El gobierno denunciará a EEUU por las esterilizaciones forzadas a mujeres migrantes

957

COMUNICADO DE LA SECRETARÍA DE RELACIONES EXTERIORES DE MÉXICO

Nota informativa RELACIONES EXTERIORES No. 47

– La estrategia legal insistirá en la necesidad de garantizar que las mujeres contaban con pleno conocimiento informado antes de realizar procedimientos médicos.
– De acuerdo con especialistas médicos independientes, las intervenciones ginecológicas bajo investigación, por su naturaleza invasiva, fueron apresuradas e innecesarias.

El Consulado General de México en Atlanta se encuentra en estrecha y permanente comunicación con las mexicanas afectadas por los presuntos abusos médicos en el centro de detención migratoria en el Condado de Irwin, así como con las organizaciones civiles y abogados que han apoyado en el seguimiento a los casos.

Hasta el momento, se tienen identificadas nueve mujeres mexicanas[1] que recibieron atención ginecológica por parte de Mahendra Amin, el doctor a quien se acusa de abuso y negligencia médica. De esas nueve mujeres, se ha determinado que tres fueron intervenidas quirúrgicamente, aunque en procedimientos distintos a una histerectomía. De las nueve, cinco están aún detenidas y cuatro ya se encuentran en México.

Con base en las averiguaciones realizadas hasta el momento, el grupo de abogados y el consulado han trazado una ruta para presentar denuncias por dos principales actos de abusos y malas prácticas: procedimientos quirúrgicos sin pleno consentimiento informado y realización de procedimientos quirúrgicos innecesarios.

En el primer caso, la denuncia hará énfasis en la necesidad de investigar puntualmente el trabajo realizado por parte del doctor Mahendra Amin y su equipo para explicar diagnósticos médicos, justificar la pertinencia de las intervenciones que pretendía realizar y explorar u ofrecer alternativas a las pacientes antes de llevar a cabo dichas intervenciones. Si bien se han ubicado formatos de consentimiento quirúrgico firmados para las tres mujeres mexicanas intervenidas, esto no descarta la presencia de coerción o convencimiento por parte de los proveedores de servicios médicos, por lo que se insistirá en la relevancia de garantizar el pleno conocimiento informado antes de realizar procedimientos médicos.

En el segundo caso, tras una revisión exhaustiva de los expedientes, los especialistas médicos independientes consultados consideran que las intervenciones ginecológicas bajo investigación, por su naturaleza invasiva, fueron apresuradas e innecesarias. Aunado a lo anterior, persisten irregularidades y anomalías en los expedientes médicos que aún no han quedado resueltas. Tanto las organizaciones y abogados aliados como el Consulado coinciden en la necesidad de impulsar una denuncia al respecto.

El Consulado se mantendrá en estrecho contacto con los abogados de las víctimas para coadyuvar en la atención de los casos, según la estrategia legal que se determine.

Adicionalmente, el 28 de octubre el Consulado General de México en Atlanta realizó una visita consular al centro de detención. De manera particular, se conversó con las cuatro mujeres que en algún momento recibieron atención ginecológica del doctor Mahendra Amin pero que permanecen en detención mientras que se resuelven sus procesos migratorios. Asimismo, de manera paralela, el Consulado General de México en Atlanta se ha dado a la tarea de buscar a las 262 mujeres que estuvieron privadas de su libertad en dicho centro de detención de octubre de 2019 a la fecha.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y el Consulado General de México en Atlanta continúan brindando atención a este caso. En línea con los principios de una política exterior feminista y con la prioridad de protección a personas mexicanas en el exterior, el Gobierno de México reafirma su compromiso con el seguimiento al caso y expresa su rechazo absoluto de cualquier violación a los derechos humanos de nuestras connacionales en el exterior.

_____________________________________

[1] Algunas organizaciones contabilizan a diez mujeres mexicanas porque incluyen a una persona cuyo nombre no aparece en las listas de personas detenidas de ICE y a la que no ha sido posible localizar hasta el momento, por lo que no se ha podido confirmar su nacionalidad ni si ha sido víctima de abuso o negligencia médica

Secretaría de Relaciones Exteriores de México


CIDH condena esterilizaciones a mujeres migrantes sin su consentimiento en EEUU

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó este jueves las acciones denunciadas de esterilización de mujeres migrantes sin su consentimiento, quienes se encuentran en centros de detención en Estados Unidos.

“Estos procedimientos no consensuados constituyen una violación al derecho a la seguridad de la persona, a la protección contra ataques abusivos a la vida privada y familiar, y a la salud de las mujeres migrantes”, dijo la CIDH, ente autónomo de la OEA con sede en Washington.
A mediados de septiembre, varias organizaciones de defensa de los derechos humanos denunciaron que en la prisión migratoria de Irwin, en Georgia, que está gestionada por privados, había una elevada tasa de histerectomías o extracciones de útero.

Según las informaciones, este centro envió a muchas mujeres a ver a un ginecólogo particular fuera del centro, y algunas migrantes expresaron que desconfiaban de este médico.

Esta denuncia nació del testimonio de una enfermera que trabajó en el centro que relató la alta “tasa de extirpaciones del útero” a detenidas y episodios como el de una migrante a la cual el médico le extirpó el ovario equivocado cuando iba a intervenirla por un quiste.

Una de las detenidas que denunció el caso ante las organizaciones describió la situación como “un experimento en un campo de concentración”.

Según la CIDH, estos incidentes se habrían “profundizado durante el contexto de la pandemia del covid-19, que también estaría marcado por la ausencia de canales adecuados de comunicación”.

La comisión indicó además que recibió información sobre “un patrón sistemático de abusos y graves afectaciones de derechos al interior de centros de detención migratoria en el país”.

Entre los hechos destacó denuncias de abuso sexual, privación del derecho a la libertad religiosa, condiciones deplorables de detención, y separación forzada de niñas, niños y adolescentes migrantes.

Tras conocer el caso a mediados de septiembre, la presidenta de la Cámara baja de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, pidió investigar inmediatamente las denuncias.

Milenio

Más notas sobre el tema