El futuro de Bolivia – La Nación, Argentina

1.121

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Aunque el escrutinio oficial no se haya completado, las actuales autoridades bolivianas admiten el claro triunfo electoral del economista Luis Arce, candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), que lidera Evo Morales.

Los votantes concurrieron ordenadamente a las urnas, incluyendo a quienes, esta vez, pudieron sufragar en el extranjero, incluyendo nuestro país. Arce era ciertamente el candidato favorito del 41% de la población de Bolivia, que es indígena.

Esta vez no hubo acusaciones de fraude electoral. La presidenta interina, Jeanine Áñez, reconoció de inmediato el triunfo del MAS, aunque acusó a las actuales autoridades de la Argentina, donde Morales está refugiado desde que fue derrocado, de haber apoyado al candidato del MAS, en lo que calificó de inaceptable injerencia en los asuntos internos de Bolivia.

Arce es un experimentado economista, de 57 años, con estudios de posgrado en Gran Bretaña, que ha transitado por años la política boliviana. Es considerado el gran responsable de haber cuadruplicado el PBI de Bolivia durante la última presidencia de Morales, así como de haber reducido la pobreza del 60% de la población al 37%. Entre sus desafíos más inmediatos están la pronta industrialización de los yacimientos bolivianos de litio y la explotación ordenada de las importantes reservas de gas.

La hora convoca al país vecino a empeñarse en fortalecer sus instituciones y a enfrentar una recesión económica profunda, que podría reducir este año el PBI en un 6,2%, según se estima.

La prensa extranjera señala que Morales tuvo y vuelve a tener la oportunidad de ser una suerte de Nelson Mandela para todos los bolivianos, aunque hasta ahora haya preferido instalarse en una posición de corte autoritario.

La Nación


VOLVER

Más notas sobre el tema