Chile | Convención constitucional: comunidad Quechua pide igualdad en escaños reservados para pueblos indígenas

899

Comunidades y asociaciones indígenas territoriales del pueblo quechua, solicitaron a la Comisión Mixta que analiza el proyecto de reforma constitucional para establecer escaños reservados para los pueblos originarios en el proceso de nueva constitución, que se apruebe una total paridad e igualdad en el número de escaños entre pueblos originarios.

De acuerdo a las organizaciones quechua, existe una desigualdad manifiesta, que “se produce ante a la instauración de escaños desproporcionados en favor de los pueblos que tienen mayoría demográfica. Tanto la propuesta de la derecha de 15 escaños reservados dentro de la 155 escaños generales, como la propuesta de la ex nueva mayoría de 24 de escaños supernumerarios, de los cuales 14 son para el pueblo mapuche, 2 para el pueblo aymara, y uno para el resto, concretan un innegable trato desigual entre pueblos”.

El pueblo quechua señala que “se ha defendido que el criterio de asignación más justo para los escaños reservados es el demográfico, pero se olvida que al proceso Constituyente debemos concurrir como pueblos, y no como personas individuales. Connotados profesores de derecho que suscriben al progresismo y al liberalismo político, que han despreciado o guardan silencio respecto del incumplimiento de la consulta indígena, olvidan que tanto la ley chilena como los tratados internacionales consideran que somos pueblos e incluso naciones y no meros individuos (Convenio 169 de la OIT y la denominada Ley Lafkenche, hablan expresamente de “pueblos” originarios). En tanto que pueblos, se nos debe pesar y no se nos debe contar”.

Los dirigentes argumentan que “el criterio demográfico es discriminatorio y arbitrario porque minusvalora a los pueblos con menos población, lo que implica que se nos trate como minoría y no como pueblos. Si somos pueblos, pesamos y valemos lo mismo. No se le puede decir a un pueblo kawésqar, o yagan, por dar un ejemplo, que su cosmovisión, su cultura, su religión, su territorio, su espiritualidad y sus derechos valen 14 veces menos que los del pueblo mapuche, sólo porque este último es mayoritario en cuanto a población. En el caso de los pueblos kawésqar y yagan esto sería equivalente a hacerlos responsables del genocidio que el Estado cometió sobre ellos”.

“En lo particular creemos que el derecho internacional y la ley chilena ya han abonado suficiente a nuestra categoría de pueblos, es decir cuerpos colectivos previos al Estado de Chile y que aún detentan derechos nativos, es decir derechos con título ancestral sobre tierras aguas e incluso de representación política. Sinceramente como pueblo quechua no nos sentimos 14 veces menos que el pueblo mapuche. Ni siquiera una vez menos”, añadieron en la minuta enviada al Parlamento.

En ese sentido, sostuvieron que “una sobrerrepresentación de 1400 por ciento respecto de los otros pueblos, es absolutamente desproporcionada y no contribuye a una justa representación entre pueblos originarios. Incluso, si el pueblo mapuche o el aymara tuvieran un escaño más que el resto de los pueblos, sería injusto, sería traEl Ciudadano


Comisión mixta sobre escaños reservados pide facilitar tarea al Servel para elección de constituyentes indígenas

La comisión mixta que discute sobre los escaños reservados para los pueblos originarios en la convención constuticional acordó este lunes -en el primero de sus tres días de sesiones- trabajar para facilitar el camino al Servicio Electoral (Servel) en la búsqueda de una fórmula para establecer el criterio para la elección de constituyentes indígenas.

Esto, luego de que se mantuvieran las posiciones contrarias de la oposición y el oficialismo. La primera plantea que debe respetarse el 12,8% de población que se autodefinió como indígena en el último censo, y que sean estos quienes, al momento de votar, puedan identificarse como pertenecientes a un pueblo originario para así elegir a los constituyentes indígenas.

En tanto, desde el oficialismo se busca crear un padrón electoral indígena administrado por el Servel. En él se podrían inscribir quienes acrediten su pertenencia a algún pueblo originario, con daros de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi).

En la ocasión, el director nacional del Servel, Raúl García, afirmó que se genera un problema operativo al intentar decidir entre hacer un padrón indígena -dónde además existiría un problema de plazos frente a lo próximo de la elección (11 de abril de 2021) y la fuente que se usaría para confeccionarlo, como la Conadi o la autoidentificación- o si se debe optar por la autoidentificación al momento de la elección.

“Hay aspectos operativos de la manera en que se están proponiendo estos escaños que no son menores y también hay toda una dimensión de costos que no soy capaz de meter los números en la calculadora porque la cifra es gigantesca. Tenemos que manejar cédulas en todas las mesas y locales del país”, dijo García.

Por su parte, el consejero del Servel Andrés Tagle sostuvo que “la opción de crear un padrón voluntario donde la persona pida votar por pueblo originario se perdió. No hay tiempo para hacer eso, menos en situación de pandemia o con clave única, es una cosa que no alcanzaría a llegar a todo el mundo”.

Agregó que ante este escenario, podrían hacerse dos cosas: “Una, separar los padrones, a los que tienen calidad indígena y ‘obligarlos’ a votar por un candidato de pueblo originario, eso es una cosa terriblemente forzada. U otra, es ‘marcar’ a la persona, tomando la base de datos Conadi, (…) con la calidad del pueblo originario”. Eso podría hacerse hasta 60 días antes de la elección.

Propuestas parlamentarias

En la ocasión, el senador RN Rodrigo Galilea destacó que para crear el padrón electoral, se puede tomar “como base el padrón Conadi (…) le sumamos a quienes tengan primer o segundo apellido mapuche” y además añadir a quienes no aparezcan en este padrón de la Conadi, presentando una declaración jurada que acredite su pertenencia a un pueblo originario.

En este sentido, el diputado Leonardo Soto (PS) sostuvo que “hay una imposibilidad física de crear un padrón especial para pueblos indígenas en los tiempos previos a al elección del 11 de abril”.

En este sentido, sostuvo que el planteamiento del oficialismo “provoca más complicaciones, por que lo que hace es excluir del proceso constituyente, y ante los riesgos de ambas posturas me parece que sería más razonable abrir los criterios de votación a través de un sistema de autoidentificación”.

Tras cartón, la senadora UDI Ena Von Baer indicó que no se trata de excluir, sino de darle legitimidad al proceso. “Hay que generar un padrón de alguna manera, porque si no vamos a tener que hacernos cargo de que cualquiera vote, aunque no tenga ninguna relación, por los escaños reservados”. Por este motivo afirmó que “tener definido el padrón antes de la elección es súoerrelevante para la transparencia y creo que hay mecanismos para hacerlo”.

El diputado independiente René Saffirio fue más allá del término de autoidentificación y planteó que cualquier persona pueda votar por un constituyente indígena el día de la elección. “No veo por qué si un miembro de una etnia puede votar por una persona que no es candidato indígena, no pueda ocurrir a la inversa”.

Por su parte, el diputado DC Matías Walker indicó que es “inoficioso seguir discutiendo sobre las características de un registro que se ha señalado por el Servel que es imposible a estas alturas confeccionar (…) la realidad es que estamos a fines de mes de noviembre y debemos tomar una decisión (…) de cómo hacer viable la autoidentificación y cómo el Servel puede ayudar en eso”.

Finalmente, el presidente de la comisión, el senador PS Alfonso de Urresti, indicó que la instancia le solicita “al Ejecutivo y al Servel que tomen una decisión para facilitar el proceso”. “Tenemos que simplificar la situación, dar un acceso lo más garantizado posible”.

Al respecto, llamó a no “exponer al Servel a una situación imposible” y tomar una decisión que permita “simplificar y facilitar el acceso para que tengamos una convención constitucional lo más diversa y representativa, que nadie se sienta excluido”.

La Tercera

Más notas sobre el tema