Represión y protestas en en varias ciudades en rechazo al acuerdo con el FMI

872

Trabajadores y grupos sociales de Ecuador protestan contra política económica del gobierno

Cientos de trabajadores, maestros, estudiantes secundarios y universitarios y representantes de diversos sectores sociales realizaron el jueves marchas en varias ciudades de Ecuador, en rechazo a la política económica del Gobierno de Lenín Moreno y la reciente firma de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“El gobierno mintió que esta es la marcha de la violencia. Los recaderos del gobierno dijeron que este era el día de la violencia. Nosotros somos honestos, no tenemos rabos de paja. Que el gobierno respete el derecho al trabajo, a la vida”, dijo a periodistas Mesías Tatamuez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), la mayor organización sindical del país, que encabezaba la marcha en Quito.

Las mayores concentraciones de la jornada de protesta se dieron en Quito, la capital del país, y en Guayaquil (oeste).

Gritando consignas contra el Gobierno y el FMI, portando carteles y banderas rojas y blancas, en Quito, los manifestantes se concentraron al finalizar la tarde en el Tradicional Parque de El Ejido, en el centro, y se dirigieron al casco colonial, a la Plaza de Santo Domingo, en medio de calles fuertemente custodiadas por efectivos policiales y otras cerradas por los efectivos del orden.

“Luchando, creando, poder popular; abajo el gobierno de hambre, abajo la Ley Humanitaria, abajo el despido de trabajadores, abajo el ministro de Trabajo; si preguntan por el pueblo: ¿el pueblo dónde está?, el pueblo está en la calle, forjando la unidad; no le temo a la represión, le temo al silencio del pueblo”, coreaban los manifestantes mientras caminaban hacia el centro histórico, con mascarillas y tratando de guardar el distanciamiento social para evitar la propagación del covid-19.

Cerca de la Plaza del Teatro se registraron incidentes entre un grupo de manifestantes que intentaba derribar las vallas colocadas para cortar el acceso al Palacio de Gobierno.

En la Plaza de Santo Domingo se produjeron otros incidentes con algunos manifestantes que rompieron ladrillos de la acera de la histórica Plaza, por lo que la Policía utilizó gases lacrimógenos para dispersarlos.

Diversos operativos de control se realizaron el jueves en los accesos a Quito para verificar que quienes llegaban a la capital no portaran armas.

Las principales instituciones públicas de Quito estuvieron resguardadas con mallas metálicas y fuertes contingentes policiales, al igual que el casco colonial.

En Guayaquil, las marchas se realizaron desde el tradicional Parque Centenario hacia el centro de la ciudad, en la que se desplegaron unos 800 policías para evitar desmanes.

Dirigentes sindicales dijeron a periodistas que las protestas contra el Gobierno continuarán.

“Ninguna vía cerrada en la jornada. Han terminado ya todas las marchas y plantones, excepto en la capital. Incidentes aislados en Quito; la Policía desaloja a los violentos”, dijo la ministra de Gobierno, María Paula Romo, en su cuenta de twitter.

En prevención a posibles actos violentos o vandálicos, las autoridades montaron un operativo especial con más de 47.000 agentes de policía para resguardar el orden público en todo Ecuador.

Confirmado.net


Policía dispersó con gas lacrimógeno manifestación en Quito

En Quito, los manifestantes se convocaron este jueves desde las 16:00 en el parque El Ejido. Desde allí se movilizaron hacia el Centro Histórico donde se reforzaron las medidas de seguridad.

La convocatoria fue hecha por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT), así como algunos pequeños colectivos indígenas, a título individual, en el marco de una serie de actos que son parte del denominado “Octubre rebelde”.

Se trata de una forma de conmemorar el primer aniversario de las violentas protestas de octubre de 2019, en las que decenas de miles de personas salieron a las calles tras un decreto presidencial que eliminaba el subsidio a las gasolinas.

En Quito, a las 16:00 (hora de la convocatoria) pocos manifestantes se concentraron en el sector del parque El Ejido, “en defensa del empleo, la educación, la salud y la seguridad social”.

30 minutos después empezó la caminata hacia la Plaza Santo Domingo, en el Centro Histórico de la capital.

En horas de la mañana, el FUT había garantizado que su protesta sería pacífica. Las autoridades del Gobierno, de todas formas, reforzaron la presencia de policías y militares ante la posibilidad de acciones violentas durante las manifestaciones.

La Policía anunció que 47.000 agentes participarán en el operativo a escala nacional. En Quito, además, fueron movilizados 2.600 agentes municipales.

El pedido del alcalde

El temor a una protesta descontrolada llevó al alcalde de Quito, Jorge Yunda, a pedir que cualquier tipo de manifestación se celebre en términos pacíficos.

“Nadie tiene el derecho de irrespetar nuestra convivencia armónica, peor aún el patrimonio de la humanidad”. Jorge Yunda.

El alcalde, además, ordenó la activación del Comité de Operaciones de Emergencia de la ciudad, para evitar eventuales actos de vandalismo o agresiones durante las protestas.

Yunda hizo un llamamiento a los sindicatos para velar por el orden y la respetuosa convivencia y conminó a “cuidar los bienes públicos y privados” de la ciudad.

De igual forma, las fuentes de agua fueron resguardadas para que los servicios básicos operen con normalidad, al igual que el transporte público que funcionará en horario habitual.

27 vías de la ciudad fueron cerradas al tránsito, entre ellas los accesos al Palacio de Carondelet, la Contraloría y la Fiscalía.

Primeros incidentes

Pese a que el operativo policial se dispuso para que los manifestantes no ingresen al Centro Histórico de Quito, cerca de las 18:00 finalmente la marcha logró acceder al casco colonial.

Justamente en esta zona se dieron los primeros enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía Nacional.

Primero, ocurrieron en la esquina de las calles Esmeraldas y Guayaquil, en el acceso norte del Centro. En ese lugar varios manifestantes tomaron y lanzaron las vallas metálicas ubicadas por la fuerza pública.

Además, otro enfrentamiento tuvo lugar en la Plaza de Santo Domingo, más al sur de la urbe, que fue tomada momentáneamente por la protesta. La Policía retomó el control del lugar a través del lanzamiento de gas lacrimógeno.

Fin de la marcha

La carga policial se produjo, relató la agencia EFE, después de que participantes en la concentración arrojaran objetos contra fuerzas de seguridad apostadas en una de las intersecciones situadas a pocos metros del Palacio de Carondelet.

Policías motorizados irrumpieron en la plaza y dispersaron a decenas de manifestantes al tiempo que un helicóptero sobrevolaba la zona apoyando la operación desde el aire.

Al menos 2.000 manifestantes secundaron la convocatoria del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), en protesta por la situación de crisis económica agudizada por la pandemia en Ecuador, los desempleados que ha provocado y el rechazo a las condiciones pactadas por el Ejecutivo con el FMI.

Al grito de, “ahí están esos son, los que defienden la corrupción”, “vamos pueblo, el pueblo no se ahueva”, o “abajo el Morenato, abajo el FMI”, la marcha partió del parque El Ejido y había transcurrido de forma pacífica hasta llegar al casco histórico, con la pretensión de llegar lo más cerca posible a la sede presidencial, fuertemente blindada para la ocasión.

Primicias


Algunos manifestantes recibieron agresiones policiales

El testimonio de una persona que observó y filmó el abuso policial contra dos ciudadanos que fueron detenidos por los gendarmes, supuestos infiltrados, este jueves 22 de octubre, en las manifestaciones contra el gobierno nacional.

Las manifestaciones se realizaron de manera pacífica, dice el Gobierno central. Tras observarse en la manifestación organizaciones como el Frente Unitario de trabajadores (FUT), banderas del movimiento Unidad Popular, CEDOCUT, entre otras.

En uno de los letreros se podía leer “Exigimos pago de liquidaciones a la empresa de trabajadores de Textil Ecuador SA, tres años en los juicios, pedimos justicia Ya!”.

Al caer de la tarde, al parecer dos manifestantes fueron tomados por los uniformados, en la calle Guayaquil, a uno lo arrinconaron en el umbral de una puerta entre cuatro policías y otro estaba esposado y lo jaloneaban entre dos uniformados. al parecer supuestamente eran infiltrados.

La persona que filmó esos hechos fue agredido y señala que “entre 8 uniformados sometían a una persona que estaba quejándose porque le estaban pegando”, dice el ciudadano.

Ante esa situación este reportero ciudadano documentó el abuso policial, consiente de su derecho, señala, “ante eso fui agredido por la fuerza pública de manera abusiva y prepotente, chirleándome en la cara sin darme chance a la respuesta, reiteradamente queriéndome quitar el teléfono…”, dice.

Pichincha Comunicaciones


VOLVER

Más notas sobre el tema