Ecuador | Andrés Arauz asistirá a la asunción de Arce y se reunirá con líderes progresistas

1.931

Arauz: “La fuerza de la historia también está con nosotros”.

El candidato presidencial por el progresismo Andrés Arauz se refirió a las encuestas que le favorecen actualmente en su carrera hacia la Carondelet, pero indicó que además de ello es muy importante leer el análisis histórico que el pueblo ecuatoriano tiene sobre el progresismo y eso “también nos favorece”, indicó al programa Un café con JJ.

“Ahora hemos visto que las encuestas nos dicen cosas y esconden algunos fenómenos ocultos, pero hay métodos de poder entender lo que está ocurriendo en el país, a mí me gusta mucho el análisis histórico por mi formación en ciencias sociales y yo creo que así como algunas encuestas nos acompañan en el respaldo de la ciudadanía, creo que la fuerza de la historia también está con nosotros, la ciudadanía ecuatoriana, el pueblo sabe que hay una opción que realmente nos brinda la posibilidad de recuperar el futuro, de recuperar la dignidad y es la opción de la esperanza la lista 1!.

Andrés Arauz realizará su actividad política esta semana en Guayaquil y el fin de semana viajará a La Paz para participar en la posesión de mando del presidente de Bolivia Luis Arce.

“Efectivamente vamos a acompañar al presidente Lucho Arce en su posesión, hemos sido invitados como delegados de las fuerzas progresistas del Ecuador, vamos a estar ahí y tendremos reuniones electorales con los compañeros bolivianos presidente y vicepresidente, reuniones bilaterales con Pablo Iglesias vicepresidente de España, con el presidente Alberto Fernández de Argentina y otras reuniones que están por cerrarse..”

Confirmado.net


Las propuestas con las que Andrés Arauz planea llegar a Carondelet

Andrés Arauz es el representante del correísmo para las elecciones presidenciales, junto con Carlos Rabascall y terciarán bajo la bandera de Centro Democrático.

Su plan de gobierno tiene un objetivo general: “Recuperar la democracia, el Estado plurinacional e intercultural, la dignidad, el trabajo, una estructura económica y productiva sostenible y la soberanía para caminar hacia la construcción de la sociedad del buen vivir siguiendo la hoja de ruta trazada en la Constitución de la República”.

Esto, según el documento, se conseguirá a través de 11 objetivos específicos, explicados a lo largo de 11 páginas. Sin embargo, la mayoría de estos puntos son ideas generales y análisis de la situación del país.

Cada objetivo consta de un diagnóstico, una estrategia y propuestas. Pero, aunque el texto dice lo que hay que hacer, casi no explica cómo va a hacerlo. Es decir, con qué medidas concretas.

PRIMICIAS le presenta un resumen de las 11 propuestas de Andrés Arauz:

Justicia por la vida y la reproducción de la vida

Las primeras medidas se deben enfocar en el empleo y el crecimiento económico, en pro de reconstruir el mercado interno y articular otros mercados a nivel regional e internacional, dice el documento.

Y señala ideas como:

Un cambio de fondo en las relaciones laborales, para abarcar el reconocimiento y la reciprocidad en la distribución de los tiempos dedicados al cuidado y el disfrute.

Un amplio acuerdo social para la generación de riqueza.

Recuperar y profundizar los instrumentos para gestionar la liquidez de la economía que proteja la dolarización.

Estimular la producción no petrolera con énfasis en sectores de valor agregado.

Incentivar a las micro y pequeñas empresas mediante regímenes simplificados y exenciones en los niveles de tributación.

Reconstruir la capacidad del sector público para brindar servicios esenciales y de calidad en las áreas de salud, educación, inclusión social, justicia y seguridad.

Justicia democrática participativa y deliberativa

El plan de gobierno de Arauz sostiene que en Ecuador no existe una democracia real y que “la corrupción se ha convertido en una práctica generalizada”. Y afirma que hay “regímenes de facto” y que “los jueces toman decisiones por presiones externas”.

Es por eso plantea:

Recuperar el poder popular.
Una limpieza profunda del Estado, sanear las prácticas políticas y extirpar a los pactos oligárquicos y su control de la esfera pública.
Una justicia apuntalada en el fortalecimiento de las capacidades estatales.
Convocar a una Asamblea Constituyente, que redacte una hoja de ruta para el cambio y que ratifique aquellos lineamientos ya conquistados en el 2008.
Formar una Comisión de la Verdad con parámetros internacionales para evaluar y hacer justicia frente a la violación de la Constitución y los derechos humanos.
Transparentar el uso de fondos públicos, rendir cuentas y aumentar la confianza en el Gobierno, permitiendo el control ciudadano.

Justicia productiva y económica

Esta parte del plan está dedicada a las empresas y la competencia de mercado. Para lo cual plantea:

Diseñar políticas de competencia que faciliten el acceso a los recursos productivos y restrinja las prácticas de competencia desleal.
Fortalecer los mecanismos de protección de los consumidores.
Fortalecimiento de la banca pública y las finanzas populares.
Disminuir de manera generalizada las tasas de interés activas en el país, en todos sus segmentos.
Crear institucionalidad para la soberanía alimentaria.
Implementar una reforma tributaria progresiva que paguen más los que más riqueza tienen.
Incentivar la repatriación de capitales otorgando beneficios a los empresarios que lo hagan.
Poner los dólares en “cuarentena” evitando la fuga de divisas.

Justicia intergeneracional

En este apartado Andrés Arauz habla de las responsabilidades que tienen unas generaciones con otras. Y critica por ello, precisamente, la decisión del gobierno del presidente Lenín Moreno de firmar un acuerdo con el FMI y por impulsar la explotación minera.

Entre las medidas que propone están:

Garantizar la vacuna gratuita del Covid-19, dando prioridad a los niños y niñas, adultos mayores y mujeres.
Crear una institucionalidad de sostenibilidad y justicia intergeneracional.
Elaborar estrategias para incentivar los debates públicos y aumentar la conciencia ciudadana sobre las consecuencias de las decisiones de las generaciones actuales sobre las generaciones del pasado y el futuro.
Poner énfasis en el trabajo juvenil y en las mujeres al implementar el programa “trabajo digno universal”, con un salario mensual por el trabajo que usualmente no ha sido reconocido por la economía y la sociedad.

Justicia global, soberanía e integración

En este segmento, el plan de gobierno describe cómo se echarán para atrás los cambios en política exterior conseguidos por Moreno, con acciones que ni siquiera el régimen de Rafael Correa consiguió durante sus 10 años de gobierno.

Una de ellas es “democratizar el sistema de Naciones Unidas para impulsar agendas del buen vivir”. Así como retomar la integración con la deshecha Unasur y con Celac, para un ejercicio pleno de los derechos humanos en la región.

Justicia decolonial, plurinacional e intercultural

El candidato correísta expone aquí la necesidad de reconocer políticamente la diversidad étnica, regional, de género y generación, de filiación política o religiosa.

Y plantea como propuestas:

Fortalecer el Modelo del Sistema de Educación Intercultural Bilingüe.
Crear la institucionalidad apropiada para la justicia indígena.
Implementar el Sistema Nacional de Cultura para articular un Sistema Integral de Información Cultural con el Sistema Nacional de la Memoria.
Descentralizar la Casa de la Cultura Ecuatoriana y que cada núcleo reciba un presupuesto.
Rediseñar el Sistema de Fomento y Protección de las Culturas.
Establecer el Sistema Nacional de la Memoria-Archivos y Bibliotecas.
Establecer el Estatuto de Artistas.
Establecer un Consejo Cultural Ciudadano para definir el impacto transversal de la cultura en el país.

Justicia ecológica y transición energética

En este apartado, el plan de gobierno trata sobre los problemas medioambientales y la necesidad de cambios en el modelo de la explotación de recursos naturales.

Es así que entre las propuestas están:

Crear cientos de miles de empleos de calidad mediante la transformación de la matriz energética del país.
Fortalecer el Ministerio de Ambiente.
Realizar un Plan de Emergencia para recuperar el patrimonio natural y potenciar la biodiversidad.
Potenciar la ejecución de una Estrategia Nacional de Cambio Climático.
Garantizar a todos los ecuatorianos el acceso a energía confiable y sostenible.
Establecer un Plan Nacional de Movilidad Alternativa.

Justicia igualitaria para las mujeres y grupos excluidos

El documento habla de los desequilibrios históricos y estructurales entre mujeres y hombres; entre mestizos e indígenas, negros, montubios y otros grupos excluidos; entre generaciones jóvenes y generaciones mayores, etc.

Plantea implementar un Plan de Lucha contra las Violencias y Discriminación y crear observatorios contra las violencias de todo tipo, así como refugios, redes de prevención, capacitaciones.

Asimismo señala la necesidad de contar con “medidas integrales” para tratar con diligencia los casos de violencia de género y otros tipos de violencias. Y crear legislación sobre los cuidados y crear un Sistema Nacional de Cuidados.

Justicia digital y nueva economía

El centro de atención en este punto se enfoca en las consecuencias y efectos de la pandemia sobre la brecha digital y lo indispensable que es ahora tener acceso a internet.

El plan resalta que “las plataformas virtuales son monopolios naturales, y por eso han de ser consideradas bienes de utilidad pública; y los servicios de internet son necesarios e imprescindibles, así que su acceso y provisión deben convertirse en servicios públicos”.

Para ello propondrán la aprobación de legislación que reivindiquen la conexión digital como derecho básico y de acceso gratuito.

Además plantea una Estrategia de Formación y Alfabetización Digital y planes específicos de financiación y asesoramiento para pymes.

Justicia cognitiva

Este apartado trata sobre la educación. Y, aunque habla de la importancia de la educación superior, la ciencia y la innovación, afirman que la prioridad será la de la primera infancia.

Y describe objetivos como:

Recuperar la dignidad de los docentes eliminando su precarización de todos los niveles.
Garantizar la gratuidad de la educación pública de tercer nivel.
Hasta el 2025, alcanzar una matrícula de educación superior universal de acuerdo a los parámetros establecidos por Unesco.
Recuperar la política de becas.

Justicia igualitaria, justa e imparcial

En el último punto del plan de gobierno, Arauz habla del sistema de justicia y de la corrupción. Entre sus ideas para el primer punto están:

Recuperar la independencia de la Función Judicial y la Fiscalía.
Condenar la utilización de la justicia como un mecanismo de persecución política.
Garantizar el principio de independencia de las funciones del Estado.
Equilibrar las atribuciones sancionatorias del Consejo de la Judicatura frente a la facultad jurisdiccional del juez.
Y para luchar contra la corrupción plantea:

Acordar un pacto ético de toda la sociedad para fortalecer los principios de convivencia social.
Promover una cultura anticorrupción a través de políticas de prevención, fortalecimiento institucional y apoyo a su sanción justa y socialmente efectiva.
Y desarrollar políticas para la erradicación de la corrupción sistémica en el ámbito público, tales como la selección, evaluación y promoción transparente y meritocrática de los servidores públicos.

Primicias


El plan con el que Guillermo Lasso quiere llegar a Carondelet

Guillermo Lasso va por su tercer intento para alcanzar la Presidencia de la República. Esta vez bajo el paraguas de la alianza Creo – PSC.

Y dice que tiene tres objetivos:

Establecer una plena democracia.
Promover una economía de ciudadanos libres y prósperos.
Empoderar a los ciudadanos para que elijan con libertad los medios para alcanzar su realización personal.
A lo largo de las 87 páginas que tiene el plan de Gobierno se detallan algunas de las ofertas que Lasso lleva años promoviendo. Menciona, por ejemplo, la creación de un millón de puestos de trabajo, la implementación de telemedicina o la eliminación progresiva de impuestos a los que califica como regresivos.

Cada uno de los ejes de trabajo que propone el plan -social, económico e institucional- tiene un diagnóstico de situación así como la oferta del candidato. Lasso habla de 26 áreas diferentes que van desde el deporte, el arte y la ruralidad, hasta la conectividad y el Gobierno digital, pasando por la familia.

PRIMICIAS detalla a continuación las propuestas que están en el debate público:

La oferta: salud gratuita y de calidad

El centro de la oferta de Lasso es la modernización de sistema salud con implementación de herramientas tecnológicas, sobre todo dice el documento, en el área rural. El énfasis estará en la prevención. Se propone, además, un plan nacional de formación y evaluación para los médicos.

Lo polémico: Lasso dice que buscará eliminar el reparto político de los hospitales públicos y del IESS. Su opción es delegación de la administración de los hospitales al sector privado.

La oferta: Sistema de Seguridad Social a elección

El plan habla de “reformas estructurales”, “de fondo”, “reformas normativas” aunque ninguna de ellas se explica.

Lo polémico: el objetivo de las reformas será, dice el documento, “para que tanto el sistema de reparto como el de ahorro privado sean factibles y estén a elección de los ecuatorianos”.

Y añade que “este sistema complementario dinamiza los mercados de valores, promoviendo el ahorro y la inversión de largo plazo”.

Oferta: generar más y mejores empleos

El mecanismo está definido en el plan. Lasso buscará la aprobación de la Ley de Oportunidades Laborales para:

Crear nuevos mecanismos de contratación.
Incentivos y mecanismos que faciliten la contratación de grupos vulnerables como la doble deducción del Impuesto a la Renta por contratar a beneficiarios del Bono de Desarrollo Humano y por la creación de, al menos, 10 empleos nuevos.
Regla técnica para el cálculo anual del salario básico.
Acceso más rápido al seguro de desempleo.
Lo polémico: El plan de trabajo de Guillermo Lasso menciona, en varias oportunidades la flexibilización de las modalidades de contratación.

Oferta: fortalecer la supervisión y modernizar la regulación del sistema financiero

Lasso cree en la necesidad de promover el arribo de la banca internacional. Promoverá, dice su plan de Gobierno, “un sistema de integración financiera internacional”.

Otra reforma: adoptar una normativa de primer mundo para atraer inversión local y extranjera y fomentar la libre competencia en el mercado de servicios financieros.

Lo polémico: “Proponemos ampliar la actual definición de este sector y agregar las actividades de intermediación e inclusión financiera”.

Oferta: renegociación de contratos petroleros

Lasso ofrece aprovechar los recursos petroleros, mineros y energéticos. Punto clave en su plan es la participación del sector privado para reducir las necesidades de financiamiento.

Petróleo:

Incrementar la producción petrolera.
Inversión privada en la importación, distribución y comercialización de combustibles.
Minería:

Apostar por una minería legal y sustentable.
Operativos para desmantelar las prácticas ilegales.
Lo polémico: Aunque sin dar detalles, Lasso anuncia su intención de renegociar los contratos petroleros. Asimismo adelanta la reestructuración de los contratos de preventa y compromisos petroleros con China.

Oferta: reducir el gasto público

 

Lasso plantea la necesidad de un Estado pequeño, de gasto ordenado y focalizado en los más vulnerables. Se plantea eliminar los gastos improductivos y lograr mayores ingresos.

¿Cómo? “Creemos en propuestas profundas y no coyunturales”, dice el plan y enumera:

Reducción de gastos improductivos.
Focalización de los bonos estatales.
Eliminar el gasto en corrupción en las compras públicas.
Remover la burocracia improductiva.
Reforma tributaria.
Hablemos de la economía ecuatoriana. Vivimos un déficit fiscal, excesivo endeudamiento y falta de liquidez. En el sector público debemos luchar contra la corrupción y ser eficientes en la administración de los recursos para salir de esta crisis.

La propuesta de Lasso es una reforma “definitiva y de largo plazo”. El nuevo régimen tributario se asentará en:

Impuesto al Valor Agregado (IVA): se plantea una tarifa reducida para productos de primera necesidad.
Impuesto a la Renta: optimización del impuesto “teniendo como base la solidaridad de las empresas y las personas”.
Optimización del impuesto a los consumos especiales (ICE).
Eliminación del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD)

Otras ofertas:

El plan de Lasso implica también otro importante paquete de reformas que quiere enviar a la Asamblea en casi todos los ámbitos.

Política de drogas: Eliminación por completo de la tabla y prohibición de todas las sustancias que afectan a los niños y jóvenes.
Educación: reforma de la ley de Educación Intercultural. Se retomará y fortalecerá, el menos, 900 escuelas rurales en el país.
Educación Superior: Mejorar -aunque el documento no dice cómo- el proceso de acceso a la universidad.
Emprendedores: Aprobación de la Ley del Primer Emprendimiento que se enfocará en las micro, pequeñas y medianas empresas.
Suscripción de acuerdos de comercio e inversión para mejorar el acceso a mercados internacionales.
Separación de funciones y corrupción
El plan de Gobierno de la Alianza Creo-PSC reconoce la débil institucionalidad del país, con especial preocupación en el sistema de administración de justicia. Y, aunque el candidato menciona la independencia de las funciones del Estado, adelanta que trabajará también en una reforma al Consejo de la Judicatura.

¿El objetivo? Cambiar los procesos de designación, distribución, sanción y destitución de los jueces.

Y, el bloque de asambleístas que el movimiento Creo espera tener también llega con una oferta: la simplificación de las bases normativas.

La corrupción también tienen un apartado en el plan de Gobierno de Guillermo Lasso. “La corrupción ha sido, dice el documento, una de las mayores trabas y limitaciones para el progreso y el desarrollo de la sociedad”.

Sus propuestas:

Reforzar el trabajo de la Fiscalía especializada en Administración Pública en concordancia con la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE), el Centro de Inteligencia Estratégica y la Contraloría.
Promoción de una cultura anticorrupción.
Desmantelamiento de los actuales procesos y trámites de la Administración Pública.
Erradicación del testaferrismo en las instituciones públicas.
Ejecución frontal y sin reparos de la extinción de dominio para recuperar los fondos y bienes.

Primicias


VOLVER

Más notas sobre el tema