Ecuador | Liberaron al exasambleista Virgilio Hernández y afirman que la detención fue por “un error judicial”

916

Virgilio Hernández fue detenido por un error en el sistema judicial

Este lunes 5 de octubre de 2020, el exasambleísta Virgilio Hernández fue detenido en un operativo policial de rutina. Poco tiempo después fue liberado.

La detención ocurrió cerca del mediodía en el sector Las Casas, en el norte de Quito.

La Policía Nacional realizaba un operativo de rutina. Al ingresar los datos de Hernández, en el sistema Siipne se reflejaba que en su contra pesaba una orden de captura ordenada por la Corte Nacional de Justicia (CNJ) que estaba vigente desde el 14 de octubre de 2019.

Por esta razón, el político fue escoltado hasta la Unidad de Flagrancias para que se procese su detención. Dos horas y media después, Hernández fue liberado y abandonó el lugar en compañía de sus abogados.

Según el exasambleísta fue capturado por un error judicial. La orden que estaba vigente corresponde a los hechos de las violentas manifestaciones de octubre de 2019.

Por ese caso, Hernández tiene un llamado a juicio por el supuesto delito de rebelión junto a la prefecta Paola Pabón y el dirigente Christian González.

Cuando en esa época se giró una orden de captura en su contra, Hernández no fue arrestado sino que se entregó voluntariamente. Incluso, estuvo preso cerca de dos meses.

Sin embargo, la orden de captura nunca fue retirada del sistema y la policía la hizo efectiva.

La Fiscalía General del Estado indicó que esa orden fue revocada en 2019. Por lo que su permanencia en el sistema debe ser explicada por la Corte de Pichincha o la Policía Nacional. Estas instituciones aún no se han pronunciado.

Primicias


Abogado de Virgilio Hernández dice que su cliente fue detenido por un error judicial; está libre

Dos horas después de ser detenido y trasladado a la Unidad de Flagrancia, en el norte de Quito, el exasambleísta Virgilio Hernández fue liberado.

La aprehensión ocurrió al mediodía de este 5 de octubre del 2020, en los exteriores de la casa del exlegislador, ubicada en el sector de Las Casas, en el norte de la capital.

El comandante de Quito, Fausto Salinas, indicó a este Diario que, durante un operativo de control, un agente detectó que en el sistema informático de la Policía había una orden de captura, que estaba vigente desde el 14 de octubre del 2019.

El abogado de Hernández, Ramiro Aguilar, indicó a este Diario que todo se trató de un error judicial. Pues esa orden de detención fue revocada el año pasado, durante una audiencia. Esta información también fue confirmada por Fiscalía.

“El entonces presidente de la Corte de Pichincha, Julio Arrieta, no notificó la revocatoria a la Policía y por eso en el sistema aún aparecía que la boleta de captura estaba vigente”, sostuvo el defensor.

Al salir de la Unidad de Flagrancia, Hernández habló públicamente e indicó que la boleta fue emitida por las manifestaciones violentas de octubre del año pasado. Por eso caso, el exasambleísta está procesado por el delito de rebelión junto con la prefecta de Pichincha, Paola Pabón y una persona más.

“Cuando se giró la orden de captura en mi contra no fui arrestado, sino que me entregué voluntariamente. Estuve preso durante 52 días. Sin embargo, la orden de captura nunca fue retirada del sistema y la Policía la hizo efectiva”, dijo Hernández.

A través de su cuenta de Twitter, él fue el primero en anunciar su detención y la calificó de arbitraria. “Un patrullero que esperaba fuera de mi domicilio, procede a detenerme y me llevan a Flagrancia. A un año de los hechos de octubre sigue la dictadura”, escribió.

El Comercio


VOLVER

Más notas sobre el tema