Venezuela | Juan Guaidó asegura que consulta opositora tuvo mayor participación que la elección parlamentaria del gobierno

1.279

Se hizo la consulta popular, ¿y ahora qué?

El presidente encargado Juan Guaidó afirmó que participaron 6.466.791 personas en la consulta popular convocada en rechazo a las elecciones legislativas en Venezuela, 31,22% del Registro Electoral, y levantó un mar de dudas por unas cifras no constatadas por observadores, sin detalles del resultado y que abren un camino todavía sin destino.

Durante este sábado discurrió una jornada de votación presencial a la que acudieron, según las cifras del comité organizador, 3.209.714 personas en Venezuela y 844.723 en el exterior del país. A esas cifras, se suman 2.412.354 ciudadanos que optaron por votar a través de dos aplicaciones habilitadas para ese fin. Eso supone 31,22% del Registro Electoral, según el Consejo Nacional Electoral (CNE), asciende a 20.710.421 personas.

Sin embargo, el coordinador nacional del comité organizador, Enrique Colmenares Finol, encargado de difundir los datos, no dio detalles de cuánta gente votó en contra o a favor de cada una de las tres propuestas de la consulta, que tenía como eje central el rechazo a las elecciones legislativas del pasado domingo, pese a que se había contado el 87,44% de las actas.

“Respuesta masiva”

Nada más conocerse el resultado, Guaidó escribió en Twitter que “la participación del día de hoy se transforma en compromiso y la respuesta masiva en esperanza“. Sin embargo, no hizo ninguna propuesta acerca de qué pasos dará a continuación, sino que aseguró que este domingo enviará “un mensaje al país”.

Poco antes de conocerse la cifra de participación, había tomado la palabra para asegurar que la “consulta mata el fraude” que considera que se produjo el pasado domingo en las elecciones y agregó que “gente mata soledad”, en referencia al número de electores en los comicios de hace una semana.

Pero la asistencia a las votaciones de este sábado en la consulta ha generado muchas dudas, ya que, según pudo constatar EFE, no había controles en los puntos de participación para que, quienes ya hubieran votado en las aplicaciones, no lo hicieran en persona.

Los ciudadanos que acudían a las mesas debían anotar su nombre y firmar, un dato que no se cotejaba con el de otros lugares habilitados, por lo que solo dependía de la voluntad de los venezolanos no depositar la papeleta más de una vez.

Registros destruidos

Al terminar las votaciones, el coordinador del comando político de la consulta popular, Emilio Graterón, explicó que “todos los cuadernos” donde se anotaron los datos de los votantes serán “destruidos” para evitar que las identidades de quienes han acudido a las urnas sean difundidas.

Además, comentó que, a la hora del cierre de las mesas electorales, no había electricidad “en gran parte del país” y tampoco internet “en buena parte” de Venezuela, lo que dificultó la transmisión de resultados.

La otra manera de votar era a través de dos aplicaciones, Voatz y Telegram, pero para hacerlo los ciudadanos debían enviar una foto de su cédula de identidad o pasaporte, tras lo cual, según explicaron los organizadores, los documentos se borraban.

Acerca de la posibilidad de votar varias veces a través de estas aplicaciones, aseguraron que era imposible, aunque pidieron a quienes lo hicieron que acudieran a las urnas este sábado para depositar su registro de votación.

La propuesta tenía como fin que al mediodía de este sábado se reunieran como un acto de protesta en las calles, sin embargo, según pudo constatar EFE, la afluencia era escasa a esa hora.

Rechazo a las legislativas

Aquellos venezolanos que votaron, bien de forma virtual o presencial, debieron responder a tres preguntas, la primera de las cuales les cuestionaba si rechazaban las elecciones legislativas del pasado domingo.

A esos comicios, en los que la coalición oficialista Gran Polo Patriótico (GPP) obtuvo 91% de los 277 diputados de la Asamblea Nacional, no compareció el sector de la oposición que encabeza Guaidó, pero sí sus partidos, con directivas impuestas por el Tribunal Supremo de Justicia del régimen, después de que la institución judicial los interviniera e inhabilitara a sus líderes tradicionales.

En total, en las elecciones legislativas votaron 6.251.080 personas, lo que supuso 30,18% del padrón electoral Por ello, una de las prioridades para Guaidó en la consulta de este sábado era superar el número de votantes, algo que, a juzgar por los datos ofrecidos hasta el momento, logró por un estrecho margen.

En la consulta también se preguntó a los ciudadanos si exigen “el cese de la usurpación de la Presidencia de parte de Nicolás Maduro y convocan la realización de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, justas y verificables”.

“¿Ordena usted adelantar las gestiones necesarias ante la comunidad internacional para activar la cooperación, acompañamiento y asistencia que permitan rescatar nuestra democracia, atender la crisis humanitaria y proteger al pueblo de los crímenes de lesa humanidad?”, reza la tercera pregunta. Hasta el momento, no se sabe cuántas personas respondieron afirmativamente a cada una de las preguntas, una de las muchas dudas que ha dejado la jornada.

El Nacional


Ledezma: Ni fraude del 6D ni consulta, toca salir de Nicolás Maduro

El exalcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, reafirmó que la única opción para resurgir de la crisis que vive el país es salir de Nicolás Maduro. Además, rechazó los mecanismos del chavismo y del gobierno interino, dirigido por el presidente Juan Guaidó.

“Atrás quedan el 6D y la consulta. Ahora toca salir de Nicolás Maduro. Que nadie más muera ahogado tratando de huir de esa tragedia”, dijo este domingo en alusión a los cuerpos encontrados por la Guardia Costera en Güiria de venezolanos que pretendían huir a Trinidad y Tobago.

“Que nadie más muera de hambre o sin medicinas. Ya está comprobado qué ni con elecciones, ni diálogos, ni acuerdos con esas mafias, eso será posible”, sentenció.

Rocío San Miguel, abogada defensora de Derechos Humanos, comentó que los 19 venezolanos ahogados que intentaban huir a Trinidad y Tobago fallecieron “buscando libertad y un mejor porvenir para sus familias, huyendo de Venezuela en forma insegura”.

Por su parte, David Smolansky, comisionado de la Secretaría General de la OEA para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos dijo: “Huyeron del régimen y Trinidad viola el principio de no devolución. Han consignado imágenes a nuestra oficina. No las compartiré por respeto a la familia. Crueldad pura”.

El Nacional


VOLVER

Más notas sobre el tema