Brasil | Jair Bolsonaro: “Todos nos vamos a morir un día, tienen que dejar de ser un país de maricas”

1.873

Bolsonaro sobre el Covid-19 en Brasil: “Tienen que dejar de ser un país de maricas”

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro reiteró este martes su despreocupación con el Covid-19 y espetó: “tienen que dejar de ser un país de maricas”.

“Todo ahora es pandemia, hay que acabar con eso. Lamento los muertos, lamento. Todos nos vamos a morir un día, aquí todos van a morir. No sirve de nada huir de eso, huir de la realidad. Tienen que dejar de ser un país de maricas. Tenemos que enfrentar de pecho abierto, luchar”, dijo el ultraderechista en el Palacio del Planalto, sede del gobierno federal.

Las declaraciones fueron dadas durante un discurso oficial sobre el turismo. “Ustedes se fueron al suelo en esa pandemia, que fue sobredimensionada”, dijo a los presentes.

La pandemia de covid-19 ha dejado más de 160.000 muertos y 5,6 millones de contaminados en Brasil, donde analistas e investigadores han insistido que hay un alto número de casos no notificados.

Este martes, Bolsonaro ya había llamado la atención al conmemorar como victoria personal la interrupción en Brasil de la fase de estudios de la vacuna CoronaVac, desarrollada por el laboratorio chino Sinovac.

“Muerte, invalidez, anomalía… esta es la vacuna que (el gobernador de San Pablo Joao) Doria quería obligar a los paulistas a tomar. El presidente dijo que la vacuna jamás podría ser obligatoria. Otra que gana Jair Bolsonaro”, declaró el mandatario en Facebook

Bolsonaro adjuntó un enlace sobre la suspensión de la vacuna en respuesta a un internauta que preguntaba si el gobierno compraría y produciría la vacuna en caso de que los ensayos -actualmente en fase 3- muestren que es eficaz y segura.

La Agencia de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) brasileña anunció el lunes que “decidió interrumpir el ensayo clínico de la vacuna CoronaVac tras un incidente grave” el 29 de octubre, aunque el instituto responsable por los ensayos y el gobierno de San Pablo, cuyo gobernador Joao Doria es el principal adversario político de Bolsonaro, aseguran que el fallecimiento no tiene ninguna relación con la vacuna.

El Deber


“Todos nós vamos morrer um dia, tem que deixar de ser um país de maricas”, diz Bolsonaro sobre medo do coronavírus

Em discurso no Planalto na tarde desta terça-feira (10), Jair Bolsonaro afirmou nesta terça-feira que é preciso enfrentar a pandemia do novo coronavírus de “peito aberto” e que o Brasil tem de deixar de ser “um país de maricas”, numa referência pejorativa ao receio com a Covid-19, que já matou mais de 162 mil e infectou 5,67 milhões de pessoas.

“Tudo agora é pandemia. Lamento os mortos, lamento. Todos nós vamos morrer um dia, aqui todo mundo vai morrer um dia… Não adianta fugir disso, da realidade. Tem que deixar de ser um país de maricas, pô”, disse Bolsonaro. “Olha que prato cheio para a imprensa, prato cheio para a urubuzada que está ali atrás”, acrescentou Bolsonaro, durante evento de lançamento da retomada do Turismo.

Bolsonaro disse ainda que a pandemia foi “superdimensionada” e criticou quem começou a amedrontar o povo com a possibilidade de uma segunda onda da doença.

As declarações vêm um dia após a suspensão pela Anvisa dos testes da vacina chinesa no Brasil, fato celebrado por Bolsonaro como uma “vitória”. Nesta terça-feira, veio a público a informação de que um voluntário de testes da Coronavac suicidou-se.

Brasil 247


Bolsonaro amenazó a Biden con usar “pólvora” si el demócrata pone barreras comerciales contra Brasil

Este marte, en un discurso en el Palácio do Planalto, sede del poder ejecutivo del Gobierno Federal, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, evitó reconocer la victoria de Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos, y lo amenazó con usar “pólvora” si le impone barreras comerciales.

“Hace poco vimos a un gran candidato a jefe de Estado decir que si yo no apago el fuego en la Amazonia iba a levantar barreras comerciales contra Brasil […] ¿Cómo podemos hacerle frente a todo esto, Ernesto? ”, preguntó Bolsonaro al canciller Ernesto Araújo.

“Cuando la saliva se termina hay que tener pólvora, porque sino no funciona. No se necesita usar la pólvora, pero los demás tienen que saber que uno tiene pólvora. Ese es el mundo”, aseguró el mandatario frente a empresarios del sector turístico.

En el mismo discurso, Bolsonaro dijo que hay sectores que “amedrentan” a la sociedad con una posible segunda ola de coronavirus y exigió a los ciudadanos que “no sean maricas” y entiendan que la economía es “vital”, informó la agencia Efe.

La pandemia en Brasil ha dejado hasta ahora unos 163.000 muertos y 5,6 millones de casos y ningún especialista considera hasta el momento que se pueda dar por finalizada la llamada primera ola. No obstante, el mandatario brasileño insistió en que “la pandemia fue superdimensionada”, ironizó con que la prensa volverá a condenarlo por eso y aseguró que “todo” lo que criticó en relación a las cuarentenas ha quedado “comprobado”.

“Amenazan con la segunda ola. Hay que enfrentarlo. Es la vida. Tengo sentimientos por todos los que murieron. No hay cómo escaparse de la realidad. Hay que dejar de ser un país de maricas”, aseguró.

Además, en un mensaje que dio a los empresarios, pidió que vean cómo la izquierda vuelve a ocupar el poder en varios países suramericanos, donde ahora “aumentan los intereses y los impuestos y hasta se expropia”.

La Diaria


“Apenas na diplomacia não dá. Quando acabar a saliva, tem que ter pólvora”, diz Bolsonaro sobre Biden e Amazônia

Jair Bolsonaro criticou o recém eleito presidente dos Estados Unidos, Joe Biden, que pretende aplicar sanções comerciais contra o Brasil caso não mude sua política ambiental, em evento no Planalto.

Bolsonaro disse que a diplomacia nem sempre é suficiente, e que “quando acaba a saliva, tem que ter pólvora, senão não funciona. Não precisa nem usar pólvora, mas tem que saber que tem. Esse é o mundo”.

“Assistimos há pouco um grande candidato a chefia de Estado dizer que, se eu não apagar o fogo da Amazônia, ele levanta barreiras comerciais contra o Brasil. E como é que podemos fazer frente a tudo isso? Apenas na diplomacia não dá, não é, Ernesto [Araújo]? Quando acaba a saliva, tem que ter pólvora, senão não funciona. Não precisa nem usar pólvora, mas tem que saber que tem. Esse é o mundo. Ninguém tem o que nós temos.”

Brasil 247


Bolsonaro celebra suspensión de ensayos de vacuna china contra el coronavirus

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aprovechó hoy la suspensión de ensayos de una vacuna china contra el coronavirus por la muerte de un voluntario para fustigar al gobernador de San Pablo, Joao Doria, con quien se enfrenta indirectamente en los comicios que el domingo definirán al Intendente de la mayor ciudad del país.

La decisión del organismo regulador federal sobre los ensayos de la vacuna del laboratorio privado chino Sinovac, que realiza el estado de San Pablo en virtud de un acuerdo con el gobernador Doria, llegó luego de que el candidato de Bolsonaro en la gigantesca ciudad de San Pablo cayera al tercer lugar en las encuestas.

El candidato en San Pablo del gobernador Doria, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), es el actual intendente, Bruno Covas, que lidera las encuestas con 32%, según un sondeo de Datafolha publicado anoche.

“Muerte, invalidez, anomalía. Esta es la vacuna que Doria quería obligar a los paulistanos a tomar. El presidente dijo que la vacuna jamás podría ser obligatoria. Una más que gana Bolsonaro”, escribió hoy Facebook el presidente, en tercera persona, en un comentario a una seguidora.

Su candidato a intendente de San Pablo, el diputado Celso Russomano, del partido Republicanos, cayó de 20 a 12% en intención de voto y fue superado por Gulherme Boulos, del Partido Socialismo y Libertad, que marcha con 13%.

Russomano, cuyo partido está vinculado a la evangélica Iglesia Universal, rápidamente incluyó en la campaña electoral el asunto de la vacuna contra el coronavirus.

“Como intendente de San Pablo, voy a proteger a la población de esta estafa de los tucanes (como se les dice al PSDB de Doria y Covas). No los decepcionaré”, dijo.

El ente regulador Anvisa determinó ayer la suspensión de los ensayos en más de 9.000 brasileños de seis estados de la vacuna Coronavac que lleva adelante el centro público paulista Instituto Butantan, mayor proveedor de vacunas del Hemisferio Sur.

En un comunicado, Anvisa indicó que fue notificada de un “evento adverso grave” el 29 de octubre, aunque no explicó la causa específica de la suspensión de los ensayos de la vacuna.

El Instituto Butantan, el laboratorio público del estado de San Pablo que desarrolla en forma local la fase 3 de la vacuna, manifestó en un comunicado su “sorpresa” por la decisión de Anvisa.

La Coronavac está en fase de pruebas en China, Indonesia, Turquía y Brasil, adonde llegó mediante un acuerdo de compra de 46 millones de dosis por parte del estado de San Pablo por 90 millones de dólares.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro rompió con el gobernador Doria, quienes fueron aliados en 2018 para ser electos, a raíz de la decisión de adoptar una cuarentena por parte del paulista, un empresario millonario que apuesta a ser candidato en 2022.

s en ese marco que el acuerdo de San Pablo con Sinovac fue trabajado con el Instituto Butantan, proveedor de vacunas de todo Brasil, algo que Bolsonaro incluyó en su “mini Guerra Fría” contra la pandemia, siguiendo la línea del presidente estadounidense, Donald Trump, cuya derrota electoral aún no reconoció el brasileño.

Bolsonaro desautorizó en octubre al Ministerio de Salud por haber anunciado que incorporará en diciembre a la Coronovac en caso de aprobación de Anvisa.

“Hay mucha desconfianza por el origen que tiene esa vacuna”, afirmó Bolsonaro.

Pero su pelea con Doria fue más allá, al sumarse a los antivacunas que piden que la inmunización contra el coronavirus no sea obligatoria ni se promocione en campañas públicas de vacunación.

Desde que comenzó la pandemia, Bolsonaro ha roto relaciones y entablado guerras políticas y jurídicas contra algunos gobernadores.

También se enfrentó a su exaliado Wilson Witzel, gobernador de Río de Janeiro, suspendido por corrupción en la contratación de insumos para enfrentar la pandemia y enfrentando un juicio político.

Lo mismo ocurrió con otro exaliado, Carlos Moisés, el exbombero Gobernador de Santa Catarina suspendido del cargo, quien se ganó la enemistad del presidente luego de haber sido su aliado por haber determinado cuarentenas en abril pasado en ese estado sureño fronterizo con Argentina.

Télam


VOLVER

Más notas sobre el tema