Colombia | El festival Bogoshort se desarrolla de modo híbrido hasta el 13 de diciembre

1.196

Bogoshorts: 400 cortos,un mercado inquieto y un plan emocionante

Bogoshorts lleva 18 ediciones tomándose en serio el cortometraje. El formato que en épocas pasadas era considerado como un formato menor y solamente como el trampolín obligatorio para todo cineasta que quería rodar un largo, goza ahora de reconocimiento y tiene grandes posibilidades en sus mercados propios, gracias al esfuerzo de certámenes como este.

Para realizadores como el santandereano Iván Gaona ha sido su principal vitrina. “Cuando empecé a hacer corto profesionalmente, me di cuenta de que hay un mercado académico y de compra y venta. Es un mundo autónomo”, cuenta.

Gaona tiene 40 años, es profesor de la Escuela Nacional de Cine y tiene un largo de ficción, Pariente. Sin embargo es un enamorado del formato breve en el que ha producido buena parte de sus trabajos: El tiple (2012), Completo (2013), Naranjas (2013), Forastero (2014), Volver (2015) y Los retratos (2012), que tuvo un paso rutilante por los festivales de Locarno y Cartagena.

“Por desconocimiento, en Latinoamérica había un clasismo con el tema del largo: antes, hacer televisión estaba muy mal visto y el corto era algo secundario. El largo era lo único importante”, recuerda.

En la 18.ª edición de Bogoshorts, el Festival de Cortos de Bogotá, que se realiza hasta el 15 de diciembre –cuando se lleva a cabo la entrega de las Santa Lucías, el máximo galardón del certamen–, Gaona se encuentra en dos orillas: es jurado en la competencia internacional y participa con su corto Bailando en la nacional.

“Escribí ese guion durante la campaña presidencial, con esa sensación del absurdo, de las posiciones radicales e insensatas que vivimos. Independientemente de que filiación política se tenga, hay una sensación de que la argumentación política quedó en el pasado. Sentí que era como si estuviéramos en un baile, un vaivén sin argumentos”, explica.

Para este complejo 2020, Bogoshorts contará con 400 títulos locales e internacionales en las categorías de ficción, documental, videoclip, animación y experimental. Su eslogan, ‘¿Qué te estás preguntando?’, es una invitación es a cuestionarse y a mirarse al espejo ante esta nueva realidad.

“Este es el año de las preguntas, nunca en la vida nos habíamos hecho tantas preguntas acerca de la salud, del trabajo, de la sociedad”, comentó en una charla con EL TIEMPO Jaime Manrique, fundador y director de Bogoshorts.

El gran invitado de esta edición es el cineasta israelí Guy Nattiv, ganador del Óscar al mejor cortometraje en el 2019 por Skin. Estará a cargo de la clase magistral ‘El arte que enfrenta y desafía el racismo’, que da inicio a la cuarta versión del mercado audiovisual de Bogoshorts.

El certamen combina exhibiciones virtuales a través de cuatro plataformas digitales –MY OTT, Retina Latina, Mowies y la sala virtual de la Cinemateca de Bogotá–, además de las presenciales en CityU, la ciudadela universitaria más grande de Colombia y que se ha designado como la sede de Bogoshorts.

Algunos títulos de la competencia oficial colombiana son Año sabático, de David David; Entre tú y Milagros, de Mariana Saffon –que este año fue el ganador del León de Venecia al mejor corto–; Dora Sena, de Jorge Caballero; Lentes, de Carlos Smith, y Todo es culpa de la sal, de María Cristina Pérez. Para Gaona, una de las cosas más gratificantes de Bogoshorts es esa sensación de país a través del relato corto. “Jaime y su equipo de trabajo entendieron que el corto no es un escalón, sino un universo autónomo”.

El Tiempo


Bogoshorts 2020: el festival que piensa el presente y el futuro a partir de cortometrajes muestra sus cartas

Por Cristina Esguerra

¿Cómo va a ser esta edición de Bogoshorts?

El festival arranca el 8 de diciembre y va hasta el 15 del mismo mes.

Nos vamos a mover en dos realidades. La pandemia no ha terminado, por lo que el aforo de los eventos culturales sigue siendo limitado. Al mismo tiempo está comenzando un proceso de apertura al que le queremos apostar, al igual que a la reactivación de un sector que ha sido muy golpeado por la crisis que generó la pandemia.

El mundo lleva varios años moviéndose en dos realidad, no es un tema sólo de este año. Lo que pasa es que no hemos sido conscientes de eso, sólo hasta el momento del confinamiento se convirtió la doble realidad en un tema cotidiano. Creo que es el momento de ser coherentes con el futuro, y eso significa generar espacios y eventos que se mueven entre el mundo presencial y el virtual.

Por eso creamos un festival que, en el plano digital, va a tener presencia en cuatro plataformas: 1) en Retina Latina vamos a tener contenidos gratuitos; 2) Mi OTT es un emprendimiento ecuatoriano que se está expandiendo por el continente, y queríamos apostarle a darlo a conocer en Colombia; 3) Mowies, que es la conocida plataforma colombiana que presenta mucho de nuestro cine. A través de esta ella se va a poder ver la inauguración del festival, al igual que la charla del ganador del Óscar Guy Nattiv. Ese evento es sólo para acreditados. 4) La Cinemateca de Bogotá que va a ser nuestra casa virtual y digital. Y si contamos el contenido que vamos a tener YouTube, serían cinco plataformas.

Desde hace un par de meses venimos desarrollando un tour virtual del festival. Nosotros queremos darles a las personas la oportunidad no sólo de ver los cortos, sino de tener la experiencia del festival. Es una experiencia distinta a la de recorrer el espacio físico, por supuesto, pero queríamos que conocieran nuestra sede, que circulen los espacios, y entiendan cuáles son las diferentes secciones y opciones del festival.

¿Cómo es ese recorrido virtual?

Lo que hicimos, por ejemplo, fue transformar digitalmente los locales de la plazoleta CityU para que se convirtieran en las diferentes plataformas del festival, y que la agente pudiera acceder a ellas desde ese punto.

Para nosotros la apuesta híbrida no es simplemente decir que tenemos unas plataformas digitales y que vamos a realizar unos eventos de forma presencial. Queremos ir un poco más allá, y construir niveles de experiencia en los diferentes ámbitos.

Y a todo esto se suman las actividades que vamos a estar desarrollando en Facebook, principalmente nuestra franja Al tablero, que es pedagógica y de formación. Es todos los días de 11 am a 1pm. Esa franja es totalmente híbrida, por ejemplo, porque los eventos también se van a realizar de manera presencial en la Cinemateca, con un aforo de 50 personas.

¿Qué otros eventos van a realizar de manera presencial en la Cinemateca?

En la Cinemateca vamos a tener la Sala Capital, con dos funciones casi todos los días. Estamos privilegiando las competencias nacional e internacional. Queremos que los cortos se vean en las mejores condiciones posibles. Ahí estarán muchos de los realizadores nacionales presentando sus trabajos.

También vamos a estar en las salas 2 y 3, en las que vamos a tener presencia importante de Panoramas y de Fanático Freak Fantástico, que es la competencia de cine de géneros más extremos: terror, fantasía, ciencia ficción.

A esos espacios de la Cinemateca toca sumarle CityU, que es realmente nuestra gran sede. Es el espacio que viene apostándole a Bogoshorts desde hace cuatro años. Está en la misma manzana de la Cinemateca, son tres edificios que juntos son la residencia universitaria más grande de América Latina.

Ahí se hospedan nuestros invitados. Tenemos cerca de 100 invitados nacionales y algunos internacionales.

En CityU diseñamos un cinema en plazoleta, que es al aire libre, cumple con las reglas de distanciamiento social y de bioseguridad. Tiene tres pisos con aforo de 50, 30 y 30. Por las mañanas, en la plazoleta, tendremos las actividades de mercado y la incubadora, donde se hará todo el networking de la industria.

En la sede de CityU tendremos un auditorio adicional, donde se llevarán a cabo muchas de las actividades de Estucine, el encuentro nacional de estudiantes de cine.

¿Cómo van a ser las diferentes secciones del festival este año?

El espectro es amplio. Primero, tenemos los cortos de la competencia en distintos géneros: animación, ficción, documental, experimental y videoclip. No hay uno sólo que se haya presentado antes en Colombia, muchos, incluso, son estrenos mundiales.

Vamos a tener cortos colombianos que han circulado por los principales festivales del mundo, por ejemplo, Entre tú y Milagros que ganó en Venecia, y viene a competir en ficción, y Son of Sodom que estuvo en competencia oficial en Cannes, y en Bogoshorts viene a hacerlo en documental. También vamos a tener el nuevo corto de Iván Gaona, un director que la gente ya conoce por sus otros cortometrajes y por la película Pariente.

Vamos a tener una sección que se llama ¿Qué te estás preguntando?, en la que buscamos reflexionar sobre las preguntas que se están formulando las personas y que giran en torno al momento que estamos viviendo, a las desigualdades de la sociedad que con la pandemia comenzaron a notarse aún más. Quisimos hacerlo a través de los cortos, pensando en poder plantear una mirada más empática que ayude a disolver la indiferencia.

Una sección que tiene su aire a la anterior es Video Ensayo Post, una reflexión sobre el futuro a partir del formato de videoensayos. Entre abril y septiembre hicimos una convocatoria para la que nos llegaron 100 videoensayos de América Latina, no sólo de Colombia. Escogimos 11 que se podrán ver en los respectivos canales de YouTube de los realizadores.

Tenemos una sección que se llama Megalopolis China. Queríamos analizar la dinámica de las ciudades chinas, y para ello encontramos material que nunca se ha visto en Colombia.

Vamos a contar con la participación de Guy Nattiv, que va a mostrar su corto Skin y a dar una masterclass que abre el mercado. También organizamos una charla sobre un tema que en Colombia es poco discutido: los falsos festivales de cine. Ese evento tiene todo el soporte del ShortFilm Conference, que es la gran asociación mundial de festivales de cortos. Vamos a tener gente que conoce profundamente el mercado internacional de cortometrajes.

El 14 de diciembre vamos a realizar nuestro Pinic nocturno, que hace parte del proyecto Bogoshorts degusta. Es una combinación de cine y gastronomía. Invitamos chefs que ya habían participado en el festival, y les propusimos leer cortometrajes europeos para convertirlos en pasabocas.

Dedicamos Festivaleando a un evento de Nueva Zelanda que se llama Show me shorts. Tienen una curaduría muy especial, con una mirada sobre nuevos realizadores de ese país, que creo que nos ayuda a traer un aire fresco.

Bueno, y eso es sólo un abrebocas. En la página del festival pueden encontrar toda la programación completa, y el contenido que vamos a tener en cada plataforma.

Semana

Más notas sobre el tema