Nicaragua | El Congreso aprueba ley que prohíbe postular a cargos públicos a “traidores a la patria”

2.148

Asamblea Nacional aprueba Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz

En sesión extraordinaria la Asamblea Nacional aprobó este lunes la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz, cuyo objetivo es hacer prevalecer el principio constitucional de la independencia, soberanía y autodeterminación nacional, así como la no injerencia en los asuntos internos del pueblo nicaragüense.

Con esta ley los que atenten contra la soberbia del país no podrán optar a cargos de elección popular, ya que el artículo 147 de la Constitución Política señala la prohibición de optar a la presidencia de la República a todo nicaragüense que encabece o financie un golpe de Estado que altere el orden constitucional.

“Las prohibiciones para optar a cargos de elección popular existen tanto en la Constitución Política de la República de Nicaragua, como en el resto del ordenamiento jurídico nicaragüense, el artículo 147 de la Constitución Política señala la prohibición de optar a la presidencia de la república a todo nicaragüense que encabece o financie un golpe de Estado, que altere el orden constitucional. De igual forma, la legislación penal señala que quedan limitados los derechos políticos de los nicaragüenses que incurran en actos contrarios a la Constitución Política”, expresó la diputada Loria Dixon.

El diputado Edwin Castro, jefe de la Bancada Sandinista, enfatizó que la iniciativa de Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz está acorde al sistema jurídico constitucional.

Durante la sesión también el diputado de la bancada sandinista, Wilfredo Navarro, expresó que esta ley está acorde al Sistema Jurídico Nacional y a la Constitución Política, por lo que el que altere o fomente un golpe de Estado e insten a actos terroristas será juzgado con el artículo 1 del estatus.

La Voz del Sandinismo


Orteguistas aprueban ley para inhibir a opositores como candidatos en las elecciones del 2021

De manera expedita los diputados orteguistas aprobaron la Ley para inhibir a opositores de ser candidatos en las elecciones nacionales del 2021, bajo la acusación del régimen de ser «golpistas» y por promover sanciones en contra de los funcionarios y la dictadura de Daniel Ortega.

Sorpresivamente los sandinistas cambiaron el texto de la iniciativa para endurecer las amenazas, al incorporarle el delito de ser «traidores a la Patria» a los ciudadanos que promuevan las sanciones y protestas sociales, que para el régimen sean actos de «golpe de Estado». Con la Ley aprobada, el régimen tiene otra arma jurídica para procesar penalmente a los opositores.

«Serán traidores a la Patria, por lo que no podrán optar a cargos de elección popular, esto sin perjuicio de las acciones penales correspondientes establecidas en el Código Penal de la República de Nicaragua, para los actos de traición, los delitos que comprometen la paz, y los delitos contra contra la Constitución Política de la República de Nicaragua», reza el texto agregado al artículo único de la nueva Ley represiva.

La aprobación se dio este 21 de diciembre antecedida por una acalorada discusión entre los sandinistas y los del Partido Liberación Constitucionalista (PLC). Los de la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), estaban muy molestos porque en el momento que se iniciaba la sesión se conoció la información de que Estados Unidos sancionó a tres personeros más del orteguismo, entre ellos el diputado y presidente de la Comisión Económica, Wálmaro Gutiérrez Mercado. Los otros sancionados son: el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Marvin Aguilar García y el comisionado de la Policía de León, Fidel de Jesús Domínguez.

Maximino Rodríguez, Jimmy Blandón y Adilia Salinas, del PLC, les reclamaron a los oficialistas que al aprobar la norma pasaron por encima de la Constitución, con el único fin de dejar participar a los candidatos que no representen un riesgo a la ambición de Ortega de repetir un fraude electoral, en los comicios de noviembre del 2021.

La propuesta de «Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz», inhibe de «optar a cargos de elección popular» a todo nicaragüense que la dictadura le señale de dirigir o financiar «golpes de Estado», así como gestionar y celebrar sanciones de gobiernos extranjeros a funcionarios y al gobierno orteguista.

La votación quedó 70 diputados del FSLN a favor, 14 en contra del PLC y cinco se abstuvieron.

José Adán Aguerri, directivo de la opositora Alianza Cívica, señaló que hay un extremismo para inhabilitar el derecho ciudadano a ser candidato, ya sea vía administrativa o que personeros del régimen monten juicios políticos a los opositores para impedirles participar en las elecciones.

«Están tratando de habilitar administrativamente al Consejo Supremo Electoral para decidir, porque simplemente te vieron en televisión haciendo un comentario (contra la dictadura), que ya no podés ser candidato en el debido proceso electoral. Y en el dado caso de que eso no sea suficiente, ellos tiene la capacidad de abrirte un juico. Te quieren sacar sin estar condenado o inhabilitado en tu derecho», criticó Aguerri, representante del sector empresarial en la Alianza.

Los grupos opositores podrían recurrir en contra de la Ley de restricción de candidatos por ser inconstitucional, ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la que si bien responde a las voluntades de Ortega tendrá que pronunciarse en el conflicto legal.

Porras amenaza

A la vez señaló que en el Código Penal están las sanciones por el delito de terrorismo y financiamiento al terrorismo que van de 15 a 20 años de prisión; asimismo por los actos de traición a la patria será penado con prisión de 10 a 15 años e inhabilitación absoluta; y sobre los delitos que comprometen la paz, la sanción es de 2 a 6 años de prisión.

Art. 410. Menoscabo a la integridad nacional
El que realice actos que tiendan a menoscabar o fraccionar la integridad
territorial de Nicaragua, a someterla en todo, en parte a dominio extranjero, a
afectar su naturaleza de Estado soberano independiente, será sancionado con
pena de diez a quince años de prisión e inhabilitación absoluta, por el mismo
período por el desempeño de función, empleo o cargo público, salvo lo dispuesto
en la Constitución Política de Nicaragua.

EE.UU. la considera otra afrenta a la democracia

El subsecretario para asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de los Estados Unidos, (EE.UU), Michael G. Kozak, valoró que con la Ley de restricción de candidatos, Ortega hace lo contrario a lo que el pueblo nicaragüenses y la comunidad internacional le ha demandado, que son reformas electorales que garanticen elecciones transparentes en el 2021.

«La ley de restricción de candidatos de Ortega es opuesta a la reforma electoral y otro intento burdo de mantenerse en el poder. En vez de brindar igualdad de condiciones, niega a la oposición la oportunidad de postularse para un cargo y al pueblo el derecho a elegir a sus líderes», fustigó Kozak en una publicación en Twitter.

La Prensa


Compañera Rosario Murillo: Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo fue aprobada con elevada dignidad nacional

La Vice Presidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, destacó la aprobación de la Ley de Defensa de los Derechos del Pueblo a la Independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz por la muy digna y soberana Asamblea Nacional.

“Los nicaragüenses que encabecen o financien un golpe de estado, que alteren el orden constitucional, que fomenten o insten a actos terroristas, que realicen actos que menoscaben la independencia, la soberanía, y la autodeterminación, que inciten a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pidan intervenciones militares, se organicen con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, que propongan y gestionen bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, aquellos que demanden, exalten y aplaudan la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y todos los que lesionen los intereses supremos de la nación contemplados en el ordenamiento jurídico, serán “Traidores a la Patria” por lo que no podrán optar a cargos de elección popular, esto sin perjuicio de las acciones penales correspondientes establecidas en el Código Penal de la República de Nicaragua para los “Actos de Traición”, los “Delitos que comprometen la Paz” y los “Delitos contra la Constitución Política de la República de Nicaragua”, leyó el Artículo 1 “Defensa de los derechos del pueblo”.

La Vice Presidenta de Nicaragua expresó que la ley fue aprobada hoy con elevada dignidad nacional, y elevado sentido de la defensa de la soberanía del pueblo nicaragüense.

Cómo conocemos a los traidores a la patria, su vergonzosa esclavitud a los imperios, al silbato del amo se movilizan como las manadas, manifestó.

Nos preguntamos donde dejaron su sentido de pertenencia, y si alguna vez han conocido el amor patrio, o han sentido dolor patrio, subrayó.

Parece que no conocieran la historia, pero nosotros tenemos esperanza, somos un pueblo lleno de esperanza, somos cristianos, por eso tenemos la fe y la fuerza que recibimos de Cristo Jesús, que nos mandata a buscar la fraternidad, destacó.

Este pueblo cristiano vibra en la armonía de las estrellas, más en estos días, aseguró.

La Compañera Rosario Murillo afirmó que los nicaragüenses estamos llenos de amor y con amor todo podemos y todo vencemos.

Es con amor que nos ponemos de pie cada día para avanzar con esperanza y con la confianza absoluta que tenemos en Dios nuestro creador, que derrama sobre nosotros milagros como la paz, la alegría, la estabilidad, aseveró.

Siempre con la bravura que nos distingue, con conciencia de dignidad, sabemos que vamos adelante como pueblo bienaventurado y de buena voluntad, valoró.

La calidad humana de nuestro pueblo es nuestro tesoro, nuestro patrimonio, una bendición de nuestro Padre. Gloria a Dios por nuestras libertades, nuestra dignidad, nuestra fortaleza, porque nos identificamos por los caminos de paz y bien, enfatizó.

La Voz del Sandinismo


EE.UU. sanciona a otros tres funcionarios del régimen de Ortega

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó este lunes 21 de diciembre al diputado Wálmaro Gutiérrez, al vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Marvin Aguilar García y al comisionado de la Policía de León, Fidel de Jesús Domínguez Álvarez.

Las nuevas sanciones, dijo el Tesoro, son «un esfuerzo por apuntar a los funcionarios gubernamentales que continúan ayudando al régimen de Ortega a socavar la democracia de Nicaragua».

Los sancionados este lunes, según Estados Unidos, son responsables de cooperar con los mecanismos de información judicial o financiera para apoyar la identificación sistemática, la intimidación y el castigo de la oposición política por parte del régimen de Daniel Ortega.

“El presidente Ortega y su régimen priorizan la ganancia personal y el poder sobre los llamados de reforma de los nicaragüenses”, dijo el secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin. Agregó que la administración estadounidense sigue comprometida con atacar al régimen de Ortega «buscando y exponiendo a quienes continúan reprimiendo la voluntad democrática del pueblo nicaragüense».

Este mismo lunes, los diputados de la Asamblea Nacional aprobaron la Ley de defensa de los derechos del pueblo a la independencia, la soberanía y autodeterminación para la paz, que inhibe de «optar a cargos de elección popular» a todo nicaragüense que la dictadura le señale de dirigir o financiar «golpes de Estado», así como gestionar y celebrar sanciones de gobiernos extranjeros a funcionarios y al gobierno orteguista.

Estos son los motivos de las sanciones

Marvin Ramiro Aguilar García. Es el Vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Secretario Político Nacional del Consejo de Liderazgo Sandinista y miembro del Consejo para la Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua. Las sanciones se dan, explicó la administración norteamericana, porque Aguilar es quien «asegura que los partidarios del régimen sean seleccionados para puestos clave. Como secretario de Política Nacional, Aguilar está en contacto directo con el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo y, según los informes, coordina los ataques contra miembros de la oposición prodemocracia».

Wálmaro Antonio Gutiérrez Mercado. Es diputado de la Asamblea Nacional y Presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto. Estados Unidos lo sancionó por haber «apoyado públicamente la controvertida Ley de Agentes Extranjeros, que especifica que las personas y entidades en Nicaragua que reciben fondos extranjeros generalmente deben registrarse y presentar informes mensuales detallados ante el Ministerio del Interior». Esta ley contempla multas y otras sanciones legales por incumplimiento, por lo que probablemente se invocará para atacar a personas u organizaciones clave que el gobierno considere una amenaza. El Tesoro además advirtió que esta ley «también afectará a los implementadores de programas humanitarios y democráticos en el país».

Gutiérrez Mercado lleva 24 años como diputado del orteguismo en la Asamblea Nacional. Es uno de los que más años lleva en ese cargo, seis períodos consecutivos para ser precisos. Durante varios años, a pesar de pertenecer a las filas del orteguismo, Gutiérrez Mercado destacó por su comportamiento respetuoso y cordial con sus colegas opositores. Sin embargo esa imagen de profesionalismo quedó en el pasado. Sigue destacando en el hemiciclo parlamentario, pero ahora por insultar, ofender y amenazar con sanciones o expulsar de la Comisión Económica, la que él mismo preside, a todo aquel diputado que hable mal o vote en contra de los proyectos de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Fidel de Jesús Domínguez Álvarez. Es el Jefe de la Policía de León. «Ha dirigido numerosos ataques contra ciudadanos y periodistas nicaragüenses», dijo el Tesoro. Además señaló al jefe policial de haber estado implicado «en la tortura y palizas de un exdiputado de la oposición y tres miembros de una familia de conocidos opositores al régimen de Ortega».

Domínguez se convirtió en el cuarto comisionado de la Policía que es sancionado por Estados Unidos, además de la misma institución. Al jefe policial de León se le ha visto liderar ataques contra opositores en la ciudad universitaria, por ejemplo el perpetrado en noviembre de 2019 contra la familia Reyes Alonso. Él, junto a un grupo de antimotines irrumpieron en la vivienda de la familia para robar los celulares y computadoras, golpear a los miembros de la familia y después de atarlos, obligarlos a grabar videos donde se comprometían a respetar a esta institución.

Implicación de las sanciones

Como resultado de la acción de este lunes, todas las propiedades e intereses en la propiedad de estas personas que se encuentran en los Estados Unidos o en posesión o control de personas estadounidenses están bloqueadas y deben informarse a la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC).

De igual forma se bloquea cualquier entidad que sea propiedad, directa o indirectamente, del 50 por ciento o más de dichas personas. «Las regulaciones de la OFAC generalmente prohíben todas las transacciones de personas estadounidenses o dentro (o en tránsito) de los Estados Unidos que involucren cualquier propiedad o interés en la propiedad de personas bloqueadas o designadas», dijo el Tesoro.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, celebró las sanciones y aseguró que los designados «han permitido la corrupción y los abusos de derechos humanos del régimen de Ortega. Apoyamos la lucha del pueblo nicaragüense por restaurar la democracia».

Wálmaro Gutiérrez: «no tengo ningún comentario»

Cuestionado sobre las sanciones por periodistas tras finalizada la sesión parlamentaria de este lunes, el diputado Wálmaro Gutiérrez dijo que «yo hablo de cosas que son importantes» e hizo referencia al préstamo de 20 millones de dólares del Banco Mundial aprobado durante la sesión extraordinaria.

«Lo que a mí me interesa es explicarle al pueblo de Nicaragua las cosas que realmente son importantes y estos 20 millones de dólares son sumamente importantes para las y los nicaragüenses, el resto no tiene importancia», dijo el diputado a los cuestionamientos.

Antes de retirarse, Gutiérrez finalizó: «no tengo ningún comentario a cosas que no son importantes».

Por su lado, Rosario Murillo, vicepresidenta designada, en su intervención de este lunes, aunque no mencionó directamente las sanciones, cargó toda su furia contra los opositores, a quienes llamó «traidores» por promover las sanciones contra el «Estado de Nicaragua», sin tomar en cuenta que esta medida impuesta por la Casa Blanca va dirigida específicamente contra los funcionarios involucrados en las violaciones de derechos humanos.

«Traidores a la patria, como los conocemos, como sabemos de su odio, de su servilismo, como sabemos de su vergonzosa esclavitud, esclavos del imperio, al silbato del amo ahí van, se movilizan, que vergüenza. (…) Uno se pregunta si alguna vez estos traidores han conocido el amor patrio, alguna vez han sentido dolor, pero cómo van a sentirlo si lo que han promovido y organizado desde el imperio es dolor a la patria. Desconocen la identidad nacional», dijo.

La Prensa


VOLVER

Más notas sobre el tema