Consejo de Seguridad de la ONU condenó las masacres y los asesinatos de líderes sociales y excombatientes

528

ONU condenó masacres y asesinatos de excombatientes y líderes sociales

Los miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (Onu), condenaron las masacres y asesinatos de líderes sociales y excombatientes de las Farc.

Al mismo tiempo, manifestaron su preocupación por el recrudecimiento de la violencia armada en Colombia incluso en medio de la pandemia del coronavirus.

Las intimidaciones, los ataques, el desplazamiento forzado y el confinamiento armado en el que permanecen comunidades indígenas y campesinas en diferentes regiones del país, llamó la atención de la Onu.

“Los miembros del Consejo de Seguridad expresaron su profunda preocupación por las persistentes amenazas, ataques y asesinatos contra líderes comunitarios y sociales, incluyendo mujeres lideresas y líderes y lideresas de las comunidades indígenas y afrocolombianas, así como contra ex miembros de las FARC-EP que dejaron las armas en el marco del proceso de paz”, apartes del pronunciamiento.

Las masacres y los homicidios de líderes sociales generaron un enérgico rechazo de los miembros la Onu en el que “condenaron enérgicamente los múltiples asesinatos presenciados en los últimos meses, incluyendo de jóvenes y menores de edad”.

Además expresaron que este tipo de violencia se registra “en zonas con escasa presencia del Estado y disputas entre grupos armados ilegales y organizaciones criminales”.

Destacaron la necesidad de implementar el plan de acción del Programa Integral de Garantías para Mujeres Lideresas y Defensoras de Derechos Humanos.

En ese sentido los miembros del Consejo de Seguridad de la Onu, pidieron que los responsables sean judicializados y que la Defensoría del Pueblo y la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía General, avancen en las medidas de protección de los líderes, exguerrilleros y comunidades que están en riesgo.

Vea también: El 6 de noviembre se resolverá la apelación contra la decisión que dejó libre al exsenador Álvaro Uribe Vélez

Solicitaron además que, la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad active una política pública de desmantelamiento de los grupos armados ilegales.

Instaron a que se siga asignando presupuesto para la seguridad de los excombatientes a través de la Unidad Nacional de Protección.

Finalmente, los miembros del Consejo de Seguridad de la Onu, respaldaron la labor que ha desarrollado el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición que está integrado por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas.

RCN Radio


Denuncian nueva masacre en zona rural de Planadas, Tolima

El domingo en la madrugada tres personas fueron asesinadas en la vereda El Dorado, zona rural del municipio de Planadas, Tolima. El hecho ocurrió en una gallera donde, al parecer, las víctimas departían al momento del crimen.

Según medios de comunicación regionales, en medio de una pelea de gallos clandestina un hombre abrió fuego contra dos de los participantes de la partida y el árbitro, sin embargo, se conoció también que a los pies de los asesinados el responsable de la masacre dejó un panfleto.

En dicho documento, firmado por “fuerzas revolucionarias gaitanistas”, ese grupo ilegal amenaza a los habitantes de esa población e indican que no tendrán “piedad del dolor ajeno”.

“Desde las montañas de Colombia ya tenemos la información de cada uno de ellos. Ya que nos cansamos de advertirles vamos a dar paso a acabar con los de la lista negra, nos cansamos de tener compasión con el pueblo”, indica el intimidatorio texto, en referencia, supuestamente, a “viciosos, ladrones, supuestos piquetes y expendedores de droga”.

Tras presentarse el crimen, tropas del Ejército Nacional acudieron a la vereda El Dorado, a 45 minutos de Planadas. Información preliminar indica que la pelea de gallos era organizada en la casa del presidente de la Junta de Acción de esa comunidad, pero el evento “se salió de control”, indicaron testigos citados por el medio local Alerta Tolima.

De acuerdo con esta versión, los ánimos se caldearon en el lugar luego de que el juez de la pelea decretara como ganador a uno de los participantes, lo que causó malestar entre varios de los asistentes, que denunciaron corrupción en la partida.

Tras esto, dos personas favorecidas en el juego fueron ultimadas con disparos, mientras que una tercera fue atacada con arma blanca. Los agresores emprendieron la huida.

Esto, sin embargo, no coincidiría con el anuncio del panfleto que autoridades encontraron en la escena, en que un presunto grupo paramilitar anuncia que tomará acciones para “poner orden” en el pueblo, luego de amenazar a sus habitantes con un toque de queda.

Por su parte, autoridades avanzan en la investigación. Una Unidad Criminalística de la Sijin fue enviada por la Policía del Tolima desde el municipio de El Espinal para realizar el levantamiento de los cuerpos y las primeras pesquisas.

Violencia en Planadas

La masacre del domingo es solo uno más de los múltiples hechos de violencia registrados últimamente en Planadas, Tolima. A inicios de octubre, autoridades capturaron en el municipio a un hombre señalado por el asesinato de dos personas en esa población el pasado abril.

El presunto homicida, identificado como Fernando Rodríguez Varón, acabó con la vida de Edgar Bustos Ortiz, de 55 años, y Cristian Camilo Ángulo Mambuscai, de 23 años, quienes se movilizaban en una motocicleta desde Neiva, Huila, cuando fueron atacados con un arma de fuego en el sector de Alto del Indio, corregimiento Gaitania.

De acuerdo con la Fiscalía, el propósito de ese ataque era apropiarse de la suma de $19′000.000 que portaban las víctimas para la compra de un vehículo.

En su momento se conoció que Rodríguez Varón no aceptó los cargos imputados, pero al término de las audiencias preliminares, el fiscal delegado logró que al sujeto le fuera impuesta una medida de aseguramiento en el centro carcelario de Chaparral, en ese departamento.

Esa misma semana, la Fiscalía imputó cargos y logró medida de aseguramiento carcelaria contra tres presuntos integrantes de una organización delincuencial denominada La Oficina, que opera en el sur del Tolima y a la cual se le adjudican delitos como desplazamiento forzado y extorsión.

Los capturados fueron identificados por el ente acusador como Francisco Javier Vargas Lozano, de 30 años; Luis Yeider Olivera Calderón, de 28 años, y Tarcisio Ramírez Vaquiro, de 54 años, a quienes se les señala de quemar y destruir maquinaria el 8 de julio en ese municipio.

De acuerdo con la Fiscalía, el hecho generó el desplazamiento forzado de dos familias del sector. Además, los sujetos también serían responsables de extorsiones a una empresa de transporte de esa localidad, pero negaron los cargos imputados.

Semana


VOLVER

Más notas sobre el tema