Jornada de manifestaciones contra el acuerdo del gobierno con el FMI

726

Ecuador se moviliza este jueves contra el acuerdo con el FMI

La convocatoria de movilización nacional para este jueves fue lanzada desde organizaciones sociales, sindicales y estudiantiles. El objetivo es rechazar el nuevo acuerdo del Gobierno de Lenin Moreno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y las medidas de flexibilización laboral y de ajuste que aplicó durante la pandemia.

El exministro de Finanzas, Richard Martínez, había llegado a un acuerdo con el FMI para obtener un crédito por U$S 6.500 millones. A cambio el organismo internacional le exige un incremento de tres puntos al IVA (de 12 % al 15 %) para el 2022. También incluye la reducción de las exenciones del IVA a las universidades y la eliminación de la devolución del IVA a los adultos mayores. Es decir el aumento de un impuesto regresivo como el IVA que afecta a los sectores más empobrecidos.

Junto a estas exigencias del FMI, el Gobierno de Moreno ha venido avanzando durante la pandemia en una flexibilización de las condiciones de trabajo y recortes presupuestarios en diversas áreas.

Es por estas medidas que las organizaciones sociales, de educadores y trabajadores decidieron realizar una nueva movilización para el jueves 22 de octubre.

El anuncio lo hicieron los dirigentes de la Unión Nacional de Educadores (UNE) como así también el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y el Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), que se sumará a las marchas.

En una conferencia de prensa en Guayas, la directiva de la UNE dijo que la acción es “En rechazo a la venta de la Patria y al nuevo acuerdo con el FMI, que implica nuevas medidas de hambre en contra de trabajadores y nuevas medidas para el saqueo”.

Por su parte el presidente del FUT, Mesías Tatamuez, señaló que “El 22 haremos una gran marcha nacional e invitamos al pueblo, organizaciones sociales, estudiantes, docentes, obreros para poner un alto a los despidos (…) las medidas económicas no afectan solo a los trabajadores que tienen empleo, sino a los 6 millones de personas desempleadas”.

Tatamuez denunció que el Gobierno aprovechó la crisis sanitaria por el covid-19 para aplicar medidas neoliberales, privilegiando el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Una de estas medidas neoliberales es la llamada Ley Humanitaria, que no es otra cosa que una flexibilización laboral abierta.

La FEUE por su parte se sumará a las marchas para protestar contra “la reducción al presupuesto de la educación superior en un monto de 98 millones de dólares, para pedir que se ponga un alto a los despidos, por el respeto a los derechos laborales, trabajo con salarios justos y porque no se despojen los recursos al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social”.

Las manifestaciones están llamadas desde las 16 hora local en el centro norte de Quito; en las capitales de provincia, las concentraciones serán en plazas y parques.

En 2019, el intento de Lenin Moreno de aplicar un aumento a los combustibles exigido por el FMI desató un estallido social en todo el país con movilizaciones de campesinos, indígenas y trabajadores, que enfrentaron una brutal represión. Los enfrentamientos y las tomas de ayuntamientos y de las principales ciudades del país estuvieron a punto de terminar con la caída de Moreno, que se había convertido en la principal demanda de los manifestantes. El acuerdo con las direcciones indígenas y la promesa de no aplicar el aumento a los combustibles fue lo que permitió evitar la caída del Gobierno. A un año de esta rebelión popular y tras una gestión represiva de la pandemia, Moreno vuelve a la carga con el ajuste que implica este nuevo acuerdo con el FMI.

La principal confederación indígena del Ecuador, la CONAIE, que tuvo un papel protagónico tanto en las movilizaciones del año pasado como en la negociación con Lenin Moreno, no se pliega a la convocatoria de este jueves. A pesar de haber declarado a octubre como el “Mes de la resistencia indígena y popular” y de saludar la movilización indígena que en estos días tiene lugar en la vecina Colombia, no ha convocado a salir a las calles de Ecuador contra el FMI.

La Izquierda Diario


Romo: «Si hay violencia, la Policía responderá con violencia»

La ministra de gobierno María Paula Romo y los gobernadores, en conversaciones con los organismos de control de las ciudades del Ecuador, decidieron responder a las movilizaciones previstas para este jueves 22 de octubre, en caso de que se registren actos violentos.

«No hay nada que esté fuera de lo normal. Es una regularización de la Policía. A pesar de que estamos hablando de movilizaciones diferentes a las de octubre de 2019, creemos que la Policía tiene la potestad de responder a cualquier manifestación donde la violencia se haga presente«, María Paula Romo, ministra de Gobierno.

Con el patrimonio, NO

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, quien también estuvo presente durante el evento, manifestó que no es un buen momento para que los ciudadanos se reúnan en las calles. «Estamos enfrentando una crisis sanitaria. Este es el momento menos propicio para crear aglomeraciones«, señaló.

Adicionalmente, el cabildo indicó que no permitirá daños al patrimonio del centro histórico de Quito. Según dijo, «cualquier acto de movilización debe mantenerse dentro de los establecimientos».

El Comandante de la Policía sugirió que mantener el orden público implica la coordinación de disposiciones que respondan a las manifestaciones de los ciudadanos. «Mientras sea de manera pacífica, nosotros actuaremos como un espejo. Al igual que en octubre de 2019, puede haber presencia de personas beligerantes», manifestó.

Cierre de iglesias por precaución

La ministra mantuvo conversaciones con los obispos de la Capital para cerrar las Iglesias por lo sucedido en Santiago de Chile, donde los manifestantes produjeron incendios en los templos. «No hay condiciones para alarmarse por las protestas más que por la pandemia. La población no quiere arriesgar su salud».

El pasado 18 de octubre, un funcionario de la armada de Chile fue detenido por la quema de una iglesia en la ciudad de Santiago. Este hecho sucedió en el marco de la conmemoración de las protestas contra la dictadura del exmandatario Augusto Pinochet.

Radio La Calle


VOLVER

Más notas sobre el tema