Nicaragua | Ortega acusa a la OEA de estar sometida a los intereses de EEUU y la llama “organismo de muerte”

762

Daniel Ortega llama «inventos» a protestas de presos políticos y tilda a la OEA de «organismo de la muerte»

Para el dictador Daniel Ortega las denuncias de los familiares de los presos políticos de que estos son torturados en las cárceles son » inventos» que tiene el objetivo de «crear una imagen negativa» de su gobierno en Nicaragua, para ser usada en su contra ante los organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA), donde a partir de este 20 de octubre se discutirá una resolución que elevará la presión política contra el orteguismo, debido a las violaciones a los derechos humanos perpetrados por sus operadores.

Ortega pronunció la noche de este 19 de octubre un virulento discurso en contra de los Estados Unidos (EE.UU.), la Unión Europea (UE) y la OEA por las presiones económicas y políticas, y sanciones en contra de su régimen por la brutal represión que persiste en contra de los nicaragüenses.

Ortega y su vicepresidenta, y esposa, Rosario Murillo, presidieron el acto central en conmemoración del 41 Aniversario del Ministerio de Gobernación, este 19 de octubre. En la versión del dictador, las condiciones de las cárceles del país parecerían hoteles, diciendo que «la calidad de la atención que hoy existe en los sistemas penitenciarios» no se comparan a los de la dictadura somocista.

«¡Qué diferencia con la atención que reciben hoy! (Pero) ya sabemos, siempre hay, prisioneros que inventan que los están torturando, (cuando) están las puertas del sistema penitenciario, (para las) familiares de los prisioneros, para que ustedes puedan visitarlos. (Dicen) que tienen los cocidos los labios, ¡Ya quisiera verlos!», dijo Ortega. De esta forma se burló de familiares de varios de los 103 presos políticos que se han zurcido la boca en protesta para que les dejen en libertad.

La pareja de dictadores y la hija de estos, Camila Ortega Murillo, fueron los únicos durante el acto que no usaron mascarilla, siguiendo su política de minimizar la pandemia del nuevo coronavirus Covid-19 en el país. El resto de funcionarios presentes sí utilizaron los tapabocas para reducir el contagio del Covid-19, que era potencial debido al gran número de personas en la llamada plaza de la Revolución, en el centro de Managua.

Ataca a familiares de reos políticos

Organismos y activistas por los derechos humanos han denunciado que las autoridades del sistema penitenciario bloquean las visitas para constatar las condiciones reales de los presos políticos encarcelados por la dictadura. Se han denunciado las condiciones inhumadas en las prisiones del régimen, donde hay hacinamiento y se han constatado que los presos políticos son colocados en celdas de castigo durante días, restringiendo las visitas e incluso negando la atención médica cuando la han necesitado.

Pero en la versión del dictador son las autoridades del Ministerio de Gobernación y de los sistemas penitenciarios quienes invitan a los organismos y a los familiares de los reos políticos a ingresar a las cárceles para constatar las condiciones, pero que no lo hacen para mantener la campaña de supuestas violaciones a los derechos humanos.

«Las familias que tienen presos, todos los días hacen escándalos, inventan, en medios de comunicación que son pagados por el imperio yanki, familias que se prestan. Cuando se les han dicho que vayan, que vean ( si es cierto cuando) dicen que (los reos políticos) se están muriendo, que vayan acompañados de organismos sociales, no van porque saben que todo lo que está diciendo es mentira. Pero ese es un eje que han tomado», descalificó Ortega las acusaciones de las asociaciones de presos y excarcelados políticos. (…) A esos que inventan que a los reos se les está torturando. Ahí están las puertas del sistema penitenciario abiertas», dijo el dictador.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha calificado de “intolerable e inhumana” la situación de los presos políticos que se mantienen 16 días en huelga de hambre para exigir su libertad. “Todos han sido presentados públicamente como criminales y no han tenido acceso a un proceso judicial justo, siendo violentado así el principio de presunción de inocencia y todas sus libertades fundamentales”, afirmó Almagro en un comunicado el pasado 16 de octubre.

Enfrentado con la OEA

El dictador además tildó de un «organismos de muerte y del injerencismo de los Estados Unidos», a la misma OEA, como a los países de la comunidad europea por supuestamente actuar para provocar inestabilidad y golpes de Estado, en contra de «gobiernos democráticos» socialistas que «no se someten a los intereses de los yanquis».

Ortega también enfiló sus ataques en contra de los sectores opositores, diciendo que Estados Unidos se dedica a «financiar terroristas en Nicaragua que se disfrazan de políticos demócratas, pero que son terroristas, que asesinan a ciudadanos, maestros, a compañeros policías», pero que, según el dictador son actos no cuestionados por organismos de derechos humanos como los de Naciones Unidos.

En la Asamblea General de la OEA, que será este 20 y 21 de octubre, se espera la aprobación de una resolución en la que se le exigirá al régimen de Nicaragua aprobar reformas electorales ajustadas a los estándares internacionales, dándole de plazo a más tardar mayo del 2021. Nicaragua tiene previsto realizar comicios nacionales en noviembre del próximo año.

En horas de la tarde de este lunes, el régimen a través de una declaratoria calificó de «bochornosa» que la Asamblea General aborde la grave situación de los derechos humanos en Nicaragua, insistiendo en su retórica de que es un «acto injerencista».

Ortega usó el triunfo en las elecciones de Bolivia, el pasado domingo, del partido Movimiento Al Socialismo (MAS), en sus descalificaciones del rol de la OEA. El presidente electo de Bolivia es Luis Arce, uno de los principales operadores del régimen de Evo Morales, por lo que la victoria del MAS le asegura al expresidente volver a su país, y posiblemente ser el poder detrás, luego de casi un año de que huyó de la justicia, por la denuncia del fraude electoral que se le atribuyó haber cometido en los comicios presidenciales del 2019. Morales buscaba su cuarta reelección consecutiva en esos comicios.

«Hicieron un plan, sabiendo que esa elección la ganaba Evo, comenzaron a cuestionar, y vino la OEA siguiendo las ordenes del imperio y dijo: «estas elecciones hay que repetirlas», acusó Ortega del supuesto papel del organismo hemisférico.

El dictador consideró una derrota para la OEA el resultado de las elecciones presidenciales en Bolivia en 2020, donde con un 52 por ciento el MAS de Morales volverá a gobernar. «Ahí la gran lección es que, por muy poderoso que sea el imperialismo, la fuerza de los pueblos es tan poderosa y se levanta a través de los votos de una manera que arroya a los conspiradores. Hoy ha quedado demostrado quienes mintieron hace un año», dijo Ortega.

EE.UU. ha sancionado a 24 funcionarios del régimen, que incluye a la vicepresidenta Rosario Murillo y a tres hijos de la pareja presidencial. Y son nueve las entidades sancionadas por estar vinculadas principalmente a los negocios de la dictadura. Estas son: Alba de Nicaragua (Albanisa), la Policía Nacional, el Banco Corporativo de Nicaragua (Bancorp), Empresas Zanzíbar, Distribuidora Nicaragüense de Petróleo SA (DNP), Servicios de Protección y Vigilancia (El Goliat), Difuso Comunicaciones, Mundo Digital y Caruna.

Se pone de víctima

«Se han lanzado con saña contra Nicaragua, que se recrudeció con el intento de golpe (de Estado)en 2018, y la han mantenido, que hay que llevar la democracia a Nicaragua, cuando esos mismos países, vemos que ellos son incapaces de respetar los principios de la democracia de manera integral», expresó Ortega para descalificar las demandas de la la comunidad internacional, porque cese la represión y se garanticen elecciones libre, justas y transparentes.

La Policía Orteguista (PO), los parapolicías, simpatizantes del régimen así como los fiscales y jueces ejecutan el asedio, la persecución, han encarcelado y sentenciado a duras penas a los opositores. Se han cercenado el derecho a la protesta pacífica y se niega la libertad de organización política.

Para Ortega todas esos abusos son «inventos» de los opositores «para crear una imagen negativa ante los organismos internacionales, como la OEA, que es manejada por los yanquis». De ser el represor se colocó como víctima de las «opiniones» de países como, en la Unión Europea, que fácilmente se prestan a hacer también parte de la política intervencionista» contra Nicaragua.

«Los yankis (EE.UU.) le ordenan a ellos (los europeos). Si los yanquis aplican una sanción, vienen ellos y aplican la otra sanción. (…) Se siente con derechos, nos descalifican simplemente porque o aceptan que estos países busquen un poco de independencia, respetuosas relaciones con países desarrollados. Se sienten con el poder, porque tienen una política colonialista, imperialistas, algunos países europeos y ya no se diga el imperio yanki», arremetió Ortega en su discurso de 50 minutos.

El dictador ha enfilado las armas jurídicas para amenazar a los opositores a través de dos leyes polémicas como son la «Ley Mordaza» o de Ciberdelitos que criminalizará las publicaciones en redes sociales y de los medios de comunicación, cuando esas informaciones sean en contrarias a la política del régimen; y también la «Ley Putin» que criminaliza a las organizaciones y personas que reciben financiamiento de asociaciones y gobiernos extranjeros. Estos últimos serán considerados «agentes extranjeros» y quedarán inhibidos de participar como candidatos en las elecciones.

El Ministerio de Gobernación será quien persiga a las personas y asociaciones opositoras para aplicarles la «Ley Putin».

La próxima semana estaría presentándose en la Asamblea Nacional una reforma parcial a la Constitución Política para imponer la cadena perpetua por «crímenes de odio», que también sería usada por la dictadura para reprimir a los opositores.

Confirman liberación de miles de reos comunes

María Amelia Coronel, ministra de Gobernación, leyó un informe de gestión 2020, en que se confirmó que la dictadura aprovechó la pandemia del Covid-19, para excarcelar a miles de reos bajo la figura de convivencia familia, que se otorga como propaganda partidaria, porque son personas condenadas por cometer delitos graves, entre ellos narcotráfico y lavado de dinero, los que la ley prohíbe darles este tipo de beneficio.

Coronel precisó que entre octubre del 2019 y septiembre del 2020 fueron liberados 10,304 reos en convivencia familiar. Sin embargo la dictadura mantiene encerrados a más de 100 presos políticos, quienes sufren torturas por parte de custodios de los penales. La ministra Coronel ignoró que varios presos políticos se están en protesta desde hace semanas para presionar por su liberación.

La Prensa


Así se debatirá la crisis de Nicaragua en esta inédita Asamblea General de la OEA

La Organización de Estados Americanos (OEA) celebrará de forma virtual su 50º período ordinario de sesiones de la Asamblea General entre este martes y miércoles, (20 y 21 de octubre) bajo el lema «enfrentando los desafíos de Covid-19 en el Hemisferio: un enfoque colaborativo para abordar vulnerabilidades y construir resiliencia en tiempos de crisis, con base en los cuatro pilares de la OEA».

Este encuentro, al que están citados todos los cancilleres del continente, y que será virtual por los protocolos de seguridad debido precisamente a la pandemia del coronavirus, es la máxima instancia política de la OEA y sus decisiones servirán de guía para las actividades y prioridades del organismo regional durante el próximo año (2021).

El temario a debatir en la 50 sesión de la Asamblea General, son asuntos incorporados con las disposiciones de la Carta de la OEA, así como el reglamento de la Asamblea General y otras disposiciones vigentes. También se discutirán temas bajo la consideración del Consejo Permanente y del Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral (CIDI).

Estados miembros de la OEA solicitan debatir la situación de Nicaragua

El tercer punto de la agenda, cuya inclusión en el temario de la Asamblea General de la OEA es solicitada por las delegaciones, se discutirá la situación de Nicaragua. Los países que solicitaron que se introdujera el tema de la crisis sociopolítica del país fueron: Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos y Paraguay.

El analista político y exembajador de Nicaragua en Alemania, José Dávila Membreño, explicó que la Asamblea General de la OEA, se realizará una parte virtual y una parte presencial en Washington D.C., Estados Unidos. Señaló que el tema de Nicaragua es uno de los más esperados por los estados miembros.

«Es inédito que se tenga una asamblea de esta naturaleza en el contexto. Un pequeño equipo se reunirá en Washington D.C., para dirigir la reunión, pero la mayor parte de las misiones los hacen desde sus cancillerías virtualmente», coincidió el politólogo Félix Maradiaga.

De acuerdo con su experiencia y fuentes del órgano regional, Dávila detalló que, la segunda plenaria de la Asamblea General de la OEA comienza a mediodía (10:30 a 13:00 horas) del martes 20, en la que se discuten resoluciones, a las 4:00 de la tarde del mismo días, debatirán el informe anterior del 49 período de Asamblea General. «Y en un momento dado sale el tema de Nicaragua», dijo. Lo que indica que se espera que este martes inicie el debate la situación de Nicaragua en el organismo hemisférico.

Opositores esperan que la resolución de la OEA sea contundente con el régimen

El activista político, Félix Maradiaga, delegado del Comité Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab), espera una mención explícita en la resolución sobre la situación de las presas y presos políticos, lo que considera uno de los puntos fundamentales a discutir durante esta 50 Asamblea General de la OEA. Además, que se denuncien la violaciones sistemáticas a los derechos humanos y el rompimiento del orden constitucional que ha provocado el régimen de Daniel Ortega al centrar todos los poderes del Estado a él.

«Con estas recientes acciones no solo deberíamos de ver una denuncia contundente, sino algún tipo de articulado alrededor como esa Ley de Agentes Extranjeros, la Ley Especial del Ciberdelito y la propuesta de cadena perpetua», señaló Maradiaga.

Mientras que Dávila, exdiplomático y vocero de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) considera que esta vez la OEA probablemente va aprobar una resolución un poco más fuerte que las anteriores contra el régimen de Ortega. «Porque Ortega ha dado más pasos antidemocráticos, o sea, totalitarios y es posible que la OEA venga con una resolución más fuerte en cuanto a condenar esas leyes, la represión que ha incrementado contra el pueblo», expresó.

Maradiaga, insta a la OEA emplazar a Ortega para acometer unas reformar electorales que garanticen un proceso de elecciones justas, transparentes. Asimismo recomienda ponerle plazos para que la dictadura cumpla con los acuerdos.

«Con todas estas evidencias (aprobación de la «Ley Putin» y avances en otros proyectos de leyes represivas) clarísimas de falta de voluntad política de Ortega, yo quisiera ver a la OEA, a sus estados miembros y a la comunidad internacional, corregir el grave error de haber guardado silencio en 2011 y 2016 ante unos procesos electorales espurios que legitimaron a esta dictadura que hoy nos mata, nos persigue y nos quita todos los derechos como ciudadanos», manifiesta Maradiaga.

«Probablemente y esperamos que la OEA exija al régimen de Ortega elecciones libres como una salida pacífica, que exija reformas electorales profundas que eviten otro fraude», añade Dávila.

Delegación del régimen rechaza que situación sea abordada en la OEA
A través de un escrito la delegación de Nicaragua reitero su rechazo y desconocimiento a la introducción de los temas “La Situación en Nicaragua” y la Situación en la República Bolivariana de Venezuela” en la agenda a debatir en la 50 Asamblea General, por lo que solicitó que dicha declaración fuera incluida como pie de página en el Proyecto del Temario.

«Por ser de naturaleza injerencista y violatoria de los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas, de la Naturaleza y los Propósitos de la Carta de la OEA y los Principios del Derecho Internacional. Ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo en los asuntos internos o externos de cualquier otro», expresa la delegación de Nicaragua.

Delegación del régimen rechaza que situación sea abordada en la OEA
A través de un escrito la delegación de Nicaragua reitero su rechazo y desconocimiento a la introducción de los temas “La Situación en Nicaragua” y la Situación en la República Bolivariana de Venezuela” en la agenda a debatir en la 50 Asamblea General, por lo que solicitó que dicha declaración fuera incluida como pie de página en el Proyecto del Temario.

«Por ser de naturaleza injerencista y violatoria de los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas, de la Naturaleza y los Propósitos de la Carta de la OEA y los Principios del Derecho Internacional. Ningún Estado o grupo de Estados tiene derecho de intervenir, directa o indirectamente, y sea cual fuere el motivo en los asuntos internos o externos de cualquier otro», expresa la delegación de Nicaragua.

La Prensa


VOLVER

Más notas sobre el tema