Colombia | El ministro de Defensa pide perdón por la violencia policial durante su moción de censura en el Congreso

745

Mindefensa presentó disculpas por excesos de la fuerza pública

En cumplimiento de la orden del Tribunal Superior de Bogotá, que concluyó que las declaraciones que él hizo hace dos semanas no se ajustaron a lo que le ordenó la Corte Suprema de Justicia, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo pidió disculpas por “los excesos de la Fuerza Pública” en las manifestaciones de noviembre de 2019.

El pronunciamiento del ministro se dio en medio de un debate de moción de censura, en el que uno de los temas que le cuestionaron fue lo que la oposición llamó un “desacato” de la orden de la Corte Suprema de Justicia para que pidiera perdón por los hechos ocurridos en noviembre de 2019, cuando se registraron agresiones por parte de miembros del Esmad.

“Me permito reiterar que en cumplimiento de la sentencia de la Corte Suprema de Justicia y el auto del Tribunal Superior de Bogotá, presento disculpas por los excesos de la FuerzaPública durante las protestas a partir de 21 de noviembre de 2019”, indicó Trujillo.

Antes de que se conociera la decisión del Tribunal, este miércoles, durante el debate de control político que contra el Ministro de Defensa, Trujillo aseguró que él sí había perdido perdón. “Sí lo pedí: producto de mi consciencia, espontáneo y lo hice a la luz de lo que estaba sucediendo”.

Pero el fallo del Tribunal les da la razón a quienes cuestionaron al Mindefensa y dijeron que su “reiteración” del acto de perdón no era un cumplimiento de lo que le había dicho la Corte Suprema de Justicia, por lo cual, la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá le ordenó ofrecer las disculpas públicas “en los precisos términos en que se dispuso en la parte resolutiva de la providencia citada”.

Moción de censura

A pesar de que los sectores de oposición reiteraron sus señalamientos al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, por los casos de abuso de la fuerza por parte de policías y militares y el posible desacato a un fallo de la Corte Suprema de Justicia en el que se le ordenaba pedir disculpas por las actuaciones del Esmad, las mayorías en la Cámara de Representantes cerraron filas en torno al funcionario durante el debate de moción de censura.

El próximo martes, a las 2 de la tarde, la Cámara votará la moción de censura. Ese día se definirá si el ministro podrá continuar en su cargo o no.

El Tiempo


Debate de moción de censura: “Medicina Legal se equivocó al tipificar muerte de Dilan Cruz como homicidio”, mindefensa

Carlos Holmes Trujillo asistió al capitolio para enfrentar el debate de moción de censura por supuestamente haber incumplido el fallo que obligaba a pedir perdón por lo excesos de la Fuerza Pública en medio de la protesta de 2019.

El ministro Carlos Holmes Trujillo enfrentó el primer round de los dos debates de moción de censura a los que fue citado en el Congreso por supuestas irregularidades y omisiones cometidas desde su cargo. Este se hizo presente en el capitolio nacional, acompañado de la cúpula de la Fuerza Pública: comandantes de Policía, Ejército, Armada, entre otros.

El debate estuvo marcado en su primera parte por las constantes interrupciones debido a la limitada asistencia que tiene el capitolio ante la pandemia. En el recinto no podía haber más de 50 personas, pero entre representantes, mesa directiva, ministro, acompañantes y cúpula se superaba la capacidad máxima. Nunca antes desde que comenzó la pandemia se había llenado la capacidad del recinto del Congreso.

A pesar de estas dificultades, el debate comenzó con a intervención de Ángela María Robledo, que también tomó el turno de la Alianza Verde. La representante comenzó señalando que hablaba en representación de “un movimiento de 8 millones de personas que buscaban el cumplimiento de los derechos humanos y la paz”.

Luego advirtió que, a pesar de tener la presencia de la cúpula de la Fuerza Pública, este debate no era contra ellos sino en contra del ministro Carlos Holmes Trujillo, “que consideramos indigno para tener la investidura como orientador de las fuerzas armadas en Colombia”. Robledo catalogó a Trujillo como representante de un gobierno “en el que muchos consideran que vamos en una deriva autoritaria; una dictadura civil que no requiere ruido de sables, que poco a poco ha debilitado la división de poderes”.

Robledo señaló a Carlos Holmes Trujillo de causar con sus trinos inestabilidad y estigmatización “en contra de los que se levantan buscando un futuro mejor y hacemos oposición”. La representante cuestionó al ministro, que fue constituyente, por el desacato a un fallo judicial. “Se puede discrepar, pero los fallos hay que acatarlos”, advirtió.

“Cuál es el ejemplo que le da a Colombia cuando desafía la justicia y desacata un fallo. Con ello muestra que uno de los pilares de la democracia, el sector judicial, no es reconocido como una instancia válida”, expresó la exfórmula vicepresidencial, que añadió: “La justicia nos ayuda a mantener los frenos y contrapesos que debe tener una democracia”.

La representante enunció los tres cargos en contra de Carlos Holmes Trujillo por los que fue citado, entre los que están no asumir la “Responsabilidad para contribuir a frenar los abusos de autoridad, el incumplimiento a la sentencia de la Corte Suprema de pedir perdón por los excesos y el incumplimiento de las funciones del ministro de Defensa.

Robledo cuestionó los señalamientos en contra de las movilizaciones sociales que incluso causaron que fueran reprimidas con “detenciones arbitrarias, heridos, disparos en los ojos, abusos sexuales en CAI” y hasta 13 muertos y más de 200 heridos durante las jornadas de protesta de septiembre de este año.

“No tenemos respuesta de las fuerzas parapoliciales, les entregaron armas a civiles que ayudaron a disparar en contra de los manifestantes en lugares tan dolorosos como en el CAI de Verbenal”, expresó la representante. Luego cuestionó la reacción al fallo de la Corte Suprema que lo obligaba a pedir perdón por los excesos cometidos en ls marchas de noviembre de 2019.

“Como usted asumió la orden de la Corte Suprema de pedir perdón a las víctimas por lo ocurrido considero yo que lo convierten en un acto de infamia. Usted es el ministro de la infamia. En vez de haberse crecido con un acto de perdón, como ocurrió en Bogotá con el gesto de Claudia López que pidió perdón, usted hizo una expresión que pedía perdón por las víctimas del pasado, presente y futuro”, expresó en el debate la represente.

Por último, la congresista señaló que en vez de burlarse de las víctimas, Carlos Holmes Trujillo debió pedir perdón como un gesto de empatía y reconocimiento para que la Policía, que enfrenta un momento difícil, pudiera acercarse nuevamente a la población civil. “Es pedirle perdón a un país que está lleno de tanto dolor”, concluyó.

A la representante le siguió Jorge Alberto Gómez, el Polo Democrático, que aseguró que la política de Carlos Holmes Trujillo es el “Cumplimiento: cumplo y miento”. Gómez señaló que el ministro “finge que cumple, pero cumple de manera mentirosa y profunda. Es un caso típico”.

El representante del Polo aseguró que Trujillo “no cumplió y quiere engañar a la Corte y a la ciudadanía”. Además, anunció una posible denuncia por una flagrante violación al código penal por “fraude de resolución judicial”, al no pedir perdón tal como lo exigía la Corte Suprema.

Asimismo, señaló que el ejemplo que estaba dando el ministro a las Fuerzas servía para que los uniformados violaran la ley y se escudaran en él: “La responsabilidad es de los individuos, pero pueden alegar que el propio ministro viola la ley”.

Inti Asprilla, otro de los citantes, comenzó su intervención celebrando que nuevamente se estuviera llevando a cabo un debate en el capitolio. “Vuelve la democracia a la Cámara, tuvimos que hacer una moción de censura para que el gobierno autoritario de Iván Duque se dignara a hacer un debate”, expresó Asprilla.

El representante bogotano hizo mención de su decepción porque “pensaba que (Carlos Holmes Trujillo) le iba a dar unos visos democráticos” a la cartera de la Defensa. Asprilla señaló que si el funcionario hubiera pedido perdón daba un mensaje de que lamenta lo ocurrido y deseaba que no volviera a ocurrir pero, en cambio, envió un mensaje tácito y solapado de que estuvo bien.

Asprilla expresó que lo hecho por Carlos Holmes Trujillo para supuestamente cumplir con el fallo de la Corte Suprema fue usar un “perdón tibio tras el asesinato de Javier Ordóñez”, cuando debía ofrecer un perdón verdadero porque “todo ser humano y familia tiene sentimientos y busca su dignidad”.

Por último, el representante Asprilla concluyó haciendo referencia a la supuesta intención de Carlos Holmes Trujillo de aspirar a la presidencia para 2022. “Quiere tener la banda presidencial, no solo con la sangre de Dilan Cruz sino de otros 10 asesinados en Bogotá”, de esta forma finalizó el miembro de la Alianza Verde.

Una de las intervenciones más fuertes vino de Juan Carlos Losada, que aclaró desde un principio que hablaba a modo personal porque el Partido Liberal dejó en libertad a sus miembros para votar en la plenaria. Este fue otro de los que expresó que estaba desilusionado pues pensaba que Carlos Holmes Trujillo iba a traer unas dinámicas más cívicas al Ministerio de Defensa, esto debido a su origen demócrata y su participación en la redacción de la Constitución de 1991.

Losada expresó que Carlos Holmes Trujillo no ha cumplido con su deber de reformar y subsanar las irregularidades de la Fuerza Pública, sino que “se ha dedicado a perseguir vendedores ambulantes y a perseguir a los consumidores de drogas, en vez de perseguir a los productores”.

“Le quedó grande hacer la reforma y eso ha costado vidas”, declaró el representante liberal, que aseguró que desde el Ministerio de Defensa no se ha cumplido con el deber de evitar la muerte de líderes sociales: “Con usted regresaron las masacre, 43 masacres verificadas, entre los que se cuenta 19 niños y niñas y 12 mujeres”.

Losada también habló de la deforestación en el país, las omisiones e irregularidades de la Fuerza Pública en las zonas rurales, entre otros supuestos problemas que actualmente enfrenta la Policía, el Ejército y otros. “Nos ha sumido en la más crudas de las violencias”, expresó Losada, que dijo que Trujillo “debía salir del cargo, pero posiblemente salga fortalecido en su candidatura presidencial”.

La representante Katherine Miranda catalogó la sesión como el primer debate de control político real durante la pandemia: “por fin el Gobierno se digna a darle la cara al Congreso”. Miranda tocó un tema que poco se había tratado y es la relación del Gobierno con los periodistas, tanto nacionales como extranjeros.

“Los periodistas colombianos sienten que tienen una mordaza y que están siendo censurados. Sienten temor de revelar los lamentables hechos que ocurren en este país”, reveló la representante de los Verdes, que luego pasó a decir que periodistas extranjeros están perdiendo las visas para trabajar en el país.

Por último, hizo mención de la visita de Iván Duque, vestido como Policía, a los CAI luego de las protestas de septiembre de este año. “Apoyar a los policías no es disfrazarse de policía y darles palmaditas en la espalda en un CAI. Es hacer reformas estructurales que los mismos policías están pidiendo”, fue el comentario en contra del primer mandatario.

La representante María José Pizarro, que comenzó su intervención con una carta de su padre cuestionando la dignidad de la Fuerza Pública, denunció que la cartera de la Defensa ha negado información tanto a los congresistas como a la Comisión de la Verdad. Esta señaló que el ministerio también ha emitido “respuestas elusivas” , retrasando la entrega de la información y hasta “destrucción de archivo”.

“¿Cómo es posible que los archivos por grandes violaciones de derechos humanos no existan? ¿Por qué no está entregando la información? ¿Qué verdad no quieren que conozcan las víctimas?”, expresó la representante Pizarro.

El representante Mauricio Toro invitó al ministro Trujillo García a que renuncie y se dedique a la campaña presidencial que supuestamente está llevando a cabo, pues estaría “manoseando nuestras Fuerzas Armadas” y estaría usando la cartera como “trampolín” a la presidencia. Por último, Toro expresó que ya entendía la razón de que el Gobierno le echara la culpa de sus faltas al gobierno de Juan Manuel Santos: “Necesitan el retrovisor porque van de reversa”.

La intervención del representante de la lista de los Decentes David Racero estuvo cargada de cifras y de señalamientos en contra del Gobierno y su ministro de Defensa. “Pretendiendo hacer trizas la paz están haciendo trizas la seguridad”, expresó el representante bogotano, que señaló que, a pesar de ser un debate de moción de censura contra Carlos Holmes Trujillo, es una rendición de cuentas de la política de seguridad del Gobierno de Duque.

Racero fue otro de los que expresó que alcanzó a pensar que la salida del “nefasto ministro (Guillermo) Botero” iba a marcar una mejoría en el país, sobre todo por el supuesto talante democrático de Trujillo. Sin embargo, señaló que las cifras demuestran que el panorama de seguridad en el país ha empeorado.

Frente a 2019, el número de masacres y sus víctimas han aumentado, según las cifras entregadas por el representante de los Decentes. De acuerdo a los datos expuestos en la Cámara, el año pasado se presentaron 36 masacres, mientras que en 2020, sin terminarse aún el año, las cifras llegan hasta 66. Asimismo, se pasó de 133 a 263 víctimas de las masacres.

Racero también destacó hechos como los ocurridos la semana pasada, en los que en 62 municipios, de 10 departamentos diferentes, amanecieron con mensajes de las Autodefensas Gaitanistas. También mencionó que la operación de las disidencias de las Farc y el Eln han aumentado en el territorio.

“Para eso están ustedes en el Gobierno y se hicieron elegir con esa bandera. No le han puesto tatequieto, sino que no hay un plan para corregirlo. Ya vamos en la mitad del gobierno, esto no es el debate de los primeros 6 meses. Nos van a tener con lo de que todo fue culpa del anterior gobierno”, declaró el congresista.

Entre los números entregados por Racero, los más destacable vinieron del CINEP y hacen referencia a las cifras de violaciones de derechos humanos este año. De acuerdo a las estadísticas reveladas, las violaciones de derechos cometidas por policías se elevan hasta las 296 denuncias, mientras que 223 han sido cometidas por paramilitares y 106 por miembros del Ejército. En total, la Fuerza Pública habría sido denunciada en 402 ocasiones por violaciones a los derechos humanos, frente a 223 de organizaciones como las AGC, entre otras similares.

“Nuestra policía, la que necesitamos para construirla paz, comete más delitos y violaciones de derechos humanos que los grupos armados ilegales”, aseveró el interviniente, que agregó que las autoridades están desbordadas en sus acciones bajo la doctrina del enemigo interno.

La última parte de su intervención estuvo destinada a criticar la supuesta jugadita -haciendo referencia a la última acción de Ernesto Macías como presidente del Senado- que cometió Carlos Holmes Trujillo para saltarse el fallo de la Corte Suprema que lo obligaba a pedir perdón.

“Usted debió salir a pedir el perdón institucional”, expresó el de la lista de los Decentes, que luego señaló que la familia de Dilan Cruz se había sentido revictimizada con las declaraciones de que el ministro había pedido perdón antes del fallo judicial. “Ya le están pidiendo cuentas en la Corte, en mi opinión eso es fraude a resolución judicial”, concluyó Racero, que fue interrumpido en varias ocasiones luego de que se revelara que en la transmisión oficial se había interrumpido si intervención para pasar música.

Una de las últimas en intervenir por los citantes fue la representante Juanita Goebertus, que se enfocó en criticar específicamente la política de seguridad de la administración Duque. Entre los elementos que resaltó están el descenso de la confianza de la Fuerza Pública en las encuestas. Asimismo, señaló que las cifras de homicidios y acciones violentas en el territorio han subido a los mismos niveles que durante los gobiernos de Ernesto Samper y Andrés Pastrana. También señaló que los niveles de corrupción en las fuerzas no han podido ser frenados a pesar de las denuncias y de los anuncios de cambios al interior de las filas.

El Ministro de Defensa responde

El turno de Carlos Holmes al micrófono llegó hacia las 2 de la tarde, tras 5 horas de debate. Este comenzó celebrando este tipo de espacios al que fue citado: “Estos eventos son importantes para la vida democrática del país. Le permiten contrastar opiniones y llenarse de razones para acoger la oposición que deseen acoger”.

La primera parte de su intervención la dedicó a responder a los señalamientos de autoritarismo que los representantes hicieron en contra del Gobierno. “Es una claridad y una afirmación que no puedo dejar desatendida y es el carácter democrático del gobierno de Iván Duque. Aquí se ha hablado de expresiones que atentan contra la estructura democrática de la nación”.

El ministro señaló que el mandato de Iván Duque “es fruto de la voluntad democrática y es el que más tuvo que ganar para ser presidente en la historia reciente”. Además, aseguró que son otros los regímenes totalitarios que han aprovechado el sistema democrático para imponer después imponer una dictadura, posiblemente haciendo referencia al régimen de Venezuela.

Frente al cumplimiento de la orden de la Corte Suprema de Justicia, el ministro Trujillo aseguró que se ha venido cumpliendo. Este dijo que la publicación del fallo ya se realizó y llamó la atención en que se ha pasado por alto que el Congreso debe entrar a regular la protesta social en el país.

Además, señaló que el retiro de la escopeta calibre 12 de la Policía y el Ejército se ha venido adelantando desde antes del pronunciamiento de la Corte. Incluso señaló que estas ya se encuentran almacenadas en la armería de ambas Fuerzas hasta nueva orden. También destacó que se ha venido trabajando en un protocolo para la Fuerza Pública para atender la protesta social y que esta debe estar antes del 31 de octubre.

El ministro se mantuvo en su posición en que las disculpas que pidió el 11 de septiembre cumplían con lo exigido por la Corte Suprema pues en su intervención pidió perdón por “cualquier violación a la ley por parte de miembros de la Fuerza Pública”. Trujillo aseguró que no tenía idea del fallo que iba a proferir la Corte, pero que aún así había cumplido con las exigencias y que era las instancias judiciales las que debían determinar si cumplió o no.

“Lo hice de manera atemporal, sin mencionar nombres y respetando el debido proceso”, de esta manera el funcionario describió el acto de perdón que presentó tras el homicidio de Javier Ordóñez. Luego volvió a señalar que fue un acto espontáneo, y destacó que no fue obligado por ningún fallo sino que lo hizo con plena conciencia de lo que había ocurrido.

“¿Es que un perdón espontáneo es menos que uno obligado? ¿O es que un perdón espontáneo y previo no tiene mayor valor?”, declaró el ministro ante la plenaria de la Cámara, para luego responder: “El perdón que se pidió fue mucho más amplio y comprensivo”.

Trujillo cuestionó que le hayan preguntado por otros temas más allá del fallo, pero la mesa directiva señaló que había otorgado el permiso para que se refirieran a otros temas. Tras esta breve pausa, el ministro respondió a los cuestionamientos para la operación de la brigada estadounidense en Colombia.

Carlos Holmes Trujillo señaló que no se trataba de tránsito de tropas sino que era un proceso de cooperación en seguridad, que no necesitaba de la aprobación del Senado. Además, expresó que la definición del tránsito de tropas es la misma que en 1821, que trata sobre el paso de tropas de un país que está en conflicto con otra, para así evitar la pérdida de neutralidad del país.

El ministro Trujillo expresó en esta misma línea que esa brigada de cooperación no ha operado en el país, sino que se ha centrado únicamente en asesorar a los miembros de la Fuerza Pública. De esta forma no se estaría incumpliendo la Constitución, según el ministro, que en ningún momento se manifestó sobre el fallo del Tribunal Superior de Cundinamarca que exigió que pusiera a consideración del Senado la aprobación de la operación de esta brigada en Colombia.

“El Esmad hay que cuidarlo, defenderlo y fortalecerlo”, expresó el ministro, que señaló que si sus miembros violan la ley tienen que comparecer ante la autoridad competente. A paso seguido se pronunció sobre el caso de Dilan Cruz: “A mí también me dolió la muerte de Dilan, nadie es propietario exclusivo del dolor de un colombiano”.

“La muerte de Dilan fue una tragedia, él no debió morir en esa circunstancia. Pero ese dolor de ninguna manera podía llevar a nadie a calificar como homicidio su muerte. Medicina legal cometió un error cuando avanzó en la tipificación de la conducta que no correspondía. Lo que demanda la ley es que la autoridad competente avance en la investigación. Tenemos que cuidar celosamente el debido proceso y la presunción de inocencia”, declaró.

Carlos Holmes Trujillo expresó que los citantes no habían tenido en cuenta que en 2020 se presentó la pandemia y que, con los mismos recursos aprobados para la normalidad, la Fuerza Pública tuvo que asumir las contingencias de la situación de salud pública. Sin embargo, destacó que, a pesar de ello, las tasas de homicidio, hurto y secuestro han bajado en el último año.

Trujillo comentó hacia el final de su intervención que se sigue avanzando en las investigaciones internas para limpiar la institución, así como el trabajo conjunto con otras autoridades para que se avancen en los procesos en estas instancias. Además celebró que Artemisa es el primer plan militar que integra el cuidado del medio ambiente como parte de estrategia de seguridad nacional.

Las voces a favor y en contra del mindenfesa

Tras la larga intervención del ministro Trujillo, los partidos políticos de la independencia y del gobierno tomaron palabra para cerrar filas alrededor de él, la Fuerza Pública y, especialmente como lo dijeron, la institucionalidad. Para los congresistas de esas orillas políticas, el jefe de la cartera de defensa respondió y brindó claridad ante los señalamientos de la oposición, es más, más de uno como Carlos Eduardo Acosta (Colombia Justa-Libres) y Juan Carlos Wills (Partido Conservador) tildaron de improcedente el debate de moción de censura. El primero porque, a su juicio, el objeto del debate se centra en el actuar de la Policía y la seguridad urbana, por ende, se sale de las manos de Trujillo. El segundo, señalando una razón distinta por la que estaba convocada la plenaria, la del incumplimiento al fallo de la Corte Suprema de Justicia, dijo que en el artículo 135 no está consagrado para citar una moción una situación como la planteada. “Se inventan otra facultad, incumplimiento de una providencia judicial”, comentó Wills.

Desde Cambio Radical, César Lorduy comentó que la discusión ha sido un “popurrí” de muchos temas y señalamientos al ministro, a la Fuerza Pública, al Gobierno, al presidente Iván Duque y hasta el partido Centro Democrático. Y sobre la misma razón por la que el representante conservador criticó el debate de moción, el parlamentario del Atlántico apuntó que la citación se hizo bajo una especulación. “Todavía no hay una decisión judicial que diga que el ministro desacató el fallo. Este es un debate de un presunto hecho”, acotó.

Era de esperarse la voces a favor de Trujillo, pero lo que sorprendió a la oposición fue la intervención del representante Alfredo Ape Cuello, vocero de la bancada conservadora en la Cámara, que se desvió del debate y comenzó su intervención recordando el asesinato De Álvaro Gómez Hurtado y la verdad que contó la FARC sobre este magnicidio. En ese orden, criticó vehemente a los congresistas del partido de la extinta guerrilla que estén poniendo en duda al ministro y las Fuerzas Militares. Y extendió los cuestionamientos a toda la oposición señalándolos de ser cómplices para desestabilizar la democracia.

Así, el debate terminó sin más que posturas a favor y en contra del ministro de Defensa, pues la votación de esta moción quedó también para el 13 de octubre. No hubo mayores controversias, a pesar de las faltas que se le endilgan y, como dijo desde un principio la oposición, en voz de Inti Asprilla, de la Alianza Verde: “la moción no prosperará porque las mayorías apoyan a mindefensa, pero se hace para que se sepa que a Carlos Holmes Trujillo le quedó grande la cartera”.

El Espectador


Los argumentos con los que la oposición pide la renuncia del Min. Defensa

En el marco de la moción de censura contra el Ministro Carlos Holmes Trujillo que se realizó ayer en plenaria de la Cámara de Representantes, la bancada de la lista de la Decencia, los Representantes María José Pizarro y David Racero, así como la Representante Ángela María Robledo, por la Colombia Humana, y el vocero del partido Farc, Omar de Jesús Restrepo, cuestionaron las declaraciones, acciones, desprestigio y gestión de las instituciones que están a cargo de la cartera de Defensa.

Para la congresista de la Colombia Humana, Ángela María Robledo, son tres las razones por las cuales Carlos Holmes Trujillo debe irse del Ministerio de Defensa, “Primero porque no ha podido, ni ha tenido la capacidad de proteger nuestra vida en Colombia. Según el reciente informe del CINEP, la Policía con 296 casos, se ubica como el mayor violador de Derechos Humanos por encima de los grupos paramilitares con 223 y seguidos del Ejército Nacional con 106. Segundo, porque Holmes Trujillo es un déspota, un déspota porque abusa de su poder y pasa por encima de las leyes, de los límites que son claves para la democracia. Su desacato al cumplimiento del fallo de la Corte Suprema de Justicia es evidente. Y, en tercer lugar, porque es indigno, indigno como asumió su particular perdón a las víctimas de los desafueros del ESMAD, en especial con las ocurridas en noviembre del año pasado, supuesto perdón que lo único que consiguió fue revictimizar a los familiares de los asesinados.”

Por su parte, la congresista María José Pizarro cuestionó la ética y el honor del Ministro y precisó sobre la desconfianza y la falta de legitimidad que hoy sacude la cartera que lidera. “Hoy en los territorios, barrios y calles reina el miedo y la desconfianza sobre quienes deberían cuidar y proteger a la ciudadanía, desconfianza que carga la institución no solo por los hechos ocurridos, sino también por la negligencia y actitud dilatoria y negacionista del Ministro Carlos Holmes Trujillo, quien contrario a tener una actitud de enmienda y corrección de los problemas, y reparar el dolor que ha producido el respaldo tácito del actuar arbitrario de la fuerza pública, ha lesionado gravemente la confianza y el respaldo de sectores ciudadanos importantes del país como el de la juventud. Los hombres y mujeres que dan la vida por la patria con valentía y entrega no pueden estar representados por alguien que refleja todo lo contrario a la lealtad, el honor y a la ética militar”.

Así mismo, el congresista David Racero expuso las cifras del incremento de la criminalidad en Colombia, resaltando que las disidencias de las Farc pasaron de operar en 56 municipios a 103 entre 2019 y 2020, el ELN pasó de operar en 99 a más de 160 municipios y resaltó que el Clan del Golfo actualmente hace presencia en 200 municipios del país. Para el Congresista “Nadie puede estar seguro con este Ministro”, destacando la manera en que se perpetró la masacre de Samaniego – Nariño, sin que el Gobierno tomara cartas en el asunto y dejando en evidencia el recrudecimiento de la violencia en Colombia.

Finalmente, Omar de Jesús Restrepo, en calidad de vocero del partido FARC, consideró que “El asesinato de Javier Ordóñez por parte de la Policía; el uso desproporcionado y criminal de la fuerza durante las protestas del 10 de septiembre pasado, que dejó un saldo de 14 muertos y aproximadamente 70 heridos por las balas del Estado; el asesinato de Juliana Giraldo a manos del Ejército Nacional; el fraude del Ministro a la resolución judicial que se constituye en violación al principio democrático de separación de poderes; el desconocimiento del poder legislativo y la violación a la soberanía nacional al autorizar el paso de tropas gringas por territorio colombiano sin previa autorización del Senado de la República; el asesinato de un líder social cada dos días y de un firmante de paz cada semana; el recrudecimiento del paramilitarismo y la indiferencia general del Gobierno y en particular del Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, son razones más que suficientes para exigir su dimisión.”

Confidencial Colombia

Más notas sobre el tema