Trump, surtió efecto entre sus seguidores cuando de vacunas china o rusa se trata, según un estudio revelado hoy por el diario Folha de Sao Paulo realizado por la Universidad de Brasilia (UNB).

La encuesta indica que el 78,1 % de los brasileños entrevistados se mostró a favor de darse una vacuna contra el coronavirus.

Esta voluntad cae a 62 % cuando se pregunta si alguien se daría una vacuna de origen chino y a 64% si la inmunidad es la vacuna rusa Sputnik V.

La mitad de los que se declaran bolsonaristas, por ejemplo, no tomarían una vacuna originada en China, país que es el principal socio comercial de Brasil desde 2009.

Página 12


Bolsonaro critica “pressa” para vacina contra Covid-19

Em meio à pandemia da Covid-19, Jair Bolsonaro afirmou na manhã desta segunda-feira (26) que não entende a “pressa” no desenvolvimento de uma vacina. Ele também questionou seus apoiadores em conversa matinal se não seria mais barato e prático “investir na cura do que na vacina”, citando a hidroxicloroquina. A droga citada por Jair Bolsonaro não tem eficácia contra o novo coronavírus comprovada cientificamente. A reportagem é do jornal O Globo.

“O que nós queremos é buscar a solução para o caso. Agora, pelo que tudo indica, a vacina que menos demorou até hoje foram quatro anos, eu não sei porque correr em cima dessa”, declarou Bolsonaro, que questionou ainda: “não é mais fácil e barato investir na cura do que na vacina? Ou jogar nas duas, mas também não esquecer da cura? Eu, por exemplo, sou uma testemunha [da cura]. Eu tomei a hidroxicloroquina, outros tomaram a ivermectina, outros tomaram annita e deu certo”.

Ele afirmou também que não “quer atropelar” a discussão sobre a vacina. Jair Bolsonaro disse que está esperando a publicação dos resultados dos imunizantes em uma revista científica, para tomar só assim uma decisão. “Hoje vou encontrar com o ministro Pazuello da Saúde para tratar desse assunto, porque temos uma jornada pela frente, onde parece que foi judicializada essa questão, e entendo que essa não é uma questão de Justiça, é uma questão de saúde acima de tudo, não pode um juiz decidir se você pode ou não tomar vacina, isso não existe”, afirmou.

Brasil 247


Brasil registra más de 15.000 casos de coronavirus en 24 horas

Brasil, uno de los epicentros de la pandemia por el coronavirus, registró en las últimas 24 horas 15.726 nuevos contagios y 263 decesos por la Covid-19.

De acuerdo a los datos del Ministerio de Salud, la cifra total de contagios subió a 5.409.854 y el número de decesos arribó a las 157.397 fallecidos desde el primer contagio, el 26 de febrero, y de la primera muerte, el 12 de marzo, ambos en Sao Paulo.

Según el balance de las autoridades sanitarias oficial, se han recuperado 4.865.930 pacientes de la Covid-19, lo que supone el 89.9 por ciento del total de infectados.

Hasta este lunes, el país de poco más de 210 millones de habitantes registraba una tasa de mortalidad de 74.9 decesos y una incidencia de 2.574 personas infectadas por cada 100.000 habitantes.

El estado de Sao Paulo es la entidad brasileña más afectada por el coronavirus con 1.092.843 casos confirmados y 38.753 muertes debido al virus.

Brasil se mantiene como uno de los tres países más afectados en el mundo por el coronavirus  junto a Estados Unidos e India.

teleSUR


VOLVER

Más notas sobre el tema