Chile | Tras la renuncia de su jefe, Carabineros reprimió masiva manifestación que exigía su disolución

1.159

El primer viernes tras la salida de Rozas: Carabineros reprime con violencia multitudinaria manifestación a lo largo de la Alameda

Durante la jornada de este viernes, y en una semana que estuvo marcada por la noticia de los menores de edad baleados por Carabineros en un hogar del Sename en Talcahuano – lo que provocó la renuncia del general director Mario Rozas -, manifestantes se congregaron de manera masiva en la calle central del Gran Santiago y también en otros puntos centrales en capitales y localidades en regiones, como el Congreso en Valparaíso, para expresar una vez más su rechazo al gobierno de Sebastián Piñera.

Así lo dieron a entender también las redes sociales, donde el Trending Topic número uno durante esta noche en Twitter es #ALaCalleASacarAPiñera, hashtag al que han adherido varias publicaciones donde se pueden apreciar videos y fotografías de las manifestaciones que se llevaron a cabo en los distintos territorios.

En el caso de Santiago, las protestas se produjeron mayoritariamente en la Avenida Libertador Bernardo O’Higgins (la Alameda), y, como ya es tradición de todos los viernes, en la Plaza Baquedano, renombrada como Plaza de la Dignidad luego del estallido social del 18 de octubre de 2019.

Entre los videos que se subieron también hay un registro de una evasión masiva en la estación de Metro Parque Bustamante, lo que recuerda justamente a las imágenes observadas cuando el pueblo comenzó a mostrar su descontento a fines del año pasado.

Sin embargo, y como también ya es usual en estos días de protestas, Carabineros acudió a los lugares donde se agruparon los manifestantes en Santiago – y en las distintas regiones del país – para dispersar a las multitudes con las recurrentes técnicas de represión, que incluyen el uso de carros lanza agua y lanza gases, y la misma violencia que se ha apreciado por parte de los agentes del Estado desde el 18-O.

Esto quedó en evidencia con los registros subidos por comunicadores, medios de prensa independientes y personas que se encuentran o se encontraban en los diversos puntos de protestas a lo largo del país. En ellos, se muestran personas heridas y varias acciones de fuerza desmedida por parte de la policía uniformada.

Una de las denuncias de Prensa Opal incluye una grabación de un «guanaco» de Carabineros disparando un chorro de agua directamente al rostro de un manifestante. Desde el medio señalan que esta persona habría sido trasladada a la Posta Central por una ambulancia popular.

El Desconcierto


Tribunal decreta prisión preventiva para carabinero que baleó a dos menores en centro del Sename en Talcahuano

Pasadas las 12.20 comenzó la audiencia de control de detención y formalización de un carabinero involucrado en el operativo realizado el miércoles, que terminó con dos menores de edad baleados en un centro colaborador del Sename en la ciudad de Talcahuano, Región del Biobío.

Tras casi seis horas de audiencia, el Juzgado de Garantía de Talcahuano decretó la prisión preventiva del sargento segundo John Mograve Villegas.

“Hubo un grave accionar de un agente del Estado contra otras personas, especialmente contra menores que estaban bajo la cautela del Estado”, señaló la jueza Humilde Silva en momentos que dio a conocer su decisión.

Tras escuchar la solicitud de la defensa de dos meses de plazo de la investigación y de ocho meses pedidos por la Fiscalía, el tiempo determinado por la magistrada para las indagatorias fue de tres meses.

Ayer, la Policía de Investigaciones detuvo al sargento segundo Mograve por el delito de apremios ilegítimos contra menores de edad. El uniformado se encontraba a cargo del operativo y habría utilizado su arma de servicio 9mm para realizar tres disparos.

El hecho ocurrió el miércoles, en medio de un procedimiento policial, en la residencia Carlos Macera, ubicada en la población Diego Portales. En ese lugar, personal del centro solicitó una ambulancia para socorrer a jóvenes que habrían estado en una situación de descompensación.

Según información que maneja el gobierno, “la ambulancia requiere personal policial para entrar, dado que había algunos contextos, aparentemente, de cierta violencia en el interior, y en ese momento, cuando llega Carabineros, hay una situación que se está investigando”.

Por su parte, según explicó la fundación mediante un comunicado, Carabineros llegó al hogar “con la finalidad de apoyar a una ambulancia del Samu para verificar la descompensación de uno de nuestros niños y acompañar su traslado a un centro de salud”.

Producto de los disparos de los efectivos policiales, dos adolescentes, uno de 14 y otro de 17 años, resultaron baleados en sus piernas y fueron derivados posteriormente por personal del Samu hasta el Hospital Las Higueras.

El ministro de Defensa, Hernán Larraín, anunció ayer la presentación de una querella por este hecho. Por su parte, la Defensoría de la Niñez se querelló por los delitos de homicidio frustrado y denegación de auxilio. El INDH hará lo mismo, pero por apremios ilegítimos.

El relato de la fiscalía

En la primera parte de la audiencia, el abogado de la defensa de Mograve pidió que se declarara ilegal la detención del uniformado. El tribunal, tras escuchar al fiscal y la defensa, declaró que la aprehensión fue acorde a la ley.

Ya en la formalización, el fiscal jefe de la Fiscalía de Talcahuano Julián Muñoz relató los hechos ocurridos el miércoles 18.

Señaló que alrededor de las 16.15 horas, Mograve, quien se encuentra en calidad de imputado en esta indagatoria, junto a una compañera, movilizados en bicicletas recibieron una comunicación de Cenco, que indicaba que debían trasladarse hasta el hogar de menores. Esto, dijo el fiscal, debido a que un menor de edad que padece de “discapacidad intelectual y agitación psicomotora se encontraba descompensado”.

Una vez en el lugar, Mograve se involucró en un entrevero verbal con menores, entre ellos con uno de los jóvenes que posteriormente resultó herido a bala. En ese contexto, el imputado les habría manifestado a los menores que “no le importaba si eran ‘cabros chicos’. Que si lo golpeaban, él golpearía”.

Luego de eso, el imputado y el menor de 17 años se habrían trenzado en una riña con golpes de puños, cayendo al suelo y rodando por una pendiente. Tras eso, otros menores les lanzaron piedras y palos al carabinero.

Luego, el uniformado habría ingresado al recinto de menores haciendo disparos al aire. En ese contexto, Mograve habría realizado los disparos a los menores. Habrían sido 3 disparos, dos de los cuales impactaron en los jóvenes, dijo el persecutor.

Muñoz señaló que los hechos descritos configuran los delitos reiterados de apremios ilegítimos y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes en contra de personas menores de edad. En esa línea, el persecutor solicitó la medida cautelar de prisión preventiva.

Asimismo, el fiscal leyó declaraciones del personal de salud que ese día arribó al lugar y enseñó registros audiovisuales que dieron cuenta de la riña que se habría originado previo a los disparos. Los videos no fueron transmitidos en la audiencia público para el resguardo de los menores.

“¿Qué es lo que acabamos de ver en los videos? (…) en la parte final, donde ese verifican los disparos (…), el carabinero no está rodeado. No está rodeado por 8 u 10 personas. Esos tres jóvenes que están frente a él ninguno porta un arma o un elemento contundente. Posteriormente por detrás aparece un cuarto que sí tiene un elemento contundente que es el mismo que se ve en la imagen anterior. No se ve en los videos que el funcionario esté siendo agredido y tampoco que luego de atacar a los menores de edad con su arma de servicio él haya recibido una agresión. Al contrario, ni siquiera tiene que correr al momento en que se retira, él se va caminando. Se le acercan unos menores pero no ocurre nada”, dijo el fiscal.

La abogado querellante señaló: “Carabineros no tiene otras facultades más que ir a un centro cuando se les es requerido… acá hay protocolos que cumplir, no es simplemente responder un llamado… acá son menores de edad, de 12, cuando hablan de la peligrosidad… ¡por favor! estamos hablando de menores de edad que no tienen las característica físicas para causar daños”. Enfatizó que hubo dolo, junto a sumarse a la petición de la fiscalía de prisión preventiva.

La defensa

Por su parte, el defensor Claudio Vigueras se manifestó contrario a la prisión preventiva, y también cuestionó que los hechos constituyeran apremios ilegítimos. Apuntó a un video donde se registraron los hechos. “No nos parece que sea claro para decir que capte el momento que quiere graficar al Ministerio Público”, argumentó. Además, señaló que el peligro inminente al que estaba expuesto el uniformado no necesariamente tiene que ver con peligro de muerte, sino de que cualquier lesión. “Basta el riesgo inminente de atentado contra la integridad física”, dijo el defensor, con el fin de justificar el uso legítimo del arma de fuego por parte del uniformado.

En esa línea, Vigueras se refirió a un ataque que habría sufrido el imputado con un supuesto palo en la cabeza en medio de la riña que se produjo con los menores. Ataque que habría sido protegido por el casco de bicicleta del uniformado. Asimismo, hizo hincapié en el funcionario policial que quedó herido en un brazo debido al golpe de un palo. Sobre esto, apuntó que “si un palo puede quebrar el hueso de un brazo, puede quebrar un cráneo”. Acto seguido, mostró el caso que portaba Mograve en el momento de los hechos, el cual resultó un doblez debido a un golpe.

Además, el profesional argumentó que los disparos del funcionario fueron hacia las piernas, cuando el uniformado se vio atacado. “Cuando estima que no quedaba otro camino dispara a los menores, pero hace una apreciación racional de disparar a las piernas que es una medida disuasiva. ¿En términos de su potencialidad lesiva es grave? claro, por supuesto, pero él dispara, como dicen los funcionarios, en 45 grados, porque es una medida neutralizadora”.

“Lo que se aprecia en la conducta del señor Mograve es el acto de legítima autoridad en que a priori, sin hacer un análisis detallado de los antecedentes, a todos nos va a parecer desproporcionada en una primera mirada. Pero lo que hay que hacer es abandonar esa primera mirada y colocarse en la mirada del funcionario in situ, de lo que le tocó vivir”, expresó la defensa.

La Tercera


Fiscalía: Cuando el carabinero disparó lo rodeaban sólo tres menores, ninguno armado

El sargento segundo John Mograve Villegas, acusado de balear a dos adolescentes -de 14 y 17 años- al interior del Hogar Carlos Macera de Talcahuano, perteneciente a la Fundación Ciudad del Niño Ricardo Espinosa, organismo colaborador del Servicio Nacional de Menores (Sename), quedó este viernes con la medida cautelar de prisión preventiva tras ser formalizado en el Juzgado de Garantía de Talcahuano.

El agente, que fue detenido ayer por los hechos ocurridos el miércoles, enfrentó hoy cargos por delitos reiterados de apremios ilegítimos y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, según constató la Fiscalía.

En la antesala a la audiencia, que se extendió por más de siete horas, se confirmó que la Defensoría Penal Pública asumiría la representación de Mograve en la causa.

El fiscal jefe de Talcahuano, Julián Muñoz, quien inició la acusación, relató parte del suceso, que comenzó alrededor de las 16:15 horas, cuando Mograve, junto a una compañera, movilizados en bicicletas, recibieron una comunicación de la Central de Comunicaciones de Carabineros (Cenco) que indicaba que debían trasladarse hasta la residencia de menores debido a que un niño “se encontraba descompensado”.

El persecutor señaló que, una vez en el lugar, el imputado se involucró en un entrevero verbal con menores, entre ellos con uno de los adolescentes que luego resultó baleado.

Según el acusador, el carabinero les dijo los niños que “no le importaba si eran ‘cabros chicos’. Que si lo golpeaban, él golpearía”.

Tras ello, dijo el fiscal, Mograve y el adolescente de 17 años se trenzaron en una riña con golpes de puños, “cayendo ambos al suelo y rodando conjuntamente por una pendiente existente en el lugar, tras lo cual otros menores de edad residentes del referido hogar les siguieron lanzándole algunos de ellos piedras y palos, ante lo cual el imputado corre por el interior del recinto antes singularizado”.

Posteriormente a que se le aproximara el grupo de alrededor de ocho niños, prosiguió el fiscal, “realiza disparos al aire con su arma de servicio, arma con cargo fiscal, marca Taurus calibre 9 milímetros”.

El persecutor exhibió registros audiovisuales que dieron cuenta del incidente que se dio previo a los disparos, videos que desmienten la versión inicial de Carabineros tras los disparos: “Ninguna de las tres personas que se observan -todos menores de de edad- cuenta con ningún tipo de elemento en sus manos, ya sea un fierro u otra arma o elemento que pudiese asimilarse a un arma”.

“Sólo hay tres menores, no ocho, y nadie rodea al carabinero, no hay personas ni al costado, ni detrás. A lo más, en diagonal a él”, agregó Muñoz.

El persecutor también dio a conocer que hubo un segundo carabinero que disparó en ese momento, pero hacia el suelo y en dirección contraria a los menores.

En consecuencia, la Fiscalía solicitó a la jueza Humilde Silva la prisión preventiva del carabinero por delitos reiterados de apremios ilegítimos y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, en calidad de autor.

El tribunal aceptó la petición del ente persecutor y dictó un plazo de 90 días para la investigación.

“No puedo dejar de tener presente la gravedad de la pena que se asigna al delito por el cual él (Mograve) fue formalizado, la reiteración de estos delitos y, más allá de que tenga irreprochable conducta anterior y todas las circunstancias laborales y su arraigo social y familia esgrimido por la defensa”, explicó la jueza al decretar la prisión preventiva para el imputado.

“Este tribunal no puede dejar de estimar y tener presente al momento de resolver que hubo un grave accionar de un agente del Estado contra otras personas y, especialmente, contra menores, quienes también estaban bajo la custodia del Estado, porque se habían decretado medidas cautelares en sus causas”, agregó la magistrada.

“El tribunal tiene presente especialmente esta situación y, además, que el señor Mograve, en su calidad de carabinero, estaba obligado en considerar estas características particulares de las personas a las que se estaba enfrentando, porque estaba obligado a reflejar el principio de proporcionalidad”, puntualizó.

DEFENSA: SU PRIMERA REACCIÓN FUE RETIRARSE DEL LUGAR

El abogado defensor del imputado, Claudio Vigueras, expuso audios de comunicación interna de Carabineros que dan cuenta que, previo al incidente que derivó en la riña con los menores, el sargento Mograve informó que se iba a retirar del lugar, corriendo hacia el cerro.

“¿Cuál es la determinación que incluso le comunicó a la Cenco el señor Mograve? ‘Nos vamos a ir, como están muy agresivos nos vamos a ir, porque no quiero exponer al personal'”, dijo el jurista.

“No hay un solo relato que diga que el señor Mograve corría hacia los menores para enfrentarlos o algo por el estilo. Él estaba corriendo porque estaba tratando de escapar que alguien que lo trataba de agredir”, aseveró.

PADRE DE VÍCTIMA PIDE JUSTICIA

Manuel Gélvez, padre de uno de los adolescentes, dijo estar conforme con la decisión del tribunal y pidió que tras los tres meses de investigación “se haga justicia”.

“Esperamos que esto le sirva de lección al hombre. No le tengo rencor, pero es mi hijo la persona que él lastimó y (espero) que la pase mal nomas adentro”, expresó.

El padre acusó que el carabinero “abusó de su cargo” sobre los menores.

ALCALDE DE TALCAHUANO ANUNCIÓ QUE COLABORARÁ CON LA INVESTIGACIÓN

El alcalde de Talcahuano, Henry Campos (UDI), informó que activaron “inmediatamente a todos los equipos de las Oficinas de Protección de Derechos (OPD) de Talcahuano para recabar los antecedentes y ver las acciones legales que podemos presentar como municipalidad”.

La autoridad local también informó que investigarán todas las vulneraciones que se pudiesen haber realizado en el recinto colaborador del Sename.

Por otro lado, desde el Gobierno central, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, comentó que la investigación debe aclarar las circunstancias en que ocurrieron los hechos, apuntando que si el acusado se vio en la necesidad de hacer uso de su arma de servicio, fue porque vio amenazada su integridad física, su vida o la del personal que operaba en el sector.

GENERAL DIRECTOR DE CARABINEROS: “LOS HECHOS TENDRÁN QUE ESTABLECERSE CON CERTEZA”

En paralelo a la audiencia de formalización del policía acusado, las autoridades de Gobierno, Carabineros y la Defensoría de la Niñez, entre otros actores, se dieron cita en la Comisión Especial de la Infancia del Senado, instancia que se abocó a analizar la grave situación ocurrida el miércoles en Talcahuano.

Durante la sesión, se informó que este lunes se generará una mesa de trabajo en donde se abordará la situación, revisando los protocolos, y se espera alcanzar recomendaciones “para que no se repitan hechos lamentables, como el ocurrido”, informó la Cámara Alta en su sitio web.

El recién asumido general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, valoró que los hechos ya se están investigando, tanto en lo penal, como en lo administrativo.

“Claramente, hay muchas versiones y los hechos tendrán que establecerse con certeza a través de los procedimientos propios, tanto en el ámbito penal como en el ámbito administrativo. Se dispuso un sumario administrativo (en Carabineros) con la finalidad de establecer si el personal actuó conforme a la normativa que rige sus actuaciones frente a este tipo de procedimientos”, señaló Yáñez.

“Hemos intervenido en 168 oportunidades, desde el año 2019 a la fecha, en centros de menores de la Región del Biobío”, agregó.

Cooperativa


Defensoría de la Niñez: Estado ha violado grave y sistemáticamente los DDHH de los niños

El informe anual de la Defensoría de la Niñez advirtió que el Estado de Chile ha violado grave y sistemáticamente los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes (NNA), hechos marcados por el estallido social y también la pandemia.

El reporte contabilizó 818 casos de NNA víctimas de violencia estatal y violaciones a los DDHH, entre ellas, tortura, apremios ilegítimos, desnudamientos, pérdida de globo ocular por impacto de perdigón, heridas por bala y heridas por perdigones.

“Vi un carabinero que me vio y me disparó”; “Levantó el arma, la cargó y disparó”; “Recuerdo que me pegaron con una luma de madera” y “Estaban disparándome a mí por ser mapuche, sentí eso”, fueron algunos de los testimonios que se escucharon en la presentación del informe.

El informe agrega que el 92 por ciento de los casos involucra a “miembros de Carabineros de Chile, quienes han atacado de manera directa la integridad física de niños, niñas y adolescentes de nuestro país y, sobre todo, afectando significativamente su integridad síquica”.

Patricia Muñoz, defensora de la Niñez, emplazó al ministro del Interior, Rodrigo Delgado, enfatizando que “espero que oiga con mucha detención los testimonios de los niños que, generosamente, han confiado en nuestra institución y nos entregan hoy día sus vivencias: ‘Parecían un escuadrón de fusilamiento, parecía un campo de guerra, aún no asimilo que perdí el ojo’, para aquella autoridad que, en algún momento, cuestionó que a los niños les volaran los ojos en este país la policía”.

“Eso es lo que piensan niños de este país de lo que ha hecho Carabineros de Chile. La responsabilidad del Estado para que eso cambie es hoy; la Defensoría de la Niñez sostiene responsablemente que el Estado de Chile ha violado grave y sistemáticamente los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes en territorio nacional durante el periodo del estallido social”, enfatizó.

El informe anual además habla del “Desigual ejercicio del derecho a la educación”, “Derechos de niños, niñas y adolescentes bajo el cuidado de un estado en crisis”, “Participación de niños, niñas y adolescentes en el proceso constituyente”; “Derecho al juego y su garantía en contexto de crisis social y sanitaria” y “Deficiencias del estado como garante de la efectividad de derechos de niños, niñas y adolescentes”.

DEUDAS PENDIENTES DEL SENAME

El presidente del Comité de los Derechos del Niño de la ONU, Luis Pedernera, enfocó su crítica a las deudas pendientes que tiene el Sename con los menores que han vivido en sus centros.

“Es necesario investigar las violaciones a los derechos del niño, le ha dicho el comité al Estado chileno, que ocurren y ocurrieron en el marco del Sename; hay que revisar las formas de funcionamiento y de financiamiento de los hogares del Sename; hay que escuchar lo que dicen y han dicho los niños que han vivido en el Sename; y hay que reparar, existe una gran deuda de reparación histórica con quienes han vivido esas experiencias durísimas y dolorosas en los hogares del Sename”, sostuvo.

Informe Anual Defensoría de… by Cooperativa.cl

Cooperativa

Más notas sobre el tema