Colombia | Denuncian que el gobierno firmó en navidad el primer contrato para hacer fracking en el país

1.156

Denuncian que en Navidad, el Gobierno firmó un contrato para hacer fracking

Como un regalo de navidad y para no perder la costumbre de fin de año, llamaron desde la Asociación Colombia Libre de Fracking el contrato que firmó la Agencia Nacional de Hidrocarburos con Ecopetrol, por un monto de 76 millones de dólares, para dar inicio a las prácticas de fracking en el país.

“Tal como ocurrió con el descarado aumento de los congresistas, el 24 de diciembre mientras los colombianos celebrábamos la navidad, el Gobierno de Iván Duque nos metió otro golazo al firmar el primer contrato para hacer Fracking en Colombia. Se realizará en Puerto Wilches, en Santander, en la cuenca media del río Magdalena”, explicó el concejal por Bogotá, Julián Rodríguez.

De hecho, según el integrante del partido Verde, “se llama eufemísticamente un ‘proyecto piloto de investigación integral, orientado a los yacimientos no convencionales’, pero que autoriza en la implementación del piloto la técnica de fracturamiento hidráulico en 455 hectáreas, aproximadamente 9.870 metros cuadrados, de la cuenca del río Magdalena”.

Desde el Comité para la defensa del Agua de Puerto Wilches, la ambientalista Astrid Moreno aseguró que “la comunidad se encuentra completamente indignada con las acciones del presidente Iván Duque, debido a que en su campaña prometió el No al Fracking, teniendo en cuenta toda la contaminación ambiental que se provocará”.

Y por su parte, Hender Acuña, del comité AGUAWIL, añadió que “el presidente dio vía libre a realizar el piloto de Fracking en el pozo Kalé 1, pero los wilchenses estamos en contra porque se va a destruir nuestra biodiversidad y va a contaminar nuestras aguas. Por eso rechazamos este contrato y el Fracking como tal en Colombia”.

Descargar (PDF, 1.36MB)

Caracol Radio


Duque firma “sentencia de muerte a los ecosistemas” con piloto de Fracking en Colombia

El 24 de diciembre el presidente Iván Duque firmó el contrato para llevar a cabo el primer piloto de fracking en Colombia. Situación que no solo ha generado el rechazo del movimiento ambientalista que denuncia “se firmó una sentencia de muerte en contra de los ecosistemas”; sino que se suma a las promesas incumplidas de su campaña presidencial, en donde aseguró que no permitiría este tipo de exploraciones en su mandato.

El proyecto Kale favorece intereses de multinacionales

El proyecto llamado «Kale» se llevará a cabo por Ecopetrol con un contrato de 76 mil millones de dólares. Este se desarrollará en Puerto Wilches, Santander en la cuenca media del río Magdalena y contará con 455 hectáreas; se proyecta que las perforaciones inicien a mediados del año 2021, una vez obtengan los trámites de licenciamiento ambiental.

No obstante, el congresista del partido Verde, Julián Rodríguez Sastoque denunció que si bien el contrato se anuncia como un “proyecto piloto de investigación orientado a los yacimientos no convencionales” autoriza la técnica del fracturamiento hidráulico, es decir el Fracking. Este hecho daría paso a que otros proyectos piloto solicitados por multinacionales como Conocophilips o Drumond puedan ser autorizados.

“De esta manera se oficializa la política de destrucción ambiental de Iván Duque, a través de este contrato que pone en riesgo la vida, la supervivencia de las especies, de nuestros ecosistemas, de nuestros páramos y la protección de nuestras fuentes hídricas”.

«Duque firmó la sentencia contra los ecosistemas»

Rodríguez también recordó que durante la campaña electoral, el actual presidente Duque afirmó que “el fracking en Colombia tiene demasiadas complejidades, y tiene afectaciones graves a acuíferos subterráneos, ecosistemas diversos, y además a mucha biodiversidad. Yo no voy a dejar que se haga un solo proyecto de fracking en Colombia que afecte los ecosistemas, que afecte acuíferos y las cuencas”.

Afirmaciones que van en contravía de sus promesas de campaña y que según Rodríguez evidencias los millonarios intereses detrás de este respaldo al fracking que es «una sentencia de muerte a los ecosistemas».

Contagio Radio


VOLVER

Más notas sobre el tema