Crisis institucional: toma fuerza la propuesta de referéndum y Asamblea Constituyente

813

CNA pide que nuevo gobierno convoque a Asamblea Constituyente

Si el gobierno transitorio de Francisco Sagasti quiere obtener una legitimidad real, está en la obligación de convocar a una Asamblea Constituyente para diseñar y aprobar democráticamente una Nueva Constitución para el Perú.

Así lo considera la Confederación Nacional Agraria (CNA), que explica que el cambio del sistema político no es real si continúa operando “bajo las mismas reglas de la constitución neoliberal aprobada por la dictadura fujimorista”, que prioriza el modelo extractivista.

En esa línea, señalan que el Perú tiene una oportunidad histórica para refundarse como Estado plurinacional y pluricultural, a través de un Poder Constituyente de “Todas las Sangres”, integrado especialmente por sectores populares y de los pueblos indígenas originarios campesinos.

Piden nueva Constitución

A través de una nota de prensa, la CNA sostiene que la Constitución Política de Perú, aprobada en 1993 durante la dictadura de Alberto Fujimori, ha impuesto en el país un sistema político, económico y social excluyente, clasista, discriminador, racista y machista.

Se trata de una Carta Magna que “oprime e invisibiliza a la inmensa mayoría de peruanos y peruanas, sobre todo a nuestros pueblos indígenas originarios campesinos de la Costa, Andes y Amazonía”, agrega la CNA.

Por tal motivo, la organización agraria considera que, para lograr un verdadero cambio, no basta con la asunción de Francisco Sagasti como presidente de la República, sino que se debería convocar a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución.

“Nuestro país requiere de una urgente reestructuración que permita visibilizar aquellas transformaciones necesarias para incluir a los sectores menos favorecidos de nuestra población”, apuntan.

Esta reestructuración, añaden, se debe dar a través de la aplicación de un modelo político que respete los derechos fundamentales de los peruanos, sobre todo los derechos colectivos, los territorios, la identidad cultural y la participación de los pueblos indígenas.

Cuestionan a Sagasti

Francisco Sagasti, integrante del Partido Morado y ahora nuevo presidente del Perú, también es cuestionado por el gremio agrario, debido a que consideran que “ha demostrado una clara vocación por defender intereses de los grandes grupos empresariales”.

Esto, a partir de algunos obstáculos que habría presentado Sagasti para aprobar “iniciativas que el pueblo ha exigido para sobrevivir en la crisis sanitaria que nos golpea”, considera la CNA.

En ese sentido, sostienen que “si el nuevo gobierno quiere lograr una legitimidad real”, está “obligado” a convocar de inmediato a una Asamblea Constituyente para diseñar y aprobar democráticamente una Nueva Constitución para el Perú.

Dicha asamblea, deberá congregar a peruanos y peruanas decentes y verdaderamente representativos de todos los sectores sociales de Perú, “fundamentalmente de los sectores populares y de nuestros pueblos indígenas originarios campesinos”, agregan.

La CNA es una organización gremial de mujeres y hombres campesinos, pequeños y medianos productores agrarios y pueblos originarios, y cuenta con bases en 19 federaciones regionales en la costa, sierra y selva de Perú.

Servidi


Colectivos quieren una asamblea constituyente

LOS PRINCIPALES COLECTIVOS QUE LIDERAN LAS MARCHAS EN AREQUIPA CONTRA LA CLASE POLÍTICA DIRIGENTE DEL PAÍS PARECE NO HABER QUEDADO SATISFECHOS CON LA RENUNCIA DEL AHORA EXPRESIDENTE INTERINO MANUEL MERINO Y LA ELECCIÓN DE SU SUCESOR, EL CONGRESISTA FRANCISCO SAGASTI, FLAMANTE PRESIDENTE DE TRANSICIÓN.

Los jóvenes, en su mayoría estudiantes, pretenden manejar un discurso unificador en las siguientes manifestaciones: ‘Que se vayan todos, asamblea constituyente y referéndum ya’.

Michael Quispe, representante del colectivo juvenil de estudiantes universitarios, indicó que la propuesta política de cientos de alumnos de la Universidad Nacional de San Agustín (Unsa), San Pablo, Continental, La Salle, Católica Santa María e institutos superiores, es la convocatoria a una asamblea constituyente ‘que garantice el derecho de los trabajadores’.

“El hecho que cambien al presidente no va a cambiar en absoluto nada”, esgrimió.

Para el estudiante de la Unsa, las marchas siempre tuvieron la consigna de expresar la indignación social contra los intereses personales de la mayoría de congresistas, mas no la defensa del defenestrado Martín Vizcarra, investigado por presuntos actos de corrupción cuando era gobernador regional de Moquegua.

“El señor Vizcarra está comenzando a aprovecharse de la lucha de los jóvenes”, cuestionó.
En tanto, Leina Guillén, activista del movimiento feminista en Arequipa, consideró que este es el mejor momento para cambiar la Constitución que ‘solo ha favorecido a los grandes poderosos’.

“Nos vamos a sentar a dialogar, vamos a abrir una mesa de trabajo para empezar a ver cuáles son algunas de las propuestas que tenemos desde distintos sectores para tener una agenda común”, detalló.

Otro joven, Carlos Ylla, activista de la ‘Red de Hip Hop Arequipa’, puntualizó que la manifestación está fragmentada debido a que ‘hay muchos matices en el discurso’.
“No hay movimiento político social de por medio que venga desde la propia manifestación de los jóvenes (…) Hay un poco de pesimismo por lo que pueda pasar más adelante”, expresó.

No obstante, considera que la asunción de Sagasti representa ‘más de lo mismo’.

“No basta, queremos una reforma de la Constitución”, sostuvo.

Pero, ¿qué implica la conformación de una asamblea constituyente? Para el abogado constitucionalista, José Villafuerte, la propuesta resulta viable en términos de tiempo y dinero.
“Primero (se tendría que hacer) una consulta vía referéndum. Allí se tendría que preguntar a la población si desea o no una nueva Constitución”, detalló.

La aplicación del referéndum tendría que ser promovida por una iniciativa legislativa del actual Congreso de la República. La consulta se efectuaría simultáneamente con las elecciones generales el próximo 11 de abril del 2021. Si los ciudadanos eligieran cambiar la Constitución redactada en 1993 por el gobierno del exmandatario Alberto Fujimori, una ley posterior tendría que reglamentar la composición, duración, forma de elección y requisitos para postular a la asamblea constituyente.

En el octavo día de protestas, las marchas juveniles parecen no amainar, mientras juramentó el cuarto presidente de la República en menos de cinco años.

Diarios Sin Fronteras


Gremios y colectivos de Cusco y Puno insisten en que se apruebe nueva Constitución

Sindicatos, gremios de campesinos, colectivos y estudiantes universitarios , la sociedad civil de Cusco y Puno, solicitan al nuevo gobierno encabezado por Francisco Sagasti, el cumplimiento de las elecciones del 2021. A ello ahora le agregan que se convoque a referéndum para la instalación de una Asamblea Constituyente, que lleve el cambio de la Constitución Política.

German Santoyo, representante de la Federación Departamental de Trabajadores del Cusco (Fdtc), tras la renuncia de Manuel Merino, refirió que las manifestaciones no pararon, la consigna de la ciudadanía es ir por el cambio de la Carta Magna. “Debemos estar unidos, formar un solo frente que represente las demandas aún vigentes, así como la transparencia de las elecciones generales en la que se incluya un referéndum”.

A su turno el presidente de la Federación Universitaria del Cusco, Guillermo Ramos, aseguró que las protestas tendrán un nuevo norte, se forme una Asamblea Constituyente. “Vamos a continuar con el proceso de movilizaciones coordinadas, urge el cambio de la Constitución, es una vergüenza que tengamos vigente una creada por un dictador” dijo el dirigente.

Protesta en Puno

Este miércoles 18 de noviembre, los profesores agremiados al Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Perú de Puno, acatarán una movilización nacional exigiendo atención a su pliego de reclamos y a la vez exigir nueva Constitución Política del Perú.

El dirigente, Hugo Tito Rojas, señaló que el magisterio nacional se pone en pie de lucha para exigir una nueva Constitución que defienda al pueblo peruano y sus recursos naturales de los abusos de los grupos de poder económico agrupados en la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep).

La República

Más notas sobre el tema