Crisis en Haití | La oposición avanza con un “gobierno transitorio” desde el 7 de febrero

857

Oposición de Haití por alcanzar acuerdo ante crisis política

Aún sin conformar un frente común, las distintas ramas de la oposición en Haití multiplican los encuentros para alcanzar un acuerdo que ponga fin a la crisis política.

El objetivo es establecer un gobierno transitorio tras la eventual salida del presidente Jovenel Moïse, que estiman debe ser efectiva el 7 de febrero próximo, de acuerdo con las disposiciones constitucionales. Sin embargo, aún persiste el desacuerdo sobre la figura que sustituirá al mandatario en el Palacio Nacional.

El exsenador y antiguo aliado del jefe de Estado, Sorel Jacinthe dijo al programa radial Magik 9, que ya todo está claro en cuanto a la elección del primer ministro y la ruta a aplicar por la próxima administración. Se espera que a finales de esta semana se divulgue el acuerdo y las propuestas de ejecutivo de los hostiles.

Aunque recientemente a este grupo se unió el partido Pitit Dessalines con una amplia base de seguidores al norte de Haití, aún Fanmi Lavalas, la popular estructura formada por el expresidente Jean Bertrand Aristide, permanece alejada de estas negociaciones.

Por su parte, el mandatario desestimó las peticiones de los opositores, y los urgió a unirse a la carrera electoral, mientras reiteró que los comicios legislativos y presidenciales están programados para septiembre.

Moïse afirmó que su periodo termina en 2022 y más allá no tiene intenciones de permanecer en el poder. Además, prometió celebrar elecciones ‘honestas, creíbles, transparentes e inclusivas en el país’.

En el actual punto muerto no pocos preguntan si la oposición podrá lograr la salida de Moïse que mantiene el apoyo de parte de la comunidad internacional. De hecho, la víspera el gobierno firmó un acuerdo por 20 millones de dólares con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo para capacitar especialistas y sufragar algunos gastos electorales.

Mientras tanto en las calles cientos de manifestantes critican el aumento de la inseguridad, en particular el fenómeno de los secuestros, con decenas de víctimas en lo que va de enero.

Prensa Latina


Escuelas de Haití cierran puertas en protesta contra el secuestro

Varias escuelas de Carrefour, comuna situada a la salida sur de la capital de Haití mantienen sus puertas cerradas en protesta contra el fenómeno del secuestro que golpea a la región.

El más reciente fue el de un niño de 10 años del centro educativo Padre Basile Moreau, quien fue secuestrado en las inmediaciones del mercado Bizont 53, cuando su madre lo acompañaba a la escuela.

Tras una ola de protestas fue liberado horas después en un barrio de Puerto Príncipe.

Pero los casos siguen en aumento en el país mientras los perpetradores actúan con impunidad, desafían a las fuerzas del orden y exigen grandes sumas para liberar a las víctimas que ya pertenecen a todos los estratos sociales.

‘Es en todos los barrios, ya no se está seguro en la capital, ni siquiera si acompañas a tu hijo a la escuela’, dijo a Prensa Latina Tatianne Jonas, residente de la comuna de Delmas.

En una intervención a través de las redes sociales, el presidente del país, Jovenel Moïse, reconoció el deterioro del clima de seguridad y expresó su particular preocupación por el auge de los secuestros.

El mandatario anunció la creación de un grupo de trabajo liderado por el primer ministro Joseph Jouthe.

‘Hay un problema y creo que necesitamos hacer un análisis profundo de lo que está pasado’, dijo el jefe de Estado y aseguró que trabajan para encontrar ‘la verdadera fuente del problema’.

Moïse también llamó a la colaboración de la ciudadanía para combatir los secuestros y a establecer un ‘matrimonio’ entre la policía y la población para frenar el flagelo.

Mientras el gobierno continúa con sus anuncios, no menos de 10 personas fueron secuestradas esta semana en la capital, y una adolescente de 16 años murió baleada en Mountrouis.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó recientemente su preocupación por la persistencia de los abusos en Haití, que teme empeoren ante ‘el aumento de las tensiones políticas’.

En las últimas semanas se incrementaron los movimientos de protesta impulsados por sectores opositores para exigir la salida de Moïse del poder.

Además, critican el proyecto de cambio constitucional y las elecciones generales previstas para septiembre próximo, y abogan, en cambio, por un gobierno transitorio.

Prensa Latina


Haïti-Grève : Le secteur éducatif emboite le pas aux syndicats de transport

Le secteur éducatif en Haïti, à travers l’Union Nationale des Normaliennes/Normaliens et Éducatrices/Éducateurs d’Haïti (UNNOEH) et la confédération nationale des éducateurs haïtiens (CNEH), appuie le mot d’ordre de grève des syndicats de transport pour protester contre l’insécurité et exiger le président Jovenel Moise à quitter le pouvoir le 7 février 2021.

Port-au-Prince, le 27 janvier 2021 : A la faveur du débat autour de la fin ou non, du mandat présidentiel le 7 février 2021, puis de la détérioration du climat sécuritaire, en particulier le regain des actes de kidnapping, ils sont de plus en plus nombreux à présent, les secteurs de la vie nationale, à exiger du chef de l’Etat qu’il quitte le pouvoir.

Le mot d’ordre de grève lancé par des syndicats de transport pour les lundi 1er et mardi 2 février prochain, se veut une preuve que l’opposition à Jovenel Moise se renforce. Après des organisations de motos taxi, des associations religieuses, des groupements et regroupements de partis politiques ou encore des syndicats d’ouvriers entre autres, ce mercredi , c’ est au tour de la communauté éducative de réaffirmer son adhésion à ce mouvement.

Réunis au sein du collectif des syndicats haïtiens pour le respect de la constitution, Georges Wilbert Franck de l’Union nationale des normaliennes/normaliens et éducatrices/éducateurs d’Haïti (UNNOEH) et Magalie Georges de la confédération nationale des éducateurs haïtiens (CNEH) appellent la communauté éducative au respect du mot d’ordre de grève. Par la voix de son coordonateur national, l’UNNOEH entend ainsi exprimer son ras le bol contre la pratique du kidnapping en Haïti.

Aussi, Georges Wilbert Franck veut-il lancer un cri d’alarme à toute la société en vue de contrer la tendance qui tend à se servir des écoles comme chair à canon dans la bataille politique. En effet, le numéro un de l’UNNOEH soutient que la communauté éducative en est la principale victime de l’insécurité en Haïti ces derniers temps. Le professeur Franck plaide en faveur du respect du droit à l’éducation.

Pour sa part, la position de Magalie Georges de la Confédération nationale des éducateurs haïtiens ne diffère pas de son collègue syndicaliste. La secrétaire générale de la CNEH se déclare favorable au départ de Jovenel Moïse le 7 février prochain. « Il s’agit d’une échéance constitutionnelle, soutient la professeure.

D’un mouvement qui a pris naissance au sein d’une opposition politique disparate, la lutte pour renverser le pouvoir en place prend de nouvelles proportions. Les arguments avancés par le président Moïse pour garder le pouvoir jusqu’en 2022 semblent loin de convaincre bon nombre de citoyens.

Le Nouvelliste


ONU brinda apoyo técnico y financiero a elecciones de Haití

El gobierno de Haití y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) acordaron prestar apoyo técnico al Consejo Electoral Provisional, encargado de organizar sufragios en la nación caribeña.

El convenio por un monto de 20 millones de dólares debe permitir que los funcionarios electorales reciban formación antes de la celebración de los comicios, además de facilitar el transporte de los materiales a los distintos puntos del país y asegurar las urnas, papeletas y registros electorales, entre otros.

Según el proyecto del mandatario Jovenel Moïse, la primera vuelta de elecciones presidenciales y legislativas está programada para septiembre próximo, y dos meses después el balotaje, junto a los sufragios de gobiernos locales.

Antes, realizará una consulta popular para modificar la Constitución, prevista a celebrarse el 25 de abril.

Con esta decisión, la ONU renueva el apoyo al proceso electoral impulsado por el gobierno, pese al contexto de tensión política actual protagonizado por sectores de la oposición que estiman que el mandato constitucional del gobernante concluye en febrero.

A mediados de este mes, el canciller Claude Joseph aseguró que el organismo internacional mantiene su compromiso de colaborar con la administración haitiana para la renovación del personal político.

No obstante, la oposición lanzó recientemente un calendario de movilizaciones que fueron reprimidas por la policía, y organiza para la semana próxima masivas protestas.

Varias franjas hostiles alcanzaron un reciente acuerdo para sustituir al ejecutivo actual por un gobierno transitorio de dos años, integrado por 13 ministros y un presidente.

Además de la creciente pugna política Haití vive una agudización del clima de inseguridad con un ostensible aumento de los secuestros y la multiplicación de bandas armadas.

De hecho, durante la última semana, jóvenes, estudiantes y conductores salieron a las calles para denunciar el fenómeno, aunque también fueron duramente dispersados por las fuerzas del orden.

Varios expertos han señalado que con el panorama actual un proceso electoral solo podría empeorar la situación.

Prensa Latina

:


VOLVER

  

Más notas sobre el tema