La UNPAZ realizó una encuesta sobre percepción de derechos humanos de estudiantes universitarios

299

En un proyecto conjunto entre el Centro Internacional para la Promoción de los Derechos Humanos (CIPDH-UNESCO), el Centro de Derechos Humanos de la Facultad de Derecho de la UBA, la Universidad Nacional de Mar del Plata, la Universidad Nacional de Rosario, la Universidad Nacional del Centro, la Universidad Nacional de Quilmes, y la Universidad Nacional de José C. Paz, se llevó a cabo entre 2018 y 2019 la “Encuesta a Estudiantes universitarios sobre percepción de Derechos Humanos”, con el propósito de obtener insumos para la formulación de políticas públicas vinculadas a la educación en derechos humanos.

La encuesta implementada en seis facultades de derecho o departamentos de ciencias jurídicas y sociales, de distintas universidades nacionales del país (UNPAZ, UBA, UNMdP, UNR, UNQ, UNECIN), integra una base unificada de 2174 casos, en donde se consultó a las y los estudiantes sobre distintos aspectos que pudiesen reflejar su percepción sobre los derechos humanos. Sin constituirse en un estudio comparativo entre las universidades, los datos reflejan tanto algunas diferencias llamativas, cuanto varios aspectos comunes de la población universitaria.

La encuesta revela que en todas las universidades existe una amplia asociación positiva de los derechos humanos, vinculadas principalmente a la dignidad humana; esto al tiempo que también se observan ciertas variaciones en planteos más concretos.

Sobre la percepción en torno a la vulneración de los derechos humanos, el informe señala que 6 de cada 10 personas encuestadas considera que en Argentina existe un muy alto nivel de vulneración de derechos, entre los cuales los derechos económicos, sociales y culturales (55%) son percibidos como los más vulnerados y menos garantizados. Ante la pregunta no temporalizada sobre los avances y retrocesos en materia de derechos humanos, las personas encuestadas expresan que los avances se dieron principalmente en relación a la de identidad de género (75%), y por el contrario, que los retrocesos se aprecian en la falta de disminución de la pobreza (60%).

En concordancia con estas cifras, la encuesta mostró que 9 de cada 10 estudiantes considera que existen grupos sociales cuyos derechos humanos se encuentran vulnerados, en donde las personas en situación de pobreza son de los colectivos más identificados (63%), seguido de los pueblos indígenas (49%) y las mujeres (31%). En este punto, se manifiestan ciertas diferencias según los grupos etarios. Las personas adultas mayores así como niñas, niños y adolescentes, se consideran para los y las estudiantes de entre 29 años o más, como un grupo más vulnerado, mientras que para las personas de 17 a 21 años, el grupo que se percibe más vulnerado son las personas LGBTIQ+ y las mujeres.

Un dato importante que recoge el informe es en relación a políticas de igualdad de género, en donde no se observan grandes controversias, sino antes bien, un alto consenso. Los y las estudiantes manifestaron un fuerte desacuerdo con el planteamiento de que las mujeres no debían recibir el mismo salario que los varones en el mis puesto porque se ausentan más en el trabajo (81,2%). Además, 6 de cada 10 estudiantes expresaron un alto grado de acuerdo con la normativa que debería garantizar licencia por paternidad en las mismas condiciones que las mujeres. Porcentaje semejante se aprecia sobre la existencia del cupo laboral para las personas trans en todas las instancias del gobierno.

Las tensiones sin embargo se manifestaron en relación a la población migrante. Aunque 7 de cada 10 personas encuestadas están de acuerdo de que las personas migrantes vivan en su comunidad, el nivel de consenso tiende a disminuir cuando se refiere a educación, salud y políticas públicas. El 60,4% está de acuerdo en que una persona migrante tenga acceso a la educación pública en las mismas condiciones que una ciudadana o ciudadano argentino; y 5 de cada 10 aceptan el acceso gratuito al sistema de salud hacia la población migrante. En este mismo marco, el eje de mayor tensión se manifiesta en las políticas públicas. Un 53,3% acuerda total o parcialmente en que las políticas públicas deben beneficiar prioritariamente a las y los argentinos.

Descargar (PDF, 7.1MB)

La encuesta indagó además entre las y los estudiantes, sobre las cuestiones que como jóvenes les afecta de manera directa. Así, la pobreza (46%), la delincuencia y violencia (39%), la falta de oportunidades para un desarrollo laboral (37%) y las adicciones (37%) destacan como los temas remarcados de mayor preocupación. Nuevamente, el informe indica que existen leves diferencias según los grupos etarios: mientras los y las estudiantes de 29 años o más expresan mayor preocupación por acceso a la vivienda (14,6%), los y las estudiantes entre los 17 y 21 años prioriza el embarazo no deseado (25,8%) y la violencia de género (26,3%).
Finalmente, aunque la encuesta se realizó en varias facultades de derecho, se constató que la mayoría de estudiantes manifestó no saber a dónde recurrir en caso de sufrir o presenciar alguna vulneración a los derechos humanos.

Descargar (PDF, 2.3MB)

Universidad Nacional de José C. Paz


 

Más notas sobre el tema