Colombia solicitó el retiro de dos diplomáticos rusos por presunto espionaje

920

Diplomáticos rusos fueron expulsados de Colombia por presunto espionaje

Fuentes del Gobierno confirmaron a Caracol Radio que el pasado 8 de diciembre fueron expulsados dos ciudadanos rusos, que presuntamente estuvieron haciendo labores de espionaje en Colombia, y que estaban interesados en obtener imágenes e información sobre la estructura eléctrica del país.

Los dos ciudadanos habían entrado como diplomáticos de la embajada de ese país, y su salida fue notificada al embajador de Rusia Serguey Koshkin.

El director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, confirmó que los organismos de inteligencia nacional hicieron seguimiento a estas personas por dos años, y sostuvo que dadas las circunstancias no podrán regresar en un corto tiempo.

“Trabajamos de manera articulada con el Gobierno Nacional. Siempre que existan afectaciones o potenciales afectaciones a la seguridad del país procederemos en consecuencia”, aseguró Espionosa.

Las autoridades adelantan investigaciones para establecer si hay más extranjeros infiltrados en Colombia, y si este accionar tendría relación con Nicolas Maduro

Caracol


Las razones del Gobierno para expulsar a los diplomáticos rusos señalados de espionaje

La expulsión de los diplomáticos rusos Aleksandr Belousov y Aleksandr Paristov, quienes debieron abandonar Colombia el pasado 8 de diciembre, sigue dando de qué hablar en el país.

El caso se conoció este martes, luego de que medios nacionales aseguraran que su salida se debió a que estaban adelantando labores de espionaje, citando como referencia fuentes internas.

Rusia, por su parte, acató la solicitud pero también solicitó el retiro de dos diplomáticos colombianos de la embajada en Moscú.

El Gobierno colombiano, que no se había pronunciado en horas de la mañana, no ahondó en los detalles de las causas de la expulsión, y se limitó a asegurar que los diplomáticos estaban violando los protocolos de la Convención de Viena.

Así lo aseguró la canciller, Claudia Blum, en un comunicado difundido por la cartera de Relaciones Exteriores.

“Nuestro Gobierno tomó la decisión de solicitar el retiro de dos funcionarios diplomáticos rusos acreditados en Colombia, tras la verificación de que estaban desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas”, dijo Blum.

La canciller dijo que se siguió el procedimiento establecido en el artículo 9 ese instrumento, “acción que ha sido respondida recíprocamente por el gobierno de la Federación Rusa, al disponer a su vez el retiro de dos funcionarios diplomáticos colombianos acreditados en Moscú”.

“Pese a estas circunstancias, el propósito de Colombia es mantener el buen nivel que tradicionalmente han marcado las relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación con la Federación Rusa”, puntualizó la jefe de la diplomacia colombiana.

En el mismo sentido se manifestó el Presidente de la República, Iván Duque, en entrevista con NTN 24.

“La situación se ha manejado de conformidad como lo establecen las relaciones diplomáticas, a través de las convenciones internacionales. El tema lo ha venido guiando, desde el punto de vista de la comunicación diplomática, la cancillería colombiana”, aseguró Duque.

Indicó que Colombia siempre ha querido mandar un mensaje de ser un Estado amistoso, de relaciones amistosas, “pero este es un país que se guía por los protocolos definidos por la Convención de Viena y cualquiera que esté por fuera de los principios de esa convención por supuesto tendrá que salir del país”.

Indagado sobre las preguntas acciones de espionaje, el jefe de Estado se limitó a indicar que “se ha actuado consecuentemente y creo que revelar más información en este momento no responde al principio de seguir llevando las relaciones binacionales”.

“Cualquier diplomático que esté en nuestro país y que esté actuando contrariamente a la Convención de Viena se notificará al país para que proceda al retiro de ese personal”, puntualizó.

Presunto espionaje

Aleksandr Nikolayevich Belousov y de Aleksandr Paristov, quienes habían llegado al país en noviembre de 2017 y enero de 2019, según reveló la revista Semana.

Según revelaron este medio y la emisora Blu Radio, los ciudadanos rusos se habían dedicado desde el inicio de su estadía en el país a obtener información de inteligencia militar, tecnología e infraestructura crítica del sector energético colombiano.

“La inteligencia cree que las labores de estos diplomáticos-espías tenían una relación directa con los intereses de Venezuela en la región, que están ligados a su apoyo ruso”, ahondaron en Semana.

Por lo anterior, la Cancillería elevó una solicitud a la embajada rusa para que se diera la salida inmediata de los diplomáticos.

“El pasado 8 de diciembre abandonaron territorio nacional dos ciudadanos extranjeros de nacionalidad rusa que servían a la embajada de ese país en nuestro territorio”, dijo en rueda de prensa Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia.

“Dadas las circunstancias en las que salen estas dos personas, en el corto plazo no podrán retornar hacia el país”, añadió.

El País


“Es importante no permitir injerencia de cara a los procesos electorales”: Duque

Cualquier funcionario diplomático que esté en Colombia tiene siempre privilegios e inmunidades defendidos por ley, pero si un funcionario diplomático incurre en conductas que son violatorias a la Convención de Viena siempre seremos claros y contundentes en que deben salir del país”, agregó Duque en entrevista con NTN24.

De acuerdo al mandatario, la expulsión de los dos diplomáticos rusos por supuesto espionaje se ha manejado en el país tal y como lo establecen los acuerdos internacionales, siendo la Cancillería la principal encargada de este asunto.

Poe su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores informó que la solicitud de retiro fue presentada tras la verificación de que estaban desarrollando en el país actividades incompatibles con lo previsto en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas.

De igual forma, la cartera de relaciones exteriores confirmó que la acción adelantada por Colombia fue respondida por el Gobierno ruso retirando a dos funcionarios diplomáticos colombianos acreditados en Moscú.

“Pese a estas circunstancias, el propósito de Colombia es mantener el buen nivel que tradicionalmente han marcado las relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación con la Federación Rusa”, aclaró la Cancillería.

Los diplomáticos expulsados habrían sido Aleksander Belousov y Aleksander Paristov, quienes al parecer llevaban dos años en el país realizando espionaje a la inteligencia militar y al sector energético.

Migración Colombia confirmó que la expulsión de dos diplomáticos rusos se hizo el pasado 8 de diciembre y que no se les permitirá entrar al país por un largo periodo.

El Universal


Rusia también solicitó el retiro de dos diplomáticos colombianos en Moscú

Después de que se conociera que el Gobierno Nacional expulsó a dos funcionarios diplomáticos rusos, que según información de inteligencia estarán desarrollando actividades de espionaje, la cancillería informó que en un acto reciproco la Federación Rusa pidió retiro de dos funcionarios diplomáticos colombianos acreditados en Moscú.

Pese a estas circunstancias el gobierno de Colombia aseguró que “el propósito es mantener el buen nivel que tradicionalmente han marcado las relaciones diplomáticas, comerciales y de cooperación con la Federación Rusa”, pero que deben establecerse con lo previsto en la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Sobre esto, el presidente Iván Duque manifestó que “este es un país de relaciones amistosas, pero este es un país que se guía por los protocolos definidos por la Convención de Viena y cualquiera que esté por fuera de los principios de esta convención tendrá que salir del país”.

Ademas, en entrevista con NTN 24, advirtió que “quien viola los principios de la convención de Viena no puede estar en representación diplomática”.

Caracol


VOLVER

Más notas sobre el tema