Lo que piensan Trump y Biden sobre América Latina: entrevistas a los dos candidatos estadounidenses

2.851

‘Trump politizó y socavó relación bipartidista con Colombia’: Biden

Por Sergio Gómez Maseri

Colombia puede contar con Joe Biden. Este fue el mensaje que trasmitió con claridad el exvicepresidente estadounidense en una entrevista exclusiva que le concedió a EL TIEMPO a solo 24 horas de que se abran las urnas para definir lo que es visto desde ya como una de las elecciones más trascendentales en la historia moderna de ese país.

Biden no solo recuerda que lleva dos décadas empujando por forjar una alianza estratégica entre ambas naciones, también asegura que, de ganar en los comicios, esta será una de sus altas prioridades.

El exvicepresidente afirma que Trump, por el contrario, ha tratado de recortar los fondos para Colombia desde que llegó a la Casa Blanca y ha politizado una relación bilateral que es de gran importancia para ambos países y para la región.

¿Qué puede esperar América Latina de usted si gana las elecciones?

Debemos restablecer nuestra posición en América Latina y el Caribe, la cual ha sido diezmada por el presidente Trump.

Trump ha debilitado nuestras instituciones democráticas, consentido a dictadores, abandonado o intimidado a nuestros aliados democráticos y, además, ha maltratado severamente a las poblaciones migrantes en los Estados Unidos.

Como presidente, repararé el daño causado a nuestras alianzas y a nuestra reputación en toda la región, y restauraré la posición de Estados Unidos en el mundo.

Siempre defenderé la democracia y los derechos humanos y enfrentaré a los dictadores. Trabajaré en estrecha colaboración con nuestros socios claves en la región para construir una agenda que impulse el crecimiento económico inclusivo y aborde desafíos que compartimos como el cambio climático y las pandemias.

¿Todo indica que el voto hispano será clave en estas elecciones, especialmente en Florida. Trump asegura que usted abandonará a los hispanos y le abrirá la puerta al socialismo en EE. UU. ¿Qué responde usted a estas acusaciones?

Seré claro: no soy socialista. Y una coalición amplia y unida de estadounidenses se ha unido a mí y a mi visión para el futuro para este país, esto incluye independientes, exfuncionarios electos republicanos y personas designadas bajo presidentes republicanos. Trump recurre a la mentira, la desinformación e invita a la interferencia extranjera en nuestras elecciones, todo para distraer la atención de sus fracasos como presidente.

Yo seré el presidente de todos los estadounidenses, no solo de aquellos que votaron por mí. Y, a diferencia de la persona que ocupa la Casa Blanca hoy, gobernaré de manera justa, transparente y democrática. Me enfrentaré a los dictadores y autócratas, tanto de izquierda como de derecha, como lo he hecho durante toda mi carrera.

La alianza entre EE. UU. y Colombia lleva décadas siendo estratégica para ambos países.

¿Qué se puede esperar de ella si usted gana las elecciones y cuáles serán sus prioridades?

Donald Trump propuso grandes recortes en la ayuda exterior de Estados Unidos a Colombia poco después de convertirse en presidente y, recientemente, el componente principal de su Growth in the Americas (América Crece) consiste en préstamos a tasas superiores a las del mercado por parte de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de los Estados Unidos que harán muy poco para atraer inversión privada.

Trump también ha politizado la relación entre Estados Unidos y Colombia, socavando décadas de apoyo bipartidista a Colombia y el esfuerzo por construir una asociación estratégica del siglo XXI con implicaciones regionales y globales positivas.

Mi administración trabajará para promover esta asociación. Tanto en el Senado como en la Casa Blanca estaba orgulloso de trabajar con Colombia porque era de interés para los Estados Unidos tener una Colombia fuerte y estable.

Apoyé firmemente el Plan Colombia –y visité el país dos veces en el 2000, cuando se estaba iniciando– para colaborar con los esfuerzos de un amigo cercano para combatir el tráfico de drogas y abordar el deterioro de la situación económica y de seguridad del país.

Cuando Barack Obama y yo estábamos en la Casa Blanca, enfatizamos las inversiones en el desarrollo económico y las instituciones del Estado de derecho. Ampliamos los lazos económicos a través de la ratificación del Acuerdo de Promoción Comercial entre Estados Unidos y Colombia, extendimos la validez de las visas de no inmigrantes colombianos a los Estados Unidos de cinco a diez años, y apoyamos las aspiraciones de Colombia de adherirse a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

A lo largo de mis décadas de trabajo para fortalecer las relaciones entre Estados Unidos y Colombia, he aprendido a admirar el valor y el optimismo del pueblo colombiano y a comprender el potencial ilimitado de una Colombia en paz.

¿Cómo confrontará usted a los autócratas de la región como Nicolás Maduro en Venezuela, Daniel Ortega en Nicaragua y el régimen castrista en Cuba?

Las políticas de Trump no han tenido éxito. Los dictadores permanecen atrincherados en el poder tanto en Cuba como en Venezuela. La represión de los derechos y la crisis humanitaria solo están empeorando.

Mi objetivo será promover y lograr la libertad de las personas que viven bajo los regímenes opresivos liderados por Maduro, Ortega y el régimen de Cuba. Defenderé los valores universales de la democracia y los derechos humanos. Y, a diferencia de Donald Trump, protegeré a las personas que huyen de la opresión de estas dictaduras.

Durante mucho tiempo he condenado la corrupción y los abusos de la dictadura de Maduro. Cuando fui vicepresidente, encabecé el esfuerzo por imponer la primera ola de sanciones contra el régimen de Maduro.

Como presidente, apoyaré al pueblo venezolano y a la democracia al otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) a los venezolanos que ya se encuentran en los Estados Unidos y garantizaré que los solicitantes de asilo reciban la audiencia legal justa a la que tienen derecho.

Movilizaré a la comunidad internacional para abordar la crisis humanitaria, presionar al régimen y sus cómplices con sanciones coordinadas contra los involucrados en la corrupción y los abusos de los derechos humanos, presionaré por elecciones libres y justas y ayudaré a la recuperación a largo plazo de Venezuela.

La política de Trump hacia Cuba es todo un espectáculo barato. Su administración está deportando a cientos de cubanos a una dictadura y la represión del régimen solo ha aumentado bajo su guardia.

Hay casi 10.000 cubanos languideciendo en campamentos de tiendas a lo largo de la frontera con México debido a la agenda antiinmigrante de Trump, quien, además, está separando a las familias cubanas mediante restricciones a las visitas familiares y las remesas.

Mi política hacia Cuba se regirá por dos principios: primero, los estadounidenses, especialmente los cubanoamericanos, serán los mejores embajadores de la libertad en Cuba. En segundo lugar, empoderaré al pueblo cubano para que determine su propio futuro, esto es fundamental para los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos. Revertiré las políticas fallidas de Trump y permitiré que los cubanoamericanos viajen a la isla y envíen remesas a sus familiares en Cuba.

Como hice como vicepresidente, una vez más exigiré la liberación de los presos políticos y daré prioridad a los derechos humanos. También volveré a abrir vías para una migración legal y segura desde la isla, incluido el Programa de Libertad Condicional para la Reunificación Familiar Cubana y el Programa de Admisión de Refugiados Cubanos, lo antes posible. Estas personas han estado esperando su turno durante mucho tiempo y no es correcto que hayamos dejado este programa en pausa durante tanto tiempo.

Hay 250.00 votantes colombianos en la Florida que podrían ser claves en estas elecciones. ¿Por qué deben votar por usted y cómo se benefician con su gobierno?

En mi administración, nos aseguraremos de que se escuchen las voces de los colombianos estadounidenses en las decisiones que darán forma al futuro de nuestro país y de la próxima administración.

Con menos de un día para la elección más trascendental en la historia moderna de los Estados Unidos, lo que está en juego no podría ser más alto: para la comunidad colombo-americana, para el futuro de la democracia estadounidense y nuestra prosperidad económica, para el liderazgo global de Estados Unidos y para la relación de Estados Unidos con Colombia.

He dicho muchas veces que Colombia es la piedra angular de la política de Estados Unidos en América Latina y el Caribe, y si tengo el honor de ser elegido presidente, haré de la reconstrucción de nuestra relación con Colombia una prioridad clave en la política exterior de la administración Biden-Harris. No solo porque es bueno para el pueblo colombiano y los colombianos estadounidenses, sino porque redunda en los intereses vitales de seguridad nacional de los Estados Unidos de América.

Como su presidente, haré el trabajo duro para acercarnos a la visión de Estados Unidos establecida en nuestros documentos fundacionales –que todas las mujeres y hombres son creados iguales– y cumpliré mi agenda integral para la comunidad hispana. Esto comienza con la implementación de una estrategia real a nivel nacional para controlar este virus, que ha dañado de manera desproporcionada a la comunidad hispana.

Me aseguraré de sacar a nuestra economía de esta recesión reconstruyendo mejor, creando millones de buenos trabajos en el futuro. Abogaré porque las pequeñas empresas hispanas obtengan el crédito y el capital que necesitan para crecer.

En lugar de pedirle a la Corte Suprema que derogue la Ley del Cuidado de Salud Asequible, eliminando la cobertura de más de 4,3 millones de hispanos, protegeré y aprovecharé ‘Obamacare’ para que las personas puedan decidir entre mantener su seguro privado o elegir una opción pública similar a Medicare. Aumentaré los subsidios para reducir sus primas, deducibles y gastos de bolsillo. También reduciré el costo de los medicamentos recetados en un 60 por ciento.

Y mientras el presidente Trump separa familias, yo restauraré nuestros valores como la nación de inmigrantes que somos, incluso protegiendo a los Soñadores y los titulares de Estatus de Protección Temporal (TPS).

Por encima de todo, lideraré con mis valores, mi fe y una comprensión fundamental de algo que Donald Trump nunca ha entendido: somos más fuertes, somos más ricos, estamos mejor debido a nuestra diversidad.

El Tiempo


‘Si Biden gana, traicionaría a Colombia’: Trump

Por Sergio Gómez Maseri

La pelea por el voto de los hispanos en Estados Unidos está feroz. Especialmente en Florida, un estado que bien podría decidir el nombre del nuevo ocupante de la Casa Blanca.

Y entre ellos han comenzado a pesar mucho los colombianos. Eso, al menos, es lo que piensa el presidente Donald Trump.

En entrevista exclusiva con EL TIEMPO, el mandatario republicano les hace un llamado para que lo respalden este martes advirtiendo que un mandato del demócrata Joe Biden le abriría la puerta al socialismo en Estados Unidos y deprimiría las oportunidades laborales.

Dice, también, que los colombianos están pagando por un acuerdo de paz que no quedó bien negociado, y que si bien respalda el fin del conflicto, este debe ser justo para todos.El presidente contestó varias de las preguntas incluidas en un cuestionario que se le envió la semana pasada.

¿Qué puede esperar América Latina del presidente Donald Trump en caso de ganar la reelección?

Continuaré teniendo una relación fuerte y respetuosa con América Latina y me enorgullece tener grandes amistades con algunos de sus líderes, pero me opondré de manera contundente al castro-chavismo. América Latina es una región llena de gente muy buena y con grandes oportunidades. Tengo un gran respeto por las democracias en América Latina, como Colombia. Tenemos muchos valores en común. Compartimos un amor por la libertad, la democracia y nuestra fe en Dios. A lo largo de los últimos cuatro años, nuestro equipo ha hecho gran progreso en la región trabajando con nuestros aliados.

En América Latina hemos lanzado grandes acuerdos para financiar iniciativas conducidas por el sector privado. Hemos luchado por acabar con el peligroso narcotráfico, incluyendo soluciones para el problema de la demanda. Luego de años de presidentes de Estados Unidos ignorando cómo Venezuela desestabiliza la región, dije “suficiente”, y tomé fuertes acciones contra la dictadura. No como Joe Biden, cuyos asesores políticos le acaban de decir a ‘The New York Times’ que se rendirá ante Nicolás Maduro. Me enorgullece estar alineado con nuestros socios en la región y juntos vamos a restaurar la democracia para el pueblo venezolano.

En mi próximo periodo puede contar con que les apostaré a cosas mejores y más grandes. Quiero que mi país tenga fuertes relaciones comerciales con América Latina. Siempre pondré a Estados Unidos de primero, pero también quiero apoyar la inversión estadounidense en todo tipo de infraestructura –energía, aeropuertos, carreteras, puertos, telecomunicaciones y otros– para que prosperemos juntos. En Colombia quiero apoyar nuestra alianza estratégica en materia de seguridad nacional y ayudar para que los colombianos puedan vivir en paz y seguridad.

Colombia es una prioridad importante en la Ley de Seguridad y Paz de la Casa Blanca y para la Iniciativa para el Desarrollo y Prosperidad de las Mujeres. Mi administración fue la primera y única en firmar una ley que ayuda a las mujeres en el proceso de construcción de la paz. Estos conflictos han impactado más a las mujeres y niños, y queremos que vivan en paz. Por 47 años, Biden tuvo el chance de ayudar a América Latina y no le dio la importancia suficiente por que es elitista corrupto.

Su campaña ha señalado a Biden de ser un castrochavista. ¿Cree usted en realidad que Joe Biden quiere llevar a Estados Unidos a un régimen como el de los Castro en Cuba o Hugo Chávez en Venezuela?

El problema es que Joe Biden es un hombre disminuido y muy débil que se ha rodeado de marxistas que saben que lo pueden controlar porque siempre ha sido flojo con el socialismo. Mire su récord. Es vergonzoso lo que ha hecho. Como senador votó cinco veces por cortar los fondos para los luchadores valientes que intentaron liberar a Nicaragua de Daniel Ortega y los sandinistas.

Luego votó para que se enviara la pujante empresa de farmacéuticos de Puerto Rico a China, que destruyó su economía y donde sabemos que su familia corrupta gana millones. Luego, como vicepresidente de Barack Obama, les dio millones a los Castro a cambio de nada en un muy mal acuerdo con la dictadura comunista en Cuba que yo acabé. Biden incluso alabó a Maduro y lo felicitó por su cabello cuando estaba matando a su propia gente. Es un hombre muy, muy débil e increíblemente corrupto.

Mire su campaña y lo que está pasando con el Partido Demócrata. Eran normales antes de que fueran raptados por los socialistas. Biden respalda el manifiesto radical del loco Bernie Sanders, que incluye un incremento de 4 billones de dólares en impuestos, abortos financiados por los contribuyentes hasta el momento del nacimiento, el recorte de la financiación de la policía y el ataque a nuestras libertades religiosas. No podemos tener esto en nuestro país.

Hay una razón por la cual Biden atrae el respaldo del socialista colombiano Gustavo Petro, del venezolano Diosdado Cabello y por la que Nicolás Maduro lo llama el “camarada Biden”. Ellos saben que Biden es débil y yo soy fuerte.

Biden es un político típico y un títere de los castrochavistas que manejan su campaña y al Partido Demócrata. Mientras sea presidente, Estados Unidos nunca será un país socialista o comunista. No lo permitiré.

Colombia enfrenta un grave problema por el ingreso ilegal de miles de venezolanos. ¿Cree usted que Colombia debería bloquear su ingreso como ha intentado usted hacer con los ilegales que buscan entrar a Estados Unidos?

Cada país tiene el derecho de proteger sus fronteras, dar prioridad a la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos y decidir quién puede entrar. Si no tienes fronteras, no tienes país.

Estados Unidos acepta más inmigrantes por año que cualquier otro país en el mundo. Somos una nación compasiva, pero hemos tenido un problema de inmigración ilegal masiva como consecuencia de la negligencia de republicanos y demócratas. He enfrentado eso y quiero arreglar nuestro sistema migratorio, que está roto. Pero los demócratas en el Congreso se rehúsan a cooperar.

Amo a los latinos. Son gente maravillosa. Quiero que los inmigrantes vengan a nuestro país pero de manera legal. La inmigración ilegal no es buena para nadie y es peligrosa para los hispanos que quieren vecindarios seguros para sus familias. Biden y los demócratas quieren el desorden y el caos en la frontera porque, de la mano con los ‘fake news’, les mienten a los hispanos para obtener sus votos.

En Florida viven unos 250.000 votantes de origen colombiano. ¿Por qué deben votar por usted?

Los colombo-estadounidenses son gente maravillosa. Conozco a muchos y estoy orgulloso de que nuestra campaña sea respaldada por muchos colombianos. Nuestros números se ven muy bien. Los colombianos son duros trabajadores que aman a sus familias, sus iglesias, sus comunidades y a nuestro gran país.

Desde mi primer día como presidente he trabajado incansablemente para nuestra comunidad latina. Antes del virus chino, había logrado el índice de pobreza más bajo y los salarios más altos para los hispanos, millones de trabajos. Si los 60 millones de latinos que viven en Estados Unidos fueran un país, serían la nación más rica en América Latina. Los latinos han sido muy exitosos en Estados Unidos.

Quiero continuar la lucha por una economía fuerte y por comunidades seguras para los latinos mientras trabajo para erradicar el coronavirus.

Biden habla mucho, pero no ha hecho nada por los colombo-estadounidenses o los hispanos. Su incremento de impuestos aplastará a las pequeñas empresas y su ataque a las opciones escolares limitará las oportunidades para los niños hispanos. Ese no es el futuro que quiero para los colombo-estadounidenses.

Mi Plan Sueño Americano creará dos millones de empleos para hispanos y medio millón de empresas encabezadas por latinos en estos próximos cuatro años. Quiero que los colombo-estadounidenses formen una gran parte de eso. Son ganadores y estoy orgulloso de ellos.

Su rival, el candidato Joe Biden, es uno de los autores originales del Plan Colombia y como vicepresidente también apoyó la aprobación del tratado de libre comercio. ¿Por qué dice usted que si gana Biden, este les daría la espalda a los colombianos?

Biden es un político corrupto que traicionará a Colombia de la misma manera como ha traicionado a los venezolanos, cubanos, nicaragüenses y al pueblo estadounidense.
Ahora que Colombia tiene un Estado socialista fallido en su frontera, Biden es la última persona que necesitan los colombianos en la Casa Blanca porque ha sido muy débil, inconsistente y se ha equivocado a lo largo de su carrera.

El propio secretario de Defensa de Obama (Robert Gates era secretario de Defensa de George W. Bush –republicano–, pero Obama lo mantuvo cuando llegó a la Casa Blanca durante algunos meses) ha dicho que Biden se ha equivocado en todos las decisiones de política exterior en 50 años.

Apoyó la guerra en Irak y mandó a miles a morir a Oriente Medio. ¿En realidad cree alguien que le acertará a la política con Colombia? No creo. Es un desastre.

Mire lo que le hizo a Venezuela. Fue muy, muy débil con Chávez y Maduro. Hasta lo felicitó por su pelo. Fue patético. Biden no ha hecho nada para ayudar a Venezuela.
Yo conduje al mundo para que reconocieran a Juan Guaidó, y el Departamento de Justicia ha abierto procesos judiciales contra Maduro y sus secuaces.

Mire lo que les hizo a los hispanos en nuestro país. Les elevó sus impuestos, encarceló a millones con su terrible ley sobre crimen, y construyó jaulas para inmigrantes.
Eso es algo que la deshonesta ‘fake news’ no les dice a ustedes. Biden construyó las jaulas, yo construí la economía más fuerte en la historia para los latinos.

Biden fue muy débil a la hora de ayudar a Colombia a obtener un mejor proceso de paz y ahora colombianos vulnerables están pagando las consecuencias. Yo quiero paz, pero el proceso debe ser responsable y justo.

Biden ni siquiera respalda al expresidente Álvaro Uribe, que es un gran héroe de los colombianos que impidió que Colombia se convirtiera en Venezuela.
La razón por la cual no lo respalda es porque Biden es una marioneta corrupta de la izquierda radical. Yo siempre respaldaré la democracia colombiana y apoyaré a su gente maravillosa.

El Tiempo


VOLVER

Más notas sobre el tema