La exdiputada Lidia Patty demanda penalmente a Luis Fernando Camacho y a excomandantes de la FFAA por golpe de Estado

4.095

Denuncian a autores intelectuales del golpe de Estado en Bolivia

La exdiputada del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) Lidia Patty presentó ayer lunes una demanda ante la Fiscalía de la ciudad La Paz (capital administrativa) contra el líder de la agrupación política Creemos, Luis Fernando Camacho, y su padre José Luis, por supuestos delitos de “conspiración” y “desestabilización” tras la victoria del expresidente Evo Morales en las elecciones de noviembre de 2019.

La denuncia acusa también a los excomandantes de las Fuerzas Armadas de Bolivia Williams Kaliman y de la Policía Yuri Calderón, de haber cometido los delitos de “terrorismo, sedición y conspiración”, por los que ha pedido su detención inmediata ante el peligro de que escapen del país andino.

“Hemos puesto una demanda ante el Ministerio Público, junto a mi abogado, es importante esto, porque nadie está haciendo [seguimiento], porque ellos están libres, tranquilos y han desestabilizado económicamente, todo políticamente lo han desestabilizado nuestro país, Camacho y su papá”, indicó Latty a los periodistas.

Según señala la denuncia, los actos realizados por los acusados tras los comicios de noviembre de 2019 causaron una “conmoción social” en el país que resultó en la renuncia de Morales. Además consideró a Camacho y a su padre como parte de los “autores intelectuales” del golpe, que negociaron y pagaron a altos militares para desestabilizar al gobierno electo democráticamente.

La exdiputada repudió también que los exmilitares habrían “deliberado y sugerido” a Morales su renuncia, violando así la Constitución boliviana. Además, explicó que el exmandatario, que ya no contaba con el mando de las Fuerzas Armadas, se vio obligado a retirarse del poder por “el riesgo de perder la vida”, y por el temor de que el pueblo boliviano “sea masacrado”.

Morales renunció a la Presidencia de Bolivia el 10 de noviembre de 2019 en medio de un golpe de Estado orquestado en su contra por la oposición respaldada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y EE.UU. Primero viajó a México y luego a Argentina donde consiguió el estatus de asilado político.

Morales regresó el pasado 9 de noviembre a su país después de que Luis Arce, el candidato de su formación política, el MAS, ganara en primera vuelta las elecciones presidenciales de Bolivia, en octubre pasado, al lograr más del 55 % de los sufragios.

La Época


Exministra Teresa Morales denuncia que Tuto Quiroga coordinó golpe de Estado y cogobierno con Jeanine Añez


Arce a la Policía: Lo que pasó el año pasado, no debe volver a ocurrir en nuestro país

En el acto de los nuevos egresados de la Academia Nacional de Policía (Anapol), el presidente Luis Arce pidió este martes a la entidad que “no debe volver a ocurrir” lo que sucedió el año pasado, cuando policías se amotinaron y provocaron la renuncia del presidente Evo Morales.

«Es importante que nunca nos alejemos de nuestras raíces y del pueblo boliviano, nunca más se debe dar la espalda al pueblo boliviano, porque a ellos nos debemos, porque de ellos venimos (…), cada uno de los miembros de la Policía Boliviana proviene del seno mismo de nuestro pueblo. Lo que pasó el año pasado, no debe volver a ocurrir en nuestro país».

En noviembre de 2019, el motín policial se sumó a las protestas cívicas, la presión de las Fuerzas Armadas contra Morales y un polémico informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que alimentó el discurso del fraude electoral.

Morales abandonó el país el 11 de noviembre, con destino a México, agobiado por las movilizaciones, tras haber ganado los comicios del 20 de octubre. Una jornada después, Jeanine Áñez se proclamó presidenta transitoria.

«Mucho éxito en su carrera profesional y no olviden nunca que se deben al pueblo boliviano, y que el respeto a la institucionalidad, la Constitución Política del Estado, la ley orgánica y los reglamentos de la institución deben primar en el ejercicio de su trabajo profesional», dijo Arce.

La Razón


Iglesia pide a la CIDH investigación objetiva e imparcial sobre hechos de 2019

La Iglesia Católica de Bolivia, a través del Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, Monseñor Ricardo Centellas, pidió al Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) investigar de manera objetiva e imparcial los hechos de 2019 escuchando a todas las partes involucradas.

“Que siga investigando y que la investigación sea lo más objetiva posible; creo que no hay que centrarse en algunos hechos sino no en todos los hechos que han dañado el seno de las familias bolivianas”, afirmó Monseñor Centellas.

El también Arzobispo de Sucre instó a que dicha comisión de la CIDH “ojalá investigué (los hechos) lo más antes posible y de manera imparcial”.

El GIEI se constituyó en Bolivia mediante acuerdo con el Estado e inició su trabajo la semana pasada reuniéndose, en primera instancia, con autoridades del Estado para posteriormente visitar cada uno de los lugares donde sucedieron los hechos de violaciones a los derechos humanos en los conflictos de 2019.

Por otro lado, de acuerdo al reporte del periodista Iván Ramos desde la capital del Estado, la CIDH se reunió de manera protocolar con el Tribunal Constitucional boliviano para presentarse y conocer el contexto de lo acontecido en el periodo que se investiga, según señaló Jaime Vidal, secretario del GIEI.

Erbol

VOLVER

Más notas sobre el tema