Bolivia | Detienen a jefe militar por masacre de Sacaba y las FFAA se declaran “desconcertadas”

1.721

Aprehenden a jefe militar y por el motín están en la mira los policías

El comandante departamental del Comando Estratégico de Operaciones de la FAB (CEO) Alfredo Cuéllar fue aprehendido ayer por los hechos de Sacaba. Mientras que el Comando General de la Policía investiga a los efectivos que dirigieron el motín en noviembre de 2019.

“Cuéllar está en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, él va a permanecer en la celda para que un juez defina su situación legal”, informó anoche el director nacional de la Felcc Alberto Aguilar. El jefe militar fue aprehendido tras dar su declaración ante la Fiscalía.

El comandante departamental del CEO es investigado por asesinato, por lo ocurrido el 15 de noviembre de 2019, cuando pobladores del Chapare pretendían ingresar a la ciudad de Cochabamba. La marcha se quedó en el puente Huayllani, en Sacaba, donde había un contingente militar y policial que impidió el paso de los movilizados.

Los manifestantes se enfrentaron a los policías y militares que resguardaban el sector. Producto de estos hechos 12 personas fallecieron y 90 resultaron heridas.

En su declaración Cuéllar explicó que él cumplía un papel administrativo. “Él sería el quinto hombre en la cadena de mando y en esa época él no fungiría como un militar de operaciones (sino que) estaba en el COE. Él indica que cumplía una labor administrativa”, informó Aguilar.

La fiscal Lizeth Martínez dijo que se emitió la orden de aprehensión por existir riesgo de fuga y obstaculización en el caso.

Investigan a policías por motín

El 8 de noviembre, efectivos de la Unidad Táctica de Operaciones (UTOP) de Cochabamba se amotinaron y se sumaron otras unidades de todas las capitales del país. Los policías pedían que Evo Morales renuncie a la presidencia tras el fraude y desconocieron a su comandante Vladimir Calderón.

El viceministro de Régimen Interior Emilio Rodas indicó que investigan a los policías de manera interna para que expliquen qué pasó entre 8 y el 12 de noviembre de 2019. “Si algunos casos están fuera del marco de la disciplina interna y tienen que ir a la justicia ordinaria, van a ir, pero no va a ser el Ministerio de Gobierno, ni ningún otro organismo que no sean los jueces que determinen sanciones”, dijo Rodas el martes en un acto de la institución del orden.

El comandante general de la Policía Jhonny Aguilera explicó que la investigación fue designada al inspector general de la Policía Orlando Ponce. “Que se encargue de efectuar, si fuera necesario, la tramitación que nos permita establecer la identidad de estas personas (…). Si se efectuara este tipo de diligencia será encomendar al órgano disciplinario la persecución de las mismas”, indicó Aguilera el lunes.

Página Siete


FFAA se declaran «desconcertadas» tras detención de jefe militar por muertes en Sacaba

El Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, General Jaime Alberto Zabala, declaró hace instantes que las Fuerzas Armadas se encuentran “desconcertadas” por la detención del general Alfredo Cuellar por las muertes ocurridas en Sacaba.

“Lo sucedido ayer para las Fuerzas Armadas fue desconcertante, nosotros estamos cumpliendo órdenes de resguardar y proteger constantemente el bien común que es todos los bolivianos enmarcados siempre en los principios de legalidad, necesidad y prooporcionalidad”, afirmó Zabala en una declaración de prensa hace instantes.

“Las Fuerzas Armadas no actuamos de forma arbitraria, cumplimos acciones de mando dispuestas por el Capitán General de las Fuerzas Armadas, estamos seguros que las acciones de los mandos militares se enmarcaron en las leyes, decretos supremos y reglamentos en actual vigencia” preciso el jefe militar rodeado del Alto Mando Militar.

Ayer, el comandante de la Guarnición Militar de Cochabamba, Alfredo Cuéllar, fue aprehendido por los hechos luctuosos en el puente Huayallani, cerca de Sacaba, porque habría participado en el operativo de contención a grupos de cocaleros que pretendían ingresar a la ciudad de Cochabamba en medio de una tensión política tras la renuncia de Evo Morales a la presidencia como consecuencia del fraude electoral. En el hecho 12 personas fallecieron y 90 resultaron heridas.

Zabala indicó que los militares “ejecutaron operaciones de apoyo a las fuerzas policiales que fueron rebasadas evitando así la confrontación y derramamiento de sangre entre hermanos bolivianos con ideologías divergentes”.

“Como fieles cumplidores de la ley estaremos a la espera de los resultados finales de las investigaciones que se están efectuando” dijo la autoridad y recordó una frase para graficar lo que estaría pasando actualmente: “Cuando los conflictos son inminentes invocamos a Dios y llamamos al soldado, cuando el conflicto pasa olvidamos a Dios y juzgamos al soldado”.

En noviembre de 2019, las Fuerzas Armadas salieron a reforzar a la Policía después de que esta institución se vio rebasada por los movilizados que respaldaban a Evo Morales que cercaron ciudades, impidieron el paso de alimentos, carburantes y atacaron propiedades privadas.

“Las Fuerzas Armadas somos conocedores y respetuosos de los acuerdos internacionales firmadas en Naciones Unidas en el marco del respeto a los derechos humanos y estamos complacidos con la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) porque esperamos que ellos efectúen una investigación profunda e imparcial de los sucesos de 2019 y la actuación de las fuerzas armadas”, dijo.

También señaló que la investigación de los expertos de esa organización “estén enmarcados en los principios básicos sobre el empleo de la fuerza y armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, documento adoptado por Naciones Unidas desde 1990 así también el código de conducta para los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, de los cuales hemos sido signatarios. Documentos que tienen como preceptos la preservación de la vida enmarcados en los principios anteriormente mencionados que son de legalidad necesidad y proporcionalidad”.

El comandante de las Fuerzas Armadas dijo que el deber del personal militar está inclusive en el sacrificio de la propia vida para preservar la seguridad y la defensa del Estado. “Nuestro compromiso siempre fue y siempre será por la patria”. Demandó a los bolivianos de dejar de lado el odio y la intolerancia.

“Ya es tiempo de dar oportunidad a nuestra patria, permitamos que la unidad nacional, la estabilidad y el interés colectivo, y la integración nos permitan dejar de lado el odio y la intolerancia, es hora de comenzar a trabajar”, finalizó la declaración de prensa en la que no se aceptaron preguntas de los periodistas.

Página Siete


Con un video como prueba, Áñez denuncia ser “víctima de acoso permanente por parte del MAS”

La expresidenta del Estado, Jeanine Áñez, denunció este miércoles que es víctima de acoso y persecución. Apuntó directamente al MAS y demandó la atención de la comunidad internacional para que conozca su caso.

“Denuncio a la opinión pública y a la comunidad internacional, que soy víctima de acoso permanente por parte del MAS, a través de la policía y otros sujetos no identificados”, señala la publicación que lanzó en su cuenta personal.

Desde que dejó el poder Áñez pasó a defenderse de las acusaciones que lanza el Gobierno contra su administración. En 18 días que se retiró a Trinidad, la exautoridad publicó 14 tuits con contenido político.

Todos están dirigidos contra el Gobierno, en respuesta a las acusaciones hechas en su contra por la actual administración del MAS. “Dije que me defenderé de toda acusación en mi contra. Cualquier atropello es responsabilidad de este gobierno”, refiere la última parte del tuit de la expresidenta.

Esta última publicación está acompañada de un video de un minuto de duración en el que se observa a dos personas que esperan en una oficina. Áñez argumenta su denuncia con esa grabación, que muestra cree a personas desconocidas rondando cerca de su domicilio.

Las publicaciones fueron aumentando luego de que el gobierno de Luis Arce subiera el tono de calificativos contra la gestión de su predecesora. La expresidenta tiene dos acusaciones que están pendientes en la Asamblea Plurinacional: un juicio penal ordinario por la promulgación del decreto 4078, que autorizó la salida de las FFAA a custodiar las calles y que ocasionó más de dos centenares de fallecidos, y el segundo, es un juicio de responsabilidades por los sucesos suscitados entre octubre y noviembre de 2019.

Hasta el momento, el caso que más avanzó es el referido a los hechos de Sacaba en Cochabamba y donde ya existe un militar aprehendido. En el caso Senkata, la Fiscalía no realizó ninguna acción todavía.

El Deber


 

Más notas sobre el tema