La Cumbre de Presidentes del Mercosur profundizó su apoyo a la Causa Malvinas – Por Daniel Filmus, especial para NODAL

1.763

Por Daniel Filmus *

La LVII Cumbre de Presidentes del Mercosur y Estados Asociados, celebrada el 16 de diciembre, volvió a expresar un decidido apoyo a los derechos de soberanía de la República Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes

El Comunicado Conjunto fue emitido por los Jefes de Estado de Argentina, Alberto Fernández; Brasil, Jair Bolsonaro; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Uruguay, Luis Lacalle Pou (Estados partes); el de Bolivia, Luis Arce, y las altas autoridades de Chile, Colombia, Perú, Ecuador y Surinam, Estados asociados del bloque regional. De esta manera, la casi totalidad de los países de América del Sur “reafirmaron los términos de la Declaración de los Presidentes de los Estados Partes del Mercosur, la República de Bolivia y la República de Chile, firmada el 25 de junio de 1996 en Potrero de los Funes, República Argentina, denominada Declaración de las Malvinas, y reiteraron su respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía relativa a la Cuestión de las Islas Malvinas”.

En esta ocasión, los países que conforman el Mercosur y los Estados Asociados también destacaron que la adopción de medidas unilaterales, incluyendo la explotación de recursos naturales, renovables y no renovables del área en controversia, no es compatible con lo acordado en las Naciones Unidas, y reconocieron el derecho que asiste a nuestro país para emprender acciones legales contra las actividades no autorizadas de explotación de recursos naturales en los espacios sometidos a la disputa de soberanía.

La condena regional a las acciones unilaterales y el reconocimiento a la potestad de Argentina para disponer medidas contra ellasimplica recuperar un decidido apoyo en esta materia por parte del Mercosur y los Estados Asociados. Este respaldo había sido expresado en pronunciamientos anteriores del bloque, pero el gobierno argentino no lo había incluido en su propuesta de declaración en los últimos años. El renovado sustento a la posición de nuestro paíssignifica un gran avance en relación con la defensa de la soberanía sobre los recursos naturales en los espacios del Atlántico Sur que permanecen ocupados ilegalmente por el Reino Unido. Un acompañamiento similar hemos obtenido este año en el Grupo de los 77 más China, integrado por 134 países en vías de desarrollo, donde también se recuperó el aval internacional a las demandas argentinas respecto de los recursos naturales que pertenecen a los 45 millones de argentinas/os y que hoy están siendo ilegalmente expoliados por el Reino Unido.

Estas resoluciones respaldan la política llevada adelante por el actualgobierno argentino en dirección a defender los recursos naturales en las áreas en disputa. Con ese objetivo, este año se han votado por unanimidad en el Congreso de la Nación la Ley 27.564, por la que se actualizan las sanciones previstas en el Régimen Federal de Pesca, y la Ley 27.557, que demarca los límites exteriores de la Plataforma Continental Argentina. Ambas normas contribuyen a proteger los derechos de soberanía sobre los recursos renovables y no renovables que existen en la zona económica exclusiva del Mar Argentino y sobre el lecho y el subsuelo de la plataforma.

De esta manera, Argentina promueve que se cumpla con lo previsto en la resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la cual seinsta a las dos partes a que se abstengan de adoptar decisiones que entrañen la introducción de modificaciones unilaterales en la situación, mientras las islas están atravesando por el proceso recomendado en la resolución 2065 (XX).

La adopción de pronunciamientos como el de laLVII Cumbre de Presidentes del Mercosur y Estados Asociados, en coincidencia con el quincuagésimo quinto aniversario de la adopción de la citada resolución 2065 (XX), son muestra clara de que el reclamo no es sólo una causa argentina sino también regional y global. Las resoluciones que este año también han adoptado la OEA, la CELAC, el SICA, el Parlasur y el G77 más China, entre otros organismos multilaterales, muestran que la comunidad internacional no tolera más situaciones coloniales en el siglo XXI. Todas ellas llaman con urgencia al Reino Unido a retomar las negociaciones bilaterales para alcanzar una solución definitiva a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Hace poco más de un año, en su discurso de asunción frente a la Asamblea Legislativa, el presidente Alberto Fernández se comprometió a colocar la Causa Malvinas como una cuestión de Estado convocando a todas las fuerzas políticas y sociales a esta enorme tarea, que tiene el objetivo de generar las condiciones que permitan volver a ejercer la soberanía sobre las Islas. Hace 200 años, la bandera argentina fue izada por primera vez en Malvinas. Seguiremos trabajando incansablemente para que la celeste y blanca, con el acompañamiento de toda América Latina, vuelva a flamear en todo nuestro territorio.

* Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la cancillería argentina – https://cancilleria.gob.ar/es/politica-exterior/cuestion-malvinas


VOLVER

Más notas sobre el tema