El desempleo alcanza la mayor tasa en los últimos 20 años

Foto: Aris Martínez / La Estrella de Panamá
888

Desempleo en Panamá sube un 18.5%, la mayor tasa en los últimos 20 años

El Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República divulga la Encuesta de Mercado Laboral Telefónica (EMLT) reflejando que la tasa de desocupación tuvo un incremento significativo con respecto a los últimos 20 años y, solo en comparación a agosto 2019, el índice pasó de 7.1% a 18.5%.

En agosto del año pasado, el número de desocupados era de 146,111 personas. A la fecha de la encuesta, el número ascendió a 371,567 con la suma de 225,456 personas desvinculadas o con contratos suspendidos producto de la emergencia sanitaria por la pandemia de la Covid-19.

En cuanto a empleos informales no agrícolas, los datos también revelaron la existencia de 777,162 empleos informales no agrícolas, es decir un 52.8% del empleo informal.

Tomando como referencia las cifras del 2019, cuando se registraron 716,113 empleo informales, se puede deducir que los efectos de la crisis sanitaria impactaron ampliamente todos los sectores de la economía y el sector informal no escapó de esta realidad.

La EMLT refleja la situación laboral en Panamá para la población de 15 y más años de edad, la misma fue llevada a cabo en los meses de septiembre y octubre, a través de una metodología de recolección de datos distinta a la tradicional que se realiza de manera presencial, adaptándonos a la nueva realidad.

En Panamá, la Población Económicamente Activa (PEA) es de 2,003,258 lo que representa una disminución de 63,495 en comparación de las 2,066,753 personas en el 2019 situación que evidencia el impacto de la crisis sanitaria en el mercado laboral y un leve crecimiento la población No Económicamente Activa producto de las mejores condiciones en la esperanza de vida de los panameños.

Por su parte, la población ocupada es de 1,631,691, mientras que en el 2019 fue de 1,920,642 personas, que en cifras absolutas muestra una disminución de 288,951 asalariados que pasaron al desempleo debido a la crisis sanitaria, lo que también derivó en las diferentes condiciones laborales como lo son: contratos suspendidos y finalización de la relación de trabajo.

Las entrevistas fueron realizadas en las viviendas escogidas mediante vínculo telefónico con una muestra de hogares obtenida de la Encuesta de Mercado Laboral anterior (2019)

El Siglo


Más de 370 mil personas están desempleadas en Panamá, la mayor cifra en 20 años

La tasa de desocupación laboral tuvo un incremento significativo de 18.5% hasta agosto de 2020, la mayor tasa registrada en los últimos 20 años, revela la Encuesta de Mercado Laboral Telefónica (EMLT) del el Instituto Nacional de Estadística y Censo divulgada hoy por la Contraloría General de la República.

De acuerdo con el informe, para agosto de 2019, el número de desocupados era de 146,111 personas, pero a la fecha de la encuesta (agosto 2020), el número ascendió a 371,567, incluyendo las 225,456 personas que quedaron con contratos suspendidos producto de la emergencia sanitaria por la pandemia de la covid-19.

El director del INEC, Samuel Moreno, dijo que en esta encuesta del mercado laboral, básicamente se extrajo una submuestra de la encuesta del mercado laboral del 2019, de 8,335 hogares, que fueron los que nos suministraron la información.

“En las métricas sobre la tasa de desocupación podemos decir que nosotros vamos a tener una tasa de desocupación de 18.5%. Eso en términos absolutos, estamos hablando de 371,567 personas desempleadas”, afirmó Moreno.

Por el lado de la informalidad, según Moreno, la cifras indican que hay una informalidad del 52.8%, lo que implica básicamente 777,162 personas que están en la informalidad; es decir, personas que generan sus ingresos, pero no están en el mercado formal debido a la crisis de pandemia.

“Muchas personas han pasado del mercado formal al mercado informal para generar sus ingresos y poder cubrir sus necesidades básicas; aparte también del apoyo que ha hecho el gobierno nacional a través de los mecanismos como el bale digital, para personas que tienen contratos suspendidos y todo lo que tiene que ver con la parte de la alimentación”, afirmó Moreno.

A su juicio “estamos viviendo un tema muy complejo y esa complejidad básicamente la vemos en cifras sobre todo en el mercado laboral tanto desde el punto de vista del empleo como del caso del informalismo”.

No obstante, para el consultor laboral, René Quevedo, “el aumento en la desocupación obligó a más de 61 mil trabajadores a buscar sustento en la economía informal, lo cual compensó parcialmente la dramática caída del empleo formal.

Entre las actividades informales que están teniendo auge se encuentran: delivery, comercio electrónico, educación a través de plataformas. “Estas nuevas actividades, sin duda, es lo que se ha replanteado, sobre todo en muchos ciudadanos que han tenido que empezar a comercializar sus productos”, acotó el director del INEC.

La encuesta de mercado laboral del INEC, que refleja la situación laboral en Panamá para la población de 15 y más años de edad, fue llevada a cabo en los meses de septiembre y octubre, a través de una metodología de recolección de datos distinta a la tradicional que se realiza de manera presencial, adaptándonos a la nueva realidad.

En Panamá, la Población Económicamente Activa (PEA) es de 2,003,258 lo que representa una disminución de 63,495 en comparación de las 2,066,753 personas en el 2019 situación que evidencia el impacto de la crisis sanitaria en el mercado laboral y un leve crecimiento de la población No Económicamente Activa, producto de las mejores condiciones en la esperanza de vida de los panameños.

No obstante, Quevedo adujo que “por lo menos 63 mil trabajadores dejaron de buscar empleo y se acogieron a las ayudas estatales (Bono Solidario y Bolsas de Comida) como principal mecanismo de sustento”.

Por su parte, la población ocupada es de 1,631,691, mientras que en el 2019 fue de 1,920,642 personas, que en cifras absolutas muestra una disminución de 288,951 asalariados que pasaron al desempleo debido a la crisis sanitaria, lo que también derivó en las diferentes condiciones laborales como lo son: contratos suspendidos y finalización de la relación de trabajo.

Las entrevistas fueron realizadas en las viviendas escogidas mediante vínculo telefónico con una muestra de hogares obtenida de la Encuesta de Mercado Laboral anterior (2019). La encuesta se hizo sobre una base de datos de 8,331 teléfonos a nivel nacional , entre septiembre y octubre 2020, en un horario de lunes a domingo de 8:00 a.m. a 7:30 p.m.

“La muestra fue aproximadamente la mitad de la utilizada para la Encuesta Laboral del 2019, la cual fue realizada de manera presencial, y durante la cual se visitaron 15,326 viviendas de las cuales 14,290 están ubicadas en el área no indígena y 1,036 en las comarcas indígenas”, según Quevedo.

Conclusiones preliminares sobre el desempleo

Quevedo consideró que si bien debemos esperar la publicación del informe laboral completo, para conocer las actividades económicas, áreas geográficas y grupos poblacionales más afectados, se puede concluir los siguiente:

1. El sector privado perdió un tercio de sus empleos asalariados (288,951). “Esto es consistente con las advertencias que han venido los gremios sobre el cierre de empresas y la pérdida masiva de empleos formales”, subrayó el especialista laboral y catedrático universitario.

2. Este hecho es consistente con indicadores económicos y de movilidad urbana emitidos por la Contraloría, incluyendo los que reflejan que en el mes de octubre 2020, el número de pasajeros que viajaron en el Metro de Panamá y Mi Bus cayó 56% y 53%, respectivamente, en comparación a octubre 2019 .

3. Dado que hasta la fecha unos 100 mil contratos suspendidos han sido reactivados , menos de la mitad de los 280 mil originalmente suspendidos y la posibilidad de nuevas medidas para restringir la movilidad, las perspectivas de reactivación económica y laboral a corto plazo lucen complicadas.

4. La caída del empleo llevó a muchos trabajadores desplazados a buscar sustento a través de empleos informales, pero a otros a dejar de buscar trabajo, ante la escasez de oportunidades, para depender de apoyos del Gobierno.

5. La dramática caída del empleo formal dificultará las posibilidades de muchos panameños (as) de hacer frente a sus compromisos financieros, lo cual a su vez tendrá un dramático efecto sobre el sector bancario y financiero del país, el cual se verá forzado a hacer provisiones por cuentas incobrables y ajustes a sus estructuras operativas.

La Estrella de Panamá


VOLVER

Más notas sobre el tema