Matanza sin fin en Colombia | Otros dos indígenas asesinados durante el fin de semana

914

Niño indígena de 11 años murió en medio de enfrentamientos en el Cauca

Habitantes del municipio de Páez, oriente del Cauca, denunciaron fuertes enfrentamientos entre grupos armados ilegales y la fuerza pública en los que un menor de edad falleció.

Según las autoridades, el niño de 11 años recibió un impacto de bala a la altura de su cuello cuando iba por la calle. Aunque fue trasladado a un centro asistencial, falleció a causa de la gravedad de la herida.

“El joven es perteneciente al resguardo indígena de Chinas y cursaba cuarto grado”, dijo el senador Feliciano Valencia.

También se habla que otra bala perdida entró en una vivienda e impactó a una mujer en su brazo.

Los hechos ocurrieron sobre las 9:30 de la mañana de este domingo en el casco urbano de esa localidad.

La acción fue atribuida a la columna ‘Dagoberto Ramos’ de las disidencias de las Farc.

Otro hecho similar se reportó el pasado jueves en Toribío, en el centro poblado, cuando presuntos disidentes de las Farc atacaron desde las montañas a uniformados de la Policía con ráfagas de fusil y explosivos. En esa ocasión, no se reportaron heridos, ni víctimas mortales.

El Tiempo


Asesinaron a indígena Awá dentro de un centro de salud de Nariño

Cuando acompañaba a su hermana a la Institución Prestadora de Salud en el municipio de Barbacoas, en Nariño, Diego Fernando González Rodríguez fue sorprendido por desconocidos que lo asesinaron a sangre fría.

La víctima era un joven de 18 años de edad que pertenecía al resguardo indígena Awá de Pipalta Palbi Yaguapi, que había ingresado al centro asistencial para que atendieran a su ser querido que presentaba dolencias físicas.

Varios hombres fuertemente armados, que se movilizaban en un vehículo, descendieron del mismo, luego ingresaron al centro médico, se dirigieron hasta el lugar donde se encontraba el muchacho y le propinaron dos disparos en su cuerpo que le causaron la muerte inmediata.

Su hermana y quienes se encontraban en ese momento en el lugar entre impávidos y temerosos, presenciaron la lamentable escena sin poder mostrar ninguna reacción.

“El hecho ocurrió en el centro de recuperación de pacientes de la IPS-Unipa, es un lugar donde siempre hay presencia de mujeres, niños, mayores, y en general muchos Awá que utilizan los servicios de salud”, es la denuncia que hace dos días después la Unidad Indígena del Pueblo Awá, Unipa.

Según la misma organización, el nuevo asesinato se registró sobre la vía que de Pasto conduce a Tumaco, a la altura del kilómetro 109, en una zona que ya deja una sucesión de casos similares “y donde hace presencia la Fuerza Pública, lo que nos genera preocupación porque evidencia que para nuestro pueblo Awá no existen garantías de seguridad”.

El mismo día, muy cerca del lugar, en el predio El Verde, sede principal de esa organización indígena ubicada en el corregimiento de El Diviso, una delegación de la Justicia Especial para la Paz, JEP, realizaba una diligencia como parte del diálogo interjurisdiccional que viene adelantando la Unipa con el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

En horas de la noche de ese día un grupo de hombres armados había pintado las casas de las familias indígenas con mensajes alusivos a su grupo armado ilegal, que resultan desde todo punto de vista intimidatorios contra la población civil.

El pasado 29 de octubre en el resguardo Gran Rosario ubicado en el municipio de Tumaco, una mujer y madre del pueblo Awá cuando se dirigía a pescar al río Pulgande fue víctima de una mina antipersonal; por fortuna logró salvar su vida por la rápida ayuda que recibió de otros pescadores que estaban en el sitio, ahora, ella se encuentra en etapa de recuperación en un hospital de Tumaco.

“Nos preocupa que estos hechos hayan llegado a un sector donde confluyen familias Awá de los 32 resguardos, para recibir tanto atención médica como continuar con todo su proceso de recuperación”, advirtió esa organización.

Solo en el resguardo indígena Pipalta Palbi Yaguapi en lo que va corrido del presente año se han registrado cuatro asesinatos, al igual que un desplazamiento masivo y amenazas permanentes contra los líderes.

“Nuestras familias no encuentran tranquilidad porque no existen las garantías de salvaguarda y protección por parte de las entidades del Estado, nos han dejado solos”, es el reclamo que hace la Unipa, al tiempo que extiende un llamado a los violentos a que cesen todas las acciones armadas en el territorio porque advierte que “nosotros somos un pueblo de paz”.

También insistió sobre la necesidad de avanzar en el desminado humanitario, toda vez que las minas antipersonal se constituyen en un alto riesgo para las comunidades indígenas.

El Tiempo


Enfrentamientos armados producen el desplazamiento de 85 familias en Chocó

El pasado 7 de noviembre en horas de la mañana arribaron a Docordó, cabecera municipal del Litoral San Juan, Chocó, 85 familias afrodescendientes de las comunidades de Peñita y Pángala desplazadas producto de la intensidad de los operativos militares y enfrentamientos entre el Ejército y el ELN.

Operativos del Ejército en Chocó continúan

Según la Comisión Interclesial de Justicia Paz, los desplazamiento son producto de los operativos militares que por aire, agua y tierra las Fuerzas Armadas desarrollan contra el ELN, afectando a las comunidades indígenas y negras de Unión Wounaan, Noanamá y a las comunidades afro del Consejo Comunitario de Nóvita, lo que llevó al posterior desplazamiento de la comunidad de Peñita y Pángala.

Desde el pasado 4 de noviembre se iniciaron operaciones militares contra el ELN en el Litoral San Juan y al día siguiente, 5 de noviembre desde las 6:00 a.m. continuaron los enfrentamientos por dos horas. Dichos operativos al sur del Chocó y en los límites con el Valle del Cauca han continuado tras la muerte de Andrés Felipe Vanegas, alias “Uriel”, integrante del ELN.

En el desarrollo de las mismas fueron detenidos 11 personas a quiénes se les vincula en operaciones con el tráfico de drogas. Por su parte, habitantes de la zona rechazan estas versiones y señalan que se trataría de un montaje judicial contra algunos líderes y pobladores a quienes se les querría acusar de apoyar al ELN y de vincular al narcotráfico.

Según la organización de DD.HH, las comunidades étnicas del Litoral San Juan temen el recrudecimiento de la violencia en sus territorios, por lo que hacen un llamado de carácter humanitario al Estado para respetar el Derecho Internacional Humanitario. De igual forma llaman a ELN a asumir su responsabilidad humanitaria, por lo que claman, exista un Acuerdo Humanitario y se desarolle una misión de verificación de la mano de la Defensoría del Pueblo y organismos humanitarios.

El departamento del Chocó, no solo enfrenta el accionar del ELN sino también el de grupos paramilitares, evidenciado en un aumento del control territorial de las autodenominadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) en las áreas rurales del Bajo Atrato y Bojayá.

Contagio Radio


Cuestionan a presidente Duque en Bolivia por asesinatos de líderes sociales

“¡Paramilitar! ¡paramilitar! ¡paramilitar!”, fue el grito de varias personas que cuestionaron al presidente Iván Duque, durante su visita a Bolivia, por el asesinato de líderes sociales en Colombia. En un principio, el primer mandatario hizo caso omiso a los reclamos y siguió de largo, pero cuando el coro se hizo más notorio, Duque se devolvió e increpó a uno de los manifestantes: “¿Por qué me dices paramilitar, si no lo soy?”

En el video, cuyo audio no es muy claro, el manifestante le dijo al presidente colombiano: “el paramilitarismo está en su gobierno”. Duque respondió que siempre han enfrentado al paramilitarismo “con mucha coherencia”. Luego, otros reclamos de cercanos a la escena impidieron escuchar más apartes de la conversación. Solo al final se hace audible la voz del primer mandatario que concluyó: “Además, te digo una cosa, los están matando los mismos carteles de las disidencias”.

Luego, el presidente salió de la escena, pero en el video se alcanzan a escuchar a otros manifestantes que aseguran que son las Águilas Negras y otros paramilitares los que han matado los líderes sociales. Además de este diálogo, en el video se observan a otros manifestantes pidiéndole al presidente que cumpla con los acuerdos de paz con los exguerrilleros de las Farc y también recordándole al primer mandatario las cifras de líderes sociales asesinados en los últimos años.

Este es el primer viaje internacional de Iván Duque desde que comenzó la pandemia. El primer mandatario estaba en Bolivia en la posesión de Luis Arce como presidente. Tras su visita a La Paz, el presidente colombiano saldrá hacia Chile para cumplir con un encuentro con el presidente Sebastián Piñera.

El hecho en cuestión

El Espectador


VOLVER

Más notas sobre el tema