Rebrote de Covid-19 | Ciudad de México cierra todas las actividades no esenciales hasta el 10 de enero

1.590

CDMX y Edomex en semáforo rojo a partir de este sábado

Con una ocupación hospitalaria de 75% por pacientes de covid-19, la Ciudad de México y el Estado de México regresarán este sábado y hasta el 10 de enero del 2021 al semáforo epidemiológico rojo, que implica el cierre de actividades no esenciales, para reducir la movilidad de sus habitantes y, con ello, disminuir el número de contagios y fallecimientos.

Luego de estirar el semáforo naranja por 25 semanas consecutivas, con tres “alertas al límite” y una “alerta con emergencia” en la CDMX, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum; el gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo, y el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud del gobierno federal, Hugo López-Gatell, anunciaron la medida conjunta que permanecerá durante los próximos 23 días.

En el reporte de ayer por la noche, la CDMX tenía 4 mil 863 personas hospitalizadas, de las cuales 3 mil 701 estaban en camas de atención general y mil 162, en intubación y 19 mil 583 defunciones confirmadas por covid-19. Los indicadores a nivel Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) marcaban 6 mil 832 hospitalizaciones: 5 mil 336 en atención general y mil 496 con intubación.

En el videomensaje en el que no se aceptaron preguntas de la prensa, López-Gatell –quien por primera vez en lo que va de la pandemia acudió a una conferencia al Antiguo Palacio del Ayuntamiento-, explicó que todos los llamados hechos por las autoridades locales y federales para frenar los contagios de covid-19 no “fueron suficientes”, por lo que se requieren medidas extraordinarias indispensables “totalmente respaldadas por el gobierno federal”, con quien dijo que hay una “excelente comunicación y coordinación”.

Actividades esenciales

Así, anunció la suspensión temporal de todas las actividades económicas no esenciales. Y enlistó los únicos cinco grupos de actividades que podrán seguir en operación a partir de este sábado 19 y hasta el 10 de enero del 2021:

1.- La venta de alimentos sin preparar y preparados, exclusivamente como servicio de entrega a domicilio o para llevar.

2.- Los sectores de energía, transporte, manufactura, salud, los servicios funerarios, de construcción, financieros, el servicio de telecomunicaciones, tanto servicio como cadenas de proveeduría. Todos deberán seguir los protocolos de seguridad sanitaria en el trabajo dispuestos desde el 1 de junio.

3.- La venta, fabricación y comercialización y venta de medicamentos, tanto en la venta final como la cadena de proveeduría.

4.- Talleres de reparaciones y refacciones

5.- El servicio gubernamental de los sectores tributario, de seguridad, obra pública, agua y los servicios necesarios para su operación.

El funcionario adelantó que, en las próximas horas, los gobiernos de ambas entidades publicarán las especificaciones correspondientes en sus gacetas oficiales.

“Era esperable”: López-Gatell

Sin quitarse el cubrebocas en ningún momento, el subsecretario López-Gatell, aseguró que con base en análisis hechos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el comportamiento del covid-19 en el mundo, “era muy esperable” que en los países del hemisferio norte se tuviera un repunte de la enfermedad a partir de octubre y que se prolongue hasta marzo del 2021.

Agregó que, pese a que pronto se empezarán a aplicar las vacunas a los grupos prioritarios, durante “varios meses” se deberán seguir las medidas de sana distancia, evitar salir de casa o asistir a reuniones de muchas personas, usar el cubrebocas y lavado constante de manos.

También reiteró el llamado a evitar que las personas mayores de 60 años y con comorbilidades tarden “demasiado” en llegar a los hospitales para recibir atención médica; así como a no hacer fiestas ni reuniones en esta temporada decembrina, para evitar más contagios y muertes por el covid-19.

 “Privilegiar la salud”: Del Mazo

En su turno, el gobernador mexiquense, Alfredo del Mazo, informó que, debido a que tiene una ocupación hospitalaria de 75%, el Estado de México pasa a Semáforo Rojo, lo que significa “suspender todas las actividades no esenciales” a partir de mañana 19 de diciembre y hasta el 10 de enero, con el propósito de que se tenga una disminución importante en el ritmo de contagios.

“Sabemos que son decisiones difíciles, que tiene implicaciones muy importantes en la economía de las familias también, pero el día de hoy lo que tenemos que privilegiar, y en todo momento, es la salud y el salvar vidas, por eso se están tomando estas definiciones”, dijo.

De paso, anunció que su gobierno fortalece el Sistema de Salud con la reconversión y ampliación hospitalaria, además de la contratación de 560 médicos adicionales a los mil 400 que ya tiene el sistema mexiquense, además del incremento de pruebas diarias para identificar y aislar a los casos positivos.

“Pedimos un esfuerzo extraordinario”: Sheinbaum

Al último, la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, comenzó su mensaje con el agradecimiento a la ciudadanía por la “gran responsabilidad” de acatar las medidas sanitarias, pese a las excepciones de quienes han ido a fiestas y demás celebraciones.

Hizo un rápido recuento de todas las acciones implementadas por su gobierno para frenar los contagios y atender a los pacientes, pero reconoció que “aún con este esfuerzo han aumentado los contagios y las hospitalizaciones” que tienen a la CDMX con una ocupación hospitalaria de 75%. Y aunque dijo que crecerá la capacidad de camas de atención –el objetivo es llegar a 10 mil en toda la ZMVM-, es necesario frenar la movilidad en la capital.

Por eso, “pedimos un esfuerzo extraordinario a toda la ciudadanía: La Ciudad de México entra a Semáforo Rojo y, por tal motivo, junto con el Estado de México, a partir del día de mañana tenemos que disminuir la actividad, disminuir la movilidad; son las actividades esenciales las que quedarán realmente activas”.

Agregó que la Secretaría de Finanzas trabaja “para poder ver qué apoyos, incentivos podemos dar para apoyar a la ciudadanía en esta circunstancia compleja”, mismos que serán anunciados en los próximos días.

La mandataria local reiteró el llamado a seguir las 5 reglas sanitarias para evitar contagios: quedarse en casa; si es necesario salir, uso de cubrebocas, Sana Distancia y lavado de manos; que solo una persona haga las compras; no hacer fiestas ni posadas; y si se es positivo al virus o se estuvo en contacto con alguien que lo tiene, aislarse de inmediato y pedir apoyo médico para poder entrar a un hospital.

Proceso


Seis estados, con amplio riesgo de regresar al rojo

Baja California es la tercera entidad, además de la capital del país y el estado de México, en volver al nivel máximo de alerta por riesgo de contagio del Covid-19, por lo que se ubican en color rojo; 24 estados permanecen en naranja y tres más se ubican en amarillo, con una amenaza de contagio media, mientras Campeche y Chiapas se mantienen en el nivel más bajo de peligro.

En la actualización del semáforo epidemiológico, que estará vigente del 21 de diciembre al 4 de enero próximo, con excepción de la Ciudad de México y el territorio mexiquense, que permanecerán en rojo del 19 de diciembre al 10 de enero, Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, destacó que Sonora, Zacatecas, Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes e Hidalgo son las entidades con mayor puntaje en naranja, por lo que tienen amplio riesgo de volver al color rojo.

Agregó que 12 estados incrementaron su puntaje en todos los indicadores de riesgo de contagio de Covid-19, lo que incluye a Baja California, Ciudad de México, Colima, estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

En conferencia vespertina en Palacio Nacional, Cortés Alcalá informó que el número de contagios se elevó en 12 mil 248, una de las cifras más altas en los reportes diarios de la Secretaría de Salud, para llegar a un total de un millón 301 mil 546 casos, mientras los decesos se incrementaron en 762, con un acumulado desde marzo pasado de 117 mil 249 fallecimientos confirmados por laboratorio.

Cortés Alcalá destacó que ante el incremento acelerado de contagios en la Ciudad de México se determinó la instalación de un hospital móvil, a fin de aumentar la capacidad de atención.

Al respecto, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, detalló que el pico máximo de hospitalizaciones en la capital del país se presentó en mayo, con una ocupación de 80 por ciento de las 8 mil 200 camas disponibles en ese momento.

Sin embargo, indicó que ahora, por la trayectoria y el cambio en la velocidad de los contagios, podríamos necesitar 9 mil 600 camas, es decir, más de lo que se requirió en mayo.

El funcionario también llamó a la población del Valle de México a no caer en pánico tras volver al color rojo, pues aseguró que no habrá desabasto de insumos básicos, como alimentos y artículos de higiene, incluido el papel sanitario.

Agregó que de acuerdo con los modelos matemáticos elaborados por un equipo de expertos del Gobierno de la Ciudad de México, se estimó que si se hacía el cierre desde este 19 de diciembre, la curva epidémica empezaría a tener un cambio sustancial aproximadamente el 3 de enero.

No obstante, señaló que esto se logrará si y sólo si se cumplen las medidas, si las empresas y negocios que tienen que cerrar, lo hacen, y si las personas se abstienen de acudir al espacio público, las medidas tienen que cumplirse por la sociedad, si lo hace se logra el efecto de que disminuyan los contagios, lo que se estima para el 3 de enero, pero se da un margen de seguridad hasta el día 10.

López-Gatell advirtió que si la sociedad no ayuda, los contagios seguirían incrementándose, y se tendrían que tomar medidas adicionales quizá más severas, por lo que reiteró que quedan suspendidas desde hoy las actividades económicas y sociales no esenciales en el Valle de México.

La Jornada


 

Más notas sobre el tema