Argentina | Alberto Fernández envió el proyecto de legalización del aborto al Congreso: “Que sea ley”

Foto: Diego Paruelo
840

Alberto Fernández anunció el envío del proyecto de IVE: “La legalización del aborto salva vidas de mujeres”

El presidente Alberto Fernández anunció que durante este martes presentará ante el Congreso de la Nación el proyecto de legalización del aborto, luego de una larga demora que impusieron las emergencias sanitarias en el contexto del coronavirus. También anunció, como prometió durante la campaña, el envío del programa de los Mil días. “Por convicción personal, estoy seguro que estamos dando respuesta a una realidad que afecta a la salud pública y que con ello estamos ampliando derechos en una sociedad que así lo demanda”, celebró.

Así lo anunció este martes en su cuenta de Twitter, a través de un mensaje grabado. “Siempre fue mi compromiso que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad y cuide la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo. El Estado no debe desentenderse de ninguna de estas realidades”, escribió el mandatario.

“El presidente Alberto Fernández cumple los compromisos asumidos en su campaña electoral y ante la Asamblea Legislativa. Propone un debate respetuoso y democrático. #QueSeaLey”, celebró Vilma Ibarra, Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia y redactora del proyecto.
“La criminalización del aborto de nada ha servido”

“Querido pueblo argentino. Desde hace mucho tiempo vengo planteando la necesidad de que la palabra empeñada recupere su valor en la política argentina. Esa palabra que empeño es siempre la expresión de mis más firmes convicciones, aquellas que me guían y conducen permanentemente. A lo largo de toda la campaña electoral, al momento de asumir esa presidencia y al dar inicio a este período parlamentario tomé un compromiso ante ustedes que hoy vengo a cumplir”, comenzó el presidente, antes de dar inicio a su anuncio.

“En el día de hoy”, continuó, “enviaré al Congreso de la Nación para su tratamiento dos proyectos de ley para que todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral”. El primero de ellos, explicó, “legaliza la interrupción voluntaria del embarazo y garantiza que el sistema de salud permita su realización en condiciones sanitarias que aseguren su salud y su vida”.

El segundo, en tanto, “instituye el programa de los Mil días, con el objeto de fortalecer la atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo y de sus hijos e hijas durante los primeros años de vida”.

“Mi convicción, que siempre he expresado públicamente, es que el Estado acompañe a todas las personas gestantes en sus proyectos de maternidad. Pero también estoy convencido que es responsabilidad del Estado cuidar la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo”, agregó.

Para el presidente, como viene enseñando en las aulas de la Facultad de Derechos desde hace años, “la criminalización del aborto de nada ha servido: solo ha permitido que los abortos ocurran clandestinamente en cifras preocupantes”.

Cada año, advirtió Fernández, se hospitalizan alrededor de 38 mil mujeres por abortos mal practicados. “Y desde la recuperación de la democracia murieron más de 3000 mujeres por esa causa”, precisó.

“La legalización del aborto salva vidas de mujeres y preserva sus capacidades reproductivas, muchas veces afectadas por esos abortos inseguros. No aumenta la cantidad de abortos ni los promueve, solo resuelve un problema que afecta a la salud pública”, dijo respecto a una de las teorías más repetidas por los antiderechos.

Por otro lado, continuó, “la legalización del aborto no implica una carga extra para el sistema de salud. Los procedimientos validados que se utilizan con estándares de la Organización Mundial de la Salud son en su mayoría ambulatorios, ni quirúrgicos ni farmacológicos”.

El debate, definió el mandatario, “no es decirle sí o no al aborto”, ya que los abortos “ocurren en forma clandestina y ponen en riesgo la vida y la salud de las mujeres que a ellos se someten”. El dilema que “debemos superar”, por lo tanto, es “si los abortos se practican en la clandestinidad o en el sistema de salud argentino”.

Las principales víctimas del sistema legal, recordó el presidente, son las mujeres más vulnerables y en situación de pobreza. Son ellas quienes “deben someterse a prácticas inseguras por no poder costear lo que un aborto implica”, lo que lleva, en muchos casos, a sus muertes o a afecciones que las acompañan de por vida.

Plan de los Mil Días

Por otra parte, indicó el funcionario, el Programa de los Mil Días busca bajar la mortalidad, malnutrición y desnutrición, además de prevenir la violencia protegiendo los vínculos tempranos, el desarrollo emocional y físico y la salud de manera integral de las personas gestantes y de sus hijos e hijas hasta los 3 años de vida.

“Este proyecto establece una nueva asignación por Cuidado de Salud Integral que consiste en el pago de una Asignación Universal por Hijo a pagarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño o niña menor de tres años”, precisó el presidente.

También se extiende el pago de la Asignación Universal por Embarazo (AUE): “Hasta la fecha se perciben 6 mensualidades; con este proyecto se extiende a 9 mensualidades, abarcando la totalidad del embarazo”.

Finalmente, se amplía el pago por Nacimiento y por Adopción a las personas beneficiarias de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que hasta ahora estaban excluidas de este beneficio. También se prevé la provisión pública y gratuita de insumos esenciales durante el embarazo y para la primera infancia, coordinando y ampliando los programas existentes.

“De este modo, buscamos establecer un abordaje especial para la detección oportuna de riesgos durante el embarazo, tal como el caso de presunción de trombofilia. Para estos casos se prevé el acceso gratuito a estudios diagnósticos y un modelo de atención específica”, explicó Fernández.

En el proyecto que ingresará esta tarde al Congreso de la Nación también se crea el Sistema de Alerta Temprana de Nacimientos y el Certificado de Hechos Vitales, con el “objeto de garantizar el derecho a la identidad de las niñas y niños recién nacidos”, ya que, indicó el funcionario, “el DNI es una herramienta central para el ejercicio efectivo de derechos”.

Finalmente, se proponen políticas prioritarias de género “fundamentales para prevenir y detectar de manera temprana situaciones de violencia de género y violencia sexual o abusos en personas embarazadas, niños, niñas y adolescentes”.

Compromiso de campaña

La legalización del aborto estuvo planteada desde el inicio por el Frente de Todos, en el albor de la campaña de 2019. El 1 de marzo de 2020, durante la apertura de sesiones legislativas, el propio presidente había ratificado su compromiso con la causa y había anunciado que enviaría un proyecto propio antes de fin de año.

Durante los meses siguientes, si bien Fernández siguió expresando su compromiso, su promesa se fue desdibujando y la fecha de presentación del proyecto, suspendida por la emergencia sanitaria del coronavirus, quedó como una gran incógnita para las millones de feministas del país que vienen luchando desde años en las calles para ampliar sus derechos.

En octubre, fue Dora Barrancos quien se aventuró a decir en una entrevista radial: “La semana que viene debería ingresar” al Congreso el proyecto de legalización del aborto del Gobierno nacional. “Estamos en esa bella plausibilidad, más detalles no puedo dar”, había dicho la especialista, que asesora ad honorem al presidente, Alberto Fernández.

Octubre, sin embargo, tampoco fue el mes del esperado anuncio. La semana pasada, finalmente, fue la Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, quien confirmó en un programa de televisión que este sería el mes definitivo para la presentación ante el Congreso.

“Cumplo así con mi compromiso de enviar ambos proyectos de ley para su debate parlamentario siguiendo las reglas constitucionales. Propongo un debate franco que se desarrolle en el marco del diálogo democrático”, dijo el presidente, al cerrar el video.

Finalmente, concluyó Fernández, “les pido como Presidente de todos los argentinos y argentinas que cuidemos el respeto hacia quien piensa de una manera distinta a la propia. Las diferencias nos hacen una sociedad plural y enriquecen la democracia que tanto esfuerzo nos costó consolidar”.

Página 12


Aborto legal: los proyectos completos que envió Alberto Fernández al Congreso

Descargar (PDF, 625KB)

El proyecto de los 1000 días

Descargar (PDF, 859KB)

Página 12


Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, resaltó el envío del proyecto del aborto al Congreso

Tras el envío de los proyectos de Interrupción Voluntaria del Embarazo y de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia al Congreso de la Nación por parte del Poder Ejecutivo, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, aseguró que hay un compromiso político por parte del Gobierno nacional en construir un Estado presente, que acompañe a todas las mujeres, sea cual sea la decisión que tomen, y garantice el acceso a la salud.

“Estos dos proyectos de ley que estamos enviando al Congreso de la Nación son complementarios y promueven una mayor justicia social e igualdad de oportunidades, amplían derechos y establecen que el Estado debe acompañar a las mujeres en sus decisiones, cuidando sus vidas y su salud de manera integral. Tenemos la obligación de cuidar la integridad física de las mujeres en todos los casos, evitar muertes por abortos clandestinos y acompañar a todas aquellas que desean continuar con sus embarazos y se encuentran en situaciones de vulnerabilidad, para que puedan cumplir con su deseo de maternar y que ellas y sus hijos e hijas cuenten con el acompañamiento de un Estado presente”, explícito la ministra.

Por otra parte, Gómez Alcorta aseguró que los datos existentes demuestran que la penalización del aborto no evita que las mujeres interrumpan sus embarazos pero sí las obliga a hacerlo en la clandestinidad, es decir, en condiciones inseguras. En Argentina se realizan entre 350 mil y 522 mil abortos por año. “El aborto clandestino es un problema de salud pública”, señaló.

Los abortos clandestinos empujan sobre todo a las mujeres de menores recursos a interrumpir sus embarazos en condiciones inseguras. “Todas y todos sabemos que mujeres de más altos recursos también abortan, pero tienen la posibilidad de hacerlo a través de procedimientos seguros. Por año alrededor de 40 mil mujeres son hospitalizadas por interrumpir sus embarazos de manera clandestina e insegura. Desde el retorno de la democracia murieron más de 3000 mujeres por abortos clandestinos”, explicó.

“Como Estado debemos garantizar el derecho a la salud integral de todas las personas en condiciones de igualdad. Hacerlo es una cuestión de salud pública pero también de justicia social. El Estado tiene la responsabilidad de prevenir la mortalidad generada por abortos inseguros que afectan principalmente a los sectores populares”, señaló la ministra.

Y agregó: “Frente a un problema serio de salud pública la respuesta no puede ser individual y según los recursos económicos de cada persona, sino que debe haber un Estado presente que acompañe y equipare las condiciones de posibilidad y el acceso a los servicios de salud”.

La ministra también señaló que las complicaciones por abortos clandestinos implican una demanda al sistema de salud que puede evitarse. “Las consecuencias de los abortos practicados en condiciones inseguras impactan de lleno en todo el sistema sanitario: hospitalizaciones, enfermedades emergentes, derivaciones a cuidados intensivos y, la peor de todas, las muertes por abortos practicados sin contención ni atención de calidad. Garantizar intervenciones seguras va a descomprimir al sistema sanitario y va a salvar vidas”, aseguró.

Según explicó Gómez Alcorta, la legalización también tiene un efecto directo en el uso eficiente de los recursos públicos ya que permitiría disminuir los gastos derivados de las internaciones generadas por abortos inseguros y los tratamientos por las complicaciones derivadas de ellos.

En relación al proyecto de Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia enviado al Congreso, Gómez Alcorta señaló que “es imprescindible implementar políticas públicas que permitan acompañar a las mujeres que, encontrándose en situación de vulnerabilidad, elijan continuar con su embarazo. Este proyecto busca garantizar la protección y el cuidado integral de la salud de las mujeres y de sus hijos e hijas en el nacimiento y en los primeros años de infancia”.

“Es importante comprender que se trata de una obligación del Estado que debe garantizar la igualdad de oportunidades y derechos a todas las mujeres. Y nadie estará obligado a hacer algo que no quiere. La responsabilidad del Estado es evitar que las mujeres que deciden abortar mueran por hacerlo en condiciones inseguras. Y que las mujeres que tengan dificultades económicas puedan llevar adelante sus embarazos, para lo que debemos poner en marcha políticas públicas que garanticen condiciones de salud integral durante esa etapa y en los primeros 3 años de vida de sus hijos/as.”

En el mundo, mueren 23.000 mujeres al año como consecuencia de abortos inseguros. En Argentina, los abortos inseguros son la primera causa de muerte materna y se calcula que se hacen entre 350.000 y 522.000 por año. Por esos abortos, se hospitalizan cerca de 40.000 mujeres. Todas las muertes por aborto son evitables.

Parlamentario


Iluminaron el Cabildo y el Congreso a favor del aborto legal

La organización Amnistía Internacional Argentina iluminó anoche de verde el Cabildo y el Ministerio de Salud para “insistir en la necesidad” de que el presidente Alberto Fernández “cumpla con su compromiso” de presentar el proyecto de legalización del aborto.

El objetivo de la acción de la ONG fue el de “visibilizar el reclamo urgente de dar ´luz verde´ al aborto legal”, indicó la organización en un comunicado en el que señalaron que “un segundo destinatario” del mensaje es el “Congreso de la Nación” que tendrá una “nueva oportunidad para cambiar su posición y ponerse del lado correcto de la historia”.

“Argentina debe sumarse a la tendencia global orientada a la despenalización y legalización de la interrupción del embarazo. El aborto legal es un derecho humano”, indico AI en el comunicado.

También anoche militantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito realizaron una proyección en el Congreso para reclamar al Poder Ejecutivo la presentación del proyecto de ley, en un actividad que tuvo su réplica en la ciudad de Córdoba.

Río Negro


VOLVER

Más notas sobre el tema