Colombia | La ONU pide al gobierno medidas “más solidas y efectivas” para detener asesinatos de líderes sociales

1.254

Bachelet insta a Colombia a aumentar la protección de la población debido al aumento de la violencia en zonas rurales

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, condenó el martes el incremento de la violencia ejercida por parte de grupos armados no estatales, grupos criminales y otros elementos armados en Colombia, en contra de campesinos, indígenas y afrocolombianos, e instó a las autoridades del Estado a tomar acciones concretas para proteger eficazmente a la población.

En lo que va de 2020, la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia ha documentado 66 masacres, en las que 255 personas fueron asesinadas, en 18 departamentos del país. Además, la Oficina ha recibido información sobre el asesinato de 120 defensores de derechos humanos en lo que va del año. Desde la firma del Acuerdo de Paz en noviembre de 2016, la Misión de Verificación de la ONU en Colombia también ha documentado 244 asesinatos de excombatientes de las FARC.

La comunidad Nasa ha sido uno de los grupos indígenas más afectados, con 66 de sus integrantes reportados como asesinados en la región del Norte del Cauca en 2020. El incidente más reciente ocurrió el 5 de diciembre, cuando cinco personas -incluido un ex combatiente de las FARC en proceso de reintegración- fueron reportadas como asesinadas en el Norte del Cauca en dos hechos diferentes. Además, el mismo día, 24 líderes y autoridades del pueblo Nasa recibieron amenazas de muerte.

Otro ataque reciente ocurrió el 3 de diciembre en el departamento del Chocó, donde un líder indígena, Miguel Tapi Rito, fue asesinado, lo que provocó que unas 900 personas de su comunidad –la mayoría mujeres, niños y niñas- huyeran a un pueblo cercano, donde han estado pidiendo a las autoridades del Estado que les brinde protección.

“Es trágico ver a tantas personas ser víctimas de la violencia persistente a lo largo del país. Además de estos asesinatos, las víctimas incluyen, por supuesto, a los que se quedaron, quienes permanecen casi completamente indefensos”, dijo la Alta Comisionada.

“Hago un llamado a las autoridades colombianas a tomar medidas más sólidas y mucho más efectivas para proteger a la población de esta horrenda violencia”, agregó. “Es deber del Estado estar presente en todo el país, implementando un amplio rango de políticas públicas integrales, no solo con medidas drásticas en contra de los responsables de la violencia, sino también brindando servicios básicos y salvaguardando los derechos fundamentales de la población”.

Bachelet resaltó la urgencia de que la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad desarrolle una política pública para desmantelar “las organizaciones criminales que hayan sido denominadas como sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo,” tal y como se solicitó específicamente en el Acuerdo de Paz de 2016.

La Alta Comisionada también urgió a las autoridades a llevar a cabo investigaciones rápidas, exhaustivas, imparciales, independientes y transparentes sobre todas las denuncias de abusos y violaciones de derechos humanos, y a que defiendan los derechos de las víctimas a la justicia, a la compensación y a la reparación. Para tal fin, dijo, la Unidad Especial de Investigación de la Fiscalía General de la Nación ha estado haciendo un buen trabajo, pero podría fortalecerse aún más para desmantelar las redes criminales.

La Alta Comisionada también instó a las autoridades colombianas a brindar un entorno seguro para las personas de todos los sectores de la sociedad para que puedan participar en los asuntos públicos y culturales, libres de temor, intimidación o estigmatización.

“Lamentablemente, después de décadas de conflicto armado, la violencia ha sido normalizada en Colombia, algo que nadie debería aceptar”, dijo Bachelet.

Acnudh


Triple homicidio en zona rural de Caucasia, Antioquia

Tres personas fueron asesinadas en el sector de Las Parcelas de la vereda La Uribe de Caucasia, Antioquia. Los campesinos adelantaban sus labores de agricultura cuando fueron atacados por desconocidos con arma de fuego.

El alcalde de Caucasia, Félix Olmedo Arango, confirmó que las personas halladas sin vida son mayores de edad. Con el apoyo del Ejército y la Policía que hacen presencia en el sitio del hecho violento y tratan de esclarecer lo sucedido.

En esa región, los grupos criminales de ‘Los Caparros’, el Clan del Golfo y el ELN se disputan las rutas del narcotráfico, las rentas ilícitas y el control del territorio. El Gobierno Nacional había anunciado un refuerzo de la Fuerza Pública en la zona.

“Sí, efectivamente encontramos a tres personas sin vida en la vereda La Uribe del municipio, estamos en el sitio con la Policía identificando a las personas y recuperando todo el material probatorio para adelantar la investigación y esclarecer este nuevo hecho de violencia.

En menos de tres días, seis personas han sido asesinadas en ese municipio del Bajo Cauca. El pasado fin de semana, una incursión armada en el corregimiento Cuturú dejó a otras tres personas muertas.

Además, cinco heridos que ya fueron de alta y una persona reportada como desaparecida, que fue hallada con vida en las últimas horas.

Entre tanto, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, quien adelantó un consejo de seguridad por estos hechos, anunció una recompensa de hasta 100 millones de pesos por información que permita capturar a los responsables.

Dijo que además coordinarán la ejecución de una operación estructural para lograr la judicialización y captura de los integrantes de los grupos armados organizados que delinquen en esa región del departamento.

La Fuerza de Tarea Aquiles intensificará sus operaciones para desmantelar a los grupos armados del Clan del Golfo y ‘Los Caparros’, incluidos sus cabecillas alias ‘Chema’, ‘Chicharrón’, ‘Chirimolla’ y ‘Evangélico’, por quienes se tienen recompensas de hasta 100 y 50 millones de pesos.

La FM


Duras críticas de la oposición tras alerta de la ONU por masacres

Toda una controversia se generó en el país tras la alerta lanzada por la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien reveló que en lo que va de 2020 su oficina ha documentado 66 masacres, en las que 255 personas fueron asesinadas en 18 departamentos del país.

Además, la Oficina ha recibido información sobre el asesinato de 120 defensores de derechos humanos en lo que va del año.

Este informe de inmediato generó las reacciones de la oposición, que criticó la “desidia” del Gobierno frente a estos asesinatos y señaló que en realidad las masacres serían más en el país.

“Si la ONU atendiera a la realidad que maquilla Iván Duque, se alarmaría más al saber que son 83 masacres. Este Gobierno financiado por el narcotráfico en campaña ha normalizado la barbarie y la ilegalidad en el territorio, lo cual se traduce en violencia”, aseguró el senador del Polo Alexander López.

En un sentido similar se pronunció la representante Ángela Robledo, quien le dijo a este diario que serían en realidad 85 masacres las presentadas este año.

“La indiferencia del gobierno Duque desangra al país. Según Indepaz, con la masacre de hoy en Caucasia se completan 85 masacres este año, vamos cerca de 600 asesinatos de líderes y lideresas desde que llegó Iván Duque al Gobierno y 250 excombatientes asesinados”, manifestó Robledo.

La congresista agregó que Duque “debería pedirle al ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, que se vaya”, porque la política de seguridad “es un absoluto fracaso, lo decimos en Colombia y lo dice el mundo entero”.

El senador Iván Cepeda también criticó al ministro de Defensa: “Mientras la comunidad internacional reclama que se detengan las masacres en Colombia, el ministro Carlos Holmes Trujillo hace campaña electoral”.

Frente a las cifras de masacres en el país, en el país siempre ha existido polémica, pues las cifras que maneja el Gobierno no coinciden con las que manejan organizaciones sociales.

Por ejemplo, en octubre de este año, según Indepaz, a ese mes iban 68 masacres en las que habían sido asesinadas 270 personas. No obstante, el ministerio de Defensa, en respuesta enviada al Senado, aclaró que eran menos.

De acuerdo con el documento de la cartera de Defensa, la Policía Nacional, en el periodo comprendido entre el primero de enero y el 20 de octubre de este año, tiene registrados “22 homicidios colectivos o masacres asociados a 109 víctimas”.

El Ministerio de Defensa relacionó las masacres que se han presentado de la siguiente manera:

– Antioquia: cinco casos
– Arauca: un caso
– Bolívar: un caso
– Cauca: un caso
– Cundinamarca: un caso
– Nariño: seis casos
– Norte de Santander: dos casos
– Valle: dos casos

“De los 22 casos presentados, 12 han sido esclarecidos, para los cuales se han solicitado 37 órdenes de captura, siendo materializadas 28, situación que representa un avance del 54 por ciento”, indicó la cartera de Defensa en su momento.

El Tiempo


VOLVER

Más notas sobre el tema