Colombia | Movilización de más de 10 mil indígenas continúa esperando diálogo con el presidente Duque

657

¿En qué va la movilización indígena desde el sur del país?

El pasado lunes 12 de octubre, llegó la minga indígena a la ciudad de Cali. Más de 10.000 integrantes de resguardos de los departamentos del Cauca y Valle del Cauca esperan reunirse con el presidente Iván Duque para concertar soluciones que aseguren las libertades, los derechos y la democracia en estas comunidades indígenas.

Aunque el Gobierno Nacional ha enviado a otros de sus representantes, los líderes de la minga no están dispuestos a dialogar con otras personas, puesto que sienten que sus exigencias demandan el compromiso específicamente del Jefe de Estado y no de los ministros ni Altos Consejeros que ya hacen presencia en Cali.

Inconvenientes en el diálogo

Para escuchar a los representantes de la minga indígena, el gobierno envió a los ministros de salud, agricultura, minas, ciencia, ambiente e interior y a los viceministros de defensa, interior, transporte, agricultura y salud.

También al director del DNP, a los Altos Comisionados de Paz y Estabilización, comandante del Ejército, director de la Policía Nacional, y a los representantes de la Agencia Nacional de Tierras, la Defensoría y la Unidad Nacional de Protección.

Pero el Presidente Duque no estaba incluido en la lista de personas que viajarían, por lo que el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina junto a su gabinete y la ministra del interior, Alicia Arango, se iban a reunir durante el día de ayer con la minga para escuchar a los líderes indígenas en representación del gobierno.

Sin embargo, los representantes indígenas no participaron de la reunión ante el incumplimiento del mandatario colombiano quien no asistió a la mesa de diálogo, por lo cual la minga decidió esperar en Cali hasta el día 14 de octubre para ver si Duque viaja, de lo contrario marcharían hasta la ciudad de Bogotá.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Carlos Camargo y el vicedefensor del pueblo, Luis Camargo, le sugirieron a los líderes indígenas reunirse con el presidente en la sede de la Defensoría del Pueblo ubicada en Bogotá para llegar a unos acuerdos, pero los indígenas rechazaron la propuesta porque consideran necesario que la reunión escuche las voces de todos los participantes de la minga.
Importancia de la reunión para la comunidad indígena

La minga exige estrategias gubernamentales para mitigar la crisis social y humanitaria en las comunidades, rechazan los sobrevuelos de la fuerza pública en las comunidades que violentan a la madre tierra y no quieren que los medios y los políticos estigmaticen su protesta pacífica para desviar la atención de los problemas reales, pero principalmente convocan al presidente Duque para terminar con las masacres de sus líderes.

Desde la firma del Acuerdo de Paz hasta junio de este año, fueron asesinados 269 líderes indígenas, de los cuales 167 hechos ocurrieron durante la presidencia de Iván Duque, pero hasta la fecha los casos han quedado en la impunidad por la falta de esclarecimiento en los actores directos de los asesinatos.

El Cauca es el departamento que más comunidades indígenas alberga, por eso la situación de violencia debe ser resuelta para frenar el genocidio contra los pueblos indígenas, que son clave en el desarrollo cultural del país.

Las amenazas a líderes y ciudadanos de las comunidades indígenas continúan incluso después de la firma de los Acuerdos de Paz, pero la ubicación geográfica en algunos lugares no permite la intervención de la fuerza pública o el Estado para garantizar la protección de los derechos en la población.

La falta de apoyo por parte del gobierno ante los hechos, las comunidades se han visto obligadas a protestar para hacer visible la situación de violencia, pero la militarización durante las marchas han ocasionado conflictos y hechos de violencia entre uniformados e indígenas.
Origen de la movilización

Desde noviembre del año pasado, el gobierno se comprometió a reunirse con la minga indígena durante el marco del Paro Nacional para atender las necesidades de las comunidades indígenas, principalmente en temas de derechos humanos y defensa de los territorios.

Pero el presidente no se reunió con la minga indígena porque consideraba que, al hacer una reunión en una plaza pública, se ponía en riesgo su seguridad.

Ante la negativa del mandatario por reunirse en varias ocasiones con la comunidad indígena, en septiembre de este año, el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) reactivó la minga para rechazar los asesinatos selectivos, la criminalización de la protesta, la falta de garantías para el bienestar de la población y sus intereses trasnacionales.

“Los pueblos originarios han mandatado que debemos salir nuevamente y que debemos movilizarnos y la minga del suroccidente se vuelve a reactivar”, afirmó Hermes Pete, consejero mayor del Cric.

Mediante una carta, la Minga social y comunitaria del suroccidente de Colombia convocó al presidente Duque a una reunión que se realizaría el 12 de octubre en la ciudad de Cali, para que el mandatario atendiera las exigencias políticas, económicas, sociales, culturales y ambientales de la comunidad indígena.

Por su parte, el ex senador Álvaro Uribe atacó a los indígenas el pasado 6 de octubre, cuando afirmó en un Twitter, que la minga tenía objetivos políticos y que sus promotores no tenían interés en la comunidad indígena realmente.

“La Minga que se prepara para el 12 de octubre tiene un objetivo político: la toma socialista del Estado”, afirmó Uribe.
Expectativas de la movilización

Con estas reuniones pretenden demostrar al país que es posible luchar por la garantía de sus derechos bajo un marco de paz, además consideran que los mecanismos de participación y la escucha activa de los gobernantes es la clave para que los ciudadanos puedan expresarse y conseguir acuerdos que permitan el bienestar social y no alteren el Estado de Derecho de los colombianos.

Para los mingueros, la travesía hasta la capital del país es lo de menos en tanto se puedan concertar acciones y estrategias que promuevan el cumplimiento de los acuerdos de paz, contribuyan a la garantía de los derechos humanos de todos sus miembros y respeten los territorios y la autonomía de sus comunidades para la protección ambiental y social.

Minuto Radio


Para la minga no es viable una negociación sin el presidente: Defensoría

El vicedefensor del pueblo, Luis Andrés Fajardo, quien se reunión con varios de los voceros que realizan la minga en la ciudad de Cali, destacó que la clave para esas comunidades indígenas es poder dialogar con el presidente Iván Duque.

En diálogo con RCN Radio, el funcionario dijo que “luego de una discusión tranquila y respetuosa, llegamos a un punto muerto porque no estaba el presidente Duque en el lugar. Por esa razón, la Defensoría del Pueblo hizo una propuesta que consistía en traer a Bogotá a unos de los líderes indígenas de esa minga y que puedan reunirse con el primer mandatario”.

Fajardo explicó que el Gobierno Nacional explicó que no es viable que el presidente viaje a encontrarse con una minga de 7.000 personas, por el riesgo que eso implica.

n ese sentido, el vicedefensor advirtió sobre el riesgo de contagio que podría significar el desplazamiento masivo de los indígenas a la capital del país, ya que posteriormente podrían llevar el virus a las comunidades nativas en donde no se han presentado casos, o donde las cifras son muy bajas.

“Lo que quedó claro el día de ayer es que para la minga no es viable una negociación sin la presencia del presidente, además de su intención de hacer un debate político y no una reivindicación de solicitudes previas” indicó el funcionario.

Lea acá: Uribe denuncia intereses políticos detrás de la Minga Indígena

Dijo que un bloqueo de vías traería unas consecuencias muy graves, especialmente por la situación económica que enfrenta el país por cuenta de la pandemia.

Finalmente, el vicedefensor insistió en la propuesta de traer algunos de los voceros de las diferentes comunidades indígenas a la capital del país, para propiciar un diálogo con el presidente Iván Duque lo más pronto posible.

RCN


Asesinan a dos indígenas en zona rural de Suárez, Cauca

Dos indígenas fueron asesinados en la tarde de este lunes en el norte del Cauca, denunciaron autoridades indígenas de ese departamento.

Se trata de Fredy Güetio Zambrano, de 51 años de edad y ex autoridad indígena del territorio de Cerro Tijeras, y su esposa, Reina Mera.

El hecho fue alertado a través de redes sociales por Eduin Mauricio Capaz, coordinador del área de derechos humanos de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca, Acin.

Según Capaz, los hechos ocurrieron sobre las 4:00 pm de este lunes. “Hombres armados les dispararon cuando llegaban de un trabajo familiar en la vereda Agua Clara en Cerro Tijeras, Suárez, Cauca”, relató.

De acuerdo con cifras de Acin, este es el asesinato número 76 de comuneros indígenas en el norte del Cauca, seis de ellos líderes, en un tiempo no especificado.

Las autoridades avanzan en la investigación de los hechos. Hasta el momento se desconoce quiénes habrían sido los autores del homicidio.

Este hecho violento se registró al mismo tiempo que avanza la Minga Indígena en Cali, en donde las comunidades han incluido entre sus peticiones mayores esfuerzos para proteger la vida.

Este lunes se llevó a cabo la primera reunión entre los representantes de la minga indígena y la delegación del Gobierno Nacional, para discutir sus exigencias respecto a lo pactado en la negociación del año 2019.

Sin embargo, esta culminó sin ningún avance, ya que los líderes del Consejo Regional Indígena del Cauca, Cric, se levantaron de la mesa debido a que el presidente Iván Duque no viajó a reunirse con ellos.

El País


La matanza no para: siete asesinatos en el municipio de Argelia, Cauca el fin de semana

Los asesinatos parecen ser un pan de cada día en el departamento del Cauca. A los despachos de la Fiscalía no paran de llegar denuncias por violaciones de derechos humanos en las que poco se avanza antes de que haya nuevos casos que requieren de su atención.

Las cifras presentan una realidad que pareciera estar fuera de control. Solo en el último fin de semana, en el que la región suroccidental de Colombia se encontraba sumerja en protestas en el marco de la Minga indígena, campesina y afro, el Municipio de Argelia registró 7 asesinatos en casos presuntamente aislados.

La Alcaldía de Argelia reportó que una persona fue asesinada con múltiples disparos en la vereda Las Vegas de El Plateado. Asimismo, se informó que un ciudadano fue atacado en la entrada a la cabecera de ese corregimiento. Entre tanto, dos personas se dispararon entre sí en medio de una riña cuando departían en un establecimiento comercial en el corregimiento de El Mango. Por otra parte, en el corregimiento de El Plateado tres personas fueron asesinadas por un sujeto en un sitio público. Pocos detalles informativos hay al respecto pues hay temor en las comunidades para hablar de dichos asesinatos.

En el municipio de Suarez, al norte del departamento, también se registró el homicidio del exgobernador indígena Fredy Güetio Zambrano y su esposa

El fin de semana pasado, en el departamento del Cauca se registraron 14 asesinatos.

Las 2 Orillas


VOLVER

Más notas sobre el tema