Crisis en Haití | Otro manifestante asesinado y el secretario de la ONU insta a convocar a elecciones

539

Al menos un muerto en protestas en Haití mientras la ONU lanza advertencia

Al menos un manifestante murió este lunes de un tiro en la cabeza durante una protesta en Puerto Príncipe, coincidiendo con una advertencia formulada por el Consejo de Seguridad de la ONU por el riesgo de que estas tensiones desestabilicen Haití.

Los manifestantes protestaron este lunes para exigir justicia por la muerte del estudiante Grégory Saint-Hilaire, que falleció por disparos supuestamente efectuados por un policía de la guardia presidencial el viernes pasado dentro del campus universitario.

Varios vehículos fueron incendiados durante la protesta y los manifestantes prendieron fuego a neumáticos para bloquear varias avenidas de la capital haitiana.

Los policías antidisturbios lanzaron gas lacrimógeno y dispararon al aire repetidamente para dispersar a la multitud.

Un manifestante murió de un disparo en la cabeza durante la protesta de este lunes, según constató un periodista de Efe.

EL DETONANTE DE LA PROTESTA

El detonante de la protesta fue la muerte de Saint-Hilaire durante otra manifestación organizada el viernes pasado por los estudiantes de la Escuela Normal Superior, institución que depende de la Universidad del Estado de Haití, para protestar por cuestiones de política educativa.

Según los estudiantes, el autor del disparo fue un agente de la Unidad de Seguridad General del Palacio Nacional (USGPN), cuerpo especial destinado a proteger la sede del Gobierno, situada en frente del campus de la universidad.

En una nota publicada hoy, el Rectorado de la Universidad del Estado de Haití condenó la muerte del estudiante, que calificó de un «atroz y odioso acto».

«El Rectorado denuncia, condena enérgicamente el clima arbitrario y permisivo que, una vez más, siembra el luto en la sociedad e incluso dentro de la universidad (…) ¿Hasta cuándo seguiremos contando cadáveres en nuestras filas?», afirma el comunicado.

Asimismo, el Rectorado demandó que se establezcan responsabilidades y «que los autores y sus cómplices, sean quienes sean, sean entregados a la Justicia».

PROTESTAS EN AUMENTO

En los dos últimos meses se han registrado numerosas protestas en Haití para protestar por la ola de violencia que atraviesa el país.

El asesinato que más consternación ha causado fue el del jefe del Colegio de Abogados, Monferrier Dorval, tiroteado a las puertas de su casa en uno de los barrios más seguros de Puerto Príncipe el 28 de agosto.

De forma paralela, en septiembre se produjo una serie de protestas violentas protagonizadas por grupos radicales de policías, por distintas reivindicaciones.

ADVERTENCIA DE LA ONU

Este lunes, la alta representante de la ONU para Haití, Helen La Lime, se refirió a esta ola de violencia durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Las protestas violentas están amenazando con empujar a Haití a una «espiral de inestabilidad», dijo La Lime.

Las protestas se producen en momentos en los que el país se dispone a preparar elecciones legislativas, pospuestas desde 2019, presidenciales, municipales y un referéndum para modificar la Constitución.

En este sentido, La Lime advirtió que «la continua falta de confianza entre las fuerzas políticas está impidiendo el más mínimo progreso en las prioridades que previamente habían obtenido un amplio consenso en todo el espectro político», en particular sobre la necesidad de reformar la Constitución antes de la celebración de nuevas elecciones.

Hoy


Elections : l’ONU prône un “consensus politique minimal” pour éviter la violence

Le secrétaire général de l’ONU, Antonio Guterres, a appelé à un « consensus politique minimal » dans le cadre de l’organisation des élections pour éviter que celles-ci, comme par le passé, soient émaillées de violences préjudiciables à la population. « Un consensus politique minimal, assorti d’un plan réaliste pour la tenue d’élections, qui fixe notamment le cadre électoral, le calendrier, les listes électorales et le budget, et un Conseil électoral provisoire pleinement fonctionnel sont nécessaires pour garantir des élections libres, équitables et transparentes qui confereront une légitimité au système politique et renforceront les institutions de l’État et la bonne gouvernance », a indiqué le secrétaire général de l’ONU dans le chapitre « observations » de son dernier rapport au Conseil de sécurité sur Haïti.

« Dans le cas contraire, a souligné Antonio Guterres, la population haïtienne pourrait une fois de plus être victime de violences politiques similaires à celles qui ont entaché les élections précédentes. Je réitère donc mon appel, avec une urgence renouvelée, au gouvernement et aux acteurs politiques et ceux de la société civile pour qu’ils mettent de côté leurs différences et tirent partie de cette occasion historique de répondre aux attentes populaires en s’accordant sur les réformes de gouvernance nécessaires », a insisté Antonio Guterres qui offre ses bons offices en mettant ses représentants au service d’un dialogue entre les acteurs en Haïti.

« Ma représentante spéciale, le BINUH, et l’ensemble du système des Nations unies se tiennent prêts à aider les parties prenantes à engager un dialogue constructif en vue d’établir un programme de réforme consensuel et de concevoir un processus électoral crédible et ouvert à tous », a écrit le numéro un de l’ONU qui souligne avoir observé avec « préoccupation » « la détérioration rapide de la cohésion nationale ». « À l’heure où Haïti se prépare à entrer dans un nouveau cycle électoral, la détérioration rapide de la cohésion nationale constatée au début de l’épidémie de Covid-19 est très préoccupante », a aussi écrit le secrétaire général de l’ONU.

«Malgré le consensus qui prévaut sur la nécessité d’une révision constitutionnelle avant les élections et de réformes institutionnelles globales, les acteurs nationaux ne sont pas parvenus à un accord sur un programme de réformes politiques et de réformes générales pour s’attaquer aux causes profondes de l’instabilité en Haïti », a indiqué le secrétaire général qui y va d’une révélation. « Dans le climat politique actuel, les négociations qui ont conduit à la nomination par le président Moïse de neuf nouveaux conseillers, le 18 septembre, ont été compliquées. Le président Moïse poursuit sa concertation avec les différents secteurs concernés en vue de mettre en place le nouveau Conseil », lit-on dans le rapport qui évoque l’appui de 4, 3 millions de dollars à l’ONI et la délivrance de 1,6 million de cartes. « Au 26 août, l’Office national d’identification, qui a récemment bénéficié d’une enveloppe de 4,3 millions de dollars pour accélérer le rythme d’inscription sur les listes, avait inscrit quelque 2,7 millions de citoyens sur un nombre total d’Haïtiens en âge de voter estimé à 6,8 millions, et délivré 1,6 million de cartes d’identité biométriques », selon ce rapport.

Entre-temps, l’administration Moïse/Jouthe fait le dos rond, affecte 3,1 milliards de gourdes aux opérations électorales et 500 millions de gourdes comme support aux partis politiques. L’administration avance en dépit de l’avalanche de réactions contre le CEP du 22 septembre, investi sans prêter serment devant la Cour de cassation, sans consensus dans la société haïtienne, avec une mission inconstitutionnelle d’organiser un référendum pour une nouvelle Constitution. Pour le moment, des partis politiques alliés et de l’opposition rejettent ce CEP mis en place par l’exécutif.

«  Au plan politique, selon l’ambassade de France, il convient de construire le consensus le plus large possible ». « Enfin, les électeurs doivent être assurés qu’ils pourront émettre un vote libre sans subir la pression de groupes armés illégaux», avait indiqué le communiqué de l’ambassade de France qui figure dans le sillage de remarques effectuées par l’ambassadeur José Gomez de passage à Jacmel.

Après la publication de l’arrêté nommant le CEP, les États-Unis avaient pris note et indiqué  attendre la publication du décret et du calendrier électoral.

Le Nouvelliste


República Dominicana insta a la ONU a mantener su presencia en un Haití en crisis

El ministro de Relaciones Exteriores de la República Dominicana, Roberto Álvarez, solicitó este lunes al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que mantenga el mandato de la Oficina Integrada del organismo en Haití, dada la situación de crisis social y económica que vive el país vecino.

Durante su intervención en la reunión del órgano de la ONU, retransmitida en vivo, el canciller afirmó que el país mantendrá su política de colaboración con Haití pero que ‘no hay ni podrá haber una solución dominicana a la situación haitiana’.

‘El gobierno dominicano hace un llamado a la comunidad internacional a proveer al pueblo haitiano la ayuda humanitaria que tanto requiere y los recursos necesarios para poder invertir en infraestructuras y en la creación de empleos’, expuso el ministro.

Álvarez destacó la preocupación de la República Dominicana frente a la crisis social, de salud y política que vive el país vecino, con el que comparte el territorio de la isla La Española, y rechazó que se produzca una salida prematura de la oficina (Binuh, por sus siglas en francés) sin antes haber alcanzado condiciones adecuadas para ello.

En este sentido, se refirió al estancamiento de la celebración de elecciones y la falta de consenso en una agenda política común que defina un nuevo ciclo electoral.

‘Por ello, exhortamos a la comunidad internacional a tomar un papel más activo en la organización de este proceso y a extender el mandato de la Binuh, dotándola, además, de los recursos necesarios para su correcto funcionamiento’, dijo.

Para Álvarez, ‘la Binuh debe facilitar un pacto político amplio en Haití que garantice la celebración de las elecciones legislativas, que es la tarea más urgente’ a su entender.

Asimismo, el canciller señaló que ‘las fronteras compartidas implican que procesos políticos y sociales impactan significativamente en el otro’, y añadió que ‘el éxito de las políticas de salud o defensa requieren coordinación binacional’.

‘La buena vecindad entre los dos países no puede nunca perjudicar el principio de cumplimiento estricto de la legalidad dominicana e internacional’, dijo el ministro, que insistió en que ‘dada la condición de Haití, es imprescindible el apoyo de la comunidad internacional y de los organismos multilaterales’.

Durante la reunión de este lunes del Consejo de Seguridad de la ONU se dio a conocer el informe sobre Haití preparado por Helen La Lime, representante del secretario general de la ONU, y se abordó la posible extensión del mandato de la Binuh.

La Oficina de las Naciones Unidas en Haití inició sus trabajos en octubre de 2019 con el objetivo de aconsejar al gobierno haitiano para lograr la estabilidad política y la buena gobernanza, incluyendo la regulación de leyes.

Haití atraviesa una persistente inestabilidad política, económica y social desde 2018, que obligó a aplazar las elecciones legislativas previstas para el otoño de 2019.

Al no celebrarse estas elecciones, el Parlamento fue clausurado en enero pasado y, desde entonces, Moise gobierna por decreto, aunque el pasado viernes prometió que los comicios se celebrarán ‘en los próximos meses’ y llamó a la unidad nacional para cambiar la difícil situación política y económica de la nación.

Diario Libre


VOLVER

Más notas sobre el tema