La Cepal advierte que cerrarán 2.7 millones de empresas en América Latina y se perderán unos 8.5 millones de empleos

780

El Covid 19 provocará el cierre de 2.7 millones de empresas en América Latina y el Caribe, y la pérdida de unos 8.5 millones de puestos de trabajo, advirtió la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena.

La pandemia magnificó los problemas estructurales que arrastraba la región y el choque del distanciamiento y cierre de actividades se comió siete años de avances en materia de desarrollo social, alertó la funcionaria al abrir la participación de organismos internacionales en el primer día de trabajos del Foro de Davos.

“La inequidad ha definido a la región. El 54% de los trabajadores en América Latina y el Caribe no cuenta con un protección social, ni tienen acceso a los servicios de salud pública. Y de esta proporción, 57% son mujeres que solían trabajar como microemprendedoras”, consignó.

En la sesión dedicada al tema “Desbloquear el emprendimiento social para la recuperación”, donde compartió la mesa virtual con Corinne Bazina, vicepresidenta de la Fundación de Comunidades de Danone; y Cheryl L Dorsey, presidenta de Echoing Green, Bárcena consideró que los gobiernos deben tomar en cuenta este nuevo panorama y convertirse en “facilitadores” para la creación de un ecosistema que permita a las microempresas renacer, operar y crecer.

De otro modo, sin una sana participación del gobierno para apoyar al ecosistema empresarial, la crisis del Covid-19 restará 10 años de crecimiento económico a la región y en los indicadores de pobreza, el retroceso será de dos décadas.

Apenas el viernes 22 de enero, la funcionaria destacó que son las microempresas de los sectores comercial, hotelero y restaurantes las que han recibido el mayor impacto del cierre de actividades para limitar la propagación de la pandemia.

Vuelta a la provincia

En el evento, organizado por primera vez de manera virtual por el Foro Económico Mundial (WEF por su sigla en inglés), la funcionaria dijo que las microempresas fueron las primeras en captar el giro que dio la población a sus prioridades.

La gente está buscando viviendas en provincia y están alejándose de las zonas urbanas. Pero como tienen que conectarse al trabajo y sus familias deben recibir educación a distancia, algunos emprendedores están otorgando por ejemplo, servicios básicos de intercomunicación o renta de repetidores de Internet, comentó.

Los emprendedores están moviendo sus servicios para proveer a las familias en este cambio de sus prioridades y están privilegiando el abasto de alimentos, el cuidado de salud a distancia, y el gobierno haría bien en convertirse en facilitador del desarrollo de estos negocios y en tomar la lectura del giro que están haciendo al reconocer el cambio de la sociedad.

Recuperarse con emprendimiento

De acuerdo con la secretaria ejecutiva, al promoverse el emprendimiento social, se fomentará la recuperación económica.

Refirió que entre los más afectados por el cierre de empresas y la crisis que ha provocado el Covid-19, se encuentran las mujeres y jóvenes que se han quedado sin empleo.

Ahí es cuando el emprendimiento y una red de apoyo del sector público serán relevantes para impulsarles y así sostener la recuperación económica.

La funcionaria volverá a participar en una de las sesiones finales del Foro de Davos, el próximo viernes 29 de enero.

El Economista

Más notas sobre el tema