Ecuador | El FMI autorizó nuevo desembolso de 2 mil millones de dólares

1.090

FMI autorizó desembolso por 2.000 millones de dólares a Ecuador

Un nuevo desembolso para Ecuador fue autorizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) este lunes, luego de que la Asamblea Nacional aprobó la semana pasada una ley anticorrupción, requisito que pedía el organismo para enviar otro valor correspondiente al crédito de 6.500 millones de dólares.

Esta vez, el FMI acreditará unos 2.000 millones de dólares al país. “El programa tiene como objetivo respaldar las políticas de Ecuador para estabilizar la economía y proteger vidas y medios de vida, ampliar la cobertura de los programas de asistencia social, garantizar la sostenibilidad fiscal y de la deuda y fortalecer las instituciones nacionales para sentar las bases de un crecimiento vigoroso, duradero y generador de empleo que beneficie a todos los ecuatorianos”, indicó la organización en un comunicado.

El presidente de la República, Lenín Moreno, reaccionó en su cuenta de Twitter y celebró la decisión de la entidad. Aseguró que el dinero llegará “gracias al manejo ordenado de las finanzas públicas”.

Mientras, el ministro de Economía y Finanzas, Mauricio Pozo, escribió en esa misma red social: “Las decisiones impulsadas por el Gobierno ecuatoriano para combatir la corrupción fueron determinantes”.

La subdirectora gerenta y presidenta interina del FMI, Antoinette Sayeh, dijo en declaraciones difundidas por la entidad: “La economía ecuatoriana está dando indicios iniciales de recuperación económica tras tocar fondo en el segundo trimestre. Las nuevas infecciones y muertes por COVID-19 se han moderado en comparación con los elevados niveles registrados en la primavera, reflejo de las medidas decisivas tomadas por las autoridades para contener el brote. Se proyecta ahora que la actividad económica se contraerá 9½ % en 2020, lo que representa una mejora respecto de la contracción de 11 %, prevista cuando se aprobó el programa”.

El Universo


El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la primera revisión del acuerdo sobre el Servicio Ampliado del FMI para Ecuador

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó el día de hoy, la primera revisión del acuerdo ampliado en el marco del Servicio Ampliado del FMI (SAF) para Ecuador. La decisión del Directorio hace posible un desembolso inmediato de DEG 1.420 millones (aproximadamente US$2.000 millones), con lo cual, el total de desembolsos para apoyo presupuestario en Ecuador en virtud del acuerdo, alcanza los US$4.000 millones.

El SAF de 27 meses de Ecuador fue aprobado por el Directorio Ejecutivo el 30 de septiembre de 2020 (véase el comunicado de prensa No. 20/302 ) por DEG 4.615 millones (alrededor de US$6.500 millones, o aproximadamente 661% de la cuota de Ecuador). El programa tiene como objetivo respaldar las políticas de Ecuador para estabilizar la economía y proteger vidas y medios de vida, ampliar la cobertura de los programas de asistencia social, garantizar la sostenibilidad fiscal y de la deuda y fortalecer las instituciones nacionales para sentar las bases de un crecimiento vigoroso, duradero y generador de empleo que beneficie a todos los ecuatorianos. Tras las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre Ecuador, Antoinette Sayeh, Subdirectora Gerente y Presidenta Interina, realizó la siguiente declaración:

“La economía ecuatoriana está dando indicios iniciales de recuperación económica tras tocar fondo en el segundo trimestre. Las nuevas infecciones y muertes por COVID-19 se han moderado en comparación con los elevados niveles registrados en la primavera, reflejo de las medidas decisivas tomadas por las autoridades para contener el brote. Se proyecta ahora que la actividad económica se contraerá 9½% en 2020, lo que representa una mejora respecto de la contracción de 11% prevista cuando se aprobó el programa.
“La vigilancia que demostraron las autoridades previamente a la aprobación del programa contribuyó a amortiguar las demoras de financiamiento externo. Se alcanzaron por amplio margen todos los criterios de ejecución cuantitativos y las metas indicativas. Además, las autoridades continuaron expandiendo y mejorando la asistencia social bien focalizada, habiendo extendido la red de protección social a más de 270.000 familias de bajo ingreso desde julio, lo cual supera la meta fijada para finales de diciembre, y contribuyendo a mitigar el impacto de la crisis en los grupos más vulnerables.

“Las autoridades han seguido avanzando en su programa de reformas en áreas clave. En materia de gobernanza y transparencia, la Asamblea Nacional ha aprobado casi por unanimidad las enmiendas para mejorar significativamente el marco anticorrupción, y las autoridades han ampliado el acceso público a las declaraciones patrimoniales de personas políticamente expuestas. Han tomado importantes medidas para afianzar los cimientos de la dolarización, alineando la función de auditoría interna del banco central con las mejores prácticas internacionales y finalizando las enmiendas al código orgánico monetario y financiero (COMYF) para su presentación a la Asamblea Nacional. Las autoridades también adoptaron regulaciones sobre reglas fiscales y el marco fiscal de mediano plazo bajo el código orgánico de finanzas públicas y desarrollaron un plan financiero para el próximo año. Estas medidas mejorarán la gestión de las finanzas públicas y respaldarán la sostenibilidad fiscal.

“De cara al futuro, una mayor reorientación del gasto a medida que se afiance la recuperación reforzará la sostenibilidad fiscal y reducirá la deuda pública como porcentaje del PIB. Además, una estrategia fiscal creíble a mediano plazo, que incluya una reforma tributaria ambiciosa y progresiva y que alinee mejor los niveles de gasto de Ecuador con sus pares regionales, reduciría la carga de la deuda de las generaciones futuras.

“La promulgación rápida de las enmiendas a la reforma del COMYF fortalecerá los cimientos del sistema dolarizado; al igual que la reconstrucción de amortiguadores. Continuar aplicando con prudencia las herramientas de regulación y supervisión ayudará al sistema financiero a resistir tensiones económicas en el período posterior a la pandemia. Será importante monitorear con atención la acumulación de riesgo crediticio y garantizar que el fondo de liquidez cuente con los recursos para proporcionar la liquidez de emergencia según lo previsto. Estos mecanismos deberían complementarse fortaleciendo aún más el marco legal del sistema financiero, incluyendo arreglos contingentes reforzados. “El programa respaldado por el SAF continúa enfrentando riesgos considerables. A nivel mundial, aún persiste la incertidumbre acerca de la profundidad y la duración de la pandemia. A nivel nacional, la creación de un consenso amplio y la aceptación en todo el espectro político de los objetivos y políticas clave del programa ayudaría a mitigar los riesgos importantes de implementación del programa.

“Con el fortalecimiento ininterrumpido de las capacidades y la estrecha coordinación con los organismos del sector público, las autoridades pueden lograr sus objetivos y generar una recuperación sólida y rica en empleo que beneficie a todos los ecuatorianos.”

Fondo Monetario Internacional


Los atrasos y bonos sociales se cubrirán con crédito del FMI

La Caja Fiscal recibirá USD 2 000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) esta semana, como parte del acuerdo de Servicio Ampliado (SAF), previsto hasta el 2022.

El ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, confirmó que ayer se reunió el Directorio y aprobó el desembolso para el país. Los recursos llegan este miércoles, indicó. El FMI tiene previsto dar un pronunciamiento oficial del tema.

Este segundo monto cumplirá dos objetivos. Primero, ayudará a reducir el rubro de atrasos en el presupuesto, tal como sucedió en octubre pasado, cuando el Gobierno recibió el primer desembolso del ente.

En esa ocasión, los pagos pendientes pasaron de USD 3 656 millones en septiembre a 1 614 millones en octubre.

Hasta ayer 21 de diciembre del 2002, el Fisco registraba USD 2 694,4 millones de acreencias. De ese monto, el 67% corresponde a obligaciones como sueldos, mantenimiento del Estado (arriendo, seguridad, limpieza, etc.) y el resto, a gastos de inversión.

Uno de los rubros con más peso en diciembre es el de sueldos del sector público. Hasta ayer 21 de diciembre , el presupuesto registraba USD 987 millones en pagos pendientes de nómina.

En diciembre, el Ejecutivo debe cancelar USD 1 200 millones por salarios y por decimotercero a los funcionarios.

El ministro de Finanzas, Mauricio Pozo, explicó que Finanzas pagará este compromiso a tiempo, con los recursos del exterior y otros ingresos.

Los gobiernos locales también reclaman transferencias pendientes. La deuda, hasta noviembre, era de alrededor de USD 344 millones, aunque los representantes de los GAD no están de acuerdo y exigen montos más altos.
Fausto Ortiz, exministro de Finanzas, explicó que no todo el dinero del Fondo servirá para pagar los compromisos pendientes, por lo que el reto del Ejecutivo será priorizar los recursos tomando en cuenta que algunos sectores tienen más urgencia de liquidez, pero otros pueden recibir una parte del pago en bonos.

El Gobierno ya ha acordado saldar parte de su deuda con la seguridad social con papeles. También ofreció planes de pago con bonos a los gobiernos seccionales y a los proveedores, pero la propuesta no ha tenido gran acogida.

Ortiz estima que el Fisco terminará el año con una deuda flotante de alrededor de USD 2 000 a 2 500 millones, porque no entrarían al presupuesto el crédito de la banca china presupuestado para este año. Esa cifra es superior a la del 2019, cuando fueron 1 350 millones.

Además, el Fisco ha recibido en diciembre USD 775,6 millones del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), pero no todos los recursos son de libre disponibilidad.

Hanns Soledispa, director de Exponential Research, hace notar que el dinero de multilaterales, de libre disponibilidad, ayudará a inyectar liquidez a la economía este mes. Al pagar las remuneraciones de la burocracia y cumplir con proveedores. Ellos podrán pagar deudas, hacer compras y activar el consumo, precisó.

Un segundo objetivo que cumplirá el dinero del Fondo será cubrir una parte de los gastos en salud y subvenciones sociales, dijo Finanzas.

José Emilio Vásconez, docente de la Universidad Internacional del Ecuador, explicó que los nuevos acuerdos que el multilateral ha firmado en el contexto de la pandemia ponen más énfasis en los compromisos de ampliar la cobertura de servicios de salud y a sectores vulnerables.

Vásconez acotó que el Ecuador ha sido uno de los países que más se ha beneficiado de la ayuda del multilateral este año.

De hecho, el Gobierno recibió un crédito de emergencia en mayo y en septiembre logró el acuerdo excepcional y con compromisos más flexibles, que permitieron al país cumplir las metas y acceder a los desembolsos previstos para este año.

El Comercio


VOLVER

Más notas sobre el tema