Nicaragua | Estados Unidos pide “liberar presos políticos y reformar el sistema electoral” para legitimar las elecciones de 2021

712

Michael Kozak: liberar a los presos políticos y cumplir resolución de la OEA

Michael G. Kozak, subsecretario de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de los Estados Unidos, manifestó este miércoles que una señal importante para comenzar a confiar en la legitimidad del proceso electoral de Nicaragua en 2021, sería la liberación de todos los presos políticos, además del cumplimiento de las demandas de la Organización de Estados Americanos (OEA).

«Si quieren ver lo que haría falta para unas elecciones que se consideren legítimas, se tienen que liberar a prisioneros políticos. Esa es una de las acciones que se debería hacer y cumplir con las demandas de las Resolución de la Organización de Estados Americanos, que fue específica en cuanto a las reformas que se deben hacer en Nicaragua, para crear elecciones que se consideren justas y por lo tanto que se consideren legítimas», dijo Kozak en conferencia de prensa vía telefónica con medios de comunicación de Nicaragua.

El pasado 21 de octubre, la Asamblea General de la OEA aprobó una resolución que puso un plazo hasta mayo de 2021 para que Ortega reforme el sistema electoral, de cara a las elecciones presidenciales del 7 de noviembre de ese año.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua es controlado por los miembros del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que encabeza Ortega, por eso no tiene credibilidad ni la confianza de la ciudadanía. Desde 2008, los sandinistas han cometido fraudes electorales para mantener a Ortega en el poder durante los últimos 13 años, por eso la oposición de Nicaragua demanda reformas electorales antes de las elecciones presidenciales del próximo año.

«Ha empeorado la situación del país»»

Kozak manifestó que pese a estas demandas de reformar el sistema electoral, el régimen «ha empeorado la situación del país» con la aprobación de tres leyes que limitan más a la oposición, en alusión a la Ley Agentes Extranjeros, Ley Especial de Ciberdelitos y la aprobación de la aplicación de la cadena perpetua. El funcionario dijo que esas leyes «no son una buena señal».

Esas tres leyes pretenden controlan las finanzas de las organizaciones no gubernamentales (ONG), en el caso de la Ley de Agentes Extranjeros; censurar y criminalizar las expresiones de protestas en las redes sociales, en el caso de la Ley de Ciberdelitos; y la cadena perpetua se aplicará a quienes cometan delitos o crímenes de odio, entre lo que incluyen las acciones de los opositores, como lo dijo el dictador Daniel Ortega en su discurso del pasado 15 de septiembre.

El subsecretario Kozak dijo que hay un «gran consenso internacional» alrededor de la demanda de elecciones libres y justas en Nicaragua.

«El Parlamento Europeo, en su gran mayoría aprobó una resolución sobre esto tambié, y también la Organización de Estados Americanos (…) No estamos solos en esta labor, pero los Estados Unidos ha sido uno de los gobiernos más activos en cuanto a poner presiones concretas, para que el gobierno haga estas reformas (electorales)», dijo el funcionario estadounidense.

Kozak advirtió que Estados Unidos seguirá sancionando a otros funcionarios del régimen orteguista, si en Nicaragua se mantienen las violaciones a los derechos humanos.

El subsecretario manifestó que Ortega está metido en un agujero que «todos los días se hace más grande» y «algún día tiene que salir de él».

Crisis en Nicaragua desde 2018

Nicaragua vive en crisis desde abril de 2018, cuando comenzó la represión armada contra las protestas civiles que demandan la salida de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, del poder. Más de 300 murieron por los ataques de la Policía en coordinación con civiles armados, según un reporte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Al respecto, Kozak dijo que «Ortega mandó a sus matones armados y desde entonces sigue silenciando» a los opositores. «Su reacción es comenzar a matar civiles con francotiradores en la calle, esta no es un persona que actúe en el marco democrático», agregó el subsecretario.

Kozak ofreció una conferencia de prensa a medios nicaragüenses, sobre el «empeoramiento de la situación de los derechos humanos en Nicaragua con la entrada en vigencia de la Ley de Agentes Extranjeros en Nicaragua y la necesidad cada vez más urgente de que el régimen de Ortega inicie reformas electorales significativas antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2021″.

La Prensa


Presidente Daniel Ortega: No ceden las ansias expansionistas del imperio, tampoco el honor histórico de Nicaragua

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, reiteró la tarde-noche de este martes la persistencia histórica de Estados Unidos en su afán de dominar el poder político y el territorio de Nicaragua, mientras sus lacayos siempre reciben el golpe demoledor de un pueblo valiente, digno y luchador.

Acompañado por la Vice Presidenta, Compañera Rosario Murillo, el Comandante Daniel resaltó el pundonor centenario de los nicaragüenses durante el acto oficial organizado para recibir las Cartas Credenciales que oficializan la presencia en nuestro país de representantes de naciones y organismos internacionales.

También recordó las prácticas expansionistas de naciones europeas, como España e Inglaterra, que sometieron en América a numerosos territorios de ultramar por aumentar su poderío geográfico y económico.
En tal sentido, afirmó que los actos injerencistas estadounidenses son visibles en extremo en cada una de las elecciones presidenciales de la nación, incluso con personajes de alto nivel de la política y gobierno de un imperio empecinado en hacer valer sus posturas neoliberales.

Rememoró los días del proceso electoral de 2006, cuando Colin Powell estuvo presente en este país y sin el más mínimo disimulo, dejó claro su respaldo a los representantes de los partidos contendientes del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

El Comandante Daniel también indicó que esa persistencia de Estados Unidos se remonta a un par de siglos atrás, cuando se valió de William Walker y militares para hacer realidad el anhelo de someter a Nicaragua.

Walker se nombró presidente y lo primero que hizo fue instaurar la esclavitud, justo cuando recientemente se había logrado la independencia. Fue a asumir la presidencia, ahí estaba el embajador norteamericano avalándolo, pero empezó la batalla, expresó.

Los centroamericanos estaban claros que si Walker dominaba Nicaragua estaría en condiciones de someter a Centroamérica y luego arremetería sobre México en pos de retornar a la guerra en Estados Unidos, que vivió cruentas batallas entre el norte y el sur.

Nicaragua y sus ciudadanos tienen sentimientos antiyanquis y antimperialistas, pero no tenemos nada contra el pueblo norteamericano, incluso con todo el historial de agresiones, de humillación, que provocan indignación entra las familias y generaciones que vienen creciendo.

Por todo ello, significó, la continuidad de la lucha sandinista, de la bandera roja y negra, es para buscar reivindicar la Patria y levantar la bandera azul y blanca, levantar la moral de la nación.

DEMOCRACIA SIN FRONTERAS

Durante su alocución en el acto, el Comandante Daniel Ortega destacó el actuar del Frente Sandinista luego de perder las elecciones de 1990, porque el pueblo eligió la Paz y la tranquilidad ante las continuas amenazas de la administración norteamericana de por aquel entonces.

Fuimos a esas elecciones en el comienzo de la última década del siglo XX; por un lado estaba el pueblo, por otro Estados Unidos y su mandatario George Bush abiertamente diciéndoles a los nicaragüenses que si el Frente Sandinista continuaba en el gobierno iba a mantener las campañas de terror, refirió.

El resultado fue adverso, recordó, estaba la amenaza de la continuidad de una guerra que ya había dejado más de 70 mil víctimas y las mismas familias sandinistas con pérdidas humanas en las luchas votaron en contra del Frente, porque la alternativa que daban desde EE.UU. era la Paz o la continuidad de la violencia.

El Comandante Daniel reconoció que a pesar del revés se trató de hacer una oposición constructiva y nunca se pensó en utilizar nuestras fuerzas contra los gobiernos que se sucedieron.

Recordó que una vez le comentaron que la exgobernante Violeta Chamorro quería entregar las llaves de la presidencia, pero “nosotros expresamos que esas llaves las íbamos a ganar por medio de los votos”.

Tras varios años lejos de esa presidencia, el Frente Sandinista de Liberación Nacional volvió al poder con su victoria en las elecciones de 2006, y con toda la experiencia acumulada se estableció una estrategia social, inclusiva, siempre en busca de mejorar la calidad de cada uno de los nicaragüenses.

Logramos plasmar un acuerdo, una alianza entre los empresarios, los trabajadores, los productores de la ciudad y el campo, los comerciantes, para ejercer una práctica de gobierno con participación activa del pueblo, a través de mesas de diálogos y discusiones, indicó.

También señaló la importancia de la Asamblea Nacional en ese proceso democrático, las conversaciones con organismos internacionales y la búsqueda de un programa sostenible para nuestro país en pos de reducir la pobreza y avanzar en materia de salud, educación, producción, entre otros frentes de la sociedad.

Con todo este plan puesto en práctica, afirmó que los empresarios estaban ganando y el país tuvo un crecimiento sostenible hasta el 2016, incluso solventando la crisis financiera de 2008, que sacudió hasta a las más potentes economías del mundo, como las de Estados Unidos y naciones de Europa, pero siempre hubo grupos que condenaron esas alianzas, apuntó.

Eso lógicamente –prosiguió- era un ejemplo para la región y mucho más allá, porque cuando venían representantes de los países latinoamericanos y caribeños nos preguntaban como habíamos logrado todo ello y nosotros explicábamos que a través de leyes y gracias a la responsabilidad gubernamental para promover ese tipo de entendimiento, como lo estipula la constitución.

Luego vino la protesta no pacífica, armada de fusiles, escopetas, de ataques a las instituciones del Estado, destrucción de hospitales, escuelas, alcaldías, todo lo que se había logrado construir en beneficio de los pobres desde que establecimos el principio de la educación y salud gratuitas, mencionó.

En aquellos momentos difíciles ocurridos desde abril de 2018, nosotros evitamos sacar a la policía, aguantando en los cuarteles ataques armados, todos los días; ahí tenemos las cifras de policías que fueron asesinados porque en los puntos de control de los golpistas eran asesinados a los policías y a quienes tenían carné de sandinistas. Ellos mismos filmaban las masacres, los capturaban, los quemaban, y todo lo subían a las redes sociales, rememoró.

No ocultaban sus nombres ni sus posiciones sociales o económicas, sentían que habían derrotado la Revolución, este proceso de reconciliación, y centenares de uniformados fueron heridos de gravedad y asesinados, evocó.

El Comandante Daniel reconoció que a pesar del revés se trató de hacer una oposición constructiva y nunca se pensó en utilizar nuestras fuerzas contra los gobiernos que se sucedieron.

Recordó que una vez le comentaron que la exgobernante Violeta Chamorro quería entregar las llaves de la presidencia, pero “nosotros expresamos que esas llaves las íbamos a ganar por medio de los votos”.

Tras varios años lejos de esa presidencia, el Frente Sandinista de Liberación Nacional volvió al poder con su victoria en las elecciones de 2006, y con toda la experiencia acumulada se estableció una estrategia social, inclusiva, siempre en busca de mejorar la calidad de cada uno de los nicaragüenses.

Logramos plasmar un acuerdo, una alianza entre los empresarios, los trabajadores, los productores de la ciudad y el campo, los comerciantes, para ejercer una práctica de gobierno con participación activa del pueblo, a través de mesas de diálogos y discusiones, indicó.

También señaló la importancia de la Asamblea Nacional en ese proceso democrático, las conversaciones con organismos internacionales y la búsqueda de un programa sostenible para nuestro país en pos de reducir la pobreza y avanzar en materia de salud, educación, producción, entre otros frentes de la sociedad.

Con todo este plan puesto en práctica, afirmó que los empresarios estaban ganando y el país tuvo un crecimiento sostenible hasta el 2016, incluso solventando la crisis financiera de 2008, que sacudió hasta a las más potentes economías del mundo, como las de Estados Unidos y naciones de Europa, pero siempre hubo grupos que condenaron esas alianzas, apuntó.

Eso lógicamente –prosiguió- era un ejemplo para la región y mucho más allá, porque cuando venían representantes de los países latinoamericanos y caribeños nos preguntaban como habíamos logrado todo ello y nosotros explicábamos que a través de leyes y gracias a la responsabilidad gubernamental para promover ese tipo de entendimiento, como lo estipula la constitución.

Luego vino la protesta no pacífica, armada de fusiles, escopetas, de ataques a las instituciones del Estado, destrucción de hospitales, escuelas, alcaldías, todo lo que se había logrado construir en beneficio de los pobres desde que establecimos el principio de la educación y salud gratuitas, mencionó.

En aquellos momentos difíciles ocurridos desde abril de 2018, nosotros evitamos sacar a la policía, aguantando en los cuarteles ataques armados, todos los días; ahí tenemos las cifras de policías que fueron asesinados porque en los puntos de control de los golpistas eran asesinados a los policías y a quienes tenían carné de sandinistas. Ellos mismos filmaban las masacres, los capturaban, los quemaban, y todo lo subían a las redes sociales, rememoró.

No ocultaban sus nombres ni sus posiciones sociales o económicas, sentían que habían derrotado la Revolución, este proceso de reconciliación, y centenares de uniformados fueron heridos de gravedad y asesinados, evocó.

Fue una situación aberrante, entre muertes y destrucción de la propiedad pública por todos lados, por lo que no quedó más remedio que dejar salir a la policía a cumplir su trabajo, por ello se recrudeció la campaña y los organismos de Derechos Humanos, sencillamente, acusaron al Frente de asesinar a los ciudadanos, a dejarlos morir en los hospitales, sin ninguna fundamentación, manifestó.

Nunca reconocieron las bajas del Frente, decían que aquí no murieron sandinistas, aquí no murieron policías, se dedicaron a hacer entrevistas en las que acusaban a la policía y al gobierno de dejar morir a las personas, refirió.

Asimismo, indicó que todos los días señalan que en Nicaragua no existe libertad de prensa: Vean las cadenas de televisión, hay programas muy críticos del gobierno, los diarios, los periódicos, tanto los que circulan físicamente como los digitales, dicen lo que les da la gana e inventan cualquier cosa, sabemos que ese no es un problema solo nuestro, ese es un problema global, es necesario buscar leyes para regular y frenar cuando se están dando noticias que fomenten el odio y la violencia en cualquier país.

GOLPES DE LA COVID-19 Y LOS DESACUERDOS AMBIENTALES

El Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, también llamó la atención del significado de respetar los acuerdos globales y las decisiones de las Naciones Unidas en un contexto marcado por la enfermedad de la Covid-19, y los continuos golpes de los seres humanos a la Madre Naturaleza.

Está claro que el mundo, aparte de esta pandemia (de la Covid-19) que provoca el virus, tiene un problema mucho mayor: la madre tierra, la naturaleza, el equilibrio que debe existir en el planeta, expuso.

La especie humana es conducida por las élites que tienen el poder económico, y en cuanto al Acuerdo de París hemos ido para atrás, sentenció.

Esperamos que con la presidencia de (Joe) Biden, Estados unidos se incorpore a este acuerdo y avancemos, porque las metas planteadas eran insuficientes, dicho por los propios científicos de los países desarrollados, quienes ven lo que está aconteciendo, a la velocidad que avanzan los cambios, la destrucción de la vida y de la especie humana, así como las consecuencias que provocan al planeta, afirmó.

En tal sentido, indicó que muchos de los nuevos representantes internacionales arribaron a Nicaragua en medio de dos huracanes poderosos, Eta e Iota, los cuales azotaron al país.

Así, el mandatario agradeció en nombre de nuestro pueblo la cooperación, la solidaridad, más allá de las distancias políticas e ideológicas, de todos los que han aportado para enfrentar los daños de los fenómenos atmosféricos en Nicaragua y Honduras.

En esa línea, también reconoció la actitud de los organismos internacionales, de sus miembros, a quienes hemos recibido Cartas Credenciales, y de los embajadores, porque todos han ayudado y preocupado ante esta situación.

Sobre los daños, señaló que existen tuvo grandes pérdidas y destrucción de viviendas, en los municipios periféricos que se vieron afectados, en la zona centro-sur y lógicamente en el Caribe Norte, un espacio fuertemente azotado.

Además, celebró y respaldó la decisión de entregar el Premio Nobel de la Paz al Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, cuyo representante en nuestro país presentó este martes sus copias de estilo, la Excelentísima Señora Georgia Testolín. “Felicidades a la embajadora”, refirió emocionado el Comandante Daniel.

La Voz del Sandinismo


VOLVER

Más notas sobre el tema