Aborto legal | Qué implica la promulgación de la ley y cómo fue el paso a paso de esa norma

Foto: Kala Moreno Parra
964

Qué implica la promulgación de la ley del aborto y cómo fue el paso a paso de esa norma

La promulgación de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo implica que el aborto deja de ser ilegal en la Argentina. En lo inmediato deberían pasar dos cosas. La primera: que caigan todas las causas abiertas por prácticas de abortos hasta la semana 14. Según un informe del Centro de Estudios Legales y Sociales, hay 1532 expedientes en curso en 17 jurisdicciones. Si bien eso podría o debería ocurrir de oficio en los propios tribunales, es probable que eso no suceda. Por eso, desde el ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad se están preparando para acompañar e impulsar ese proceso. El segundo hecho será la implementación de la ley, garantizar que el derecho que consagra sea efectivo. Como la mayoría de los artículos son de aplicación directa, no es necesario esperar a la reglamentación, sino que a los ocho días desde su publicación la norma entrará en vigencia. La implementación dependerá en su mayoría del ministerio de Salud. La cartera que encabeza Ginés González García ya viene haciendo compras de Misoprostol y las pastillas se distribuirán en todo el país. Este trabajo en conjunto es la continuación de la tarea que se llevó a cabo desde que se decidió impulsar el proyecto hasta su sanción. Para algunos dentro del gobierno, es un ejemplo de que las cosas se pueden hacer así: de forma coordinada, cuidada y poco ventilada por los medios.

A mediados de noviembre de 2019, un mes antes de su asunción, Alberto Fernández aseguró en un reportaje en Página12 que cuando se convirtiera en Presidente, el Poder Ejecutivo enviaría un proyecto de legalización del aborto. El 1 de marzo de 2020, en el inicio de las sesiones ordinarias, anunció que lo haría “en los próximos días”. El 9 de marzo la iniciativa estaba lista, solo faltaban definir algunas cuestiones presupuestarias del proyecto de los mil días para que ambos llegaran al Congreso. Pero el 20 de marzo el país entró en cuarentena a causa del coronavirus.

A fines de agosto, la pandemia seguía su curso pero el trabajo legislativo estaba encaminado. El tema volvió a ponerse sobre la mesa presidencial. Dentro del Frente de Todos había tres sectores:

* Los que se oponían a la ley, ya sea por cercanía a la Iglesia o por convicciones religiosas (el presidente siempre sostuvo que este tema ya lo había hablado con el Papa Francisco)

* Los y sobre todo Las, que la apoyaban y batallaban porque se tratara lo antes posible porque sabían que el 2021, al ser año electoral, el proyecto quedaría postergado. Aquí estaban, obviamente, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, autora del proyecto, y la ministra de Mujeres y Género, Elizabeth Gómez Alcorta, que fueron las voceras de la iniciativa. Pero también muchas otras funcionarias y funcionarios. La foto de Ibarra, Gómez Alcorta, la asesora presidencial Dora Barrancos y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, festejando en un palco del Congreso la sanción de la ley fue representativa de este grupo.

* El último sector era el de quienes aun estando a favor del proyecto, creían que la pandemia no daba margen para tratarlo. Al principio, aquí se ubicaba Cristina Kirchner. A mediados de octubre, una reunión con Gómez Alcorta y la senadora Anabel Fernández Sagasti fue clave para que cambiara esta postura.

La preocupación de la vicepresidenta pasaba porque las prácticas de abortos pudieran ocupar camas en los hospitales en un momento en que cada lugar contaba para poder atender a los enfermos de coronavirus. La ministra explicó que era al contrario, que las camas se ocupaban por las consecuencias de los abortos clandestinos, que había cerca de 40 mil internaciones al año por ese motivo. Y que, en cambio, la mayoría de los abortos legales se podían hacer de forma segura con pastillas (el Misoprostol) y de manera ambulatoria o en las casas. El aborto legal implica menos mujeres en los hospitales además de muchísimas menos secuelas y muertes. En esa reunión, Cristina le dijo a la ministra que si se tomaba la decisión de avanzar, había que tener una estrategia definida e ir para adelante.

“Si están los votos lo mando”, dijo el Presidente. En septiembre, después de que el Senado diera media sanción al proyecto de Reforma Judicial ya había consenso para que se presentara el proyecto. La estrategia estaba definida desde marzo. Se acompañaría con la ley de atención de la maternidad y de los primeros 3 años de vida del recién nacido, las presentaciones en las comisiones serían acotadas y se abordaría el tema como una cuestión de salud pública. Las feministas del gobierno cerraron filas. El aborto implicaba también una reivindicación por la autonomía de los cuerpos de las mujeres y personas gestantes, pero si se sancionaba la ley, el derecho se garantizaría y eso era lo importante.

Finalmente se eligió el 17 de noviembre, Día de la Militancia, para presentar el proyecto en Sociedad. Así lo había definido Alberto Fernández en una reunión con Máximo Kirchner.

–¿Cómo venimos?

–Olvidate

–¿Seguro?

–Te juego un asado. Olvidate– aseguraba el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, cuando las funcionarias que seguían el tema preguntaban cómo estaban los números. Se suponía que en Diputados iba a ser más sencillo porque en 2018 la ley había sido aprobada en esa Cámara. Sin embargo, el objetivo era conseguir un dictamen que también pasara en el Senado, para que el texto no sufriera modificaciones y tuviera que regresar a la Cámara baja. Para eso, se trabajó en conjunto con legisladoras de la oposición. Carla Carrizo, Brenda Austin, Silvia Lospennato y Guadalupe Tagliaferri, de Juntos por el Cambio, ayudaron a especular qué miembros de su espacio político podían restar apoyo para que el oficialismo supiera cuántos votos de los propios y aliados necesitaba asegurar. La estrategia incluyó una reunión virtual de Ibarra y Gómez Alcorta con legisladores para afinar los números y la letra de la ley.

En el gobierno dicen que siempre tuvieron los votos, o siempre creyeron que los tendrían. Pero parte de la estrategia fue no dar nada por sentado y nunca mostrarse victoriosos. Massa, Máximo Kirchner y el ministro de Interior, Wado de Pedro, se involucraron para asegurar la votación en Diputados, donde finalmente se aprobó por 131 a favor, 117 en contra y 6 abstenciones. Para apuntalar el Senado, el Presidente habló con algunos legisladores en persona y mandó emisarios. Dentro del bloque, su vicejefa, Fernández Sagasti fue quien se puso el proyecto al hombro. Cristina Kirchner explícitamente le confirió ese rol. El resultado fue una diferencia en el Senado más amplia que la esperada: 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención.

En el medio hubo pequeñas modificaciones y algunos pedidos que no fueron atendidos. En Diputados, Gómez Alcorta tuvo que hablar 35 minutos con Fernando Iglesias, quien pedía una modificación sobre el plazo para interrumpir el embarazo en casos de violación, lo que implicaba un retroceso para lo que ya estaba establecido en esos casos. “No hay prácticamente casos de abortos avanzados y con la ley se van a adelantar los plazos porque va a haber menos trabas. No podemos hacer cambios, ya tenemos los consensos”, le dijo a grandes rasgos la ministra en una charla amable.

El Presidente se comprometió a sacar la palabra “integral” del artículo que establece que más allá de la semana 14 podrán practicarse abortos cuando esté en riego la vida o la salud integral de la persona gestante. Fue un pedido del senador rionegrino Alberto Weretilneck para acompañar el proyecto. “Algunos necesitaron sentirse considerados a último momento, pero no nos preocupa ni es grave, la Organización Mundial de la Salud sostiene que la salud siempre es integral”, sostienen en el Gobierno.

El desafío, a partir de ahora, será garantizar la aplicación de la ley. En 2020, la Dirección Nacional de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud adquirió 35 mil tratamientos (12 comprimidos cada uno) de Misoprostol, una parte fue comprada al laboratorio proveedor en el país y otra llegó a través del Fondo de Población de Naciones Unidas. Para este año, se prevé comprar el doble. Y se espera que la ANMAT autorice al LIF, el Laboratorio Industrial Farmaceútico público de la provincia de Santa Fe, para que pueda participar en los procesos de licitaciones del Ministerio de Salud de la Nación.

Página 12


Aborto Legal: Alberto Fernández promulga la Ley de Interrpución Voluntaria del Embarazo

El jefe de Estado agregó que para él era un día más feliz porque cumplió con su palabra: “Prometí en campaña transformarla en ley”, recordó. “Las mujeres son las primeras víctimas de esa desigualdad, pero muchos hombres nos sentimos mal conviviendo con la desigualdad, por eso, hoy estamos dando un paso importantísimo para que esta sociedad sea más igual”, analizó el mandatario junto a la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; el ministro de Salud, Ginés Gonzalez García; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

El Presidente también recordó un encuentro con un colectivo mujeres del que participó junto a la Gómez Alcorta y Dora Barrancos en el que enumeró el marco de crítico en el que recibió el país: crisis económica, default y la pandemia del covid-19: “¿Qué más me podía pasar? En el medio de todo esto, ¡a ustedes se les ocurre terminar con el patriarcado!”, bromeó el mandatario y aseguró: “Hoy estoy feliz de estar poniéndole fin al patriarcado, una gran injusticia que vive la humanidad”.

“Esta ley, lejos de lo que muchos piensan, igualan en la capacidad de decisión. Con la ley de los Mil Días, si alguna vez alguna mujer dudó en ser madre por los costos que significan darle cuidado y alimento en los primeros años de vida a su hija, ese dilema lo terminamos. Las mujeres embarazada van a tener un Estado detrás de ellas que le va a dar salud y garantías para desarrollarse”. Por su parte, comentó Fernández, que “la mujer o la persona gestante que no quiere seguir adelante el Estado va a estar para darle la salud que la clandestinidad no ofrece”. “Lo que estamos aumentando es la capacidad de decidir”, sentenció.

El Presidente valoró leyes anteriores como la asignación universal por hijo y la ley de matrimonio igualitario como hitos de incremento de la igualdad en la sociedad y reconoció que aún resta “garantizar una educación sexual integral en todo el país para prevenir embarazos no deseados”. “Todos tenemos que entender que con esta amplitud de decidir tenemos una sociedad mejor y espero que se terminen los colores que dividen a las mujeres”, convocó el jefe de Estado y, en ese tono, agradeció a los opositores y oficialistas que acompañaron en el debate.

“La batalla por la igualdad no termina aquí, se va a terminar cuando en el trabajo las mujeres tengan las mismas posibilidades, que no haya discriminación de ingresos o que corra riesgo de perder el trabajo por quedar embarazada; pero empezcamos a hacerlo y por eso tenemos que celebrar”, concluyó Fernández.

“Hoy estamos acá porque confluyeron largas luchas las del movimiento de mujeres”, expuso Gómez Alcorta

Por su parte, en el inicio del acto de promulgación, la ministra de las Mujeres aseguró: “Estamos haciendo historia, la lucha es el motor de la historia para conquistar los derechos y libertades. Hoy estamos acá porque confluyeron largas luchas las del movimiento de mujeres y las de un gobierno que impulsaron las leyes”.

Gómez Alcorta recordó que detrás de cada una de las conquistas sociales a favor de las mujeres hubo “un entremado, una alquimia, entre lucha y política” y agradeció a las mujeres que integraron la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, algunas de ellas, presentes en el Museo del Bicentenario como Dora Barrancos, Nina Brugo y Nelly Minyersky.

“Esta ley nos va a asegurar que ninguna mujer muera producto de un aborto clandestino, pero también un cambio cultural y subjetivo vinculado al cuerpo de las mujeres”, destacó.

“En un mundo y en un país que todavía guarda tanas desigualdades para las mujeres, la pobreza, la brecha salarial y la discriminación tiene más rostro femenino esperamos dejarla a nuestra nuevas generaciones un país un poco más igualitario, porque las jóvenes que vemos en la calle peleando por sus derechos se van a encargar de seguir peleando por la justicia que nos merecemos las mujeres y las diversididades”, celebró Ibarra, a cargo del equipo técnico que coordinó el trabajo de redacción de la norma.

Página 12

 


Aborto legal: qué dice la ley

1. Se consagra el derecho de mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar a decidir la interrupción del embarazo, requerir y acceder a la atención del aborto, y recibir atención postaborto en los servicios del sistema de salud.
2. El aborto se permitirá hasta la semana catorce inclusive, del proceso gestacional. Fuera de ese plazo solo se podrá acceder en caso de violación o si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante.
3. Mujeres y personas gestantes tienen derecho a acceder a la interrupción de su embarazo en los servicios del sistema de saludo con su asistencia, en un plazo máximo de diez (10) días corridos desde su requerimiento.
4. En caso de menores de 13 años, se debe contar con el consentimiento informado y la asistencia de al menos uno de sus progenitores o representante legal.
5. En los casos de adolescentes de entre 13 y 16, deberá tener un acompañante o “referente afectivo”.
6. Previo a la realización del aborto se requiere el consentimiento informado de la persona gestante expresado por escrito.
7. El profesional de salud que deba intervenir de manera directa en la interrupción del embarazo tiene derecho a ejercer la objeción de conciencia. Para ello deberá mantener su decisión en todos los ámbitos, público y privado, en que ejerza su profesión, y derivar de buena fe a la paciente para que sea atendida por otro u otra profesional en forma temporánea y oportuna, sin dilaciones.
8. Los centros de salud privados o de la seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar un aborto a causa de la objeción de conciencia deberán prever y disponer la derivación a un lugar, de similares características, donde se realice efectivamente la prestación.
9. El personal de salud no podrá negarse a la realización de la interrupción del embarazo en caso de que la vida o salud de la persona gestante esté en peligro y requiera atención inmediata e impostergable.
10. Tampoco se podrá alegar objeción de conciencia para negarse a prestar atención sanitaria postaborto. El incumplimiento de los requisitos para ejercer el derecho de objeción de conciencia dará lugar a las sanciones disciplinarias, administrativas, penales y civiles, según corresponda.
11. Obras sociales y prepagas deben incorporar la cobertura integral y gratuita de la interrupción voluntaria del embarazo. Estas prestaciones quedan incluidas en el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica y en el PMO con cobertura total, junto con las prestaciones de diagnóstico, medicamentos y terapias de apoyo.
12. El Estado tiene la responsabilidad de implementar la Ley número 26.150 de Educación Sexual Integral, estableciendo políticas activas para la promoción y el fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva de toda la población.
13. Se modifica el artículo 85 del Código Penal, que quedará redactado de la siguiente manera: “ARTÍCULO 85. – El o la que causare un aborto será reprimido: 1º) Con prisión de TRES (3) a DIEZ (10) años, si obrare sin consentimiento de la persona gestante. Esta pena podrá elevarse hasta QUINCE (15) años si el hecho fuere seguido de la muerte de la persona gestante. 2º) Con prisión de TRES (3) meses a UN (1) año, si obrare con consentimiento de la persona gestante, luego de la semana CATORCE (14) de gestación y siempre que no mediaren los supuestos previstos en el artículo 86”.
14. El artículo 86 quedará redactado así: “No es delito el aborto realizado con consentimiento de la persona gestante hasta la semana CATORCE (14) inclusive del proceso gestacional”.

Página 12


VOLVER

Más notas sobre el tema