Bolivia | Comité Cívico de Santa Cruz convoca a un paro para mañana y la Defensora del Pueblo denuncia accionar de grupos paraestatales

9.064

Parte de la derecha boliviana llama a un «paro cívico» en protesta por los resultados electorales

El Comité Cívico pro Santa Cruz —la organización civil que apoyó el golpe de Estado contra Evo Morales en noviembre de 2019— determinó un paro cívico para el próximo jueves 5 y viernes 6 de noviembre, en protesta por los resultados de las elecciones generales bolivianas, en las que el Movimiento al Socialismo (MAS) obtuvo una holgada victoria.

Los 23 sectores que conforman la organización civil más importante de la zona más rica de Bolivia aprobaron este martes «iniciar medidas de presión de manera escalonada», en rechazo a los resultados oficiales que le dieron el triunfo al candidato presidencial del MAS, Luis Arce, junto con su compañero de fórmula, el vicepresidente electo, David Choquehuanca.

El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, informó que el próximo jueves a las 00:00 horas, iniciarán el paro cívico en el bloque chiquitano —al este del departamento— y se extenderá por todo Santa Cruz el próximo viernes por un plazo de 24 horas.

«Rechazamos el cómputo final electoral del 18 de octubre del año 2020», dijo Calvo, según reportó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

Sectores de la derecha boliviana, entre los cuales se encuentra el Comité Cívico pro Santa Cruz, pidieron una auditoría a los resultados de los comicios, argumentando un supuesto fraude. No obstante, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, descartó dicho ejercicio, porque el proceso electoral «concluyó con la entrega del cómputo».

El Gobierno de facto de Jeanine Áñez, los principales competidores en la elección y la comunidad internacional reconocieron de inmediato el triunfo de Arce, quien asumirá el poder el próximo 8 de noviembre.

La Época


Cruz denuncia ante organismos de DDHH que el Gobierno de Áñez es permisible a la articulación de grupos paraestatales

La Defensor del Pueblo, Nadia Cruz, denunció el martes ante varios organismos internacionales de defensa de los derechos humanos que el Gobierno de la presidenta transitoria Jeanine Áñez es permisible a la articulación de grupos paraestatales, que buscan una supuesta “toma pacífica” de las instituciones para demandar una auditoria a las elecciones del pasado 18 de octubre.

“No existe la «toma pacífica» de Instituciones. Denuncio ante la @CIDH @FlaviaPiovesan @OACNUDH @mbachelet que el Gobierno Transitorio es permisible a la articulación de grupos paraestatales”

Cruz realizó esa denuncia horas después que la Unión Juvenil Cruceñista y la Resistencia Juvenil Cochala determinaron la toma de instituciones y la masificación de bloqueos para exigir una auditoria electoral en cabildos realizados en las ciudades de Santa Cruz y Cochabamba, respectivamente.

En Santa Cruz ese mitin aprobó bloquear las instituciones públicas y evitar la posesión del mandatario hasta no tener resultados de la auditoría electoral y llamaron a las Fuerzas Armadas a cumplir esas determinaciones.

En tanto, en la ciudad de Cochabamba, determinó instalar una vigilia permanente en puertas de la Unidad Técnica de Operaciones de la Policía (UTOP) para exigir una auditoria a los comicios pasados por supuesto fraude y llamar a conformar un Gobierno transitorio cívico-policial-militar.

El Pueblo


Murillo ordena a la Policía ‘cuidar’ a los que protestan, pero advierte que no permitirá vandalismo

Por Carlos Corz

Frente a las protestas en contra de los resultados de las elecciones, el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que ordenó a los comandantes departamentales “proteger” y “cuidar” a los movilizados, pero advirtió, por otro lado, que no permitirá vandalismo que ponga en riesgo la seguridad de las personas y los bienes públicos y privados.

“He ordenado a los comandantes de la Policía que todos lo que quieran protestar sean cuidados, sean protegidos, pero que no hagan daño a terceras personas ni a bienes del Estado ni a bienes privados, esas cosas se deben respetar, así debe manejarse un Estado”, aseguró en una conferencia de prensa.

Las protestas se intensifican en Santa Cruz y Cochabamba, principalmente, en contra de los resultados de las elecciones que dieron ganador al MAS. Además, exigen la reposición de los dos tercios anulados en el tratamiento de al menos 11 temas en el Legislativo.

En La Paz, fueron a protestar activistas frente a las instalaciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) para exigir la renuncia de su presidente, Salvador Romero.

En Santa Cruz se decidió la “toma pacífica” de instituciones. En la mañana amaneció con cadenas la puerta principal de la Fiscalía.
Murillo aseguró que el derecho a la protestas está plenamente garantizada, pero advirtió que no permitirá vandalismo.

“El derecho a la protesta, el derecho al reclamo está absolutamente constitucionalizado y mientras no afecte el derecho de los demás lo pueden hacer”, insistió.

La Razón


En 7 departamentos, el MAS pintó de azul al 96% de los municipios

Por Alcides Flores

En el área rural, arrasó. Sólo en las capitales le fue mal: perdió en seis. En Oruro, ganó en todos los municipios. En La Paz perdió únicamente en dos de los 87 municipios. En Cochabamba fue derrotado sólo en uno, al igual que en Chuquisaca y Pando. En Potosí, el Movimiento Al Socialismo (MAS) ganó en 39 de los 41 municipios y en Tarija en siete de los 11.

Incluso en el departamento de Santa Cruz el binomio del MAS alzó su bandera negra-azul en el 64% de los municipios. Es decir, venció en 36 de los 57.

Sólo en el departamento de Beni no cruzó la barrera del 50% de los municipios ganados. Venció en nueve de los 19 municipios, lo que equivale al 47%. Aún así, allí fue el partido político que ganó en más municipios que sus contrincantes: Comunidad Ciudadana (CC) venció en ocho municipios y Creemos, en dos.

En La Paz, las únicas comunas en las que el partido azul perdió son Nuestra Señora de La Paz y Chulumani, esta última en la provincia Sud Yungas. En Cochabamba, sólo perdió en el municipio de Colcapirhua, en la provincia Quillacollo, donde CC se llevó la victoria, aunque por menos de dos puntos.

En Potosí, sólo perdió en Porco, en la provincia Antonio Quijarro, y en la ciudad capital. Y en Chuquisaca, únicamente fue derrotado en la ciudad de Sucre, donde ganó CC. Pero venció en los restantes 28 municipios.

En el departamento de Pando, el único municipio donde el MAS fue derrotado es en San Pedro, en la provincia Manuripi, donde ganó Creemos con cerca del 43%. Incluso ahí ocupó el segundo lugar, con algo más del 35%. En los otros municipios de esa provincia, Filadelfia y Puerto Rico, el MAS también ganó.

Con más del 90%

Pero no fueron victorias estrechas, sino amplias las que el partido de Luis Arce consiguió en más de nueve decenas de municipios del país, especialmente en los del departamento de La Paz y Cochabamba. En Bolivia, en 95 municipios -que representan casi un tercio de los 342- venció con promedios por encima del 90%. En 80 municipios, en cambio, ganó con más del 80% de los votos en cada uno de ellos.

En 29 municipios del país ganó con más del 70% de los votos en promedio. En otras 29 comunas logró más del 60% de la preferencia electoral y en 42 municipios consiguió más del 50% de los votos. En el resto de las alcaldías (menos del 20%) obtuvo porcentajes menores al 50%. Pero, venció.

Casi el 100% de los votos

Hay municipios en los que obtuvo muy cerca del 100% de los votos. En el departamento de La Paz, en la Alcaldía de San Pedro de Curahuara sacó el 96% de la votación, en Catacora obtuvo el 95,38%, en Puerto Pérez el 95,52%, en Yaco ganó con el 95,38%; en Luribay con el 95,20% y en Palca con el 95,64%. En otros 40 municipios de este departamento logró porcentajes de entre el 90% y el 94%.

En el departamento de Oruro, los puntajes más altos los obtuvo en los municipios de Pampa Aullagas (95,03%), Caripuyo (94,94), Choquecota (94,72%) y Totora (94,50%). Sin embargo, fue en el asiento electoral de Orinoca donde el MAS obtuvo el mayor puntaje al anotarse el 99,38% de los votos. De las 835 personas que votaron allí, 829 lo hicieron por el MAS, cinco por CC y uno por el FPV.

Orinoca es una pequeña comunidad que pertenece al municipio de Santiago de Andamarca de la provincia Sud Carangas del departamento de Oruro. Es en este municipio donde Evo Morales nació, y donde este avaló la construcción de un museo en su honor, el que recibe muy pocas visitas porque está lejos: a 185 kilómetros de la ciudad de Oruro.

En Potosí, el municipio que más votos dio al MAS es el de Arampampa, con el 96,79%; San Antonio de Esmoruco, con el 95,92%; Caripuyo, con el 94,94%; Toro Toro, con el 94,47%; y San Pedro de Macha, con el 94,29% de los votos.

Pero los municipios que le dieron casi el 100% de los votos son los de Cochabamba. Los puntajes más altos los obtuvo en este departamento. En el municipio de Raqaypampa logró el 99,22% de los votos. Los otros partidos no recibieron ni un voto. En el municipio de Tacopaya logró el 98,08% de los votos; en Tapacarí el 98,01%; en Arque el 97,89%; en Entre Ríos el 97,86; en Villa Tunari, el 97,82; en Pojo el 97,50%; en Sicaya el 97,59%, en Cocapata el 97,57%; y en Morochata el 97,37%.

El otro departamento donde obtuvo porcentajes por encima del 90% es Chuquisaca. Poroma le dio el 92,19% de sus votos y San Lucas el 90,52%.

Hay municipios donde los otros partidos no consiguieron ni un voto, como en algunas de las siete circunscripciones especiales, donde en todas ganó el partido azul, y en la mayoría con votaciones por encima del 90%.

En otros 80 municipios del país, el partido azul se llevó porcentajes por encima del 80% de los votos, y en 58 alcaldías obtuvo entre el 50% y el 70% de los votos del electorado.

Altiplano, valles y oriente

En los tres departamentos del altiplano y los tres del valle, el MAS ganó en 241 municipios y sólo perdió en 10. Es decir, venció en el 96% de los municipios de La Paz, Oruro y Potosí; Cochabamba, Chuquisaca y Tarija.

En los tres departamentos del oriente, el MAS ganó en 60 de los 91 municipios, lo que equivale a casi el 66% de los municipios de esa región del país donde también plantó su bandera azul.

A nivel global, el MAS ganó en 301 municipios del país y perdió en 41. Así, venció en el 88% de los municipios del país. Es decir, casi nueve de cada 10 municipios del país se pintaron de azul el domingo 18 de octubre.

Voto en el exterior

El MAS también consiguió una enorme ventaja en el extranjero respecto a sus contrincantes. Si bien el binomio Luis Arce y David Choquehuanca ganó sólo en cinco de los 29 países donde los bolivianos pudieron votar, logró el 68,95% de los votos en el exterior, gracias especialmente a los votos en Argentina y Brasil.

De los más de 162 mil votos válidos del domingo 18, más de 84.000 de esos votos están en Argentina y más de 26.000 en Brasil, países bastiones del masismo.

Y en Argentina, donde el binomio del MAS recibió el apoyo del Gobierno de ese país, el 88,14% de los votos fueron para el partido dirigido por Evo Morales.

En Brasil, que concentra el 16% de los votos en el extranjero, el 86,29% de los votos fueron para el binomio del MAS.

Pese a que los otros partidos, especialmente CC, ganaron en 24 de los 29 países, no tuvo impacto en el resultado del voto en el exterior, porque casi siete de cada 10 votantes en el exterior están en Argentina y Brasil.

Además de estos dos países, el MAS gano en Chile, India y Cuba. En el resto, perdió.

Al igual que en varios municipios de Bolivia, en Argentina el MAS logró victorias por encima incluso del 80% de los votos.

Página Siete


VOLVER

Más notas sobre el tema